Cuentos » Descubriendo la Alegremia - Julio Monsalvo

Última actualización: 06/02/2014

 

  DESCUBRIENDO LA ALEGREMIA

Julio Monsalvo

 

 

-      Buenas Compadre… ¿Cómo dice que le va?

-      Ey! Chamigo!! Tanto tiempo! Dicen por allí que anduvo viajando mucho…

-      Así es… y vengo intrigado Compadre…  Ud. sabe lo curioso que soy…

-      Dígame…

-      Resulta que he andado por varias provincias, por varios países, y en muchos lugares he escuchado de la “Alegremia”…

-      ¡No me diga!

-      Así es… incluso en Brasil y hasta en Mozambique que hablan portugués. He buscado en el diccionario y no está Alegremia… Me dijeron que Ud. puede saber algo Cumpa…

-      Y alguito sé… Primerito le cuento que  Alegremia es una palabra nueva que significa  “alegría en la sangre”… Bueno, no es tan tan nueva… nació allá en la Primavera del 96.

-      ¡Alegría que corre por la sangre!! ¿Y cómo fue que nació esta palabrita?

-      Cierre los ojos Compadre… Imagine a un grupo de “doñas” campesinas de nuestro amado Norte Argentino, tomando tereré a la sombra de un Ambay, comentando lo que decía la radio sobre las NBI, eso de las Necesidades Básicas Insatisfechas… Escuche la conversa…

 

-      Lo básico es lo esencial, lo que no debe faltarle a nadie

-      ¡No puede ser un número!

-      A ver, Mujeres…pensemos qué es lo básico para vivir…

-      Y… el Aire! ¡Gracias a Dios que vivimos en el campo! ¡qué lindo aire que respiramos! Nada que ver con el de la ciudad.

-      También el Agua… Dios nos envía el agua de lluvia que es pura, ¿por qué tenemos que hervirla o ponerle cloro?… ¿Quién la contamina?

-      Básico es el Alimento, ese alimento que producimos nosotras para alimentar, todo natural, sin químicos.

-      Necesitamos un Albergue digno, que nos abrigue, donde podamos vivir en familia

-      Para mí lo esencial es el Amor. ¿Quién puede vivir sin Amor?

-      Y si todo esto estuviera bien, ¡qué salud que tendríamos!

-      ¡Claro! Así como hay enfermedades que son pavaditas y otras más graves, la salud puede ser cada vez más linda…

-      Entonces no es como dicen los doctores, que hay salud cuando todo está normal…Te sacan sangre y dicen que tenés glucemia normal, colesterolemia normal…

-      ¡Tenemos salud cuando hay alegría en la sangre!

-      ¡Cuando hay Alegremia!

-      Cuanto más Alegremia… ¡salud más saludable!

-      La Alegremia no se mide, se ve… Cuando hay alegremia los rostros son luminosos y en los ojos bailan las estrellas.

-      ¡Para tener Alegremia necesitamos todo esto que empieza con “A”!

 

-      ¡Así que así fue la cosa! Y dígame, ¿Ud. estaba allí?

-      ¡Sí, la Vida me hizo este regalito! Le sigo contando… un grupo de maestras del Neuquén, llamado “Cuenta Cuentos en Movimiento”, dijeron que es necesaria la “A” del “Arte”… porque  el Arte alimenta el espíritu al expresarnos con creatividad.

-      ¿Del Neuquén me dice? ¡A la Patagonia había llegado la Alegremia!

-      Sí, fue en 2001, finalizando un Encuentro de todas las trabajadoras y todos los trabajadores de la Zona Sanitaria de Chos Malal.

-      ¿Qué tal? Dígame Cumpa, y en ese Encuentro había profesionales? Digo, médicas, médicos, dentistas…

-      Sí, ya le digo, todas y todos confraternizando, todas las personas que trabajaban en los hospitales de la zona en todas las tarea… algo muy saludable.

-      ¡Qué bueno que se hable de la Alegremia entre quienes trabajan en Salud!

-      Ya lo creo… muy saludable…Le sigo contando… Allá por 2005 en la Ciudad de Cuenca, de Ecuador, se realizó la 2ª Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos… Y ¿sabe lo que pasó en esa Asamblea, Asamblea Mundial como le dije?

-      Cuente, cuente…

-      En forma paralela se realizó el Foro Global de la Niñez Esperanza y Alegremia

-      ¿Foro Global?

-      Así fue… Niñas y Niños del Ecuador y de muchos países que habían asistido con sus padres a ese evento, cada día reflexionaron sobre una de las “A”

-      ¡Uy! ¿Y cómo hicieron con el idioma?

