Libros » SALUD: AMOR Y LIBERTAD - Arturo Qhizhpe P. y Julio Monsalvo

Última actualización: 26/05/2011
Salud:

 

 

                 Salud:

 

Amor

         y

                       Libertad

 

 

Vivencias y sueños

 

Arturo Quizhpe P. y Julio Monsalvo

 

 

 

 

Consejo Internacional de Salud de los Pueblos

Frente Nacional por la Salud de los Pueblos – Ecuador

Facultad de Ciencias Médicas – Universidad de Cuenca – Ecuador

 

Enero 2004

 

 

 

 

 

DEDICATORIA

 

 

 

 

A Jaime Hurtado González,

Constructor incansable de la Patria Nueva.

 

Su vida grande, auténtica, viva, plena, alumbra el amanecer de otro mundo posible, en el que florecerá la libertad y la dignidad, la Salud y la Vida.

 

A Rubén Darío Solís Cabrera, maestro, compañero y amigo, tejedor de sueños y proyectos, por su siembra geerosa, su ejemplo de lealtad y coherencia en el pensamiento, la palabra y la vida.

 

 

 

A los pueblos originarios y comunidades campesinas de Abya Yala, quienes me enseñaron lo más bello y lo más esencial para nuestras  vidas... y en especial por enseñarnos a des-aprehender...

 

 

Arturo Quizhpe P. y Julio Monsalvo

 

 

 

 

Abya Yala significa Tierra en Plena Madurez en la lengua Kuná y es el nombre que este pueblo dio a este Continente llamado “América”  por el invasor europeo.

A propuesta del líder aymará Takir Mamani, los pueblos originarios todos han decidido adoptar esta denominación.

 

 

 

 

 

JAIME DEL PUEBLO

 

 

El 17 de Febrero de 1999, una bala asesina de mercenario, acalló momentáneamente "la voz del indio postergado, el grito de combate del negro discriminado injustamente" (Jaime Hurtado).

 

El imperio y los enemigos del pueblo, pretendieron silenciar "la  voz del cholo y de todos los hombres que producen la riqueza de este pais, que no pueden ni siquiera disfrutar del producto de su esfuerzo y de su trabajo" (Jaime del Pueblo).

 

El 17 de Febrero de 1999, la voz de los sin voz; el corazón del combatiente del amor y la ternura se había detenido; mientras su sangre generosa fecundaba la tierra para que pueda florecer la libertad; el hombre que llevaba dentro de sí la dignidad de todo su pueblo, había muerto. 

 

Aquel día fue un día de dolor, fue un día de sufrimiento, fue un día de  indignación, fue el día más triste de nuestras vidas, fue el día más triste del pueblo. 

 

Ese 17 de Febrero, Jaime Hurtado Gonález. el constructor de la patria nueva, dió su vida para dar vida a su pueblo, cayó luchando por una sociedad más justa y libre. Si ese día, el dirigente del pueblo, el diputado del Movimiento Popular Democrático, que nunca se vendió ni rindió, "que soñó con el cambio, que luchó por el cambio, que practicó el cambio", que nos mostró con su ejemplo que el hombre nuevo es cierto.

 

Jaime Hurtado había muerto demostrando, que vale la pena en todo caso, según las palabras de Omar Cabezas "morir de amor o por el amor, por la felicidad futura de los hombres, del ser humano, sin esperar nada a cambio, que no sea la intima satisfacción de sentirse más humano, más revolucionario".

 

Luchamos por el cambio nos decía, "que lo entendemos no como un cambio de fichas ni de personas, sino como una reestructuración profunda, que dé al pueblo la oportunidad de  disfrutar del producto de la inmensa riqueza que tiene el país, lo que significa una auténtica reforma agraria, defender nuestros recursos naturales, sancionar a quienes han usufructuado del patrimonio de los ecuatorianos y han cometido crímenes abominables contra él"..

 

Jaime Hurtado luchó por la dignidad y la vida. Su palabra misma es vida y es eterna, es amor y ternura, es combate y profecía.

 

Jaime Hurtado G. y todos los héroes del pueblo estarán siempre  presentes, en los puños encrespados de los hombres y mujeres humildes de la patria, en los gritos de esperanza de los maestros, de sus niños y niñas, en la lucha altiva de los jóvenes, en el canto de los pájaros, en la canción al amor y a la vida.     

 

Mañana muy temprano, "nuestros héroes, nos hablarán otra vez", Jaime Hurtado,  "nos hablará otra vez con su voz de esperanza y con la alegría de los frutos nuevos".

 

Compañero Jaime Hurtado, Combatiente del Amor, la Dignidad y la Vida, con la esperanza aun marchita pero con la frente alta, vigilaremos tu sueños y el resplandor de tu sangre, cuida de tu patria, de tus maestros, de tus campesinos, de tus obreros, de tus estudiantes, cuida de todo tu pueblo aun en combate.

 

No habrá más llanto compañeros, los hombres auténticos no mueren. La lluvia cae intensamente estos meses, y pronto engalanará los campos desolados por el dolor y la miseria.

 

Debajo de la tierra, en los surcos cuidadosamente trabajados, la sangre de Jaime Hurtado y de todos nuestros héroes, esperan otra vez ser fecundados con nuestro esfuerzo, compromiso y lucha.

 

Salón de la Ciudad, Cuenca, marzo 1999

 

 

 

 

AL MAESTRO, COMPAÑERO Y AMIGO

Rubén Darío Solís C.

           

 

Nuestra adhesión y gratitud, al maestro, al amigo, al compañero, al incansable tejedor de sueños y proyectos académicos, políticos y sociales, al estratega que ha escrito con su puño y letra, con su vida la historia de más de treinta años de la Facultad de Ciencias Médicas de nuestra AL Universidad, impregnando en cada rincón un aire de libertad y democracia, de verdad, de solidaridad y de  lealtad.

 

Hay tantos aspectos destacados de la vida académica, científica, profesional, política y social de nuestro compañero, que visto desde diferentes ángulos nos pueden hacer perder su perspectiva inmensamente  humana.

 

Varios años atrás, cuando estudiante universitario y no precisamente en las aulas, sino en el verdadero laboratorio del conocimiento científico y social, en las comunidades de la Parroquia Guapán, conocí a Rubén Darío Solís C, que había decidido apretar en su puño la utopía humana de una sociedad fraterna, solidaria y libre, donde pueda surgir el hombre nuevo, libre de la arrogancia y egoísmo, crítico y soñador

 

Desde ese entonces, año tras año, día tras día, minuto tras minuto, hemos sido partícipes y cómplices de sueños y esperanzas, lo hemos visto puliendo la mente, el corazón, y las voluntades de los jóvenes, limpiando cuidadosamente y arrancando las malas hierbas del camino que todos habremos de construir para abrir el alba de la sociedad de las sonrisas radiantes, de los cantos de los pájaros, de los niños y de las niñas que juegan para aprender y crecer, de la creación sin límites, de la dialéctica entre la ciencia y la producción.

 

Hemos hablado muchas veces de Rubén Solís C. en las buenas y en las malas, en las horas de triunfo y en las derrotas, en las pequeñas discusiones y en las grandes batallas sociales, campañas por la libertad, por la salud, por la dignidad.

 

Hemos trabajado con el profesor universitario a tiempo completo, militante de la causa de la salud, y de la vida,  maestro lleno de fina sensibilidad al que vimos y sentimos muchas veces invadir el terreno de la ternura:

 

"Es necesario retroceder en el tiempo para recoger su mensaje".. Saber por ejemplo que los "cucos" que poblaron nuestras mentes, a los que les pintábamos de negro y les adornábamos con dientes y uñas afiladas, son el alcohol y el alcoholismo, que el imán que guardábamos como un tesoro en la profundidad de nuestros bolsillos, con el cual atraíamos monedas y soldaditos de plomo, es la "Yunai", que lleva a los migrantes, que abandonando casa, mujer e hijos corren tras el espejismo de las grandezas”

 

A Rubén Solís C. hay que reconocerlo también por ser un hombre inclaudicable en sus principios que forma parte del grupo de aquellas personas que al decir de Saramago, "no pueden ser vendidas porque no pueden ser compradas.... En los tiempos actuales donde el comprar y el vender - y no hablo de coches sino de conciencias - es tan común, causa extrañeza que exista gente así, que no se vende”

 

En sus múltiples escritos, pero ante todo en su propia vida está su compromiso con la causa de la vida, " el famoso bono solidario sustrae dignidad a las personas y multiplica por un millón la dependencia y la mendicidad. Nosotros deseamos un pueblo independiente, motivado por el trabajo y la creatividad" ha afirmado. Sus mensajes son realmente consignas que permanentemente nos hablan y que deberían también florecer

 

Como Decano de la Facultad de Ciencias Médicas, me siento honrado de presentar este acto en homenaje de reconocimiento a un hombre universitario entregado a cada instante a la causa de la universidad, a su pueblo y a su lucha, a su calidad humana, a sus múltiples intentos por encender la chispa en medio de las tinieblas, as sus valores que hoy retoman su fuerza por la necesidad de la historia, que hace honor al médico, a la Facultad, a la Universidad.

 

Después de treinta años de docencia universitaria y muchos más de lucha, mantiene intactas las esperanzas que no por aun no haber triunfado han dejado de existir y de ser justas.

 

Nuestra Facultad y nuestra Universidad, así como ayer, ahora y siempre, requiere con urgencia de hombres y mujeres de la talla intelectual, moral y espiritual  de Rubén Darío.

 

En la vida siempre existen momentos y este es uno de ellos, decía Tomás Borge,  "cuando se desatan los recuerdos, las ilusiones y los sueños, se mezclan, se encuentran, se juntan los tiempos”

 

Los tiempos de reflexión, de compromiso y de lucha, los momentos de la desilusión y la traición, de las debilidades y de las fortalezas, de las luchas callejeras en defensa de la universidad y de la vida, de la organización popular, de la extensión universitaria, del trabajo de hormiga, de la siembra en la conciencia de los hombres y mujeres sin pan, sin tierra sin trabajo, sin salud, sin vida, y sin esperanza.

 

Se mezclan el deleite y la frescura de los hombres y mujeres libres, la represión y la cárcel para los soñadores y los auténticos demócratas como Rubén Darío Solís Cabrera. Porque Rubén Solís, desata, propone, convoca, precipita, enciende la llama a veces marchita de nuestra terca esperanza.

 

Mañana, pronto asumiendo como nuestra las palabras de Marcela Pérez Silva, diríamos: "llegarán desde todos los rincones, los victoriosos constructores de la utopía, trayendo antorchas encendidas y niños de la mano”

 

 

Salón Auditorium del Colegio de Médicos del Azuay. Entrega de la Presea “Miguel Márquez V.” al mérito académico, científico y humano. Asociación de Facultades de Medicina y de la Salud del Ecuador (AFME)

Cuenca, noviembre 2001

  PRÓLOGO    

         

        En el caminar hacia el sueño de “Otro mundo más saludable es posible para TODOS Y TODAS”, necesitamos hacer un alto y contemplar  lo que está aconteciendo, escuchar lo que la realidad cruda pero maravillosa a la vez nos está gritando, recorrer el pasado, hacer memoria de lo que fue marcando este hoy, y comenzar a divisar nuevos horizontes...

 

             Esto es lo que nos ofrecen nuestros inagotables compañeros de camino, militantes de la Vida, Julio y Arturo en este libro.. Por un lado , nos muestran de una manera crítica los hechos más significativos que a nivel mundial fueron dejando huellas en lo que es hoy la realidad de la salud de nuestros pueblos: Alma Atta, la atención primaria comprensiva y la selectiva, el papel de  la OMS, la decisión del Banco Mundial de apropiarse de las políticas de salud de los países llamados pobres con la complicidad de los gobiernos locales,  las políticas de ajuste, la década del 90, el neoliberalismo, Bangladesh, Porto Alegre...

 

              Por otro lado rescatan, desde su escucha permanente, desde sus experiencias lo simple de las vivencias cotidianas de las comunidades, de las “doñas”, de los pueblos originarios, de los niños, de los jóvenes, de los luchadores permanentes caminantes por la vida, que van dejando a cada paso signos de frescura, afecto, alegría, en definitiva signos de salud.  Van recogiendo e hilando la historia de  grupos que se multiplican en cada rincón de las ciudades, de los campos, de los barrios, coincidiendo todos en ejes comunes de protagonismo, autogestión, organización comunitaria, defensa de la vida, defensa del medio ambiente. Julio y Arturo  transforman estas vivencias,  que parecen tan pequeñas,  en maravillosas, en poderosa fuerza transformadora de un mundo que no se rinde, que no baja los brazos y sigue apostando a la VIDA..

             

            Este libro nos ayuda a ver y nos confirma en forma clara la tensión permanente entre los dos modelos, por un lado el de los poderosos, el de los dominadores, el excluyente, el que contamina el planeta, el del discurso único, el que piensa que la salud es una mercancía que se compra y se vende, el de los organismos multilaterales, el de los que quieren un mundo para pocos...Por otro lado el modelo de la resistencia, de la revalorización y rescate de la sabiduría del pueblo, de la diversidad cultural,  de la salud en manos de la comunidad en donde todos sabemos y no dependemos, de la equidad, de la gratuidad, del compromiso por la vida, el de los que sueñan, desean, luchan por la Vida, el Amor y la Libertad.

            

               Y lo más valioso de estas vivencias escritas, respaldadas por la coherencia de sus vidas,  es que no nos dejan tranquilos, que  vuelven a interpelar, a desafiar  nuestras prácticas, nuestras reflexiones, nuestras opiniones, nuestras vidas, llenan de Esperanza nuestros sueños y nos regalan Fuerza, Energía Vital para seguir apostando a un MUNDO SALUDABLE, FELIZ PARA TODOS Y TODAS, YA.

                                  ¡Gracias Julio!!!!  ¡Gracias Arturo!!!.

                                          Hasta la victoria de la Vida, siempre.

 

                                                         Marcela Bobatto

Eldorado, Misiones, Argentina

 

 

HOJAS SUELTAS

 

El viento me traía hojas sueltas

caminando por una plaza

o sentado bajo un árbol

o en súbito despertar nocturno

o de una siesta

o en un amanecer

o en una noche...

 

el viento me traía hojas sueltas..

 

y allí van

para que se desparramen

o para que fecunden la Tierra

o para que alegren con sus colores

o para que alimenten algún fuego.

 

Hojas sueltas para vos!

Hojas acariciadas por el viento

Hojas que alfombran mi sendero

Hojas que cantan

Hojas que vuelan y vuelan

llevando a todos los mares

a todas las islas

a todas las nubes

la silenciosa vibración

de mi

GRITO DE AMOR!!!

 

 

 

 

                            Julio, en una tarde de Otoño

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

Dice la cultura china que las cosas ocurren porque ocurren, que las variables de la vida son tan infinitas que se hace imposible pretender analizarlas como procura hacerlo la cultura occidental con sus métodos llamados científicos.

 

La cultura china nos enseña que debemos dejar fluir el Tao.

El Tao, ese término intraducible, que nos lleva a sentir la energía vital del Cosmos todo.

Fluyen las energías, fluye el Tao seguramente,  y  en esas vueltas de la vida, como barcos que van y vienen, bajando en un Puerto, abordando otro barco continuando aventuras de explorar otros mares y otros continentes, el fluir del Tao hace que nos encontremos y comienzan a desgranarse las hojas de nuestros árboles de la vida, hojas que llevan en sus protoplasmas la memoria de las vivencias, que al ser revivenciadas se hacen eterno presentes y es así que en un mágico instante compartimos las vivencias.

 

Las hojas van y vienen y en un buen día se juntan

 

Entregamos hoy estas hojas sueltas que alguna vez compartimos para que quien las tenga en sus manos las eche otra vez al viento, o fecunde la Madre Tierra o se eleven como sahumerios con aromas de gratitud a la vida.

 

 

 

 

 

CAPITULO I

LA LUCHA CONTINÚA...LOS SUEÑOS PERSISTEN

 

1. 1     A 25 AÑOS DE ALMA ATA:

ATENCION PRIMARIA DE SALUD DE LOS ECOSISTEMAS

 

Del 6 al 12 de setiembre de 1978, la ciudad de Alma Ata, capital de la República de Kazakstán (en ese entonces integrante de la desaparecida Unión Soviética), fue el escenario de la  celebración de  la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, convocada en forma conjunta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

 

Se cumplen 25 años de la celebración de esa Conferencia y mucho se ha hablado y se ha escrito sobre  Atención Primaria de Salud. Muy a menudo en la jerga oral y escrita se la llama  simplemente APS

 

Hablar hoy de Atención primaria de salud genera múltiples y diversas  imágenes mentales que evidencian disímiles maneras de entenderla. ¿Por qué tantas y tan variadas ideas sobre atención primaria, muchas de ellas opuestas entre sí?  Parecería que esta multidiversidad de apropiaciones del término atención primaria no es tan inocente.

 

Atención primaria en el imaginario actual

 

Se habla bastante a menudo de Atención Primaria de Salud muy especialmente en el ámbito del sector Salud como  también en el de Educación. Atención Primaria es  mencionada tanto por  trabajadoras y  trabajadores que se hallan cotidianamente en contacto con la población,  como por planificadores,  docentes y  políticos.

 

Muy recientemente, en una de nuestras universidades, compartiendo con un numeroso grupo de estudiantes a punto de graduarse en una de  las profesiones destinadas al cuidado de la salud, se tuvo oportunidad de sondear los conceptos que tenían sobre atención primaria.Una vez más se pudo  constatar las diversas concepciones de atención primaria de salud que existe en el imaginario.

 

El 65% tiene el concepto que atención primaria es solamente  prevención de enfermedades y/o promoción de la salud. De las disímiles concepciones que expresan los restantes,  se destacan ideas de tipo operativo: atención primaria es visitar domicilios, lo que se hace en los  barrios, algo que hace el equipo de salud con la comunidad, es el servicio de menor jerarquía y de menor costo en  insumos y otros similares El 15% relaciona en forma difusa atención primaria con una estrategia sin dar precisiones. Un solo estudiante menciona a Alma Ata expresando que de allí surge una estrategia de prevención y de promoción.

 

Algunos identifican atención primaria con el primer nivel de atención. Esto es  algo que se escucha con mucha frecuencia en los ámbitos de planificación y programación de acciones de salud: estamos priorizando atención primaria porque estamos inaugurando  nuevos  centros de salud en los barrios y postas sanitarias en áreas  rurales,  o bien en la misma sintonía se dice que hacemos atención primaria porque aumentamos la oferta de horas médicas y odontológicas en los consultorios externos.

En 1978, al término de la Conferencia de Alma Ata, el entonces Ministerio de Bienestar Social de Argentina, decide cambiar el nombre al Programa Nacional de Salud Rural por el de Programa Nacional  de Atención Primaria de la Salud.

 

El Programa de Salud Rural consistía en una oficina en donde se elaboraban normas para el trabajo en terreno y examinaban  los  programas enviados por  las provincias. Una vez aprobados, la Nación enviaba fondos destinados especialmente para el pago de agentes sanitarios rurales. Aun hoy persiste en determinados lugares la convicción  de que atención primaria es un programa que llevan a cabo las y los agentes sanitarios.

