Estudios Cualitativos realizados por Residentes » Problemas Comunitarios...¿Soluciones Comunitarias? - Soledad Melgín.

Última actualización: 21/02/2010

PROBLEMAS COMUNITARIOS... SOLUCIONES COMUNITARIAS?

AUTOR: Maria Soledad Melgin.
LUGAR: Barrio Santa Lucía, distrito oeste de la ciudad de Rosario.
PROFESOR: Dr. Julio Monsalvo.

INTRODUCCIÒN:

    Cuando hablamos de diagnostico comunitario, nos referimos a la elección de un problema o situación que no sólo es visualizado por un individuo o un equipo de salud, sino que abarca también la cosmovisión de la comunidad en su conjunto.
    Diagnosticar significa investigar los problemas que tenemos en la organización o en la realidad que nos rodea. Elegimos un problema, recogemos información sobre él, y analizamos a fondo sus causas y consecuencias, sus relaciones con otros problemas, sus relaciones con la historia y la vida cotidiana, los conflictos que abarca, las intervenciones que pueden planearse para tratar de llegar a una soluciòn, tanto a nivel singular como a nivel particular e incluso a nivel general, etc.
    Diagnosticar colectivamente serà mas efectivo, y serà tambien una excelente oportunidad para conocernos, comunicarnos, educarnos, para desarrollar la autogestiòn.
   

CONTEXTUALIZACIÒN:

El barrio Santa Lucìa està ubicado en el distrito oeste de la ciudad de Rosario, aproximadamente entre las calles
    Pero originalmente èste no se ubicaba allì, sino unos mil metros hacia el norte, donde actualmente està "el viejo Santa Lucìa". Este barrio comienza a formarse hace aproximadamente 30 ò 35 años, como resultado de varias oleadas de inmigraciones de familias enteras provenientes de las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Formosa y Entre Rìos. Estas familias se asentaron allì porque era una zona despoblada y con importantes espacios verdes, apta para alojar una cantidad importante de personas.
    En el año 1964, aproximadamente, se crea la escuela “Santa Lucìa” para educar a los niños de casi 40 familias.
    Pero hace unos diez años, se reinicia el proyecto de la avenida Circunvalaciòn, un importante corredor vial que rodea la ciudad de Rosario, y que en la zona oeste debía pasar por donde estaba ubicada la escuela del Santa Lucía original, quedando así el barrio fragmentado en dos: la parte norte, donde actualmente está "el viejo Santa Lucía", y la parte sur. Cuando las autoridades de la ciudad comunican de éste proyecto a las autoridades de la escuela y a los pobladores del lugar, estos responden con una fuerte negativa, argumentando que el proyecto se debía cambiar y que la autopista debía correrse de lugar. El gobierno se negó, y este fue el comienzo de la pelea de la gente de la parte sur del barrio con las autoridades de la ciudad. Marchas, cortes de ruta (de la parte transitable de la Av. Circunvalación), piquetes, etc., fueron los medios de protesta para manifestar la negación de dejar sus tierras. Luego de varios intentos por parte de las autoridades para calmar las aguas, se llegó a un acuerdo: la escuela y la parte sur del barrio (que era la que había luchado) serían mudados mil metros al sur de donde estaban, y el gobierno se haría cargo de las construcciones y los costos.
    El terreno que se consiguió para llevar a cabo el plan era un basural de unos dos mil metros cuadrados. La basura se tapó, el terreno se aplanó y el nuevo barrio nació, con la escuela (que era un viejo casco de estancia modificado y agrandado) y el centro de salud; pero como era bastante grande y las casas construidas era muchas, el gobierno decidió adjudicarlas a familias de otros barrios de la ciudad que las necesitaban por distintos motivos. Es así como en el año 1998 se realiza la gran mudanza, que da origen al barrio Santa Lucía de hoy.
    Actualmente viven allì aproximadamente unas 1500 familias, traducidas en 7000 personas. La mayor parte de la poblaciòn adulta no tiene trabajo fijo, se dedica a realizar changas temporales y/o al cirujeo, y un porcentaje del 60% recibe el plan de jefes y jefas de hogar.

OBJETIVOS DEL TRABAJO:

    a) Conocer a la gente del barrio y saber cuàl es su visiòn de los problemas comunitarios.
    b) Seleccionar el problema considerado como prioritario por la gente, para poder planificar intervenciones que intenten modificarlo.
 

METODOLOGÌA:

     La tècnica de investigaciòn a utilizar en este trabajo es cualitativa, y dentro de ella se utilizò la entrevista y la observaciòn participante como mètodos de recolecciòn de datos. La saturaciòn de la muestra fue la que marcò el final de la primera parte de la investigaciòn en terreno. 