-      Trabajaron en castellano y en inglés… Y el último día los niños redactaron una Declaración Mundial que leyeron en esos dos idiomas como le contaba. Una Declaración en donde las Niñas y los Niños del Mundo manifestaban cómo querían cada una de las “A” para vivir con Alegremia!!

-      Ni me lo imaginaba…Así que trabajaron esas seis “A”

-      Así fue… Y fueron apareciendo otras “A”

-      ¿Otras “A”?

-      Así es, en ese mismo 2005, en los Andes colombianos, en el Municipio Cerrito, en la Vereda “La Reina”, Natalia, una niña de 15 años, planteó en su escuela que para tener Alegremia se necesita la “A” de “Aprendizaje”.  Era una escuelita informal con niñas y niños de 10 a 40 años!

-      ¡….!

-      Hay más, jóvenes estudiantes secundarios de la Ciudad Gral. San Martín, del Chaco, Argentina, después de trabajar por dos años la Alegremia con su profesora, pintaron murales, hicieron esculturas y escribieron un manifiesto proclamando la “A” de la “Amistad”.

-      ¡Escribieron un manifiesto! ¿Cuándo fue eso?

-      Allá por el 2007, y la historia sigue…. En 2011, estudiantes universitarios del Politécnico Colombiano "Jaime Isaza Cadavid", de Medellín, incluyeron la “A” de la “Armonía”.

-      ¡Qué me cuenta Compadre!

-      Y le cuento más. En un pequeño pueblito llamado Santo Domingo, en la Provincia de Santa Fe, vive y trabaja mi amigo el Dr. Arturo Serrano, que es médico generalista y psiquiatra… Y me escribió contándome algo…

-      Cuente, cuente, Cumpa… Me da mucha curiosidad todo esto, ya se lo dije…

-      Bueno, mi amigo a menudo da charlas en la Escuela del Pueblo. En agosto de 2012, los chicos le dijeron que para tener Alegremia, es necesario la “A” de “Actividad Física”.

-      ¡Qué lindo que las niñas y los niños conozcan de la Alegremia!

-      ¡Sí! Y eran niñas y niños de una escuela primaria!... Y va lo último que me enteré, ya comenzando este 2014…

-      Dígame…

-      En Fusagasugá…

-      Pare, pare Cumpa… parece un trabalenguas… repítame por favor…

-      Fu-sa-ga-su-gá, una ciudad muy bonita del Departamento Cundinamarca, Colombia. La llaman “Ciudad Jardín”. Bueno, las chicas y los chicos del Grupo Ambiental Puragua, proponen la A de Austeridad…

-      Austeridad, ¿cómo será eso? ¿qué tiene que ver con la Alegremia?

-      Le digo lo que ellos dicen: La Austeridad que proponemos, no significa miseria, sino que implica vivir normalmente, sin atentar contra la naturaleza, teniendo cosas pero no que las cosas lo tengan a uno.”

-      ¡Qué lección de Vida, Compadre!  A medida que me estoy poniendo viejo más me convenzo que tenemos mucho que aprender de las chicas y de los chicos… Había sido contagiosa esta Alegremia.

-      Hablando de contagio, es lo que dicen chicas y chicos del campo, cerca de Puerto Tirol, en el Chaco.

-      ¿Qué dicen?

-      Lo dicen en una canción que compusieron. Escuche el estribillo:

La Epidemia de Alegremia
contagiándonos está
con las A de la Esperanza
no hace falta vacunar

-      ¡Epidemia de Alegremia! ¡Qué falta que hace!

-      ¡Tanto para contarle…!

-      ¿Mucho más?

-      Mucho más… Mire…Yo sé que a Ud. no le gusta eso del internet… Pero ya que es tan curioso, pídale a su nieta que le muestre la página www.altaalegremia.com.ar  Allí va a saber más.

-      Le voy a hacer caso Compadre…

-      Antes que se vaya… no se quede con la idea que la Alegremia es risa fácil… No, no, para nada… La Alegremia es una manera positiva de ver, de estar y de andar en la Vida…

-      Importante la aclaración…

-      Mire Cumpa… ¿Sabe lo que dijo en un discurso el Dr. Hernán Hermida Córdova, Decano de la Facultad de Medicina de Cuenca, en Ecuador?

-      Cuénteme…!

-      Le cuento. Dijo exactamente así:

La Alegremia es amor, es ternura, es dicha duradera y persistente, es el respeto por la diversidad, es un equilibrio con la naturaleza, es un bienestar biológico, sicológico y social, es todo eso y mucho más.   La Alegremia surgirá espontáneamente cuando la estructura social sea equitativa y solidaria.

-      ¡Qué me dice! ¡Un Decano hablando de Alegremia! Chas gracias Compadre… Aprendí un  montón. ¡Viva la Alegremia!

 

 

 

 
 

 

Destacados

Hemos recibido

4281537

visitas

Hay 4 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com