Poemas » La Navidad de un No Creyente - Benjamín Malamud

Última actualización: 18/12/2011

 

LA NAVIDAD DE UN NO CREYENTE
 
Benjamín Malamud (*)
La Falda, Córdoba, Argentina
malamudbenja@gmail.com
 
Desde los 9 años mi familia celebra la navidad, gracias a una acertada decisión de mi tía Dora (Dvoire)  que deseó terminar con eso de que todos tenían ese maravilloso encuentro familiar y nosotros, los malamuses de Cosquín no.
Especialmente mis amigos del barrio, Nenucho y el Yuyo que vivía a pocos metros de mi casa
El encuentro fue hermoso y hasta había arbolito porque mi prima Busde (Berta) ya lo tenía en su patio y hasta hubo algunos invitados.
Mi padre me hizo comprar un pan dulce de La Europea y mamá llevo sus kniches
Mi hermana llegó tarde con su "bombo" y con Simón, mi cuñado a la celebración ya que la Farmacia Bedoya debía ser atendida.
Hoy repensé esa celebración y escribí estas líneas que les hago llegar.
Besos y abrazos para todos. 
Beñi
 
 
 
Feliz Navidad!
 
Se aproxima el 25 de diciembre y es parte de nuestro saludo
De nuestro sincero deseo para el otro u otra.
¿Pero que es “feliz navidad” para este no creyente?
 
Navidad es el nacimiento de un niño
Hijo de padres pobres entre los pobres
Como la inmensa mayoría de los padres
En nuestro mundo actual
Donde aún falta el nacimiento… de la justicia
 
Fue un niño particular en una época de nuestra crono-historia
Digo nuestra por que nos incumbe a todos, con o sin credos
Ese día cada familia tiene la oportunidad
y quizás también el deseo de celebrarlo.
 
Y todo nacimiento va precedido de una espera
Luego de uno o muchos momentos de amor íntimo
Todos los sentidos se estremecen ante lo nuevo
Que no es otra cosa que una conmovedora esperanza.
 
Esperanza, cuatro sílabas, fáciles de conjugar
Presente en casi toda plática mundana
Imposible de olvidar…
Y que solo se valora con certeza…
Cuando ella, a veces esquiva, se encuentra ausente.
 
¿Que es la esperanza?
 
¿Esperanza es el brillo indescriptible que reflejan las pupilas?
¿La brisa casi imperceptible que alivia el agobiante calor?
¿Ese acogedor aroma indefinible que anuncia su presencia?
¿O quizás la melodiosa aurora de lejanos cánticos de la naturaleza
 
Si, todo ello, pero falta lo fundamental
Y es la sensación interior, profundamente concebida
De que no seremos iguales,
De que lo nuevo no es novedad,
De que seremos distintos.
 
Nace un niño en Belén
Nace una esperanza en cada encuentro
Y para nosotros los no creyentes
 Es la de que ese niño y todos los niños o niñas
Gocen del amor que los hará humanos
Humanos y felices de poder generar
Más y más esperanzas.
 
Para quienes me permitieron alguna vez
O muchas, acceder a lo desconocido o por mi ignorado.
A los que me toleraron o comprendieron la particularidad de mi afecto
A los que estuvieron allí donde un niño o niña los necesitaba.
Y especialmente si sus de padres eran pobres entre pobres
 
A todos con quienes compartimos la gratificante tarea
De cultivar esperanzas: ¡ De paz, de salud y de bienestar!
¡ De un niño sano en un mundo mejor!
Con menos o sin padres tan pobres
Con menos desigualdad y menos violencia
 
Feliz Navidad. Es el deseo de Benjamín
 
                                                         Desde las playas cálidas de Brasil.
                                                         Diciembre 18 de 2011
 

(*) N.de la R.: Benjamín Malamud es Médico Pediatra

 

 

Destacados

Hemos recibido

4471329

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com