 

Para muchos otros atención primaria es lo que se hace mediante la ejecución de programas especiales, en particular los que están dirigidos a la población materno infantil.

 

¿Por qué tantas concepciones disímiles? ¿Qué tienen que ver estas ideas con la propuesta original de atención primaria? Quizás podamos aproximarnos a las respuestas analizando la construcción histórica de  Atención Primaria.

 

La Atención Primaria de Salud concebida en  Alma Ata

 

En los años 70 se desarrolla el pensamiento de que la salud depende ya no de la ciencia clínica ni de la ciencia y la técnica de la salud pública, sino de una ciencia política.

 

Bajo la dirección del recordado Dr. Hafdan Mahler, la Organización Mundial de la Salud promueve una serie de conferencias regionales e internacionales sobre atención primaria de salud.

 

Esta iniciativa  culmina con la Conferencia Internacional de Atención Primaria de Salud. En esta Conferencia estuvieron representados 134 gobiernos del mundo, la totalidad de las naciones miembro de la OMS, y 67 organismos especializados, organizaciones de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales.

 

El día 12 de setiembre de 1978 se firma el documento llamado La Declaración de Alma Ata en la cual se establecen principios básicos fundacionales de lo que se llama hoy Atención Primaria de Salud integral, comprensiva, universal e incluyente.

 

La Declaración define atención primaria afirmando que es la asistencia sanitaria esencial, basada en métodos y tecnologías prácticos, científicamente fundados y socialmente aceptables, puesta al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad mediante su plena participación a un coste que la comunidad y el país puedan soportar, en todas y cada una de las etapas de su desarrollo con un espíritu de autorresponsabilidad y autodeterminación.

 

La Conferencia de Atención Primaria de Salud, a finales de los 70, no sólo señala que la grave desigualdad existente... es política, social y económicamente inaceptable, sino que  apunta a la participación del pueblo en la toma de decisiones de las políticas de salud al afirmar que  el pueblo tiene el derecho y el deber de participar individual y colectivamente en la planificación y aplicación de su atención de salud.       

Establece que es obligación de los gobiernos cuidar la salud de sus pueblos y adoptar medidas sanitarias y sociales adecuadas con el objetivo de que todos los pueblos del mundo alcancen un nivel de salud que les permita llevar una vida social y económicamente productiva.  Esa meta se  se la fijó para ser alcanzada en  el año 2000.

 

A continuación afirma que la atención primaria de salud es la clave para alcazar esa meta como parte del desarrollo conforme al espíritu de justicia social.

 

¡Se habla de pueblo y de justicia social!

 

Alma Ata propone algo superador: que todas las políticas globales, no sólo las de salud, se centren en la imagen horizonte  de un mundo en que todos los pueblos gocen del mayor nivel de salud posible, salud para todos en el 2000.

 

La meta comprometida  expresaba  que cada habitante del planeta debía recibir al menos las siguientes actividades sanitarias esenciales:

 

-         educación sobre los principales principales problemas de salud y sobre los métodos de prevención y de lucha correspondientes

-         la promoción del suministro de alimentos y de una nutrición apropiada

-         un abastecimiento adecuado de agua potable y saneamiento básico

-         asistencia materno infantil, con inclusión de la planificación de la familia

-         inmunización contra las principales enfermedades infecciosas

-         prevención y lucha contra las enfermedades endémicas locales

-         tratamiento apropiado de las enfermedades y traumatismos comunes

-         suministro de medicamentos esenciales

 

Aparece la atención primaria de salud selectiva

 

 Nos vinimos de Alma Ata con estrellas en nuestros ojos, pero   a poco andar nos dimos cuenta que es más fácil firmar una Declaración que tener la voluntad para llevarla a cabo, nos diría el mismo Mahler en diciembre de 2000 en Bangladesh.

 

Alma Ata proponía un nuevo orden económico internacional con sentido social, solidario y de servicio.Aun no se habían acallado los ecos de Alma Ata cuando ya estaba el Nuevo Orden Económico Internacional totalmente opuesto al espíritu de la Atención Primaria de Salud integral.

 

Durante la década  de los 80  se imponen los  programas de ajuste estructural por decisión de  quienes se sienten dueños del mundo.El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional  y la Organización Mundial de Comercio, son los grandes mentores y ejecutores en la imposición de estos ajustes que asolan a los paises del sur.

 

De manera notoria el Banco Mundial toma cartas en el tema salud y desplaza en  protagonismo a la OMS.  Coacciona para imponer a los gobiernos su visión capitalista de la atención de la salud. Es el auge de programas de recortes de gastos públicos, de ajustes fiscales, de privatización de los servicios de comunicaciones, salud, educación y transporte entre otros.

Un prominente economista del Banco Mundial traia bajo su brazo un plan para reducir la inflación de Bolivia. Muy claramente expresó que se trataba de un plan doloroso pero necesario...Están muy bien identificados quiénes son los que sufren los dolores y quiénes son aquellos que necesitan de estos planes.

 

En este contexto el pragmatismo imperante afirma que la propuesta de Alma Ata es utópica, inviable, que se trata de un plan global demasiado costoso. Los expertos idean políticas para mejorar los indicadores de las  estadísticas convencionales. Así nace la idea del enfoque de riesgo.

 

Con entusiasmo  UNICEF lanza su propuesta de revolución de la supervivencia infantil, dando prioridad a cuatro objetivos (conocido por sus iniciales en el idioma inglés, como GOBI): control del crecimiento, terapia de las diarreas mediante la rehidratación oral, promoción de la lactancia materna e inmunizaciones. Esto es lo que se da en llamar Atención primaria de salud selectiva. Aunque luego se agregan otros objetivos, no cambia el enfoque pragmático enfocando las acciones a objetivos y poblaciones seleccionadas.

 

Estos programas de atención primaria selectiva  tienen éxito en cuanto a la reducción de indicadores. A tal punto que una tasa de mortalidad infantil alta sigue siendo indicador de deterioro de la calidad de vida de esa población. Por el contrario, una tasa de mortalidad infantil reducida mediante estos programas, no necesariamente indican una mejoría en la calidad de vida

.

Ya no se menciona ninguno de esos contenidos mínimos que Alma Ata declaraba que era un derecho de cada persona: suministro de alimentos, de agua potable, de medicamentos esenciales, entre otros.La atención primaria selectiva se muestra como el brazo sanitario de las políticas de ajuste.

 

La década de los 90: la noche de la globalización neoliberal

 

Al desaparecer la URSS queda como única superpotencia los Estados Unidos. Se proclama triunfalmente el fin de la historia, el dominio del capitalismo a nivel planetario, la globalización neoliberal. Objetivo de máxima: dolarizar la economía de los paises.

 

Todo subordinado a las famosas leyes de mercado. Transitan libremente capitales y mercaderías en tanto se levantan horrendos muros no de cemento sino represivos para el evitar el tránsito de las personas, especialmente de los pobres de los sometidos paises del Sur que se ilusionan llegar al llamado primer mundo para recibir algunas de sus migajas.

 

La atención primaria de salud selectiva sigue dominando la escena operativizando las políticas que conllevan la ideología del ser humano reducido a la condición de  un consumidor, un cliente que debe decidir  de por sí el consumo de prestaciones para el cuidado de la salud.

 

Un cínico golpe en nombre de la libertad (de mercado) a la dignidad de las personas, que por el hecho de serlas  tienen el derecho humano fundamental a la salud y a la vida. Los impactos en la salud y en la vida de las personas se incrementan. Las desigualdades que Alma Ata se proponía reducir se multiplican y por el contrario se ahondan las diferencias.  Se concentran enormes capitales y las decisiones en muy pocas manos.

De manera autoritaria e inconsulta se forman precios, se fijan tasas de interés, se incrementan las   deudas externas, etc. Se sancionan  leyes de desregulación y flexibilización laboral, se congelan los salarios en tanto se liberan los precios, emerge con toda su crudeza el fenómeno de la desocupación lo cual es una verdadera exclusión social, con todas sus secuelas.

 

Se  explota impunemente y con crueldad  a las personas que aun poseen un trabajo. Proliferan contrataciones precarias, remuneraciones en negro, explotación de mujeres y de niños.A  las injusticias sociales se añade de manera inédita las injusticias ecológicas.

 

Desde el advenimiento de la llamada revolución industrial a partir de 1850, se comienza a  constatar la desaparición de especies vivas.Lo que prende luces de alarma es que la disminución de la biodiversidad biológica cobra dramáticas características en esta década de los 90. A punto tal que eminentes biólogos ya nos hablan de que el Planeta ha comenzado a sufrir la sexta extinción.

 

Nuestro hermoso Planeta en su historia ya ha sufrido cinco grandes extinciones.

 

Se denomina gran extinción al fenómeno de desaparición de una significativa cantidad de especies vivas en un breve lapso de tiempo. Los biólogos nos dicen que en cada una de estas extinciones desaparecieron  al menos el 65% de la biodiversidad biológica. De las cinco grandes la más conocida popularmente es la ocurrida hace 65 millones de años cuando desaparecieron los dinosaurios.

 

No existe una explicación científica consensuada respecto a las causas que provocaron  cada una de las cinco grandes extinciones. Sin embargo los científicos están de acuerdo en la causa que provoca esta acelerada pérdida de especies durante la década de los 90.Esta sexta extinción se inicia generada por  el intervencionismo irracional de un modelo de explotación-extinción promovido por la globalización neoliberal  que enferma a todo el ecosistema Planeta Tierra.

 

Una manifestación más de esta enfermedad global es la aparición en pocas décadas de nuevas enfermedades y el recrudecimiento de otras llamadas emergentes.Enfermedades nuevas y enfermedades reemergentes son señaladas por la OMS como antropogénicas. Explotación, exclusión y extinción es lo que caracteriza este modelo del neoliberalismo globalizado.

 

La década de los 90: el amanecer de las protestas y propuestas

 

Entre las densas sombras de la tenebrosa noche neoliberal de los 90, despuntan las luces de un nuevo amanecer. Aparecen por aquí y por allá focos de protesta y focos de resistencia que generan propuestas. A pesar de este panorama de dolor y sufrimiento global,  pareciera que la voluntad de vivir es más fuerte.

 

El día 1° de enero del 94 entra en vigor el  Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y sus vecinos Canadá y México. En ese mismo día hace irrupción el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el Estado de Chiapas, al sur de México. Un levantamiento que no se propone tomar el poder, sino apenas algo más dífícil, un mundo nuevo, expresaba el subcomandante Marcos.

 

El 30 de noviembre de 1999, en  Seattle (Estado de Washington)  frente a la sede de la reunión de la Organización Mundial de Comercio, más de 50.000 personas interrumpen las negociaciones. Se trata de campesinos, sindicalistas, mujeres y ecologistas que deciden defender la vida.

 

Para muchos estudiosos Seattle marca el inicio de los movimientos mundiales contra el neoliberalismo ya que a partir de allí comienzan a hacerse visible manifestaciones masivas de protesta. Hechos similares al de Seattle, ocurren en  Davos, en Niza  y en tantos lugares en donde se reúnen algunos de los tres actores señalados como los artífices de este modelo: Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Organización Mundial de Comercio.

 

Se generan propuestas como la creación en 1997 de la coalición Jubileo 2000 reclamando la cancelación de las deudas de los países del tercer mundo. En 1998 se crea  ATTAC (Asociación por una Tasa Tobin de Ayuda a los Ciudadanos) la cual propone gravar con un 0.5%  a cada movimiento de los capitales especulativo (los mismos se  estiman en 1.500 billones de dólares por día)

 

James Tobin, premio Nóbel de economía,  propuso en 1972 este gravamen para frenar el torrente de la especulación monetaria.  ATTAC retoma esa propuesta con otro objetivo: crear un fondo para eliminar la pobreza e impulsar el desarrollo sustentable, bajo una administración democrática en el seno de las Naciones Unidas.

 

Una pléyade de prestigiosos científicos que se hallan en las fronteras de la ciencia como el físico Fritjof Capra, nos proponen que la ciencia vaya al encuentro de la sabiduría. Los focos de resistencia no sólo está en los medios universitarios y académicos que vienen propugnando un cambio de paradigma, no sólo del científico sino también del paradigma cultural para que la vida continúe. Son focos que están permanentemente vivos con todas sus contagiantes energías en la cotidianeidad del campo popular.

 

Se multiplican las familias, comunidades, grupos, organizaciones formales o no, que demuestran día a día que es posible otro tipo de relaciones y sistemas que respetan la vida.

Surgen así cultivos agroecológicos (producción saludable de  alimentos para alimentar y no para lucrar), producción local de semillas, producción local de energía no contaminante, experiencias autogestivas para el cuidado de la salud, nuevas formas de comercio y de intercambios no monetarios,  y la variedad de propuestas que emergen de estas experiencias solidarias se hace infinita.

 

De manera fundamental las propuestas para salvar la vida surgen de la formidable resistencia de los pueblos originarios y comunidades campesinas que han sabido mantener  una fuerte identidad cultural y así se sienten siempre parte de la Naturaleza, una especie más en el ecosistema.

 

Asamblea Mundial por la Salud de los Pueblos, Bangladesh 2000

Las banderas de la Conferencia de Alma Ata fueron rápidamente arriadas por el pragmatismo neoliberal con la consigna de que “hay que hacer lo que se pueda”. Justo es señalar que el único pais que demostró y sigue demostrando la voluntad política de cumplir con la meta de salud para todas y todos, es Cuba. Esto está reconocido por todas las personas e instituciones que se ocupan de constatar la situación de salud de los pueblos del mundo.

 

Sin embargo compañeras y compañeros que se sintieron idenficados con la propuesta de atención primaria de salud integral y universal  no claudicaron.En todos los continentes procuraron de una y mil maneras llevar adelante estos postulados de participació popular  y de lucha por la justicia en salud. Se formaron múltiples organizaciones que trabajaban y trabajan denodadamente en los más diversos escenarios.

 

Con indignación y al mismo rechazando con firmeza al pragmatismo que no hacía más que proclamar que “no puede hacer otra cosa“, se percibía muy claramente que el año 2000 nos encontraría  con salud para nadie.

 

Así muy bien lo señalaba  nuestro amigo David Werner, célebre luchador por los derechos humanos, autor de Dónde no hay doctor, entre muchos de sus libros. En todo el mundo  fue germinando la idea de producir un hecho político y popular en el 2000, año meta de la salud para todos.

 

Por más de una década se discutió la idea de producir una nueva Alma Ata.   Una conferencia no de los gobiernos sino del pueblo, una asamblea popular mundial. Un sueño alocado... Los alocados ensoñares son los que hacen mover la historia de vida personales y la Historia de la Humanidad.

 

El sueño se va concretando. Son ocho las organizaciones, coaliciones  y redes no gubernamentales  que con el lema Oir a los que nadie oye convocan a la Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos que al fin se reune en Savar, Bangladesh, del 4 al 8 de diciembre del año 2000.

 

Más de 1500 personas procedentes de 93 paises nos reunimos compartiendo los plenarios matutinos, la diversidad de talleres por las tardes y deleitándonos con las noches culturales donde paises y regiones se expresan con danzas y cantos. La música y las expresiones corporales nos comunican como una suerte de idioma universal.

 

En vez de gráficos y estadísticas vemos rostros y escuchamos voces de representantes de los pueblos del mundo que dan testimonio acerca de los impactos de la globalización neoliberal en la salud y en la vida de las personas y del ambiente.

 

 Mujeres iraquíes nos cuentan acerca de  los efectos del uranio empobrecido lanzado con misiles en la guerra del golfo del 91 (una verdadera guerra atómica sin el hongo nuclear); abuelas africanas  nos relatan sus dramas para criar  a sus nietos  huérfanos por haber fallecido  sus padres a causa del Sida y también infectados por el virus; valientes mujeres de Maranhao, al norte de Brasil, nos dan detalles de su lucha defendiendo el ambiente. Estas son algunas entre otras muchas situaciones de todas partes del mundo que  se van  exponiendo en las jornadas matutinas. Se trata efectivamen del Oir a los que nadie oye.

           

Los plenarios de las mañanas nos van dando el panorama mundial de los impactos en la salud de los pueblos y del Planeta todo provocados por este modelo dominante. Por las tardes asistimos a 236 talleres vivenciando la esperanza, ya que son propuestas que se generan de las experiencias cotidianas de grupos y organizaciones.

 

Salud, medio ambiente y justicia social; agricultura y salud; participación democrática; salud de los grupos marginados y autogestión comunitaria son algunos de las numerosas temáticas que abordan los talleres.

 

El 8 de diciembre se  aprueba la Declaración de la salud de los pueblos en cuya redacción se trabajó durante más de dos años durante la preparación de la Asamblea mediante talleres regionales y numerosas otras actividades incluyendo la recolección de relatos de personas y de organizaciones varias.

 

La Asamblea no quiso ser un evento más ni que la Declaración fuera un documento que termine sólo en la expresión  buenos deseos. Es por este convencimiento que surge el Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos el cual toma a la Declaración como su programa de acción.

 

La Declaración explicita que las bases para formular las políticas de salud se hallan en  los principios de una Atención Primaria en Salud universal e incluyente, concebidos en la Declaración de Alma Ata de 1978 Añade:  ahora más que nunca se requiere de un enfoque equitativo, participativo e intersectorial.

 

La  Declaración hace un llamado a la acción a los pueblos del mundo.El primer llamado está dirigido al logro de que la salud y los derechos humanos prevalezcan sobre los asuntos económicos y políticas. Llama a los pueblos del mundo a abordar los determinantes más amplios de la salud, asumiendo retos económicos, sociales, políticos y ambientales.

 

Llama contra la guerra y toda forma de violencia bregando por la paz y el anti-armamentismo y por políticas hacia un sector salud centrado en la población. Culmina con un llamado a la participación de los pueblos para un mundo más saludable.

 

El  Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos se pone en marcha teniendo como meta de su accionar a la visión que expresó la Asamblea en su Declaración: un mundo en el cual una vida saludable para todas y todos sea una realidad.

 

Los ejes centrales de esa visión de un mundo mejor son  la equidad, el desarrollo ecológicamente sostenible y la paz.

 

Un mundo que respete, aprecie y celebre toda vida y diversidad; un mundo que permita el florecimiento de los talentos y habilidades para enriquecer uno/a a otro/a; un mundo en el cual las voces de los pueblos guíen las decisiones que afecten nuestras vidas.

De manera contundente se afirma: hay más que suficientes recursos para lograr esta visión.

 

Ya en el siglo XXI

 

A comienzos de los 2000 se suceden hechos de enorme trascendencia para el futuro de la Humanidad. Mencionamos sólo dos.

 

La Marcha Mundial de las Mujeres 2000 iniciada el 8 de marzo   culmina  el 17 de octubre con una movilización frente a la sede de las Naciones Unidas. Unas 6000 organizaciones no gubernamentales de 161 países se movilizaron y se juntaron más de cinco millones de firmas afirmando que no habrá futuro posible sin el respeto por la integridad física y mental de las mujeres, sin igualdad entre mujeres y hombres, sin una distribución solidaria de la riqueza.

