Sentipensares » Niños del Mundo: “Entre un Premio Nobel y el Espanto” - Benjamín Malamud

Última actualización: 15/10/2014

 

        NIÑOS DEL MUNDO: “ENTRE UN PREMIO NOBEL Y EL ESPANTO”

2014 no es evidentemente un buen año para los niños del mundo. No hablamos en primer lugar de los efectos devastadores de la recesión que domina la economía mundial y que en forma directa afecta a niños, niñas y adolescentes (NNA) , impidiendo que la salud y la educación sean efectivas respuestas a sus necesidades inmediatas, sino también indirectamente por la marginación de muchos de ellos que venían sufriendo de una creciente exclusión, condenándolos a la calle con todos sus peligros. América Latina, que se había recuperado mucho más de las políticas neoliberales que el resto del 3er mundo como lo señala B. Kliksberg(1), no está libre de recibir coletazos de la misma. Lo que me lleva a redactar esta nota es la reiteración mediatizada de hechos inhumanos y atroces que nos han conmovido y que afectan a NNA de diverso países. Por supuesto no puedo abarcarlos a todos.     Los titulares de los medios anunciaban en el mes de abril,  Lo que se sabe de las 230 niñas secuestradas en Nigeria. Padres de las menores raptadas en una escuela hicieron un llamado a sus captores a través de la BBC: "Les rogamos que las liberen"; el ataque fue atribuido al grupo radical islámico Boko Haram, que rechaza la educación occidental. Luego algunas decenas de ellas se liberaron, huyendo de los secuestradores. El resto de la historia cuesta conocerla, especialmente porque nuevas noticias de ese tipo nos hacen atenuar la memoria de semejante grado de violencia. Los redactores añaden “las autoridades aseguran que el secuestro es obra del grupo radical, cuyos ataques han dejado cerca de 1.500 muertos en lo que va del año, según Amnistía Internacional.”

          En julio estalla la masacre de Gaza. La Comisión de Derechos Humano acusa a Israel de Crímenes de Guerra. Fueron bombardeadas escuelas y hospitales, algunas con la inscripción en los techos de ONU. Uno de los titulares es  Médicos sin Fronteras exigió el "cese inmediato" de los bombardeos. La organización no gubernamental pidió además que Gobierno de Israel garantice la seguridad del personal sanitario y sus instalaciones en este territorio palestino y resaltó que desde el comienzo de la operación militar israelí "la mayoría de los muertos (unos 2000) y heridos (15000) son civiles". Centenares de NNA murieron. La mitad de los heridos en los centros asistenciales eran niños. La Paz llegó, pero no el fin de la opresión que sufren los palestinos, privados de agua, alimentos, con bloqueo de puertos y de la llegada de materiales para su re-construcción. MSF Francia por medio de su Presidente, el Dr. Mego Terzián en una nota que reproduce la revista ETHICA del Concejo de Médicos de la Provincia de Córdoba expresa: Las preocupaciones de seguridad del Estado de Israel, por legítimas que sean, no puede derivar en la asfixia de la población palestina”.

          Finalmente eclosiona el conflicto en el Estado de Guerrero Méjico y los medios anuncian Un policía y dos sicarios aseguraron que 17 estudiantes fueron sepultados en las fosas clandestinas. Integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos confesaron que asesinaron en colaboración con policías mexicanos a 17 de los 43 estudiantes que desaparecieron hace una semana de la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, y que los sepultaron en una de las seis fosas clandestinas que las fuerzas de seguridad estatales investigan desde el sábado, donde ya se hallaron 28 cadáveres. Cuál fue su “pecado”, castigando con este acto difícil de calificar, concurrir como estudiantes de magisterio a una marcha en la capital en memoria de una masacre en el campus universitario de la UNAM en el año 1968. Continúa el informe “"Manifestaron haber participado directamente en el homicidio de estudiantes de magisterio de Ayotzinapa, para lo cual les dieron seguimiento desde el momento que llegaron a la ciudad de Iguala", señaló el informante.Se trata de jóvenes que se estaban formando como docentes de los niños de regiones postergadas de su país.

          Con estos antecedentes llega la noticia del Premio Nobel de la Paz (PNP) el 10 de este mes de octubre: Dos galardonados en nombre de los niños La paquistaní Malala Yousafzai y el indio Kailash Satyarthi fueron premiados por sus luchas por los derechos de los más chicos. La distinción reflejó un delicado equilibrio diplomático entre dos países vecinos y enemistados.     

