Artículos Varios » Todo puede convertirse en arte - Reportaje a la Dra. Martha Pérez Viñas, Revista Bohemia, Cuba

Última actualización: 28/12/2011

  

 


CULTURA
PINTURA

TODO PUEDE CONVERTIRSE EN ARTE

Durante septiembre y octubre el Espacio Dodecaedro ha ofrecido la muestra COSMOVISIÓN
Por Tania Chappi (cultura@bohemia.co.cu)
Fotos: Leyva Benítez (foto@bohemia.co.cu)
(21 de noviembre de 2011)
 
 

Durante la inauguración de
Cosmovisión, en BOHEMIA, la
creadora dialoga acerca de la pieza
"Vuelo bidireccional"

“Yo no he llegado a la pintura, ella ha llegado a mí y no ha habido forma de que me pueda escapar”, confiesa Martha Pérez Viñas, quien nunca estudió en una escuela de arte. “Siendo niña hice la prueba para entrar a San Alejandro y me dieron la beca, pero mi abuelita no quiso.

“Ella decía que no podía pintar porque las niñas no debían estar embarradas. Con ocho o nueve años un día me botaron todos mis colores. Entonces descubrí que con azul de metileno, pasta dental, betún, rojo aseptil se podía pintar, cogí todo aquello e hice un gran cuadro de unos guerrilleros. Me regañaron muchísimo, me castigaron”.

La autora de las siete piezas exhibidas en el espacio Dodecaedro, de la revista BOHEMIA, no escarmentó. Incluso hoy “a veces el deseo va creciendo y creciendo, hasta que dejo de dormir para pintar”.

-¿Ha tenido formación artística de algún tipo?

-Los seis años que estudié en la Escuela vocacional Lenin (1972-1978) recibí nociones de artes plásticas. Asimismo el pintor Marcos Peña me ha asesorado y ha estado muy pendiente de los resultados.

-¿Qué temas y soportes prefiere?

-He incursionado sobre todo en el retrato, y en los paisajes naturales. En años recientes comencé a desarrollar un tema al que pertenece parte de lo exhibido en Cosmovisión: los universos que no podemos ver directamente, pero sí a través de medios como el telescopio o el microscopio.

“No necesito obligatoriamente lienzo, he pintado en piedras, sobre sayas, blusas, madera, incluso he trabajado el barro. Toda la vida, si de pintar se trata, he usado cualquier cosa que he tenido a mano: carbón, lápiz, una vela, arena… Incluso he hecho pinceles con mi pelo. 

“En los últimos años no me han faltado los materiales digamos profesionales, gracias a personas maravillosas que me los han regalado. Esta serie básicamente fue realizada con óleo y con acrílico sobre lienzo o cartón.

“Al trabajar no solo empleo pinceles, también los dedos y hasta elementos vinculados con el contenido. así cobró forma La Gaia herida: el centro de la Gaia (el planeta Tierra), que es volcánica, tiene incrustados fósforos de mi cocina, con el objetivo de resaltar el elemento fuego; la zona terrestre fue pintada con una piedra de cuarzo y la que representa el mar con un coral. La atmósfera está lograda a partir de recursos que poseen mucho aire dentro de sí: algodón y jaspeado de cepillo”.

-¿Cuáles son los vasos comunicantes entre su labor al frente de la Dirección Nacional de Medicina natural y Tradicional y su obra pictórica?
 

“Soy una mujer, tengo hijos, y por eso trabajo,
aunque sea un poco, para preservar la vida en la
Tierra, para que sea sostenible”, expresa la Dra.
Martha Pérez Viñas
 
-Entre las carreras médicas, por las que también me inclinaba, la que más se acerca al arte es la estomatología. Cuando uno arregla un diente, talla, esculpe, crea belleza. Y cuando aplicas un tratamiento de ortodoncia estás creando armonía y haciendo una restauración física, psicológica y fisiológica.