 

En Bolivia se produce un hecho notable. En Cochabamba la Coordinadora en Defensa del Agua y de la Vida protagoniza del 4 al 11 de abril la llamada guerra del agua.  Los habitantes de Cochabamba se oponen a la privatización de la distribución del agua y del sistema de riego conforman  una “comuna” logrando así sus propósitos.

 

Actualmente la lucha prosigue por el intento de privatizar las aguas subterráneas de Potosí y venderla a una empresa norteamericana instalada al norte de Chile. Desde 1970 se reúne en Davos el Foro Económico Mundial. Allí toman decisiones que afectan a nuestras vidas quienes por asalto han constituido un gobierno mundial de facto. Un gobierno de facto ya que nadie los eligió.

 

Surge la iniciativa de oponerse al “pensamiento único” y se convoca a un Foro Social Mundial en la misma fecha en que se realiza el Foro Económico. Se lleva a cabo entre el 25 y el 30 de enero de 2001, el primer Foro Social Mundial en Porto Alegre, Brasil, reuniendo 15.000 personas de todo el mundo. El lema: Otro Mundo es Posible. En el  segundo Foro Social 2002 nos reunimos unas  70.000 personas y en el tercer Foro Social 2003 somos ya 140.000 las que exigimos  Otro Mundo Posible

.

Son miles los talleres, las ponencias, las mesas de debate en donde desde las prácticas de esos innumerables focos de resistencia, se elaboran teorías y se generan propuestas viables para un mundo diferente. Se trabajan construcciones de economía solidaria, ejercicios de democracia participativa, desarrollo ecológicamente sustentable, producción de energías no contaminantes, producción de alimentos saludables, cuidado del agua y mucho más que evidencia energías inteligentes dirigidas a la continuidad de la vida.

 

La presencia de la juventud es protagónica no sólo en las marchas y en el colorido campamento, sino también en las propuestas y en los debates. La Paz como valor humano fundamenta es uno de los ejes dominantes durante todo el evento

.

Una verdadera  Asamblea de la Humanidad conformada por artesanas y artesanos de ese otro mundo más justo y saludable. El tema salud también  está en esta Asamblea en talleres y en debates. Previamente ha tenido lugar el Foro Internacional en Defensa de la Salud de los Pueblos tanto en 2001 como en  2002.

 

El Foro Social Mundial 2004 se ha convocado para realizarlo en India. En tanto para el mes de Julio de 2004 se convoca a la Segunda Asamblea Mundial por la Salud de los Pueblos, en Porto Alegre.

 

Atención Primaria de Salud de los Ecosistemas

 

Desde la enseñanza de los pueblos originarios y comunidades campesinas venimos proponiendo la Atención Primaria de Salud de los Ecosistemas. Estos pueblos nos vienen enseñando desde su resistencia varias veces secular, un paradigma totalmente diferente al de la modernidad occidental y eurocéntrica.

 

Si bien cada uno tiene su propia identidad cultural, todos ellos tienen algo en común que los distingue de la cultura occidental de la modernidad: se sienten parte de Naturaleza y no se enfrentan a la Naturaleza. El ser humano, la especie humana, es Naturaleza. Mucho menos se  considera a la Naturaleza como una reserva de “recursos“ para explotar. Premisa básica esencial para la salud es la vida del suelo. La Tierra es la Madre que engendra vida. A ella nos pertenecemos.

 

Este sentimiento de pertenencia genera una ética diferente en las relaciones con la flora, la fauna, el curso de los ríos, los mares, el aire y  entre los mismos seres humanos. Nuestra especie humana está amenazada desde que se acelera esta pérdida de la biodiversidad biológica.

 

Tan necesaria como la biodiversidad biológica es la biodiversidad cultural que enriquece la creatividad, estimula  el arte y los talentos, potencia conocimientos y procederes provenientes de ancestrales sabidurías que tienen a la vida misma como centro y antropológicamente lleva al ser humano a un estado de espiritualidad superior.

 

El pensamiento único neoliberal ha pretendido homogeneizar las culturas con la  finalidad  de lograr un mismo patrón de consumo. Quieren que todos consumamos coca cola y que todos nuestros niños jueguen con pockemón, nos diría Hugo Blanco, dirigente campesino de los andes peruanos, en el Foro Social Mundial.

 

La fuerza de la Humanidad, que anhela vivir, ha impedido que se concrete este objetivo a pesar de estar a su servicio todos los medios  masivos de comunicación y los programas de la educación formal.  La biodiversidad cultural sigue estando presente. Es altamente probable que el dirigente campesino de San Pedro, Misiones, Francisco Tingo Vera y el mencionado científico Fritjof Capra no se conozcan.

 

Sin embargo coinciden de manera notable en su visión de que las sociedades humanas deben aprender de la Naturaleza. Tingo nos propone que leamos el libro del bosque, en donde conviven todas las especies cooperando una con otra.

En el bosque hay una comunidad de vida, nos va comentando Tingo Vera,  leamos el libro del Bosque, el libro de la Naturaleza que nos da tantas lecciones para la comunidad de los seres humanos. Si observamos en el bosque no hay mayores problemas. ¿Por qué es así? No existen problemas porque en el bosque no hay egoísmo, siempre están trabajando uno para el otro.

 

En tanto Capra nos insta a ecoalfabetizarnos para salvar al mundo proponiéndonos que aprendamos de los ecosistemas que son verdaderas comunidades sostenibles de plantas, animales y microorganismos.  

 

Ser ecoalfabeto, nos dice Capra,  significa comprender los principios de organización de las comunidades ecológicas y utilizar dichos principios para crear comunidades humanas sostenibles.

 

En la Naturaleza todo se recicla, no se produce basura, lo que es desecho para uno es alimento para otro. El desafío es abordar el cuidado de la salud integral de los ecosistemas para que la vida continúe. Ecosistemas siendo nosotros parte del mismo.  La población humana un componente más del ecosistema relacionándose con toda forma de vida.

 

Atención primaria de salud de los ecosistemas requiere trabajadoras y trabajadores transdisciplinarios.  Ya no es suficiente lo interdisciplinario.  Se requieren equipos transdisciplinarios, en donde cada uno de sus integrantes posea en profundidad los conocimientos de su competencia  y los esenciales de todas las demás áreas. De esta manera lograr  aprehender con visión holística la trama de la vida de los ecosistemas

 

Sigue vigente aquello de que  es  mejor  prevenir que curar. Sin embargo nos negamos a aceptar la enfermedad como parte permanente del paisaje. Un ecosistema local sano nos permitirá recuperar ese derecho natural a nacer, vivir y morir en salud, como cualquier espécimen de otra especie que dejamos que desarrolle su ciclo en forma natural, lo desarrolla en salud y  también llega al fin del mismo en salud. Muere de muerte natural.

 

Las relaciones armoniosas entre los componentes del ecosistema van dejando cada vez menos espacio a la enfermedad ganando en salud.  aquí en más, operativizando la Atención Primaria de Salud de los Ecosistemas, vamos concretando  esta aspiración de ganar en salud.

 

Mejor que curar es prevenir y mejor que prevenir es ganar en salud

 

 

 

1. 2 ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD: BASES CONCEPTUALES

 

 

"Los esfuerzos de los movimientos populares por tomar en sus manos la salud del pueblo constituyó una amenaza seria, -no solo para las elites y los gobiernos- sino también para el status quo médico, quienes han mantenido por largo tiempo un poderoso monopolio del conocimiento y el poder de curar"

 

David Werner

Questioning the Solution.

Health World Rights. 2000

 

 

ASPECTOS CONCEPTUALES BÁSICOS:

 

APS Integral

 

- Las iniciativas y acciones en salud son parte de una lucha mas amplia del pueblo por su bienestar y sus derechos, como lo fueron la mayoría de Programas de Salud con Base Comunitaria, que inspiraron la Declaración de Alma Ata.

 

- El éxito alcanzado en la aplicación de programas de APS Integral básicamente obedecieron a: la voluntad política de satisfacer las necesidades de salud de todo el pueblo, a la participación popular activa en la búsqueda por alcanzar la meta, al incremento de la equidad social y económica.

 

- La visión amplia e integral, incentiva la autoestima a través de la participación y el poder popular, con énfasis en el desarrollo social y económico, promoviendo una forma de gobierno democrático, soberano y justo.

 

- Los gobiernos representantes de las minorías privilegiadas, opusieron tenaz resistencia al considerarla subversiva por su énfasis en la necesidad de la participación popular en la planificación, implementación y evaluación.

 

 

APS  Selectiva

 

- Impulsada por el Banco Mundial, el FMI, a través de las políticas de reajuste que privilegian el pago de la deuda externa y reducen el presupuesto en salud y educación.

 

- Apoyada entusiastamente por todos los opositores de la estratega de APS Integral, a la que consideraran utópica y de elevado costo.

 

- Reducida a pocas intervenciones técnicas, altamente rentables, cuidadosamente seleccionadas por los expertos de las agencias internacionales. Estrategia de la UNICEF para reducir la mortalidad infantil basada en (GOBI): - control del crecimiento, - terapia de rehidratación oral, - lactancia materna, -inmunización .

 

-  Selecciona  grupos focales de alto riesgo, promueve la dependencia y la pasividad; tiene como propósito principal: mantener el sistema de inequidad e injusticia, evitando enfrentar las raíces sociales y económicas de los problemas de salud.

 

- Promovida entusiastamente por gobiernos que sustentan la inequidad, la injusticia y el autoritarismo, manteniendo las intervenciones de salud bajo estricto control médico y control directo de los programas por parte de los gobiernos, y las principales agencias.

 

- Considerada como oportuna para enfrentar la recesión global de la década de los 80, el incremento de la deuda externa, la escalada armamentista, el agravamiento de la pobreza, la destrucción masiva del medio ambiente.

 

 

LAS RECETAS DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

           

Nuestros programas son como las medicinas. Algunas de las medicinas tienen efectos colaterales perjudiciales, y hay muchas interrogantes sobre cuál debería ser la dosis. Lo mejor que podemos esperar es que estemos prescribiendo mas o menos el medicamento correcto en mas o menos la dosis correcta"

(Michael Mussa, Jefe de Economía, F.M.I)

 

 

“Los efectos colaterales "

 

Las recetas del FMI y Banco Mundial aplicados en los países pobres, han tenido entre otras los siguientes efectos:

 

- No liberaron el crecimiento económico prometido, algunos países asiáticos de bajos ingresos experimentaron modestos progresos económicos, la mayoría de países han sufrido una recesión económica.

 

-  Se ha expandido y profundizado la pobreza. Los pobres han sufrido mas mientras mas préstamos han realizado sus países. No solo que los pobres han sido excluidos de los beneficios económicos sino que además han sido afectados por el recorte del presupuesto social, el incremento de los precios de los alimentos, la imposición de tarifas para la educación y la salud.

 

-  Se ha violado la soberanía nacional. El Banco Mundial y el FMI, dictó programas de ajuste estructural. Este proceso negó a los países pobres el derecho a establecer y decidir sus propias prioridades para el desarrollo.

 

- Si el FMI y el Banco Mundial mantiene el poder y la autoridad sobre los programas, mientras los gobiernos locales simplemente ejecutan, las denominadas estrategias para la reducción de la pobreza no son mas que una cortina de humo, medidas cosméticas para ocultar oscuros fines de control y sometimiento.

 

- Los países pobres afrontan una verdadera catástrofe en su situación de salud. Enfrentan una verdadera explosión de la enfermedad. Sus sistema de salud están al punto del colapso. Al mismo tiempo, se encuentran pagando enormes sumas de dinero por concepto de la deuda externa. Esto es absurdo y equivocado.

 

- Un desastre de la salud: la deuda frena el crecimiento económico y el proceso de reducción de la pobreza. Esta desvía los recursos de los mas necesitados en las áreas de salud y educación.

- En definitiva: " Nos deberíamos avergonzar al observar que los logros en la reducción de la mortalidad infantil y la nutrición se evaporan" (Dr. Dorothy Logie B.M.J, 1992)

 

 

EL DERECHO A LA SALUD PARA TODOS Y TODAS

 

“Los gobiernos tienen una responsabilidad fundamental para asegurar acceso universal de calidad a la atención de salud y educación, y otros servicios sociales de acuerdo a las necesidad del pueblo no de acuerdo a su capacidad de pago"

(Declaración de la Salud de los Pueblos)

 

- La pobreza es la negación de la dignidad humana y es también la negación de los derechos humanos. La lucha contra la pobreza es la lucha por la dignidad humana.

 

- El derecho a la salud está consignado en el artículo 25(1) de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 12(1) de la Convención de las Naciones Unidas sobre derechos Económicos, Sociales y Culturales, y en otras convenciones y acuerdos internacionales.

 

- La eliminación de la discriminación en la administración, facilidades, bienes y servicios, accesibilidad y calidad de los servicios debe ser visto como un derecho humano básico.

(Poverty Reduction Strategy Papers (PRSP), What is at stake for HEALTH?  Ellen Verheul and Glynis Cooper. Wemos, September 2001).

 

- El derecho a la salud para todos y todas debe ser parte de cualquier agenda que pretenda la reducción de la pobreza. Esto significa más que el simple incremento del presupuesto para la salud, el mejoramiento de la cobertura y acceso a los servicios de salud. Significa especialmente, cambios en las principales determinantes de la salud: condiciones de trabajo, relaciones de género, ingreso familiar, entre otros.

 

- El éxito en la atención de salud y los modelos de bienestar de los países europeos puede ser atribuido a la fuerte intervención y control de los gobiernos sobre el mercado, y a la  progresiva y amplia escala de subsidios. Mientras en los países pobres se promueven la inversión y la provisión privada de servicios, la capacidad de financiamiento y regulación de los gobiernos para asegurar el acceso y la calidad de la atención privada está virtualmente ausente.

 

- Al menos que los sistemas de salud gasten mas de 60 dólares per capita, no estarán en capacidad de ofrecer un mínimo de servicios razonables, aunque realicen una reforma interna. Ni importa lo bueno que sea la organización y la estructura, si no existe suficientes medicinas, vacunas y presupuesto para pagar apropiadamente a médicos, enfermeras y personal (Brudtland, Winterhur Massive Effort Advocacy Meeting, October 3,

           

 

 

 

1.3  LA ESTRATEGIA TRAICIONADA, LAS PROMESAS IMCUMPLIDA

 

En ningún otro terreno como en la salud se hacen evidentes las consecuencias en el sufrimiento humano de un mundo globalizado, dominado por el ejercicio voraz de la acumulación capitalista (1).

 

La imposición ejercida por los grupos de poder a nivel mundial no solo repercute negativamente sobre las clases sociales subordinadas de los países subdesarrollados, sino que afecta también a los que viven en los países imperiales y a los trabajadores de los países recientemente incorporados al sistema neoliberal.

 

El proceso de endurecimiento de los sectores de poder, la restricción cada vez mayor de las posibilidades de supervivencia de los pueblos, está asociada a una sistemática y agresiva campaña ideológica de confusión, tergiversación y desmovilización.

 

Las propuestas para la solución de los problemas de salud, impulsadas desde los centros de poder internacional y nacional así como las estrategias de desarrollo para proteger la vida de niños y niñas, han respondido a la lógica del capital, como mecanismo de mantenimiento de las inequidades e injusticias.

 

Las promesas incumplidas

 

La meta de salud para todos y todas se ve cada vez mas distante, el mundo subdesarrollado continua peleando una batalla ya perdida contra el cólera, enfermedad considerada la escoria del siglo pasado. Mientras muchos de los trabajadores de la salud estupefactos, se preguntan: ¿Qué ha sucedido?  ¿Porqué ha ocurrido? ¿Dónde está el error? (2).

 

Pero el cólera no es la única enfermedad de la pobreza que ha resucitado. La malaria que en 1970 se consideró bajo control ha recrudecido y cobrado miles de víctimas en muchos países pobres. Un incremento súbito de la tuberculosis en las metrópolis del poder económico y político, en los tugurios de Nueva York, y de otros países ricos, han puesto en evidencia la fragilidad de sus sistemas de salud pública (3).

           

Al iniciar el milenio, es evidente el fracaso de los programas montados por USAID, Banco Mundial y otras instituciones para resolver los problemas de enfermedad, pobreza, hambre y muerte en el Tercer Mundo. Las metas han quedado muy lejanas y las esperanzas se han transformado en incerteza y desesperanza para los pueblos.

 

Hoy es evidente que las metas y las estrategias de los organismos internacionales para enfrentar la pobreza y la enfermedad, han fracasado porque las persistentes y elevadas tasas de mortalidad infantil, los elevados índices de desnutrición infantil y materna, son fieles indicadores de las necesidades insatisfechas de la población [2]

 

En el mundo globalizado de hoy:

 

- Una de cada cinco personas viven en absoluta pobreza, ganando menos de un dólar por día, lo que significa un billón de personas mientras un billón y medio están desempleados.

 

- Una de cada cuatro personas carecen de agua limpia y nunca ven un médico al tiempo que 800 millones de personas están desnutridas.

 

- Mil millones de personas en el mundo viven en viviendas miserables, cien millones viven en la calle.

 

Crecimiento económico y desarrollo humano: Una nueva falacia

 

Los distintos modelos económicos han repercutido de distinta manera e influenciado fuertemente la práctica médica, los servicios de salud y el acceso a los mismos.

 

En los últimos años se ha acentuado el debate sobre las distintas concepciones en relación con el crecimiento económico y el desarrollo. Sin embargo, un análisis de los distintos indicadores de bienestar y salud nos permiten afirmar que:

 

- La transferencia neta de riqueza desde el sur hacia el norte, ha sido la nota característica y el eje fundamental del proceso de desarrollo.

 

- Las persistentes y elevadas tasas de pobreza, enfermedad y  muerte, el retraso del desarrollo de los niños y niñas en el mundo está inseparablemente unida al incremento de las fuerzas globalizantes del subdesarrollo llevadas adelante en nombre del desarrollo.

 

- El concepto de desarrollo ha llegado a ser un sinónimo de crecimiento económico. Los planificadores reconocen que este modelo de crecimiento orientado hacia el desarrollo concentra la riqueza en unas pocas manos pero consideran que eventualmente los beneficios se ampliarán hacia los pobres. Sin embargo, la pobreza se ha expandido mas rápidamente mientras los pueblos continúan esperando que las gotas de esa riqueza vaya en su beneficio.

 

 

Los problemas de salud y sus soluciones

 

Las políticas actuales de salud responden a una minoría privilegiada, acentúan las inequidades existentes, se oponen  al desarrollo multidimensional de los hombres y mujeres, se basan en la aplicación de medidas aisladas del contexto general y de las causas que la provocan.

 

Durante la ultima década, en muchos de los países de América Latina y Africa, el promedio de ingresos ha descendido entre el 10 y 25 por ciento (4). Obviamente, las familias pobres recibieron el mayor impacto y la desnutrición infantil se ha incrementado en muchos países.  

 

En los 37 países mas pobres del mundo, el gasto público en salud se redujo en el 50 por ciento, y los gastos en educación descendieron en 25 por ciento.