DESARROLLO:

   
    Durante un tiempo aproximado de 20 dias, mi tutora y yo salimos a entrevistar a personas que trabajan en las distintas instituciones del barrio, promotores de salud, maestras, mèdicos, enfermeras y vecinos en general. El objetivo era conversar sobre que problemas veìan que afectan al barrio y su comunidad y que opinaban sobre èsto.
    En general los problemas planteados fueron:
    - pobreza
    - falta de trabajo
    - necesidad de una guardia mèdica las 24 horas del dìa en el centro de salud
    - mal estado de las calles de barrio
    - inseguridad
    - violencia familiar y abuso sexual en niños
    - viviendas precarias
    - falta de respuesta ante el pedido de una ambulancia o un patrullero de la policìa en horas nocturnas
    - el basural
    - falta de presiòn en las canillas de agua (sobre todo en verano), y falta de controles sobre su calidad
    - bajas de tensiòn en el servicio elèctrico
    - gran cantidad de perros callejeros, muchos de ellos enfermos
    - muchos piojos e impètigo en niños
    - falta de atenciòn en el centro de salud por carecer de turnos programados
     -     falta de unidad entre las instituciones de barrio.
 
    Durante la realizaciòn y una vez finalizadas las entrevistas, èstas fueron analizadas con la finalidad de seleccionar un problema prioritario. Con respècto a èsto, observamos que el tema del basural y la basura en general se repetìa en todas y cada una de las conversaciones; los vecinos se mostraban muy preocupados al hablar de esto y sus consecuencias sobre el medio ambiente y la salud. Por estos motivos es que seleccionamos èste problema, para analizarlo a fondo y plantear intervenciones sobre èl.
   
 
    EL PROBLEMA: El problema sanitario que significa la basura en el barrio Santa Lucìa no sòlo se halla representado por el basural de 100 x 200 m2 que se encuentra sobre el ùnico acceso de entrada al barrio, sino que si caminamos por la zona de las vias del ferrocarril (lado sur del barrio) observaremos que tambien allì hay mucha basura, aunque no tan concentrada como en el anterior. Vale la pena decir que al lado del basural grande, se halla ubicada la ùnica plaza del barrio y la cancha de fùtbol.
    El origen de este problema, y segùn dicen los residentes de la zona, se halla ìntimamente relacionado con la historia y el nacimiento del barrio. La falta de trabajo, la pobreza y el hambre, poco a poco llevaron a que muchas familias hicieran de la basura su medio de vida. No sòlo rescatan botellas, cartones y metales para vender, sino tambien ropa y restos alimenticios para consumo propio. A todo esto se suma el hecho de que los niños frecuentemente juegan allì, debido a su cercanìa con la plaza y la cancha de fùtbol. El mecanismo de acumulaciòn de la basura es el siguiente: muchos pobladores salen del barrio en carros, bicicletas o caminando, juntan lo que creen ùtil en otras zonas de la ciudad, lo traen al barrio (fundamentalmente al basural grande que està a la entrada, debajo del puente de la Av. Circunvalaciòn), y allì hacen una segunda selecciòn, llevandose a sus hogares lo que consideran mas ùtil y dejando el resto. De èsta segunda selecciòn tambien participa la gente que no sale del barrio, pero que vive de èsto. Este no representa el ùnico mecanismo de acumulaciòn de basura, aunque sì el mas importante. Tambien ayudan los vehìculos que pasan por el puente, que arrojan residuos desde allì, y los vehìculos que vienen de otras zonas y tiran ramas, restos de materiales de construcciòn, animales muertos, etc.
    Las consecuencias que trae todo esto son nefastas a todo nivel; a nivel singular se observa una mayor incidencia de enfermedades infectocontagiosas, fundamentalmente pediculosis, diarreas e impètigo en epocas estivales, y enfermedades respiratorias en invierno; y una mayor incidencia de enfermedades alérgicas. A nivel comunitario, los problemas derivados de la basura serían la contaminación ambiental, la gran cantidad de moscas y ratas, sobre todo en las casas más cercanas a los basurales, el olor nauseabundo que emana de la basura, mayormente en verano, etc. Incluso a nivel general hay problemas relacionados, como por ejemplo el alto costo que implica la compra de antibióticos para acarrear con el tratamiento de las enfermedades infecciosas, la desratización y fumigación de la zona en forma periódica, el control de la salubridad del agua para consumo, etc.
   

