Sentipensares » Viaje por el tiempo y el espacio; Julio Andrés Payán Gómez

Última actualización: 11/09/2011

Viaje por el tiempo y el espacio

 
En uno de estos días de calor extremo e insoportable, me encontré caminando hacia mi casa, cuando alcance a ver una pequeña tienda de barrio, se veían afiches de las cosas que vendían, pero uno en particular me llamó la atención, el de paletas y helados, ese cartel agregado a un aterrador calor de medio día hacían la pareja perfecta, disponía de tiempo suficiente para llegar, entré, me dispuse a ver qué podía comprar; y vi en el mostrador algo que llamó mi atención: una paleta en especial, con el mismo diseño de hace años.
Recuerdo haberla comprado hace más o menos 14 años, desde ese entonces no la había vuelto a ver, y por supuesto, tampoco la había vuelto a probar. No lo pensé dos veces y la compré sólo por recordar ese sabor, mientras la abría pasaba por mí mente: -el diseño… no ha cambiado-, -no he visto esto hace muchos años, que raro encontrarla justo así-, todos esos pensamientos cambiaron en el momento en que la llevé a la boca, instantáneamente recordé un momento de mi vida, volví a vivir una escena pasada, mientras me comía esta paleta y era solo un niño, llegó a mí todo aquello que hice con tal paleta en mi boca en aquella época.
Todo mi recuerdo fue casi de esta manera: monté bicicleta desde la tienda de mi barrio en la ciudad donde nací y crecí hasta el césped de mi casa, hasta el olor del jardín lleno de flores de mi mamá volvió a mi mente, recostándome en el pasto con mis mejores amigos de infancia para deleitarnos con esa sutil paleta que estaba de moda en ese momento.
Mientras la paleta se acababa gradualmente, nosotros veíamos al cielo, comentábamos sobre las series de esa época, de los juguetes y también hasta lo que íbamos a pedir de navidad aun sabiendo que acaba de pasara, justo en ese momento terminó el recuerdo, volví a la realidad, lleno de sentimientos y felicidad pero a la vez fascinado por lo que había vivido, con tan solo probar esa paleta durante unos minutos; me llevó a ese pasado de paz y de tranquilidad, me ayudó a darme cuenta que ha cambiado profundamente ese entonces con mi presente.
Debo decir que extrañé esas épocas en donde solo importa una cosa, ser feliz y aprender de las cosas sencillas de esa vida tranquila y despreocupada de la infancia.
 
Julio Andrés Payán Gómez
Cali, Colombia
 

Destacados

Hemos recibido

4548252

visitas

Hay 14 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com