 

 

 

Conceptos que requieren urgente cuestionamiento:

 

Si realmente queremos mejorar la salud de los niños, de las niñas, de los hombres, de las mujeres, de los ancianas y de los ancianos, si estamos interesados no solo en la supervivencia sino en el bienestar físico, mental, social de toda la población, necesitamos repensar en las soluciones, evaluar con sentido crítico todos aquellos paquetes de salud o soluciones en paquete que reiteradamente han sido impuestos y cuyos resultados han sido limitados.

 

¿Deberíamos todos, emprender una  batalla difícil por una estrategia amplia, integral, que rescate el poder de los pueblos en beneficio de su propia salud y bienestar ? ¿ Es posible construir una opción popular con la real participación y movilización del pueblo, sin renunciar a la meta de salud para todos y todas ?

 

Soluciones tecnológicas para los problemas sociales

 

Una revisión de cualquiera de los planes y programas de salud ya sea a nivel local, regional o nacional, permite visualizar que la reforma tanto de los servicios estatales de atención de salud como los de la seguridad social, tiene como objetivo central el "paulatino retiro del Estado de sus funciones de garante de la salud, mediante cambios legales que establecen que la salud es un bien que adquieren los individuos en el mercado". (Celia Iriart)(5).

 

Se pretende a toda costa la transformación de la Salud como Derecho Social y Bien Público a Responsabilidad Individual y Bien del Mercado. Bajo la óptica neoliberal la salud deja de tener un carácter de derecho universal de cuyo cumplimiento el Estado es responsable, para convertirse en un bien de mercado que los individuos deben adquirir.

 

“El mercado está formado por:

 

a. Hospitales de propiedad estatal, donde se podrán atender gratuitamente sólo quienes muestren ser pobres de pobreza absoluta, quienes tengan alguna cobertura financiera o capacidad de pago propio.

 

b. Obras sociales y prepagas en las que la población con trabajo formal o con recursos para pagar anticipadamente el riesgo de enfermarse, podrá obtener un seguro que variará en la calidad y cantidad de prestaciones según lo que el aportante pueda agregar a su aporte mínimo. (Iriart-Argentina)

 

Descentralización en el marco de la reforma del Estado

 

El problema sanitario es un problema político y científico,  no se trata de una cuestión eminentemente técnica a ser resuelta por los buenos técnicos del ajuste.

 

Los organismos internacionales arrebataron el lenguaje de las organizaciones populares, se apoderaron de las consignas y postulados para servir de sostén a las objetivos perversos neoliberales. 

 

La descentralización no es una excepción, representa "una categoría polémica porque hay enfoques francamente opuestos sobre su significado y posturas distintas acerca del papel del Estado"(CEAS, Reforma en Salud: lo Privado o lo Solidario).

 

Un enfoque desde la orilla de la socialdemocracia, concibe como una respuesta a la crisis de legitimidad del Estado y una salida de gobernabilidad y relegitimación (Rodríguez-Internet)(6).

 

La visión neoliberal interpreta la descentralización como una forma de racionalizar el tamaño del Estado, agilitar los procesos de privatización y remozar las relaciones de dominación locales (Rodríguez-internet)

 

Desde el lado del pueblo, la descentralización representa una herramienta para la democratización profunda del Estado y la apertura de participación política. La descentralización es un recurso para la redistribución del poder social y no solo un cambio técnico de transferencia de competencias administrativas. Desde la orilla de los movimientos democráticos es una herramienta para la construcción de una sociedad humana, democrática y equitativa, en la medida que  redistribuye el poder e impulsa la calidad de vida en todos los ámbitos.

 

Democracia, equidad y responsabilidad

 

Salud para todos y todas debe constituir una realidad alcanzable solo a través de una democracia auténticamente participativa, vista como el poder de las personas para tomar decisiones.

 

Salud para todas las personas es totalmente factible solamente bajo condiciones de equidad que asegure la igualdad de oportunidad real de derechos y la satisfacción de las necesidades básicas de todos. La exigencia de responsabilidad total por parte del gobierno y los dirigentes, es posible solo con la participación de la población en la toma de las decisiones que afectan a sus vidas.

 

Mientras las políticas globales continúen siendo dictadas por los intereses económicos de las transnacionales y de los grupos hegemónicos nacionales, las condiciones económicas de los pueblos y por ende su salud continuarán deteriorándose a ritmo acelerado.

 

Para que ocurran cambios reales en la situación de los millones de seres humanos que hoy padecen hambre, habitan en hacinamiento, sufren de enfermedad y muerte, es necesario que estos cambios sean impulsados por los movimientos populares que tienen que unificar sus luchas y sueños, para enfrentar las estructuras de poder de una manera organizada, creativa, sin peder de vista sus reales enemigos en ningún momento.

 

La idea es convocarnos a salir de esta "dulce certidumbre de lo peor" que nos esclaviza, para arriesgarnos a "pensar en la libertad" (en Iriart, citanto a Benasayag y Charlon).

 

Promover la unidad ahora: una necesidad

Analizar nuestras limitaciones, delinear nuevas metas para avanzar y construir nuevos espacios para la formación de los recursos humanos, recrear el conocimiento para despertar la conciencia que nos hará mañana libres y que permitirá florecer el amor, la ciencia y la sabiduría, aquella sabiduría que en palabras de Ernesto Sábato, " es algo diferente, sirve para convivir mejor con los que nos rodean, para atender a sus razones, para resistir en la desgracia y tener mesura en el triunfo, para saber que hacer con el mundo cuando los "savants" lo hayan conquistado, y en fin para saber envejecer y aceptar la muerte con grandeza”.

 

Frente a la globalización de la miseria, se vislumbra un movimiento amplio, unitario, de miles y miles, de millones y millones, que se oponen a la muerte en Colombia, en el Ecuador, en el Perú, en Brasil,...y en el resto del mundo. Millones de seres humanos que exigen la desmilitarización, que demandan justicia, que dicen menos balas y soldados, más médicos y profesores.

 

Cada vez miramos mas cerca la bandera de la libertad, de la justicia, de la equidad, que miles de hombres y mujeres la levantan en todo el mundo. La bandera de la dignidad, "esa empecinada forma de vivir y caminar que en ustedes y nosotros se convierte en adicción".

 

Dignidad que se expresa en el coraje de los pueblos que luchan por la salud y la vida, en las mujeres que resisten a vender sus cuerpos y defienden en las calles su derecho a vivir con justicia, en todos quienes tienen ganas de luchar, que no se quedan tranquilos e impasibles ante las muertes prematura de los miles de niños, ante la muerte por enfermedades prevenibles..

 

Referencias Bibliográficas

 

1. Breilh, J. Las luchas del contexto como referente historico. Debates en Medicina Social. Serie Desarrollo de Recursos Humanos No. 92, Alames, 1992

2. Sanders, D. Carvers, R, The struggle for health. Medicine and The Politics of Underdevelopment. London, Macmillian, 1992

pp. 25/37

3. Alastair, G. World Health and Disease. Buckingham, England. Open University Press, 1993. pp. 61/63

4. Unicef, The State of the World's Children. Unicef, 1989

5. Iriart, C. La Reforma del Sector Salud en Argentina. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, 1997

6. Rodriguez, A. Descentralización en América Latina. Conferencia Electrónica sobre Descentralización e Integración de Políticas. Internet, bajo auspicio del CIID, 1994                   

 

 

1.4 EQUIDAD, SALUD Y DEMOCRACIA

 

Hace más de cincuenta años, los artífices de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, afirmaron que:

 

Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdidas de sus medios de subsistencia por circunstancias independiente de su voluntad   (art. 25. 1).

 

Desde entonces, la equidad en salud como un tema prioritario para el desarrollo humano, las inequidades de salud y su relación con las condiciones de vida, la equidad como la expresión de lo justo, imparcial y correcto, han constituido parte esencial del pensamiento salubrista.

 

Lamentablemente, las propuestas para la superación de los problemas de salud han estado impulsadas básicamente desde los centros de poder internacional y nacional, mientras las estrategias de desarrollo para proteger la vida han respondido a la lógica del capital, como mecanismo de mantenimiento de las inequidades e injusticias.

 

Hoy es evidente el fracaso de los programas montados por los organismos internacionales para resolver los problemas de enfermedad, pobreza, hambre y muerte en el Tercer Mundo. Las metas han quedado muy lejanas y las esperanzas se han transformado en incerteza y desesperanza para los pueblos.

 

Las estrategias de los organismos internacionales para enfrentar la pobreza y la enfermedad han fracasado. Las persistentes y elevadas tasas de mortalidad infantil, los elevados índices de desnutrición infantil y materna, son fieles indicadores de las necesidades insatisfechas de la población.

 

No podemos seguir repitiendo las recetas enviadas e impuestas desde los centros de poder, no podemos continuar gastando los pocos recursos intentando legitimar soluciones creadas desde la perspectiva de los grupos dominantes.

 

Es necesario analizar nuestras limitaciones, para delinear nuevas metas, para avanzar y construir nuevos espacios para la formación de los recursos de salud, para recrear el conocimiento, para despertar la conciencia que nos hará mañana libres y que permitirá que florezca el amor, la ciencia y la sabiduría,

 

Si realmente queremos mejorar la salud de los niños, niñas, hombres, mujeres, ancianas, ancianos,  si estamos interesados no sólo en la supervivencia sino en el bienestar físico, mental, social de toda la población necesitamos repensar en las soluciones, evaluar con sentido crítico todos aquellos "paquetes de salud" que reiteradamente han sido impuestos y cuyos resultados han sido limitados.

 

¿Qué deberíamos hacer los profesionales, que deberían hacer los responsables de la salud colectiva, que deberían hacer los organismos internacionales ?

 

¿Es justo continuar con los vientos conservadores que buscan la implementación de ciertas medidas selectivas y aisladas que fácilmente consiguen el apoyo, auspicio y recursos de gobiernos poderosos y de otras instituciones ?

 

Si aceptamos esta opción, en la práctica estaremos reconociendo la necesidad de politicas de ajuste estructural, socialmente criminales, estaremos aceptando la inequidad y la pobreza como hechos inalterables de la vida. Si aceptamos que el incremento de las condiciones globales de inequidad y pobreza no pueden ser corregidas, estaremos también afirmando que la salud para todos y todas no puede ser una realidad.

 

Mientras cada día nos vayamos convenciendo que la dignidad de la vida humana no estaba prevista en el plan de globalización, que este sistema está basado en una filosofía antihumana y represiva, con una proyección criminal que ha decretado  pobreza, enfermedad y muerte.

 

Sentiremos vergüenza por cada ser humano excluido de la comida, de la salud, de la justicia,  consideraremos que es un crimen que hayan niños en la calle, y que es una falacia hablar de equidad en salud en una sociedad donde predomina la desesperación y la incertidumbre.  

 

Entonces, nos uniremos todos en una batalla difícil pero hermosa por una estrategia amplia, integral, que rescate el poder de los pueblos en beneficio de su propia salud y bienestar.

 

 

 

 

CAPITULO II
EL DERECHO A LA SALUD EN LA GLOBALIZACION

 

 

2.1 EL INFIERNO NEOLIBERAL

 

“En aquellos tiempos, dice una antigua leyenda china, un discípulo preguntó al vidente"

 Maestro, ¿Cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno?

Y el vidente respondió: Es muy pequeña, sin embargo de grandes consecuencias.

Vi un gran monte de arroz cocido y preparado como alimento. En su derredor había muchos hombres hambrientos casi a punto de morir. No podían aproximarse pero tenían en sus manos largos palillos de dos y tres metros de longitud. Es verdad que llegaban a coger el arroz pero no conseguían llevarlo a la boca porque los palillos que tenían en sus manos eran muy largos. De este modo, hambrientos y moribundos, juntos pero solitarios, permanecían padeciendo una hambre eterna delante de una abundancia inagotable. Y eso era el infierno"

Allí privatizar lo solidario, mercantilizar la vida, la salud, la educación, la dignidad, la esperanza, era la meta. Separar los exiguos gastos focalizados en paquetes mínimos para grupos de extrema miseria, para los mas pobres de los pobres, mientras se hacían los esfuerzos máximos para facilitar y financiar los grandes negocios. Perseguir a los más puros, a los más nobles, a todos aquellos que se atrevan a cuestionar a los corruptos, destruir la esperanza por cualquier medio, sembrar la confusión, engañar utilizando los grandes medios.    Aplicar recetas socialmente criminales, prescribir remedios llenos de veneno para los pueblos y los pobres, acabar con el amor y la solidaridad, eran el pan de cada día.

Y eso era el infierno neoliberal, el capitalismo perverso, cuya ofensiva y agresión ha logrado romper a las organizaciones políticas de los pueblos, y  ha logrado sobre todo el silencio social de esos pueblos. Pueblos que no solo han aceptado la imposición sino que en muchos casos aún eligen a sus propios verdugos.

“Pero vimos otro monte de arroz cocido y preparado como alimento. Alrededor de él había muchos hombres hambrientos pero llenos de vitalidad. No podían aproximarse al monte pero tenían en sus manos largos palillos de dos y tres metros de longitud " 

“Llegaban a coger el arroz pero no conseguían llevarlo a la propia boca porque los palillos que tenían en sus manos eran muy largos. Pero con sus largos palillos en vez de llevarlos a la propia boca se servían unos a otros el arroz. Y así acallaban su hambre insaciable en una gran comunión fraterna, juntos y solidarios, gozando a manos llenas de los hombres y de las cosas, en casa de Tao. Y eso era el cielo" *

Allí los pensamientos eran generosos, por eso necesariamente producían alegría, porque cada vez que una mente generosa habla o actúa irradia también vida y alegría. Los pensamientos egoístas, la amargura, solo causan tristeza.

En ese país, en esa sociedad, se puso como meta, no perder ni una sola vida, ni una sola inteligencia, que nadie quedara sin atención medica, que nadie se acostara con el estomago vació, que cada niño y niña de cualquier lugar de la patria, de los andes, del oriente, de cerca del mar o cerca del cielo, tenga garantizada su escuela, sus vacunas, su asistencia médica sistemática, tenga asegurado un litro de leche, y mucho amor en la palabra y en los hechos.

En ese país la diversidad era la expresión de la unidad, lo diferente de lo común, la fraternidad y la solidaridad de lo cotidiano, la universalidad, la eficacia y la calidad de los servicios eran la expresión del verdadero respeto a los derechos humanos. Eso era el cielo.

La tuberculosis, la rabia, el cólera, la malaria, la diarrea, la desnutrición, el hambre y la miseria pasaron a la historia, su dignidad estaba ante todo y por todo. El médico, la enfermera era el encargado de vigilar, cultivar y defender la vida, la dignidad y la salud.

El Estado garantizaba la superación científica, social y humana de los profesionales de la salud. Los médicos no sufrían el agobio de los bajos salarios, no se veían obligados a tomar varios trabajos para subsistir, consecuentemente no abandonaban el rigor del estudio y la dedicación a la investigación y a la producción científica. En ese país, sus autoridades estaban plenamente concientes que la inestabilidad económica afecta la dignidad y la calidad científica.

Y ese era también el cielo. Y ese es el país en el que todos soñamos, cuando miramos lo humano en su dimensión más amplia, que supera la visión del hombre y la mujer en el ámbito puramente biológico para introducirse en la profundidad del espíritu, de las emociones, de los sentimientos, del alma, de la vida misma.

Y es que el cuerpo nunca enferma solo, las inequidades e injusticias no solo enferman el cuerpo sino también el alma, el espíritu, la fuerza, la energía vital innata.

NEOLIBERALISMO Y VALORES

Reflexiones y enseñanzas del Subcomandante Marcos 

 

En el neoliberalismo, "la historia se convierte en estorbo por lo que representa de memoria, se promueven los postgrados en olvido y la minuciosa estadística de las trivialidades del Poder son objeto de estudio y de grandes disertaciones"

El Poder convierte a la historia en una historieta, sus científicos sociales construyen apologías ridículas. Desde luego con un andamiaje teórico tan complejo que consiguen disfrazar la estupidez y el servilismo de inteligencia y objetividad.

En el Ecuador los neoliberales han conseguido disfrazar el servilismo de objetividad; la injusticia social de solidaridad; la derrota de los valores de moralidad; la traición a los principios de “consecuencia con el país”.

 En el neoliberalismo, los poderosos son los héroes porque son los poderosos, y los villanos son los desechables, los pobres, los trabajadores, los ancianos, los niños, los marginales. Los desechables son especial y esencialmente los rebeldes, los insurgentes, los que resisten, los que luchan, los que sueñan.

Para los neoliberales todo es mercancía, todo es contable, solo sirve lo que tiene precio, lo que se vende y se compra, lo que está disponible en el mercado. La dignidad no existe, no tiene sentido, porque no tiene precio. Se prefieren sobre todo aquellos individuos que registran una hoja electrónica que contenga índices respetables de ganancia.

Para los neoliberales todo está previsto. Lo malo es malo pero solo para resaltar el poder del bueno. Para los neoliberales pesa el dinero, la ganancia, para los hombres y las mujeres libres, la dignidad.

Para los neoliberales todo es mercancía, la salud no escapa de ella. La dignidad desaparece porque ya el dinero se encargará de comprarla y convertirla en mercancía que circule según las leyes del mercado. La dignidad continua escapando a las leyes del mercado y empieza a tener peso y valor en el lugar que importa, es decir en el corazón...

A pesar de todo, hay hombres y mujeres soñando, que celebran y están dispuestos a continuar luchando por la salud para todos y todas. Entonces no hay razón  para debilitar el ánimo,  para perder la esperanza, para perder la alegría de luchar hasta vencer...

 

 

2.3 LA SALUD: ¿DERECHO  O  PRIVILEGIO?

Vivimos una época de grandes desafíos y contradicciones, de valores y contravalores, de ilusiones y frustraciones. Los valores humanos tales como la verdad, la lealtad, la firmeza, parecen sucumbir frente a la arremetida neoliberal, nos quieren convencer por todos los medios que la solidaridad ha muerto, que el individualismo y la sociedad del lucro han triunfado hasta el fin de los fines. Somos parte de una nueva era de los derechos humanos,  la concepción sobre la salud, la nutrición y el desarrollo necesitan cambiar con urgencia. Frente a los impactos de la globalización que crea y acelera la pobreza, la inequidad, el desempleo, la marginalidad, la exclusión, la alineación, la degradación ambiental, la explotación, la corrupción, la violencia y el conflicto es fundamental una reacción generalizada, solidaria, basada en los derechos humanos.

Una estrategia basada en los derechos requiere partir de un consenso preliminar que considere que el desarrollo para ser sustentable debe basarse en la equidad. Hasta el momento, los derechos humanos se han convertido en tema publicitario por lo que se requiere identificar acciones más concretas.

 

A causa de los efectos fatales de la globalización como el último estadio del desarrollo capitalista, un gobierno más humano en todo el mundo, necesitamos ahora más que nunca. Cuánto de su presupuesto general un gobierno asigna para salud, alimentación, educación, reducción de la pobreza,  es un aspecto  sustancial para los  Derechos Humanos. Deberíamos también tomar en consideración cómo se distribuye el presupuesto entre los distintos grupos. Los gobiernos violan los derechos humanos cuando no ofrecen adecuados servicios a ciertos segmentos de la sociedad. ¿Si se privatizan por ejemplo los servicios de salud, es responsabilidad del gobierno asegurar la provisión y acceso igualitario a toda la población?

