Crónicas de Vivencias » Recuerdos de mis primeros 50 - Julio Monsalvo

Última actualización: 31/07/2012

 Recuerdos de Mis Primeros 50

 
Queridas Amigas y queridos Amigos:
 
Recordar es volver a pasar por el corazón. No se trata de un ejercicio memorístico. Lo que quiero compartir son vivencias que al revivenciarlas se hacen un eterno presente.
Vuelvo a pasar por el corazón cuando cumplí 50 años… Con una muñeca negra bajo el brazo iba rumbo a Rincón de los Sauces, al norte de la Provincia del Neuquén, a conocer a Lara Celina, mi primera nieta.
En esos 50 no recordaba el día en que nací. Sólo los relatos de mi madre de esos días en la Maternidad Nacional de Córdoba, frente a la Plaza Colón, y de la revisación que al día siguiente me hiciera Alberto Chattás, quien fue mi profesor de Pediatría y más adelante, un entrañable amigo.
Hoy, 31 de julio de 2012, vuelvo a cumplir 50 años… de cuando rendí  la “36ª materia”, la última materia de médico… En esos tiempos se llamaban “materias”.
Comparto recuerdos de estos 50, desde los primeros días de nacimiento…
Tempranito concurro al Hospital de Clínicas y me presento a la Sala donde me esperaba el Dr. Julio César Lotto, quien presidía el tribunal de Clínica Quirúrgica.
Tras una distendida charla me aprueban y tomo consciencia que había nacido como “Médico”.
Llego a mi hogar, en la casita que alquilábamos en el Barrio Alto Alberdi, donde me esperaban mi esposa Estela, embarazada, y mi primer hijo Rubén, por entonces de 16 meses.
 
Rubén, sentadito en mis rodillas, participó en la preparación de las últimas materias.
También estaban mi Mamá Julia y mi Papá Félix Alberto.
A los pocos minutos llega Ovidio Vitas, vecino y compañero de estudios, acompañado de sus dos hermanas que me obsequian una torta.
Tarde de emociones.
Al día siguiente, a mi trabajo en DINFIA (Dirección Nacional de Fabricaciones e Industrias Aeronáuticas)  aunque todos le seguíamos llamando IAME (Industrias Aero Mecánicas del Estado),  tal como la denominó el Gobierno Peronista.
En ese entonces era un establecimiento con 5500 operarios (yo era el “Control 5245”) donde funcionaban siete fábricas: Aviones, Automotores, Motocicletas, Tractores, Paracaídas, Herramientas e Instrumentos de Aviación. Fábrica que era totalmente del Estado.
Hasta hacía tres meses estaba en los talleres de Automotores y había logrado pasar a “la Sanidad”, un Hospital de 60 camas con todos los servicios.
Era el “comodín” que llenaba “huecos” en todos los Servicios. De esta manera hice una “Residencia de Medicina General” en esos tiempos en que aun no se habían inventado las Residencias.
Así que me esperaba doble algarabía. Las compañeras y compañeros de “la Sanidad” y los compañeros (todos varones) de la Fabrica de Automotores.
A los10 días, exactamente el 10 de agosto, nace mi hija Liliana y esa es la fecha que figura en mi diploma de “Médico” (así a secas como era el de ese “Plan Nuevo”) y que me lo entregaran en ese mismo mes de manos del Rector de la Universidad Nacional de Córdoba, el Dr. Jorge Orgaz y del Decano Dr. Juan Martín Allende.
Se atropellan los recuerdos de las escenas vivenciadas con los soñares y los ensoñares de entonces, también vivenciados.
Y me sumerjo en una cinematografía de vivencias policromáticas…vivencias holísticas donde trabajo y trabajos, familia, amistades, militancias... todo es “todo uno”…
 Danzan todos los colores de los arcos iris, incluyendo grises de diversas tonalidades.
Consultas y guardias en la Fábrica; médico único en Bialet Massé, hermoso pueblito serrano; concurrencia al “hospitalito” de Cosquín y al “Domingo Funes”; pediatra en la folklórica Cosquín; gremialista, profesor en escuela secundaria, militancia política, concejal, militancia ecuménica.
 
Terrorismo de Estado, exilio interno en el Chaco, mi encuentro con el Pueblo Qom y otros originarios, enamoramiento de la Salud Pública y de la Atención Primaria de Salud, diálogos con comunidades campesinas en las provincias del nordeste argentino, nacimiento de la Alegremia en la Primavera del 96, Congresos de Pediatría Social y Congresos de Medicina General…

 
Viajes varios, Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos, Foros Sociales.
 
Me detengo a fines de 2001. El compañero Alberto Zorrilla, por entonces Ministro de Desarrollo Humano del Gobierno de la Provincia de Formosa, me solicita coordinar un nuevo programa, el Programa Salud Comunitaria, con un propósito de alto voltaje político: valorar los conocimientos locales para el cuidado de la salud integral, la salud de los ecosistemas. Comenzamos en febrero de 2002.
               
Llevo10 años disfrutando intensas vivencias en este Programa de características únicas en el país. Un Programa que abre espacios de encuentros para compartir solidariamente saberes y haceres para el cuidado de la Salud Integral. ¡Cumplo 10 años en el año de los 50 años!
Agradezco a la Vida que me ha permitido estar atento a sus enseñanzas para desaprender seudovalores y miradas sectorizadas, para aprender valores y miradas integrales.
En el ejercicio de la profesión, lo más importante fue desaprender el pensamiento único, para aprender otras lógicas, otras medicinas, otras concepciones de salud.
Aprender a resignificar “atención primaria de salud” como “cuidado primordial de la salud”. De la asimetría de “atender” al “cuidar” acompañando.
Descubrir que la misión por excelencia del médico y de toda trabajadora y de todo trabajador de salud, es acompañar.
En lo personal, mi gratitud a la Vida que me regaló ser estudiante de su Escuela de Humildad, donde me enseñaron a desaprender la soberbia de tomar decisiones “para siempre” y aprender que lo esencial es entregarse a la Vida.
 
  
Y lo sublime, desaprender que no estoy fuera de la Naturaleza, y aprehender que pertenezco a ella. ¡Soy Naturaleza!
 Hemos venido al mundo para ser felices y para acompañarNOS  apoyándoNOS en el camino para ser felices. La Vida me enseñó que lo esencial es pertenecer.
Un abrazo fraterno a todas y a todos!
Hasta la victoria de la Vida Siempre!
Julio Monsalvo
 
P.D.- Me permito regalarles “Cartas con Alegremia”, un libro escrito sentipensando este aniversario. Va en adjunto y también se halla en el enlace http://www.altaalegremia.com.ar/contenidos/Cartas_con_Alegremia.html Por supuesto que es de libre difusión.
 
 
 
 

Destacados

Hemos recibido

4599925

visitas

Hay 7 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com