INTERVENCIONES:

 
    Mientras estaba terminando con la parte investigativa de este trabajo, comenzamos a organizar, con la gente del centro de salud, reuniones periòdicas con la gente del barrio; representantes de las instituciones y vecinos en general fueron invitados. Fue asì como en octubre y noviembre del año 2003 nos reunimos cada 15 dias para tratar de hallar una soluciòn a este y otros problema de la comunidad. En una de las ùltimas reuniones fue invitado el señor Ruben Petrini, encargado de la Secretarìa de Politica Ambiental, con quien se acordò en poner volquetes ubicados en forma estratègica para paliar el problema hasta hallar una solución definitiva, que sería encontrar un terreno accesible y lejos de la entrada del barrio para trasladar la basura, clasificarla e incluso aprovecharla en algún programa de reciclado. El programa de los volquetes fue realizado, aunque en forma parcial, ya que no se llegó a un acuerdo en cuanto al número necesario de contenedores. Pero es evidente que esta no es una solución completa, ya que hoy podemos ver estos recipientes desbordados, con basura tirada en sus costados, e incluso quemados.
    En diciembre de ese mismo año las “reuniones de instituciones”, como las llamábamos, se dejaron de organizar, en forma temporal, debido al cambio de autoridades municipales y provinciales, lo que haría que los planes se retrasen en el tiempo. En febrero del año 2004, y con la intención de retomar las reuniones con alguna noticia de progreso, nos comunicamos con la gente de la secretaria de Política Ambiental, quienes nos informaron que tenían algunos terrenos aptos para nuestros planes, pero que estos tienen dueños particulares que piden cifras exageradas para su venta, así que aun continúan las conversaciones para adquirirlos.

COMENTARIO FINAL:

    El hecho de realizar este trabajo de investigación ha sido de mucha riqueza para mi, tanto en el plano profesional como personal, ya que fue una razón para acercarme a los actores que construyen “lo diario” en el barrio donde trabajo, para conocerlos mas, conversar, entender y aprender de ellos y, sobre todo, con ellos.
    Al día de hoy, 28 de marzo del año 2004, el problema de la basura en el barrio Santa Lucía continúa sin una respuesta concreta y definitiva. Según se planteó en su momento, fundamentalmente por las autoridades de la Secretaría de Política Ambiental, ésta sería conseguir un terreno lo suficientemente amplio para trasladar y clasificar la basura, para facilitar el trabajo de “los cirujas”y, eventualmente en un futuro utilizarla en algún proyecto de reciclado. Los participantes de las “reuniones de instituciones”estuvieron de acuerdo con la solución propuesta; pero desde mi punto de vista personal esto sería una solución para el problema del basural, pero no para el que le da origen.
    Históricamente, desde antes de que existiera el barrio Santa Lucia, este terreno era un gran basural “no oficial” donde personas de toda la ciudad arrojaban sus residuos. Quizás esta sea una de las razones para explicar por qué en la actualidad esto sigue siendo igual que antes, a pesar de que allí ahora hay un barrio y una plaza pública, y a pesar del cartel que se encuentra en la entrada, que anuncia: “Cuidemos este lugar. No arrojemos residuos. Ordenanza 2783/81....”  A todo èsto se suma el aporte de desechos que hace la gente del mismo barrio, no sòlo los que ven este sitio como una zona de descarte, sino también la gente que se alimenta y vive de esto.
    Analizando el problema, creo que la solución estaría no en correr de lugar la basura, sino en crear empleos para que las personas tengan acceso a una calidad de vida más digna y no tengan la necesidad de comer los restos de alimentos de otros. Junto con esto, sería interesante crear programas para concientizar a la sociedad sobre las consecuencias que puede traer la basura sobre la salud de la población y el medio ambiente, programas de clasificación de residuos en los hogares, proyectos de reciclado o de utilización de desechos para otro tipo de actividades productivas, etc.
    Reconozco que mis propuestas son demasiado pretenciosas, pero no puedo evitar desear un mundo donde la gente viva en condiciones de vida aceptables y minimamente equitativas, y donde el estar en armonía con nuestra propia naturaleza no sea solo una esperanza.
 No obstante todo lo relatado, y en espera de la respuesta de la Secretaria de Política Ambiental, con los trabajadores del centro de salud y representantes de algunas instituciones del barrio, estamos planeando recomenzar con las reuniones y crear otros espacios de información y debate acerca de éste y otros problemas inherentes a nuestra comunidad.-
 

Destacados

Hemos recibido

2627508

visitas

Hay 15 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2014 | info@altaalegremia.com.ar