 

¿Es una visión teórica? ¿Necesitamos convertir estos conceptos en programas de trabajo, los reclamos de los pueblos en derechos integrados a un modelo de perfeccionamiento? ¿Los derechos humanos significan el derecho a demandar una serie de cosas? ¿El acceso económico y físico a los servicios básicos debe estar igualmente garantizado en especial para las niñas, las mujeres, los ancianos, las minorías, y los marginados? ¿Qué pasos deberían progresivamente implementarse para que puedan cumplirse todos los derechos?

 

A continuación algunos principios que deben tomarse en consideración para el análisis:

 

  - La lucha por los derechos humanos NO es sólo la lucha por defender los legítimos e inmediatos intereses, sino que es también la lucha por la justicia universal.

  - Un derecho es un derecho sólo cuando es universal caso contrario es un privilegio.

  - Los derechos humanos han sido aceptados prácticamente por todos los estados,  como principios universales e irrenunciables. No hace falta más discusiones. Los derechos humanos son obligatorios no opcionales para los Estados. Requieren por lo tanto, que los gobiernos tomen pasos activos y efectivos en esta dirección. Por eso, los derechos humanos comienzan por casa.

  - Los derechos humanos no necesitan priorizarse, no así las acciones para poner fin a sus violaciones.

   - Los derechos humanos están íntimamente vinculados con la justicia social. Para ser efectivos requieren de la adopción de políticas apropiadas y legislación a nivel nacional e internacional.

  - La carencia de derechos humanos significa múltiples negaciones. Toda necesidad básica insatisfecha representa una violación de los derechos.

   -Hay una gran diferencia entre tener las necesidades básicas y tener los derechos humanos. Estos últimos pueden ser reclamados. El sector salud y otros sectores sociales frecuentemente son dejados para enfrentar con los abusos de los derechos humanos.

   - La feminización de la pobreza es una violación de los derechos de las mujeres. Es el tiempo para llamar estas realidades con su propio nombre: violación de los derechos humanos. Una nueva legislación de los derechos humanos debe incorporar una perspectiva de género.

   - La política de todas las políticas no es nada más que la habilidad para resolver una y otra vez los conflictos de interés:

  - El lenguaje de los derechos humanos levanta el compromiso social. Políticamente es un lenguaje poderoso. A medida que nuestro compromiso social avanza, también se incrementa nuestro nivel de compromiso político.

 

Por supuesto que surge una pregunta: ¿tenemos la fuerza y la decisión política para usar efectivamente los derechos humanos como nuestra nueva arma contra la violación global del derecho al DESARROLLO!

 

 

2.3 GLOBALIZACION, TABAQUISMO Y POBREZA

¡Millones de personas están muriendo ¿Dónde está la atrocidad?  

Según la Organización Mundial de la Salud,  el consumo de tabaco es la causa de una epidemia de enfermedades del corazón y de cáncer en los países pobres. Actualmente, el tabaco mata a 4 millones de personas cada año,  pero esta cifra aumentará a 10 millones en el año 2030. Además de la muerte prematura, los fumadores sufren una degradación progresiva de su salud debida al tabaquismo. Pocas naciones, todavía, han encarado acciones concretas para detener esta epidemia. En parte, debido al poder político y económico de las compañías tabacaleras multinacionales que intentado definir al control del tabaquismo como un  problema exclusivo de los países de elevados recursos para proteger, así, sus enormes beneficios provenientes del mundo en desarrollo.

Las tácticas agresivas de comercialización  de las compañías tabacaleras multinacionales han contribuido, enormemente, a aumentar el consumo de tabaco en los países en vías de desarrollo, especialmente, entre las mujeres. Estas empresas utilizan su enorme poder financiero y político para influir en los gobiernos y promover sus productos en cada rincón  del globo.

 EL TABAQUISMO

No es un asunto del “primer mundo, como generalmente se piensa, por el contrario  es un problema serio con  tendencia a crecer en los países del tercer  mundo.

Es mas frecuente entre los hombres de los conglomerados sociales bajos. Puesto que los grupos más pobres fuman más, puede esperarse también que sufran más enfermedades ligadas al tabaquismo (1).

Un estudio del Banco Mundial, realizado en los países de la ex Unión Soviética demuestra que la elevada mortalidad de los pobres y adultos con baja escolaridad está vinculada al tabaquismo.

 ¿Una industria hipócrita?

La industria del tabaco se ha vuelto una industria paria. Por décadas ha negado la verdad de los efectos nocivos de la adicción para proteger sus ganancias. Sin embargo, mientras ésta ha sido atacada en las cortes y en los parlamentos de varios países, la mayoría de ellos han sido incapaces de restringirla con una legislación y litigación eficaces. De hecho, muchos países continúan ofreciendo una disminución de impuestos y otros “incentivos” a la industria.

Trabajo...  pero, ¿a qué precio?

La industria tabacalera crea algunos puestos de trabajo pero aquellos que se ofrecen en los países en vías de desarrollo son, comúnmente, peligrosos y mal pagados. A menudo se expone a los trabajadores de los cultivos de tabaco  a pesticidas peligrosos y/o a otras sustancias químicas. Los pequeños productores están frecuentemente sometidos a un régimen abusivo de endeudamiento impuesto por las empresas, cuyos esquemas de préstamos, para ayudar a los productores a cultivarlo, contrastan con los bajos precios ofrecidos por el mismo. En varios países la industria del tabaco explota a los pobres,   empleando a niños y pagando salarios de hambre.

Miedo por la pérdida de los puestos de trabajo

El impacto económico que la reducción de las ventas de tabaco podría causar sobre las condiciones de vida de los cultivadores de tabaco causa entre éstos mucha ansiedad. Las tabacaleras sacan esta carta cada vez que creen que sus intereses podrían estar amenazados. Escuchamos que muchos miles de personas dependen de la industria del tabaco.

Muy pocos países están fuertemente ligados a la producción del tabaco, las mayores excepciones son Zimbabwe y Malawi. Estos dos países potencialmente tienen mucho que perder en caso de una drástica reducción de la demanda de tabaco.

 

Sin embargo, Zimbabwe y  Malawi, y otras regiones que cultivan tabaco no son las únicas. Muchos otros países  basan o han basado su economía solamente en un producto. 

Ejemplos son: Zambia (cobre), Ghana (café y te),  muchos países del Medio Oriente y Venezuela (Petróleo), Sur Africa (oro), etc. Estas economías están sujetas a las variaciones del mercado del que dependen (2).

Diversificando sus economías dependientes de un solo producto, podrían reducir los riesgos. A veces la diversificación puede producirse “voluntariamente”,  a través de la diversificación  auspiciadas por el gobierno,

La diversificación de las economías en la mayoría de los casos ha sido forzada a causa de una crisis o persistente declinación en el mercado del bien del cual han estado dependiendo.

Los cambios en los patrones de consumo y demanda han tenido un significativo impacto sobre ciertos sectores de la economía. Frecuentemente, está asociado con cierto dolor para alguna gente.| A inicios del siglo XX, a los que se dedicaban a la crianza de caballos no les gustó para nada los carros, porque les arruinaban sus negocios. Los aviones reemplazaron el transporte marítimo. El uso de las computadores dejó sin empleo a mucha gente. Los cambios tecnológicos y en los patrones de consumo produjeron lo que  Joseph Schumpeter llamó “destrucción creativa”.

En el caso del tabaco, sin embargo, a pesar de los esfuerzos de los grupos que luchan  por su control, este no va a desaparecer de la noche a la mañana. Los países, y las personas tienen tiempo para reaccionar y diversificar su economía.

En virtud del crecimiento de la población mundial, la industria del tabaco no declinará lo suficientemente rápido como para que los obreros pierdan sus puestos de trabajo. Aún si el consumo del cigarrillo disminuye, los cambios en los gastos generará nuevos trabajos, generalmente en número mayor que los que fueron generados por el tabaco, en virtud de que los otros productos requieren mayor intensidad laboral para su elaboración (3). A medida que ocurre el cambio en el consumo, aquellos que van dejando sus puestos de trabajo en la industria del tabaco en las próximas décadas, encontrarán trabajos mas seguros y mejor remunerados. 

Al respecto, cabe señalar las siguientes aclaraciones:

1.      Las compañías transnacionales están incrementando su control sobre el mercado del tabaco. La manufactura de los cigarrillos extranjeros es altamente mecanizado, empleando cada vez menos personas  a pesar de que el consumo aumente.

2.      Los cultivadores del tabaco frecuentemente están sometidos a un ciclo de endeudamiento, recurriendo a nuevos préstamos para pagar los préstamos anteriores, tratando de superar las malas cosechas o los bajos preciso (1).

3.      Los empleados de las fábricas de cigarrillos o aquellos que venden en las calles frecuentemente reciben salarios de hambre. Muy lejos de enriquecerse con su trabajo, muchos de esos trabajadores enfrentan la pobreza, el analfabetismo, y la insalubridad. .

4.      Cada día va desapareciendo y de manera rápida, el mito de que el control global del tabaquismo causará la pérdida de puestos de trabajo o agudizará la pobreza. Contrariamente, muchas organizaciones consideran que aumentarán las oportunidades de trabajo, se reducirá la pobreza, así como también la protección del ambiente.

Dr Prakash Gupta del Comité de Acción contra el Tabaquismo de India, dice:" Aun en los países donde existe un control rigurosos del tabaquismo, tal es el caso de Tailandia, el uso del tabaco no ha descendido mas del 1 por ciento al año. Con el incremento de la población en la mayoría de países en mas del uno por ciento al año, ningún trabajador de una empresa tabacalera u otra por el control del tabaquismo en nuestra vida. A medida que los patrones de consumo cambien del tabaco hacia otros productos, se crearán nuevos trabajos en otros sectores”(4).

Tania Amir, una abogada de la Alianza Antitabaquismo de Bangladesh, dice  “ un reciente estudio demostró que si el tabaco no fuera consumido más en Bangladesh, existiría un incremento neto del empleo de casi el 19 por ciento, a causa del dinero ahorrado y gastado en otros bienes. ¿ Qué más? 10.5 millones de personas no sufrirían de hambre, 350 niños menores de cinco años no morirían cada día, si las familias pobres logran liberarse del tabaquismo y utilizar esos recursos para comprar quizá leche, y otros alimentos para sus hijos. El tabaquismo no es solo un problema de salud sino un problema de desarrollo “ (5)

“El tabaco es una de las causas mayores de deforestación y con la deforestación viene la pérdida de la biodiversidad, la erosión del suelo y la pérdida de la fertilidad del suelo. Estudios recientes han concluido que 1.7 por ciento de la deforestación global es causada por la producción de tabaco con los porcentajes elevándose hasta un promedio de 4.6% en los países con plantaciones.

Los pesticidas utilizados en la producción de tabaco son también una amenaza para la salud, algunos causan problemas dérmicos, y mayor riesgo de desarrollar cáncer. La convención proporciona la oportunidad para debatir estos asuntos ambientales. Para estar sanos necesitamos un ambiente saludable” (6).

TABAQUISMO Y POBREZA

La contribución del tabaquismo a la enfermedad y la muerte es bien conocido. Sin embargo, poca atención se ha dado a la manera como el tabaquismo incrementa la pobreza. Para los pobres, el gasto diario en cigarrillos representa un drenaje diario de los escasos recursos de la familia. En muchos países, precisamente son los pobres los que mas fuman. En Bangladesh, las tasas de fumadores entre los pobres es dos veces  mas alto que los grupos sociales altos.

El cigarrillo beneficia a los ricos NO a los pobres.

El rico más rico y el pobre más pobre.

Actualmente, el 80%, aproximadamente, de los fumadores del mundo viven en los países en vías de desarrollo donde las tasas de tabaquismo han aumentado dramáticamente en las décadas pasadas. Todavía  el hombre pobre puede malgastar su  dinero en la compra de productos derivados del tabaco. Gran parte de esta industria  está en manos de las multinacionales, por lo que los beneficios fluyen desde los países pobres hacia los ricos. Además, los primeros están menos capacitados para afrontar los gastos, médicos y de otro tipo, atribuibles a este consumo.

A medida que el tabaquismo disminuye en el occidente, aumenta en los países subdesarrollados. Al menos que se tomen medidas para reducir las tasas de tabaquismo, se estima que en el año 2025, las muertes por tabaco ascenderán a 10 millones por año, 7 millones de esas muertes ocurrirán en los países subdesarrollados.

Los principales beneficiarios del comercio de los cigarrillos no son precisamente los agricultores o los trabajadores de las fábricas de los países pobres sino los negociantes de los países ricos quienes se llevan las ganancias y dejan detrás las enfermedades para los pobres.

En muchos países más dinero se gasta en la importación que lo que se gana en la exportación, causando la pérdida de millones de dólares anualmente. Los gobiernos pueden también utilizar su pobre presupuesto de la salud para tratar las enfermedades causados por el tabaco.

Alimentos versus cigarrillo

En el caso de los más pobres, en los que la falta de alimentos es un enorme problema, y donde un significativa suma de dinero del ingreso tiene que ser dedicada a la compra de alimentos y cigarrillos, la forma de gastar puede establecer la diferencia entre una dieta adecuada y la malnutrición. Mientras el tabaco es requerido como una necesidad básica, los alimentos para uno mismo y para los niños puede convertirse en un lujo.

Tanto en el área urbana como en la zona rural de Bangladesh, los gastos per cápita en cigarrillos es mas alto que el correspondiente a leche. Un fumador promedio de Bangladesh gasta en cigarrillos cada día, una cantidad suficiente para comprar casi 3000 calorías de arroz. Los investigadores estiman que en Bangladesh 10.5 millones de personas están padeciendo hambre y 350 niños están muriendo cada día debido al uso del dinero en cigarrillos en vez de comprar comida (7).

La comparación del precio de varios tipos de cigarrillos con el costo de ciertos alimentos es ilustrativa. A qué tipo de alimentos podría una familia tener acceso si el principal sostén de la familia dejaría de comprar un paquete diario de un cigarrillo bien publicitado? Cuando las transnacionales del tabaco promueven cigarrillos de alto costo en los países pobres, donde son principalmente los pobres quienes fuman, los resultados son obvios. Alimentos nutritivos tales como: leche, huevos y carne son considerados alimentos de lujo para los pobres, mientras el tabaco es considerado una necesidad diaria.

En muchos países pobres, los hombres manejan los ingresos y tienen prioridad en el acceso a la comida disponible en la familia. En estos casos, cuando los hombres gastan su dinero en tabaco, ellos pueden continuar comiendo adecuadamente. Como resultado, es más probable que sus esposas e hijos sufran hambre.

Aunque no todo el dinero ahorrado por la gente a través de parar de fumar podría necesariamente podría ser utilizado para satisfacer las necesidades básicas. Es cierto que el dinero que actualmente emplean en cigarrillos no está yendo a ser utilizado en las necesidades esenciales. Sin embargo, si solo una parte de los ahorros se destina a las necesidades fundamentales, la ganancia neta sería tremenda

En Vietnam, las estadísticas nacionales muestran que el gasto anual por hogar en la compara de cigarrillos es 1.7 veces mas alto que lo que se gasta en educación, y 1.5 veces mas alta que lo empleado en salud (8). En los países pobres aún un pequeño incremento en el presupuesto para la educación y para la salud tendría un tremendo impacto en el bienestar de los niños. En vez del dinero desperdiciado en un producto adictivo y mortal. Para aquellos que enferman o mueren tempranamente a consecuencia de las enfermedades asociadas al tabaquismo, hay otros costos relacionados con los cuidados médicos y el empobrecimiento de los miembros de la familia si muere el sostén de la familia.

Las soluciones

La propaganda y los bajos impuestos estimulan a la gente a gastar mas dinero en tabaco mas que alimentos u otras necesidades básicas. La eliminación de todas las formas de propaganda y  el incremento de los impuestos sobre el consumo del tabaco, podrían disminuir este despilfarro contra la salud y la vida.

¡Bajos impuestos!

Muchas personas manifiestan su preocupación  acerca de los impuestos que afectarían a los pobres que fuman con mayor frecuencia y tienen menos capacidad de afrontar esta situación.

Pero se podría igualmente plantear el argumento opuesto. Mientras se mantienen bajos los precios del cigarrillo mas gente pobre fuma, y así desperdicia mas de su dinero. En Bangladesh, los precios han permanecido bajos durante varios años, pero el consumo per capita ha aumentado (7).  Mientras el incremento de los impuestos podría afectar algunos individuos pobres que no pueden dejar de fumar, en muchas ocasiones esta situación es aliviada por la existencias de otros cigarrillos de mas bajo costo. En virtud de que estos son promocionados en forma muy limitada, son desagradables, pueden ser una fuente para los adictos pero no para los que aún no han iniciado su consumo.

Los efectos negativos pueden orientarse a través de programa para ayudar a los pobres a suspender el cigarrillo o para subsidiar un alimento de consumo básico.

En Tailandia, el gobierno estableció un fondo para promoción de la salud con los ingresos generados por los impuestos al cigarrillo y al alcohol.

Los elevados impuestos son altamente efectivos en la reducción de la prevalencia del tabaquismo. Incentivan a los fumadores a dejar de fumar y previene a los jóvenes a iniciar su consumo. También reduce el número de los fumadores reincidentes y reduce el consumo entre los fumadores empedernidos ( “Curbing the Epidemi” World Bank, 2000)

FINANCIANDO LA PROMOCION DE LA SALUD

No cabe duda que la inversión que se realice en la promoción de la salud y en la prevención de la enfermedad representa la estrategia mas efectiva para mejorar la salud de la población mundial. Encontrar el dinero para financiar los programas de promoción de la salud es frecuentemente un problema (10-11-12)

El establecimiento de impuestos a los productos que mas daño y enfermedad causan, constituye un modelo que podría ser utilizado para promover la salud. El impuesto que es ampliamente apoyado por al población, tiene muchos efectos positivos para la salud. El incremento de los precios de los cigarrillos produce pérdida del interés especialmente entre los jóvenes (13)

Adicionalmente, los ingresos por concepto de recaudación del impuesto pueden ser utilizados para mejorar la salud especialmente para las actividades y programas de control del tabaquismo. Un impuesto a los cigarrillos, utilizado para la promoción de la salud envía un mensaje simbólico a las compañías tabacaleras.

EL FUTURO DEPENDE DE NOSOTROS

1. Una extensión del presente: la lucha contra el tabaco continua..

Si continuamos básicamente haciendo lo mismo, el número de fumadores en el mundo se incrementará de 1.2 billones a 1.64 billones para el año 2025. Hay un peligro de que aumenten las diferencias entre los países que tienen y los que no tienen compromiso con el establecimiento de prácticas vigorosas de prevención y de promoción de la salud (14-15).

Las naciones de "transición" tendrán un estado alarmante de deterioro de la salud ,inevitable epidemia de cáncer, enfermedad cardiovascular, obesidad, accidentes industriales y  de tránsito. Tendrán que luchar contra los intereses profundamente enraizados de las tabacaleras que manipulan sus gobiernos, los medios y la opinión pública. Estos países tendrán que luchar contra un terrible error cual es no haber aprovechado los inicios del siglo 21 para construir barreras significativas contra el tabaco

2. Lo peor….triunfo del tabaco

Si la industria del tabaco continua su expansión en los países pobres, si sus ganancias continúan incrementándose, si la lucha es abandonada, si los gobiernos son convencidos de que los acuerdos voluntarios son una buena idea, si el activismo retrocede, las consecuencias futuras para la salud ni siquiera se pueden imaginar (15).