“Luego, llevo más de veinte años investigando sobre magnetoterapia, hipnosis, láser, acupuntura. he sido formada por el profesor Marcos Díaz Mastelari, que enseña Medicina Tradicional China. A él debo la capacidad de ver los procesos y fenómenos de una manera general. Esto es importante porque la sociedad actual, con sus enfoques particulares, a veces hace que sepas mucho del fragmento pero poco del todo. Mucho me han aportado, igualmente, José Vicente Segura, mi profesor de astronomía; y el Dr. Julio Monsalvo, que investiga sobre la salud de los ecosistemas.

“He tenido la posibilidad de estudiar las tradiciones de los pueblos de América, Asia y África. Me acerqué a las formas de curar con medios naturales y aprendí, a través de cuidar al ser humano, la importancia de preservar el medioambiente.
“Si nos olvidamos de mantener la calidad del agua y el aire, del amor, la no violencia y las buenas relaciones humanas,  vivimos en ecosistemas no saludables. Un maestro en estos asuntos ha sido Fidel. Él ha alertado públicamente sobre el daño medioambiental. La humanidad no ha tomado sus palabras con la seriedad que merecen. 
“En resumen, mis pinturas actuales giran alrededor de la salud  humana, de los ecosistemas, y de la percepción macro del universo (galaxias, nebulosas). Cuando las personas las miran se dan cuenta de que la belleza habita en todos los sitios; y en segundo lugar, de cuan diminuta es la Tierra.

-Mencionaba la palabra Armonía y yo observo en algunas de sus obras un equilibrio entre elementos de la pintura abstracta y de la figurativa.

-
El estudio de las tradiciones y la observación de la naturaleza pura te hace ver que todo se encuentra interrelacionado, es una danza, un movimiento. Mi forma de actuar entonces es imbricarlo todo.
-Cosmovisión muestra tonalidades oscuras, algunas pinturas evidencian cierta tensión.
 

La Gaia herida nació tras el pesar
y la indignación generados por el
desastre de la central nuclear de
Fukuchima, en Japón
 
-No utilizo siempre esos tonos. Poseo obras de colores más refrescantes. Sin embargo, al ver las imágenes galácticas encontramos que prima lo oscuro y yo he pintado observando esas imágenes, sin desdeñar la creatividad.

Vuelo bidireccional, con sus dos pájaros en direcciones opuestas, para mí significa los dos caminos de la humanidad: un ave va hacia el lado sombrío, el otro hacia un sitio luminoso, y a la vez nebuloso, al que le es difícil llegar, por el deterioro medioambiental existente.

-Al inaugurarse la exposición en BOHEMIA usted hizo una breve disertación que devino intercambio y agradó mucho a los presentes. ¿Es una práctica habitual?

-No podría hacerlo de otra manera. Mis objetivos gráficamente se pueden mostrar, pero explicarlos a la par, o profundizar con la teoría, resulta mucho mejor. además, una obra de arte no es de una sola persona, el autor la concibe para que los demás la disfruten, reflexionen. Conversar sobre esa obra es escuchar a los otros. Yo aprendo tanto de los expertos en un asunto como de las personas más sencillas”.

Relata la autora que su esposo Jorge Daniel García, Doctor en Ciencias de la Salud, fabrica los marcos de los cuadros. En ello intervienen razones no solo de economía familiar. Ambos lamentan que a nivel mundial se talen indiscriminadamente los árboles, y su consecuencia: la deforestación. Tratan de aprovechar, según palabras de Jorge Daniel, “la madera que ha sido usada, desechada y al final será quemada en los vertederos y agredirá a la atmósfera al liberar dióxido de carbono”.

“Nos hace felices alargar la vida útil de las cosas - agrega Martha Pérez Viñas-. Todo se puede convertir en Arte”.
 
 

C:\Documents and Settings\xp\Escritorio\117\117_Originales\PINTURA - Todo puede convertirse en arte- Cultura  Revista Bohemia.mht

Destacados

Hemos recibido

2694972

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2014 | info@altaalegremia.com.ar