          Continúa la información, Oslo.  Malala quien sobrevivió a un ataque talibán, se convirtió ayer en la ganadora más joven de Nobel cuando ella y el Kailash fueron galardonados con el PNP por su labor para proteger a los niños de la esclavitud, el extremismo y el trabajo infantil, aun a riesgo de sus propias vidas. Y entonces surge esta declaración que merece ser escuchada y motiva estas líneas: “Este premio es para todos aquellos niños que carecen de voz, cuyas voces necesitan ser escuchadas”, dijo Malala, quien optó por concluir su día en la escuela en la ciudad de Birmingham, en el centro de Inglaterra, antes de hacer declaraciones a la prensa.

           Nos toca a la civilización actual rescatar experiencias del pasado para entender el sentido de la barbarie descripta en 3 lugares distintos. Dice Noam Chomsky(2) : en la década del 80, analizando lo que acontecía en Colombia, donde los escuadrones “para” militares torturaban y asesinaban a los niños: el verdadero propósito de la tortura no es la confesión, sino que es más bien el silencio,"el silencio inducido por el miedo".

"El miedo es contagioso", proseguía, "y se extiende a los demás miembros del grupo oprimido, silenciándolos, paralizándolos. La inducción al silencio mediante el suplicio es el verdadero objetivo de la tortura, en su sentido más profundo y fundamental". Continúa el reconocido filólogo y luchador por los DDHH en su artículo La cultura del miedo”. Es necesario imponer el silencio y hacer que cunda el pánico en países como Colombia, donde el selecto 3% de la elite posee más del 70% de la tierra cultivable, mientras el 57% de los campesinos más pobres subsisten con el 3%, en un país donde el 40% de la población vive en la "más extrema pobreza".  Algunas personas valerosas no aceptaron guardar el silencio. Algo parecido aconteció en la Argentina bajo una dictadura de los 70, donde cundió “la paz de los cementerios”.

El comunicado del Comité Nobel expresa “En zonas atormentadas por conflictos, los abusos contra los niños conducen a la continuación de la violencia de una generación a otra”. Y señaló que dijo que Satyarthi continuaba la tradición de otro gran indio, Mahatma Gandhi. “Demostrando un gran coraje personal, ha encabezado varias formas de protesta y manifestación, todas pacíficas, centradas en la grave explotación de los chicos para obtener ganancias financieras”. Lo común en todos los dolorosos casos relatados es que el sistema de explotación, asfixia, sometimiento, ya sea por razones de género como en Nigeria, políticas como es el caso mejicano, “de espacio vital” y de no aceptar despojos sucesivos como en Gaza o económicas como en la Colombia de los 80, continúa vigente en el siglo XXI.

          Estamos en La Falda. Nuestra Ciudad tiene una vieja historia de compromiso comunitario con la infancia y la niñez que debemos rescatar. La inauguración de un merendero en el Barrio los Hornos, es un paso en pro del derecho a la seguridad alimentaria de los niños del sector; tenemos una escuela primaria centenaria y establecimientos secundarios y terciarios. Un Hospital que fuera regional, con salas de pediatría y neonatología (pioneros en la Provincia), una escuela dedicada a niños con diversas necesidades especiales y otra específica para niños con déficit auditivos. Todos los logros y muchos más apuntalan derechos de la niñez. Tener presente lo que tenemos y lo que nos falta, es un deber social que nos aleja de noticias que “espantan”. La concreción de un Consejo Municipal de la Niñez y Adolescencia, previsto en la ley Provincial 9944, apuntalaría los avances y nos ayudaría a prevenir y enfrentar situaciones dolorosas, que también padecimos y cuyas causas latentes, no pueden ser soslayadas.

Benjamín Malamud

La Falda. Córdoba Argentina

malamudbenja@gmail.com

 

(1)  ¿Dónde está la bonanza? B. Kliksberg, Página 12, 9 10 14

(2)  N. Chomsky. La Cultura del miedo. http://cultural.argenpress.info/2014/10/la-cultura-del-miedo.html

 

 

Destacados

Hemos recibido

4356929

visitas

Hay 13 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com