 3. Lo mejor: ……cuando el consumo del tabaco sea historia

Las naciones de la “postransición” tendrán fuertes programas de educación en salud, políticas extremadamente restrictivas para el consumo del tabaco, así como promoción activa, amplia y vigorosa  a la actividad médica, y para el consumo de una dieta sana. 

 El éxito dependerá de la aplicación y adopción de las siguientes medidas:

 GLOBALMENTE:

         1. Un movimiento poderoso y la adopción de medidas fuertes de control asumidas por todos los estados miembros de la OMS. (China y Japón tienen sus inconvenientes)

2.      Un consenso global acerca del costo eficacia de la promoción de salud y la prevención del tabaquismo centrada en el control del tabaquismo.

 

3.      Diversificación de las economías altamente dependientes del tabaco. 

 4. Usos alternativos, comercialmente rentables del tabaco. Producción de vacunas, y  otros productos médicos beneficiosos.

5- Investigación: vacunas para bloquear los receptores de nicotina.

6- Ampliación del uso de terapias para superar la adicción a la nicotina.

7-     Tratamiento para los problemas ligados al tabaquismo.

8-     La comercialización del tabaco llega a ser un producto predominantemente prohibido en muchos mercados.

9-     El control del tabaco se amplía con la participación de los movimientos ambientalistas, derechos humanos, género, proyectos locales de salud, etc.

 

NACIONALMENTE

 

1. Financiamiento de los programas de control y promoción de la salud  por parte del gobierno.

 

2. Regulación completa del funcionamiento de las tabacaleras, con licencia de la nicotina como una droga adictiva, estrictas regulaciones para la promoción y venta a través de las agencias gubernamentales. Especialmente:

:

a. Ingredientes: elaboración de productos cada vez menos adictivos, obligatoriamente. Los niveles de alquitrán deben ser menores de 10mg en todo el mundo.

 

b. Etiquetas: las cajetillas de cigarrillos deberán ser en colores planos blanco y negro, deberán contener únicamente el nombre, los niveles de nicotina y alquitrán,  explicando  los peligros para la salud. 

 

c. Todas las propagandas serán eliminadas completamente de todos los países del mundo.

 

d. Los precios serán regulados. “Duty free” tendrán que desaparecer.

 

3. Las áreas libres de tabaco serán la norma.

 

4. La educación para la salud será desarrollada en todos las países.

 

5. Incentivos para dejar de fumar incluyendo premios monetarios y menores precios de  seguros.

 

6. Las escuelas de medicina incorporarán sistemáticamente los asuntos del tabaquismo en el currículo y los profesionales de la salud serán competentes y efectivos en aconsejar a sus pacientes a dejar de fumar.

 

7. Especial atención se deberá dar a la epidemia emergente entre las mujeres particularmente entre los países pobres. Si esto es omitido, habrán mayores consecuencias sobre la salud, los ingresos, el feto, y la familia

 

Notas Bibliográficas:

 

1.     1. Belinda Hughes, Coordinator Framework Convention Alliance. Web: www.fctc.org

 2.John Kapito, “Tobacco Farming And Public Health In Developing Countries -The Case Of Malawi,” 2001.

 3.Tobacco Control and the FCTC in Developing Countries: Millions Dying but Where is the Outrage?

3.      4. The second round of intergovernmental negotiations on the FCTC ("INB2"), between member governments of the World Health Assembly, is being held in Geneva from 28 April to 5 May 2001. It is being hosted by WHO. For more information see WHO website at www.who.int  

 4.     5. Work for a Better Bangladesh and PATH Canada, 'Hungry for Tobacco - an analysis of the economic impact of tobacco on the poor in Bangladesh', July 2000

67. 6. Helmut Geist, 'Global assessment of deforestation related to tobacco farming', Tobacco Control, 1999; vol 8. Contact: Vince Willmore, (tel.) Geneva 809 1870 or 809 1871; (mobile) 44 7866 463289 . Organized by the Framework Convention Alliance of NGOs

 7.Debra Efroymson and Saifuddin Ahmed, Hungry for Tobacco:  an analysis of the impact of tobacco on the poor in Bangladesh.  Dhaka:  July 2000.

 8.Hoang Van Kinh and Sarah Bales. “Tobacco Consumption Pattern - An Analysis Using Viet Nam National Living Standard Survey data”.  Vietnam:  1999.

 9. World Bank, Curbing the Epidemic:  Governments and the Economics of Tobacco Control, 1999.

 10.The Fight Against Big Tobacco: Domestic Battles, Global Implications By Robert Weiss. http://www.corpwatch.org/issues/tobacco/featured/2001/rweissmanc.html

 11.Bush Administration Tobacco Industry TieBy Robert Weissman, Special to CorpWatch, April 2001

       http://www.corpwatch.org/issues/tobacco/featured/2001/rweissmanb.html

 12.Tobacco and Poverty By Mary Assunta http://www.fctc.org/assunta2.shtml

 13.World Bank on Tobacco

http://www1.worldbank.org/tobacco/

14    he tobacco epidemic: some future scenarios Development Bulletin, No 54, March 2001:19-22 . Dr Judith Mackay, Asian Consultancy on Tobacco Control

15 Future Scenarios Plenary: Tobacco Control 2015: Where, Why and With What Outcomes? 11th World Conference on Tobacco or Health, Chicago, USA, 8  August 2000. Facilitator:  Clement Bezold, President, Institute for Alternative Futures; Panelists: Professor Simon Chapman, Yussuf Saloojee, Judith Wilkenfeld. In discussion with Ross Hammond, with Greg Connolly, Stan Glantz, Kathy Harty, Matt Myers, Mike Pertschuk, and Zarihah Zain.

 16. Koplan J. Global trends in health and health care. Paper presented at "Healthcare - the next millennium", 12 March 1997, London. [Profile:

 17 Prof. Judith Mackay runs the Asian Consultancy on Tobacco Control (ACTC), a non-profit, non-governmental regional organization based in Hong Kong]

 

 

2.4 FUMANDO BAJO EL GATILLO

Evidencia del Impacto Negativo de la Globalización sobre la Salud

 

El impacto de la globalización económica en el bienestar de la humanidad ha sido ampliamente debatido. Aquellos que exaltan los beneficios de la globalización –y aun quienes están tratando objetivamente de comprender sus pro y contra, frecuentemente se quejan de que hay mucha vehemencia en la protesta contra la globalización, aunque lleno de ruido y furia, es retórica y carece de evidencia inequívoca. Desafortunadamente, este ha sido el caso. (Yo también he sido culpable de esto).

 

Sin embargo, hay un número importante de ejemplos claros en los que el impacto dañino de las políticas económicas sobre la salud son irrefutables. Uno de los ejemplos mas significativos...-donde se “fuma bajo un gatillo” es trágicamente evidente – es el impacto mortal y global de la industria del tabaco. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, fumar cigarrillos está rápidamente convirtiéndose en uno de los problemas mas grandes de todos los tiempos.

 

Mientras el consumo de cigarrillos en los Estados Unidos y en Europa ha disminuido a causa de los programas masivos de educación, en el resto del mundo se observa un incremento. Esto es especialmente cierto en los países subdesarrollados y en Europa del Este, donde las compañías multinacionales han intensificado su propaganda.

 

El mayor incremento de muertes a causa del tabaquismo se estima que tendrá lugar en China. Fumar no es un problema nuevo en la China. El tabaquismo se incremento drásticamente luego de la Revolución China. was a chain smoker.

 

A mediados de los 90s, el Dr. Carl Taylor que trabajaba par ala UNICEF, ayudó a la organización de un estudio nacional que mostró que el 60 por ciento de los hombres fumaban en la China. En contraste solo el 4 por ciento de las mujeres eran fumadoras.

 

La investigación fue dirigida por el ministro de salud de la China previa a la conferencia mundial sobre Tabaquismo y Salud realizada en China en 1998. Desde aquella ocasión concientes del elevado costo social y económico del tabaquismo, el Ministerio de Salud de la China ha tratado intensamente de reducir el consumo entre sus ciudadanos. Pero ha sido una batalla muy difícil.

 

El problema mas grande ha sido la poderosa presión ejercida por la industria del tabaco y el conflicto de intereses dentro del gobierno chino. Las multinacionales tabacaleras especialmente la de los Estados Unidos están centrando su atención en la China – con mas de un billón de personas-  como el mas grande y creciente de todos los mercados. Su principal foco en la búsqueda de nuevos fumadores por su puesto serán las mujeres jóvenes, así como los adolescentes de ambos sexos. Para lograr sus “presas” la industria promoverá imágenes tales como “Virginia Slims” como símbolo de las por siempre jóvenes, mujeres, liberadas, sensuales, modernas. Con un marketing seductivo, la industria está segura de que cautivará a millones de mujeres y jóvenes.  

 

Por supuesto que las compañías están completamente seguras de que esto significará para millones de mujeres: una sentencia de muerte. Sin embargo, negocio es negocio y las empresas están hambrientas de ganancia. Puesto que el dinero habla ( y compra votos), las leyes internacionales están de lado de los gigantes de las finanzas .

 

El Ministro de Salud de China ha realizado esfuerzos para derrotar esta tendencia letal. Recientemente se prohibió fumar en lugares públicos. (Estas reglas tienen que ser fortalecidas). El Ministro quiere también eliminar tanto la importación como la propaganda de cigarrillos extranjeros. Pero a causa del mercado global, tales regulaciones no pueden ser aprobadas. 

 

Un factor que complica la situación es el plan de China de llegar a ser miembro de la OMC. Para sustentar su crecimiento, el gobierno considera imperativo ser miembro de la OMC. Pero para ello, la China está obligada a cumplir las leyes de la liberalización del mercado impuestas por la OMC. Estas incluyen: desregulación de la importación y propaganda del tabaco.

 

Pronto Marlboro, Winston, Benson, Hedges, y  otras gigantes transnacionales bombardearán China con sus carcinógenos y sustancias adictivas, promoviendo su consumo con multimillonarias propagandas.

Otra complicación es que muchos economistas chinos se oponen a la disminución del consumo de tabaco. Este sucede porque en la China – como en muchos países- uno de los mas grandes rubros de ingresos es el impuesto al cigarrillo. El Ministro de Salud ha propuesto un incremento progresivo del impuesto al tabaco. Estudios en varios países han demostrado que cuando los impuestos se elevan, el consumo del tabaco disminuye.

 

Si el impuesto al tabaco se duplica en la China, el consumo podría caer a la mitad. El ingreso por este concepto permanecería similar. Claramente, un incremento en el impuesto al cigarrillo tiene sentido tanto para la economía como para la salud. Pero no desde el punto de vista de los Dioses de las Tabacaleras. Junto con otras industrias gigantes, la industria del tabaco tiene una influencia poderosa sobre los acuerdos globales del comercio. 

 

Para ingresar a la OMC, China debe reducir su impuesto al tabaco a la mitad. Esta reducción junto con la poderosa propaganda  comercial de los cigarrillos del oeste, incrementará dramáticamente el consumo del tabaco,  y sus consecuencias fatales, pero sin ningún incremento de los ingresos del gobierno.

 

Están lanzadas las cartas para un mayor desastre de la salud, el mismo que en potencia es completamente evitable. La complacencia de China con las reglas de la OMC está destinada a incrementar por decenas de millones el número de muertes asociadas al tabaco, especialmente de las mujeres. El precio que la China tiene que pagar por su integración a la economía global será el sacrificio humano masivo, comparable al Holocausto tanto en el número como en los valores perdidos. Bajo las actuales reglas de la globalización del mercado, tal sacrificio parece inevitable. La nación mas poblada del mundo está en el camino de convertirse en otro de los títeres del sistema global inigualable.

 

Y el sufrimiento humano necesario para sustentar el crecimiento de la industria del tabaco – aunque numéricamente es de  millones-  sin embargo es la punta del iceberg hacia el cual la barca humana se dirige. Esto es apenas un “pequeño fuego” comparado con el sufrimiento traído a la humanidad por el negocio mas grande del mundo, la industria de las armas. Es apenas un pequeño indicador del sismógrafo de la civilización comparado con la segunda industria mas grande, la industria petrolera. Deberíamos saber que la oposición de la industria petrolera a las regulaciones de ahorro de energía, tiene el apoyo de los líderes políticos que besan sus botas, para pretender hacernos creer que el calentamiento global no es una amenaza inminente para la vida en el futuro.

 

Al menos que toda la humanidad siga todo el camino del Imperio Romano (“Coma, duerma y cásese porque mañana puede morir “), es tiempo para colectivamente abrir nuestros ojos y trabajar juntos para un futuro saludable  para todos nosotros.

 

¿Qué necesitamos para cambiar el sistema global?

¿Puede el sufrimiento humano masivo provocado por el sistema libre mercado evitarse? Debemos esperar que sea posible. Pero debemos hacer algo no solo esperar. Para crear un futuro habitable requerimos primero reformas, y luego una transformación que limpie las básicas reglas de juego del sistema económico globalizado. Para alcanzar esos cambios se requiere un movimiento global de personas bien informadas. Como podemos ver por la invasión asesina de las industrias transnacionales del tabaco en China, nosotros vivimos e una edad en la que las “corporaciones gobiernan el mundo”. (David Kortens).

Las políticas económicas y comerciales del mundo son dictadas, frecuentemente detrás de las puertas cerradas por una elite minoritaria con enorme riqueza y poder.  Como hemos observado, el modelo de desarrollo corporativo de desarrollo económico no solo que amplía desastrosamente la brecha entre ricos y pobres sino que además deteriora la salud de millones de gentes. Es una sistema no sustentable desde el punto de vista ecológico que pone en peligro la vida en el planeta.

Para todos nosotros que estamos comprometidos con la construcción de comunidades saludables para un futuro sustentable, es mas evidente que las acciones a nivel local es esencial pero no suficiente.

El primer paso para trabajar hacia la reforma – y eventualmente transformando- los aspectos mórbidos y dañinos del sistema global del libre mercado es ayudar a mas gente, a abrir sus ojos. Mucha mas gente necesita entender como las políticas macroeconómicas afectan su vida diaria y ponen en riesgo la vida futura de nuestros niños. Ellos necesitan las habilidades analíticas para comprender cómo el poder de las corporaciones compran elecciones públicas,  manipulan procesos democráticos, y colocan el provecho por encima de los intereses de la gente y del ambiente.

El despertamiento de la conciencia de las realidades de nuestro tiempo por un número importante de gente del mundo necesitará de un enorme esfuerzo coordinado. El desafío es mucho mas grande porque  los medios (principalmente periódico y televisión) están en manos de los mismos dueños de las corporaciones gigantes: las industrias de las armas, del petróleo, de los fármacos, del alcohol, el tabaco, y otras que dictan las leyes del mercado global. Por eso es esencial que todos los sectores progresistas que trabajan a nivel local realicen un esfuerzo coordinado para despertar la conciencias sobre los obstáculos que enfrenta la humanidad y el planeta, para conformar coaliciones para el cambio a nivel macro.

En definitiva no es ya suficiente, “pensar globalmente y actuar localmente”. Para avanzar hacia un cambio por un futuro para la vida, necesitamos ahora: “pensar y actuar tanto local como globalmente”.

HERRAMIENTAS PARA EL CAMBIO: ¿COMO USTED PUEDE APOYAR?

-         La lucha por la construcción de un modelo de desarrollo más saludable, más junto y más sustentable. Para ello necesitamos ampliar el proceso de educación popular, que permita movilizar un número mayor de gente crítica.

-         La lucha ha comenzado, lo que se evidencia por la movilización y protestas organizadas en muchos lugares del mundo. Necesitamos, sin embargo, vitalizar esta lucha con información objetiva.

Síntesis y Traducción de artículo orginal de Arturo Quizhpe P. Red latinoamericana de Salud. Consejo Internacional por la Salud de los Pueblos. Sur América. Octubre, 2001

 

2.5 GLOBALIZAR LA LUCHA Y LA  SOLIDARIDAD

La integración de las economías nacionales dentro del sistema global basado en las presuntas virtudes de la privatización, los mercados "abiertos" y el libre comercio, se ha incrementado afectando todos los sectores incluyendo la salud.

Dentro del contexto de la globalización, los pueblos de los países subdesarrollados luchan en medio de una crisis prolongada y el peso de una deuda externa, inmoral e impagable.

 Los programas de ajuste estructural impuestos por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, han sido "remedios envenenados" que han producido profundas alteraciones en la salud de los pobres, especialmente de los niños y de las mujeres en los sistemas de salud y en el acceso a los servicios sociales.

Los programas de ajuste implementados por los gobiernos neoliberales han reducido el gasto social incluyendo los cuidados de salud, han provocado el incremento del número de desempleados y de los precios de los artículos de primera necesidad, han estimulado la migración y la reforma del sector salud, han impuesto tarifas a los servicios de salud, la eliminación de los programas sociales, determinando el deterioro de los indicadores de salud (diez años de retraso)

¿Quién vive, quién muere?

En todo el mundo, las probabilidades de supervivencia de los niños han mejorado sustancialmente. Con el advenimiento del nuevo milenio, un niño nacido en un país desarrollado puede mirar positivamente su futuro. Un niño tiene probabilidad de vivir hasta los 74 años y una niña hasta los 79 años de edad.

Sin embargo, en África, en América Latina, en Asia, en los países subdesarrollados, millones de niños fracasarán en su intento por llegar a ser adultos libres, sanos y productivos. Más de 130.000 niños mueren cada semana. En el Ecuador, un niño tiene 1 en 35 posibilidades de morir antes de cumplir su primer aniversario. En Gran Bretaña, 1 en 167.

Para los pobres la situación es aun mas trágica. Un niño de una de las comunidades indígenas de los andes ecuatorianos tiene uno en siete posibilidades de morir antes de cumplir su primer aniversario y la situación empeora día a día ante el silencio de un mundo que se ha acostumbrado a escuchar solo la versión de los causantes de la miseria, del dolor y de la tragedia de sus pueblos.

¿Por qué la supervivencia para los pobres es cada vez más difícil?

Porque sus gobiernos representantes de los grupos hegemónicos les han arrebatado su dignidad, su libertad, y sus recursos.  Porque el dinero de los pobres está siendo utilizado para pagar la deuda a los gobiernos e instituciones de los países ricos, en lugar de ser dedicada a satisfacer las necesidades básicas de sus pueblos. El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, y los gobiernos neoliberales están conduciendo abiertamente a nuestros pueblos hacia el abismo.

Los efectos devastadores de años de empobrecimiento y las enormes dificultades que los pobres enfrentan diariamente para satisfacer sus necesidades básicas, se expresan de manera objetiva en el microcosmos de uno cualquiera de nuestros niños. El gasto per cápita en salud en los países desarrollados supera los cuatro mil dólares, en tanto que nuestros países es tan pequeño que en algunos casos no llega a los 10 dólares.

