Cartas que salen del cuerpo » Nro. 442 - Esperanza y Alegremia: Vivencias con los “Pio’oxonaq”- 04/10/20

Última actualización: 09/10/2020

Esperanza y Alegremia: Vivencias con los “Pio’oxonaq”- Carta que sale del Cuerpo N° 442

Cartas que salen del Cuerpo    

La columna editorial del sitio www.altaalegremia.com.ar  

Carta 442: 04/10/20

 

VIVENCIAS CON LOS “PIO’OXONAQ”

 

              ¿Quién es el “Pio’oxonaq”?  Nos dice Orlando Sánchez, escritor Qom:

Desde tiempo inmemorial la profesión del médico propio de la comunidad se la concibe como un llamado que lleva a poner en práctica las dotes naturales, desarrolladas instintivamente y asistidas por una fuerza espiritual. Estos miembros del pueblo son los custodios de las tradiciones.  El saber de estos médicos no es adquirido por estudios intelectuales, sino desarrollados instintivamente, a partir de las dotes personales, de la observación y la paciencia.

Los médicos reconocidos por la comunidad son requeridos tanto en trances difíciles de dolencias y   enfermedades del cuerpo, como así también en problemas de comportamiento o de relación entre personas y comunidad.

La atención del enfermo va acompañada de otros elementos (medicina natural) y consejos generales de comportamiento, conocidos por tradiciones de sus antepasados. (1)

         De todo lo que nos cuenta Orlando, he sido privilegiado testigo. Enrique Cicchetti, que fue fundador de la “Misión” Ecuménica de Servicio, en 1964, en J. J. Castelli, Chaco, Argentina, me presenta algunos Pio’oxonaq y me habla de la alianza que había tejido con ellos: les proporcionaba una credencial en la cual constaba que la institución lo reconocía como colaborador.

Años más tarde me tocó estar en la dirección del Hospital Zonal, dependiente del Ministerio de Salud Pública del Chaco. En mi condición de Director del Hospital, otorgaba las credenciales que habilitaban al Pio’oxonaq para trabajar en el establecimiento si era requerido por alguna persona allí internada.

Mujeres y hombres de etnia Qom que acudían al Hospital, confiando en que la “medicina blanca” les iba a proporcionar la curación o el alivio, también querían recibir allí la medicina del médico de su propio pueblo.

En varias oportunidades presencié respetuosamente el trabajo del Pio’oxonaq pudiendo constatar el valioso aporte del Médico Qom.

Su trabajo se evidenciaba en la sensación de mayor bienestar y de alivio que expresaba la persona enferma con luminosas sonrisas. 

En una invernal noche, estando en la Guardia, acude desesperado Ricardito, enfermero Qom, compañero de trabajo, solicitando urgentemente la ambulancia. Regresando de un partido de fútbol encuentra a su esposa en su humilde vivienda intoxicada con monóxido de carbono.

Comenzamos a asistir a la señora y en tanto, el desesperado esposo me vuelve a pedir la ambulancia para traer a su Pio’oxonaq.

Llega y trabajamos todos juntos, el Pio’oxonaq con cantos y algunas imposiciones de manos, nosotros con procederes ortodoxos. La esposa de nuestro querido enfermero se recuperó.

Argentina ha firmado su adhesión al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). sobre Pueblos Indígenas y Tribales:

Los servicios de salud deberán organizarse, en la medida de lo posible, a nivel comunitario. Estos servicios deberán planearse y administrarse en cooperación con los pueblos interesados y tener en cuenta sus condiciones económicas, geográficas, sociales y culturales, así como sus métodos de prevención, prácticas curativas y medicamentos tradicionales.

           

         

        Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

                                                   Julio

(1)  Sánchez, Orlando; Los Tobas, Cultura, Tradiciones y Leyendas; Búsqueda; Buenos Aires; 1986, pág.27-29

 

 

 

Destacados

Hemos recibido

7888311

visitas

Hay 13 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2021 | alegremiasinfronteras@gmail.com