Nuestros países invierten mas en el servicio de la deuda externa, que en educación, salud, y todo los servicios sociales juntos. Con sobrada razón se ha dicho que  "No es posible tener ambos: deuda y desarrollo. Deuda y desarrollo son incompatibles, son antiéticos".

El nuevo milenio y el renacimiento de la esperanza

Parece imposible pensar que un niño pueda morir por causas totalmente evitables. En el Tercer Mundo, la diarrea continua asesinando a los niños, por no disponer de un tratamiento simple que apenas cuesta unos centavos. Mientras las tasas de muerte por diarrea han caído en los países ricos, en el Tercer Mundo la realidad es dramáticamente diferente, a tal punto que en algunos países las tasas de mortalidad infantil está aumentado en los últimos años.

El costo del servicio de la deuda externa es parte fundamental del drama del Tercer Mundo: el pago de gigantescos intereses durante décadas, ha significado la mutilación de la educación y la salud, y ha destruido la esperanza de millones de seres humanos.

En los albores del nuevo milenio, los países ricos, el Banco Mundial, el FMI, deben decidir si es aceptable ver a un niño morir por falta de un simple tratamiento. Los gobiernos de los países del Tercer Mundo, tienen que decidir si continúan matando a sus pueblos pagando la deuda externa e imponiendo medidas de ajuste estructural para satisfacer las necesidades de los grupos poderosos. Los pueblos por nuestra parte, hemos decidido caminar y trabajar en la búsqueda por recrear la esperanza.

¿Quién ayuda a quién?

La situación es más injusta todavía si tomamos en consideración que son precisamente los países y los pueblos mas pobres del mundo los que están pagando enormes sumas de dinero a los países más ricos, al Banco Mundial y al FMI, por concepto de intereses de la deuda. Deudas acumuladas a lo largo de las últimas décadas, dinero que fue irresponsablemente solicitado e irresponsablemente prestado. "Prestamistas y deudores tienen igual culpa. Pero solo los deudores están pagando".

Las medidas de ajuste estructural, la aplicación del modelo neoliberal, en la práctica ha significado empeoramiento de las condiciones de vida de los mas pobres, limitación del gasto público, incremento del desempleo, recortes presupuestarios a la salud y la educación, privatización de los servicios sociales. 

Mientras los organismos internacionales, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, los gobiernos de los países centrales y los grupos hegemónicos continúan en su afán por demostrar las supuestas bondades de la globalización y de la privatización, los cementerios de nuestros países continúan siendo llenados con los pequeños ataúdes de los niños y niñas asesinadas por la diarrea, la malaria, la tuberculosis, y otras enfermedades evitables tan solo con unos pocos centavos de dólar por persona y por año.

¡Todavía estamos esperando!

El pago de los servicios de la deuda externa para nosotros y para todos los países del Tercer Mundo, ha significado comprometer y lesionar gravemente nuestro presente y futuro, sacrificar las necesidades básicas de los mas pobres, de los mas vulnerables, de los niños y de las mujeres.

Varias organizaciones incluyendo las Naciones Unidas han sostenido que la condonación de la deuda es necesaria ahora, no en algún punto indeterminado en el futuro. Sin embargo, es urgente pasar de las declaraciones a los compromisos coherentes con el presente y futuro de la humanidad misma.

Las medidas de reajuste y el sufrimiento de los mas pequeños

Uno de seis de los amigos de un niño del Tercer Mundo morirá antes de cumplir su quinto aniversario, mientras 1 de 143 de los amigos de un niño de los países ricos morirá antes de cumplir los cinco años.

En la historia de la humanidad, no puede haber existido periodo más triste y dramático, disponiendo del conocimiento y de los medios técnico-científicos, la nueva esclavitud ha generado dolor y sufrimiento especialmente de los mas frágiles: los niños y las mujeres.

Las medidas de reajuste estructural, bajo múltiples formas de presentación pero con un mismo objetivo: defender los intereses de los grupos hegemónicos nacionales y del capital extranjero ha significado:

 - Menos gasto social,

- Achicamiento del tamaño del estado`,

- Privatización, mayor pobreza,

- Congelamiento de los salarios, éxodo masivo, corrupción.

- Recortes del presupuesto para salud, estrangulamiento de los  servicios:

"Hemos visto las cosas ir cambiando rápidamente, desde una atención aceptable, en la que podíamos prácticamente aceptar a cualquier paciente y estar contentos de cuidarle, hasta llegar al colmo de tener pánico de cuidar a un paciente porque no podemos ni siquiera hacer las cosas básicas".

"Primero suspendimos la entrega de medicamentos a los pacientes ambulatorios, luego atendimos solo a los mas graves, ahora suspendemos las intervenciones quirúrgicas porque falta todo, y constituye un riesgo para el propio paciente", han afirmado médicos de los servicios hospitalarios locales.

Y mientras han reducido el presupuesto para la salud, los países pobres han incrementado los recursos dedicados al pago de la deuda externa. La evaluación de los expertos del propio Banco Mundial, ha admitido que el recorte presupuestario ha empeorado las cosas. `En muchos países, la reducción del gasto público has empeorado los problemas y las ineficiencias `(Millennium Lottery).

En medio del silencio de los cementerios, las víctimas continúan hablándonos, convocándonos a unirnos.  Los cementerios nos dicen todo: las tumbas vacías, listas para ser llenados el siguiente día con los pequeños ataúdes de madera de los niños y niñas menores de cinco años.

Para los padres ésta es una tragedia que nadie podrá remediar. Para los países ricos podría ser una situación excepcional que motive una investigación, pero esta es una situación frecuente en el Tercer Mundo. No es una exageración: los niños del Tercer Mundo están pagando con sus vidas, una deuda injusta que no lo adquirieron sus padres.

Nuestros niños están muriendo innecesariamente. Los niños del Tercer Mundo están muriendo por malaria, por diarrea, por infección respiratoria, por sepsis, por falta de atención, por falta de medicamentos, por falta de empleo para sus padres, por falta de libertad.

 ¿Por qué los niños y las niñas deben pagar ?

María Elisa, llevó a su hijo, Julio César, demasiado tarde al hospital. El murió por desnutrición apenas tenía 18 meses, no pudo sobrevivir  con su dieta a base de sopas y coladas de harina de plátano que fue lo único que su madre le podía ofrecer.

Su demora en la búsqueda de ayuda fue comprensible. Teóricamente los niños menores de cinco años gozan de protección, "la categorización de la familias  permite la recuperación de costos, solo pagan aquellos que pueden hacerlo" se afirma. 

Sin embargo, el establecimiento de tarifas en los servicios públicos es solo una parte del drama, los medicamentos escasean y los precios son inalcanzables. Julio César necesitó una radiografía de tórax, que no pudo realizarse en el hospital....mientras su madre acumulaba dolor y angustia, sus otros tres hermanos esperaban el retorno de su hermano al que no volvieron a verle...

¿Tarifas hospitalarias: ¿sentencia de muerte para los pobres? 

¿Es una nueva expresión de la solidaridad social, una estrategia innovadora, una solución equitativa y justa, o  una nueva carga para los enfermos?

Como parte de la reforma del sector salud durante el proceso de "modernización del estado", se impuso tarifas por los servicios, circunstancia que constituye una virtual sentencia de muerte para los pobres.

El cobro de tarifas en los servicios de salud, estuvo orientado en varios países pobres en los que aplicó inicialmente (Zambia, Uganda), "a fortalecer la atención primaria a través de la recuperación de costos y la participación de la comunidad en la provisión de los cuidados de salud. Pero esto no ocurrió sino apenas en un número limitado de pequeños proyectos pilotos no replicables".

Por otra parte, se ha establecido que sólo una proporción muy pequeña (menos del cinco por ciento) del costo real de los servicios de salud  se consigue recuperar a través de las tarifas. Mas importante todavía, las tarifas en los servicios públicos actúan como obstáculos para el acceso de los pobres a los servicios de salud.

Un estudio en 11 países africanos realizados por la organización internacional Christian Aid, demostró que con una pocas excepciones, "las tarifas determinan un alejamiento de los usuarios de los servicios".

Carol Bellamy, Director Ejecutivo de la UNICEF, dijo muy al inicio del nuevo año, que es equivocado pensar que la gente pobre pueda llevar sobre sus hombros el costo de la salud. "No podemos esperar que los mas pobres del mundo sean responsables  por el cuidado de la salud, si inclusive en las areas más afortunadas del mundo, es cubierto por seguros, subsidios, y donaciones×" En la práctica, en muchos casos esta nueva carga impuesta, la llevan las mujeres pobres de nuestros países.

En 1995, un reporte del propio Banco Mundial (División de Recursos Humanos y Pobreza) concluyó que: el establecimiento de tarifas en los servicios básicos de salud y educación no deben ser estimulados...servicios de salud gratuitos y servicios sociales altamente subsidiados deben establecerse como metas para los países más pobres".  Por su puesto, que estas reflexiones no han sido aplicados en nuestros países, todo lo contrario se imponen tarifas por los servicios, al tiempo que se reduce el presupuesto general de la salud y los gastos sociales. Se miente a través de los medios de comunicación sobre las supuestas ventajas y bondades de la privatización, mientras la vida de los pobres se van destruyendo.

"La recuperación de costos (tarifas) ha sido una catástrofe. Es una estupidez que distrae la atención de los problemas reales y que tampoco produce una cantidad significativa de dinero " George Alberti, Presidente del Colegio Real de Médicos (Reino Unido).  

"En los Estados Unidos hay 40 millones de personas efectivamente sin cuidados de salud (porque no pueden pagar el seguro). No han conseguido nada de que estar orgullosos" concluye Alberti.  ¿Pueden entonces los organismos internaciones, establecer modelos para nosotros?

Soluciones más profundas..

Existe la necesidad absoluta de la condonación de la deuda, para que se liberen los recursos necesarios para satisfacer las necesidades humanas.

La atención de salud es apenas una parte del cuadro. Estamos hablando de seres humanos a los que se les ha negado reiteradamente sus derechos, que no están comiendo apropiadamente, que no tienen vivienda, que no tienen empleo, que no pueden satisfacer las necesidades de su familia, mientras al mismo tiempo se festinan los fondos públicos, se arrebata los dineros de los bolsillos del pueblo. Esto debe cambiar, necesitamos cambios sociales y económicos profundos, que nos devuelvan la libertad y la dignidad.

Necesitamos unir todas las fuerzas, desafiamos a unirnos a todos los activistas por la salud y la vida, en la lucha por una democracia auténtica y la liberación de nuestros países. El camino de la auténtica democracia y la liberación nacional es la única via que queda a los países dominados, para alcanzar salud para todos.

Los obstáculos son enormes pero están dándose pasos estimulantes. En varias partes del mundo, los grupos comprometidos con la defensa de la vida y la esperanza vienen organizando una amplia y combativa protesta contra las políticas perniciosas del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Es urgente que todos los que estamos comprometidos con la salud y los derechos de los más vulnerables, nos familiaricemos con el costo social, ambiental y humano de un paradigma de desarrollo que coloca el crecimiento económico por encima del bienestar de todos.

Nunca antes ha sido tan necesaria la unidad, el trabajo, y el esfuerzo coordinado para defender la salud, la vida y la educación de todos.

Estamos trabajando por esa unidad

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO III

REFLEXIONES EN LA BÚSQUEDA COLECTIVA

 CONSTRUYENDO CAMINOS SALUDABLES

3

 

3.1 REVOLUCION MUNDIAL EN MARCHA: APORTE DE LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD

                                                                                                                  

Una convocatoria que moviliza

 Con sabiduría y lucidez este Foro ha sido inspiradamente co  nvocado invocando al pensamiento humanista y médico de dos gigantes de la Historia: Che Guevara y Eugenio Espejo. Dos grandes que nos han legado el paradigma de la coherencia: vivir como se piensa.

 

Los dos tenían un pensamiento  revolucionario y vivieron como revolucionarios.Allá por el 87, arribo por vez primera a la República de Cuba.Se trataba de un viaje  en misión oficial. El Gobierno del Estado de la Provincia del Cacho, de mi país, Argentina, me enviaba con el propósito de que observara cómo Cuba “sellaba” el país con el binomio “enfermera-médica/o de familia”.

 

Todo mi ser se conmociona cuando  por mis retinas penetran  las palabras escritas en un gran letrero que lucía en  la entrada de uno de uno de los 41 hospitales que en ese entonces tenía Ciudad Habana:

 

“...  vale, pero millones de  veces más, la vida de un solo ser humano que todas las propiedades del hombre más rico de la tierra”                                                                                                                                                                                                                                                         Che

 

Estas palabras del Comandante Ernesto Che Guevara fueron pronunciadas inaugurando el curso de adoctrinamiento del Ministerio de Salud Pública, el 19 de agosto de 1960.

 

Cuando el Che expresa este concepto del valor de la vida del ser humano lo hace en el contexto de reflexionar sobre el hambre que desde siempre impone el sistema capitalista  y afirma  enfáticamente que la Revolución Cubana cambia el enfoque de la caridad por el paradigma de la  solidaridad.

 

El Che  resaltaba  la presencia de niños en la celebración del 26 de Julio en la Sierra Maestra. Eran niños de 13 o14 años con  una constitución física de ocho o nueve Son, decía el Che, “los más auténticos hijos del hambre y de la miseria en todas sus formas; son las criaturas de la desnutrición”.

 

Esta situación de hambre ya no existe más Cuba. La Revolución Cubana desarrolló y desarrolla políticas centradas en la defensa de la salud y de la vida del pueblo y es y será para siempre un ejemplo en la Historia de la Humanidad.

 

En tanto el hambre sigue cobrando víctimas en todas las latitudes, y esto lo sabemos muy bien quienes trabajamos  comprometidos con la salud pública, que es la salud del pueblo. 

 

Cotidianamente estamos viviendo hoy, en los albores de este siglo XXI, realidades como las que describía el Che en 1960. Es que el neoliberalismo, cuya esencia es la lógica capitalista, lleva inherente las injusticias sociales.

 

Jaime Breilh nos regala en su libro  “Eugenio Espejo: la otra memoria” el acercarnos al pensamiento y al sentimiento de este grande del siglo XVIII con  su revolucionaria visión de “la dinámica colectiva de las enfermedades, de su vínculo con las condiciones estructurales y los modos de vida de la población...”

Espejo expresaba  lo siguiente:

“Desde este decaimiento de ánimo, los pobres pasan a nutrirse de cuanto llega a sus manos, porque el temor del hambre obrando en su imaginativa, el espectro de la misma hambre, ya se la hace sentir y padecer en la realidad.  Todos estos efectos son unas previas disposiciones para contraer una epidemia maligna y contagiosa”

 

Afirmo con dolor, que estas palabras de Espejo en 1785, tienen plena vigencia en muchos sectores de la población de mi país en el presente.

 

En la Argentina de este hoy 2002 la epidemia que cobra cada día más víctimas se llama “desnutrición aguda”. La padecen personas de todas las edades, incluyendo jóvenes y de edad media, siendo mayoritariamente los más afectados niñas y niños menores de cinco años y personas mayores de 65.

 

A pesar de que los registros no son óptimos, se constata que seres humanos habitantes del suelo argentino, finalizan hoy su ciclo biológico “muy antes de tiempo” falleciendo  por desnutrición.

 

Una revolución mundial en marcha

 

Desarrollando su pensamiento durante el discurso  a que hacíamos referencia,  el Che expresa en dos oportunidades:

 

 para ser revolucionario, lo primero que hay que tener es revolución”

 

¡Y hoy tenemos una Revolución!  ¡Y se trata  de  una Revolución  Mundial que ya está en marcha!

 

Nos toca vivenciar un tiempo histórico en donde todas aquellas personas que no hemos renunciado a los sueños, que seguimos ensoñando las utopías, tenemos el Regalo de la Vida de ser artesanas y artesanos protagonistas en la construcción de un mundo diferente.

 

¡Arriba el telón! La Revolución ya ha comenzado. ¿Actores o espectadores?

Una revolución que es una rebeldía expresada en forma continua. Una Revolución Mundial que es cada vez más visible. Está en todos los continentes, en multivariados escenarios y es polifacética.

 

Está en Chiapas, está en las grandes protestas antiglobalización, en Seattle, en Davos, en Millau, en Niza, en muchos otros sitios,  en la Asamblea de Salud de los Pueblos en Bangladesh, en los Foros Sociales Mundiales por “Otro Mundo Posible” en Porto Alegre, en iniciativas como ATTAC, Jubileo 2000 y muchas otras.

 

Se movilizan miles y centenares de miles. Es apenas la punta del iceberg. En la presencia de cada militante en estas manifestaciones hay miles más, y ya son millones. Y muchos millones más son todas aquellas personas  que  silenciosamente  están cotidianamente construyendo propuestas desde los conocimientos  locales que generan habilidades y procederes más humanos y más respetuosos de la vida.

 

Son esos grupos de mujeres campesinas que solidariamente se acompañan y acompañan a las familias más necesitadas, ungen a los enfermos con sus cataplasmas y los energizan con el afecto de sus masajes o con la presión de la dígitopuntura prodigadas con  profesionalidad de excelencia y con  amor.

 

Son aquellas mujeres que poseen la sabiduría de la herbolaria y la multiplican compartiendo sus saberes y haceres  con sus familias y con sus comunidades. Son las comunidades campesinas y las naciones de pueblos originarios, que han resistido y siguen resistiendo, las  que nos enseñan una   visión de  salud integral.

Una salud que se genera en la Madre Tierra, la Pachamama dadora de vida, desde un suelo sano que permite la vida arbórea sana, la vida animal sana, y en ese paisaje ecosistémico armónico, los seres humanos sanos.

 

Son estos magníficos seres humanos que desafiando imposiciones denigrantes para aniquilar su sabiduría de mujeres y hombres de campo, se niegan a ser reducidos a la condición de “productores”, encargados de aplicar las recetas de las corporaciones que imponen una producción de alimentos no para alimentar sino para lucrar.

 

Son las familias y las comunidades que con orgullo defienden el ser y el sentirse campesinas y campesinos. Son estas comunidades campesinas y  los  pueblos originarios que conservan sus conocimientos y sus tecnologías para cultivar respetando el suelo, los bosques  y toda forma de vida de los ecosistemas locales, para producir alimentos para alimentar y así recuperar la seguridad alimentaria.

 

Son las campesinas y los campesinos que resisten y conservan la sabiduría para producir localmente las semillas, lo cual es una acción política liberadora revolucionaria hacia la conquista de la soberanía alimentaria.

 

Son los pueblos originarios que llevan más de cinco siglos resistiendo con éxito los proyectos de genocidio, de etnocidio y de ecocidio.

 

Proyectos de muerte  que de manera sistemática y planificada se han perpetuado desde hace cinco siglos cobrando una inusitada violencia en los albores de este siglo XXI.

 

Como expresión de un milagro que desafía los poderes imperiales con todas sus crueldades,  estos pueblos originarios están,  y están con sus idiomas, con su cosmovisión de pertenencia al Universo, con sus organizaciones sociales y ambientales que  respetan toda forma de vida sin alterar el paisaje.

 

Son jóvenes de todas edades que militan en los barrios de las grandes ciudades y de los pequeños pueblos, que convocan a asambleas populares, que van construyendo un camino de democracia participativa.

 

En ciudades y en campiñas, consciente o inconscientemente, los miles de millones de revolucionarios en la cotidianeidad no bajan los brazos y luchan por un mundo más justo.

 

Las intolerables e indignantes injusticias sociales movilizan a todas las personas sensibles al dolor humano. Son quienes  sienten en su propia mejilla todo golpe dado en la mejilla de otro ser humano, como los expresaba José Martí.

 

Protagonistas de esta Revolución Mundial  no aceptamos estas injusticias generadas por el sistema capitalista que explota, expropia y excluye como tampoco aceptamos otras grandes  injusticias que se generan de las anteriores. Nos estamos refiriendo a  las injusticias ecológicas.

 

El sistema capitalista siempre ha generado injusticias ecológicas. La voracidad del capitalismo  en las últimas décadas, con su lógica extractiva y utilitaria, está  amenazando la continuidad de  toda forma de vida.

 

La cultura  capitalista explota, expropia, excluye, extrae, acumula y lleva alocadamente a la extinción.

El capitalismo que a través de la historia se demostró genocida y etnocida también es biocida.

 

La sexta extinción ya ha comenzado

 

Nuestro planeta se pobló de seres vivos multidiversos.  Se trata, como propuso llamarlos Edward Wilson en 1986, de la biodiversidad biológica. Nuestra especie, llamada con soberbia “homo sapiens” está presente en este Planeta porque existe una aceptable biodiversidad biológica. Leonardo Boff llama a nuestra especie “homo sapiens/demens”

 

Nuestro hermoso Planeta Tierra está poblado de seres vivos: por la vida arbórea, por  diversos seres llamados del reino animal y por microorganismos que hallamos en toda la biosfera, en los bosques, en las altas montañas, en la profundidad de los océanos y en  los casquetes polares.

 

En cinco ocasiones, nos han demostrado científicos de diversas disciplinas, desaparecieron bruscamente de la Tierra más de la mitad de las especies vivas. Es decir que la biodiversidad biológica se redujo a menos del 50 por ciento.

 

Es lo que se conoce como las cinco grandes extinciones. En la tercera extinción desaparecieron el 96 por ciento de las especies marinas. Sin embargo, la más conocida es la quinta, ocurrida hace 65 millones de años en que desaparecieron los dinosaurios.

 

¿Por qué ocurrieron estas grandes extinciones? Se discuten diversas posibles causas: cambios climáticos, descenso del nivel del mar y erupciones volcánicas, entre otras variadas hipótesis. 

 

Los biólogos nos alertan que ya ha comenzado la sexta extinción. En las últimas décadas se constata una aceleración en la pérdida de la biodiversidad.

 

No hay acuerdo acerca de la cantidad de especies vivas que se pierden. Sin embargo fotos satelitales demuestran que desaparecen anualmente unos 200.000 Km2 de superficie de bosques. De proseguirse con este ritmo de destrucción, en el 2050 tendríamos apenas una muy pequeña mancha de bosques en la faz del Planeta.

 

La pérdida  de la biodiversidad biológica es incompatible con la supervivencia de nuestra especie.

 

Esta sexta extinción que es ya tan evidente, no admite discusión entre los biólogos acerca de su origen: está causada por la acción de algunos seres humanos que han impuesto en los últimos cinco siglos una cultura capitalista de extracción, acumulación y explotación sin respetar la vida de los seres humanos y ninguna forma de vida.

 

Nos dice el biólogo Niles Elredge en su obra “La vida en la cuerda floja”:

 

“Tendrá que pasar mucho tiempo después que hayamos corregido nuestra conducta (o de que nos hayamos extinguido) para que la evolución reemplace a las especies  desaparecidas y reconstruya los ecosistemas perdidos o severamente dañados”

 

Los que nos sentimos trabajadores de la salud militantes de la vida, debemos estar informados y atentos a estas noticias globales. Noticias que lejos de paralizarnos nos deben infundir nuevas energías para proseguir esta lucha revolucionaria para que la vida continúe.Y que continúe no de cualquier manera sino en forma saludable, solidaria y sustentable

 

Amor a la vida: génesis de la revolución mundial

 

Mi teoría es que esta revolución mundial en marcha está generada por el amor a la vida. 

Allá por los años 70, cuando el mundo estaba pendiente de un holocausto nuclear, se le preguntó al filósofo español Ferrater Mora, su opinión acerca de esta amenaza cierta. Ferrater Mora respondió con una metáfora médica. Comparó ese momento histórico con la situación de dos personas enfermas. Las dos graves con el mismo diagnóstico y recibiendo el tratamiento que corresponde y en forma oportuna.

Una de ellas, nos decía, está cansada y no quiere vivir más. La probabilidad de su muerte es cierta, es del cien por cien. La otra persona anhela seguir viviendo y por su anhelo de seguir viviendo tiene alguna probabilidad de que viva.

 

Con esta metáfora, el filósofo nos expresaba  que el futuro de la humanidad dependería de lo que predominara en la mente universal: el sentimiento de autodestrucción o el sentimiento de que la vida continúe.

 

Propongo que consideremos esta lectura de la Historia desde el ángulo de la Filosofía. Decía que mi teoría es que la revolución mundial en marcha está generada por el amor a la vida.La tesis es que este amor es  fuerza vitalizadora  formidable que vehiculizándose  por la Alegría se concretiza en actos de sanación.

 

En tanto el desamor a la vida y la tristeza indisolublemente asociada, son los verdaderos agentes etiológicos del biocidio, es decir de la enfermedad y de la muerte de toda forma de vida, incluida la de los seres humanos.

 

Si el amor a la vida nos genera esta revolución mundial ya en marcha, decididamente se potenciará si quienes trabajamos impregnados de las ideas fuerza de la atención primaria de salud integral y universal, asumimos  nuestra responsabilidad de ser revolucionarias y  revolucionarios generando amor y alegría en nuestro diario hacer.

 

Porque la salud es un componente esencial de la vida.Y el pensar en salud convoca y articula todos los cursos de acción con otra lógica, con la lógica del paradigma de la continuidad de la vida y no con la lógica del paradigma de la destrucción sin cesar que lleva inexorablemente a esta sexta extinción en donde la especie humana desaparecerá.

 

Atención Primaria de Salud de los Ecosistemas

 

Los principios fundacionales de la Atención Primaria de Salud,  que se establecen en la Declaración de Alma Ata tienen plena vigencia. Declaración firmada en 1978 por 134 Gobiernos y 67 organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales.

 

Principios reafirmados y convertidos en una verdadera propuesta de estrategias en la Carta de Salud de los Pueblos, aprobada en la Asamblea de Bangladesh en diciembre 2002.

 

Es pertinente subrayar que estos lineamientos son conocidos como “atención primaria de salud compresiva e integral”. Personalmente me satisface más, cómo la denomina la Carta de Bangladesh, llamarlos  atención primaria de salud universal e integral.

 

Esta disquisición es pertinente realizarla,  ya que el sistema imperante tiene como una eficaz estrategia la apropiación de las palabras. Y hoy atención primaria no es un término unívoco. Valga un par de  ejemplos: 

 

Uno de ellos: denominar con mentalidad  tecnocrática   “atención primaria” al primer nivel de un sistema de atención  acotando  la atención primaria a un listado de actividades reducidas a un solo ámbito.

 

Otro, que es más grave: llamar “atención primaria” a los programas de acciones sanitarias con enfoques selectivos, que llevan   la intencionalidad de paliar lo que con cinismo se llama “costos dolorosos pero necesarios de las políticas de ajuste” (¿necesarios para quién?) Me refiero a la atención primaria selectiva, a la cual llamo por mi conceptualización,   “el brazo sanitario de las políticas neoliberales”.

 

La Carta de Bangladesh identifica tres ejes centrales de su visión de un mundo mejor:  “la equidad, el desarrollo ecológicamente sustentable y la paz”. Esa  visión de un mundo mejor la explicita de la siguiente manera:

 

“Un mundo en el  cual una vida saludable para todas y todos sea una realidad; un mundo que respete, aprecie y celebre toda vida y diversidad, un mundo que permita el florecimiento de los talentos y habilidades para enriquecer uno/a otro/a; un mundo en el cual las voces de los pueblos guíen las decisiones que afectan a nuestras vidas”...

 

Quienes  no hemos arriado las banderas de la atención primaria, nos hallamos ante el desafío que nos da la  oportunidad histórica de ser activos protagonistas en esta revolución mundial en marcha, para que la vida continúe, para frenar esta sexta extinción y con ella revertir las injusticias sociales y ecológicas.

 

Es que la salud es componente esencial de al vida, y es por ello que el pensar en salud es convocante y articulador.

 

Trabajadoras y  trabajadores de la salud nos hallamos ahora ante la hermosa oportunidad de ser revolucionarias y revolucionarios por la vida

 

Activos militantes en el cuidado de la salud integral, integrando la totalidad del ser humano en relación con otros y a toda forma de vida.

 

“Atención Primaria de Salud de los Ecosistemas” es la propuesta  para que esta Revolución  se consolide y avance día a día.

 

Finalizaba el Che su discurso inaugurando ese curso de adoctrinamiento del Ministerio de Salud Pública al que nos referíamos, con estas palabras:

 

“Y si conocemos el rumbo por donde tenemos que caminar, nos falta solamente conocer la parte diaria del camino a realizar.  Y esa parte es el camino propio de cada individuo, es lo que todos los días harán, lo que recogerá en su experiencia individual y lo que dará de sí en el ejercicio de su profesión dedicado al bienestar del pueblo”

 

La propuesta entonces es que “esa parte diaria del camino a realizar”, nuestro puesto de lucha en esta Revolución Mundial, sea el ser  trabajadora y trabajador  de la salud por la atención primaria de salud de los ecosistemas.

 

Para ello debemos recuperar el paradigma de la pertenencia como nos enseñó la representante del pueblo maorí en Bangladesh cuando nos dijo:

 

“...no sé de donde salió el dicho ‘pienso luego existo’, les diré que no nos gusta y que comparto lo que dice mi pueblo, ‘pertenezco por lo tanto soy’...”

 

El pensar en salud nos coloca en otra lógica.  A modo de ejemplo: si bregamos por un ecosistema sano, proponemos una producción de alimentos para alimentar y no para lucrar.

 

Por lo tanto, no se trata de proponer producción agroecológica confrontando a la agroindustria con sus paquetes de agrotóxicos y ahora de semillas transgénicas. No se trata de una dialéctica de cuál es la lógica más redituable. Se trata de la lógica de la salud y de la vida contrastando con el paradigma de la enfermedad y de la muerte. Este volvernos a sentir Naturaleza es defender toda forma de vida.

 

Una joven trabajadora de la salud nos expresaba al tomar conciencia de este sentido de pertenencia:

 

“... se nos dice de ver al ser humano como un ser físico, espiritual y mental... hoy el desafío es mucho mayor, ya que debemos ver al ser humano como uno más de todo un ciclo de vida. Ya no alcanza con tener en cuenta lo constitutivo de la mujer y el hombre. Tenemos que mirar también la Tierra donde está inserto, a la que pertenece.”

 

Y añadía:

 

“Tal vez dentro de poco debemos llamar la Salud a secas. Ya que Salud Pública o la Salud de los Pueblos, nos compete a todos los seres vivos, incluida la Tierra.” (Gabriela Acevedo, Rosario, Argentina)

 

Nos decía emocionado Don Salvador, un dirigente campesino de la comunidad de San Miguel, Departamento Villa Rica, del Paraguay, luego de reflexionar sobre la salud de los ecosistemas:

 

“...hasta ahora hemos respetado la vida humana... no nos hemos dado cuenta que no respetamos otras formas de vida como la que está en las plantas, en los animales, en el suelo... ”

 

La Carta de Bangladesh es un apreciado mapa de ruta ya que nos hace  siete elocuentes llamados: a sentir la salud como derecho humano; asumir retos económicos, retos sociales y políticos; retos ambientales; luchar contra la guerra y la violencia y los conflictos, proponer un sector sanitario dirigido al pueblo; bregar por la participación por un mundo más saludable.

 

Una voz de la Quebrada de Humahuaca

 

Tilcara es un pequeño pueblo enclavado  en la hermosa Quebrada de Humahuaca, en la Provincia de Jujuy, Argentina. Desde allí, Ricardo Alancay nos hace llegar estas palabras que reflejan esa sabiduría andina de la cuál tanto podemos aprender para esta revolución mundial por la vida:

 

“Aquí nosotros, cuando nos fallan los seres humanos... miramos a nuestro alrededor y el Sol, y el río, los cerros y toda... toda la Pachamama está en nosotros. Y entonces decimos que la influencia de unos cuantos (??) seres humanos no pueden vencer a la gran influencia positiva de todo el Universo”

 

Palabras sabias, de optimismo real y energizante que nos hacen gritar como cuando nos despedimos en Bangladesh:

“La Lucha continúa...”

 

y hoy, en este Foro, añadimos:

 

                        ¡Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

 

 

Bibliografía consultada:

 

-         Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos; Declaración para la Salud de los Pueblos; Savar; Bangladesh; 2000

-         Boff, Leonardo; Ecología, grito de la Tierra, grito de los pobres; Lumen; Buenos Aires; 1996

-         Breilh, Jaime; Eugenio Espejo: la otra memoria; Universidad de Cuenca; 2001

-         Che Guevara; Discurso en la inauguración del curso de adoctrinamiento del Ministerio de Salud Pública, 19/8/60; El pensamiento vivo del Che; Universidad de Cuenca; Facultad de Ciencias Médicas; Cuenca; Ecuador; 2002

-         Elredge, Niles; La vida en la cuerda floja; Tusquets; Barcelona; 2001

-         Leakey, Richard y Lewin, Roger; La sexta extinción; Tusquets; Barcelona; 1997

-         Seoane, José y Taddei, Emilio (compiladores); Resistencias Mundiales; CLACSO; Buenos Aires; 2001

-         OMS, UNICEF; La Declaración de Alma Ata; Ginebra; 1978

-         Wilson, Edward; La diversidad de la vida; Crítica; 1994

 

 

 

3.2 REFLEXIONES  SOBRE  SALUD INTEGRAL

 

 

Un andar por el norte argentino, durante varios lustros,  en permanentes búsquedas con otras personas,  tratando de hacer  caminos saludables,  me lleva a compartir algunas reflexiones acerca de la salud integral.

 

¿De dónde surge esta visión integral?

 

Percibo que esta visión proviene de una secular defensa de la propia identidad cultural. Tengo el regalo de la Vida  de disfrutar cada nuevo amanecer de mi ciclo planetario, en el Norte de Argentina, disfrutando de la biodiversidad cultural. En este escenario aprehendí la hermosura de sumergirme en tantas riquezas culturales. Culturas que aportan diversas facetas de  la concepción del mundo y de cómo pararse ante la vida. Me refiero a  las culturas campesinas correntinas, campesinas santiagueñas, de los pueblos wichí, qom, guaraní, movocí, quechuas, kollas, por nombrar sólo algunas con las cuales he interactuado.

 

De ellas aprendí lo que son las cosas más importantes para mi vida personal. Sin embargo, todas ellas tienen algo en común: se sienten parte-de-la-Naturaleza. ¡Se sienten Naturaleza!

 

Contraste con la cultura dominante

 

De hace ya más de cinco siglos se ha impuesto en el planeta una cultura, la cultura llamada occidental, que hoy domina y somete teniendo esta máxima expresión que se conoce como la globalización neoliberal. Un proyecto impuesto mediante invasiones (“descubrimiento” de América y conquista de los demás continentes), imposición de la esclavitud arrancando millones de seres humanos de sus lugares naturales por más de 300 años,  “conquista del desierto” (¿desierto?) en nuestro propio país, matanzas colectivas, explotación de seres humanos desprecio y marginación, destrucción de selvas y bosques, contaminación de  suelos y aguas y todo ello acompañado de un proyecto comunicacional y educacional  pretendiendo no sólo imponer una cultura sino aniquilar a las diferentes.

 

Las llamadas “leyes de mercado” se imponen como verdad dogmática, señalando “el fin de la historia” (¡qué soberbia!): quieren que todos seamos consumidores de Coca Cola y de videos juegos, que todos hablemos el inglés, utilicemos dólares y profesemos la misma “religión” venerando  al tener y al poder.

En los albores de la llamada “Era Moderna”, cuando el capitalismo irrumpe en la historia de la humanidad, el “hombre” (hombre macho) occidental se separa de la Naturaleza, se pone frente a ella, quiere conocer sus secretos, “sus leyes” para someterla y dominarla.

 

Se impone un paradigma cultural y científico que aun hoy predomina: separación de la Naturaleza,  ser humano dividido en cuerpo y alma, el universo dividido en energía y materia, todo medible, todo predecible.

Paradigma” es ese conjunto de conceptos que no se discute, que generación tras generación se los acepta como “normal y natural”.

 

Cito a modo de ejemplo de esta cosmovisión, las afirmaciones de dos reconocidos “padres de la Modernidad”:

-         René Descates: “debemos hacernos amos y poseedores de la Naturaleza

-         Francis Bacon: “debemos subyugar a la Naturaleza, presionarla para que nos entregue sus secretos, atarla a nuestro servicio y hacerla nuestra esclava”.

 

Ya desde los albores de esta era impuesta por Occidente en la Historia de la Humanidad, era claro que no solamente se trataba de separar al “hombre” de la Naturaleza sino en enfrentarla y ponerse en actitud de estado de guerra permanente contra la Naturaleza. Guerra incrementada con locuras inimaginables en todo el siglo XX y que continúa a inicios de este siglo XXI

 

También es  cierto  que  ya se levantan voces cada vez más fuertes de las culturas defensoras de la vida, de los  movimientos sociales, advertencias de científicos que han conservado la ética y la estética, señalando la urgencia del cambio de paradigma.

 

Las tres “E” resultantes del proyecto de la globalización neoliberal Este es un proyecto que nos va llevando inexorablemente a situaciones de “tres E”: 

 

1.      Explotación: explotación a seres humanos, a la mujer, a los niños, a los trabajadores humildes,  a los suelos, a los bosques, a los animales, a los mares, a los ríos, a las aguas subterráneas.

2.      Exclusión: la exclusión de siempre al diferente, al pobre, al “leproso”, a la madre soltera, al de costumbres sexuales distintas, al viejo, al que ya no nos sirve (“costos dolorosos pero necesarios” decía hace años un economista del Banco Mundial explicando un plan de ajuste para Bolivia... ¿para quiénes es necesario?  y  ¿quiénes son los destinatarios de los dolores?)

3.      Extinción: Al decir de Leonardo Boff, como nunca en la Historia, confluyen dos grandes injusticias: la injusticia social y la injusticia ecológica. De continuar con este “modelo”, la especie humana no tendrá posibilidades de sobrevivir más que unas pocas décadas más. Un indicador elocuente es la pérdida de la biodiversidad biológica. El eminente biólogo Edward Wilson señala que están desapareciendo 3 especies vivas por hora. Y esto tiene que ver con la salud y con la continuidad de la vida de la especie humana.

 

Las seis “A” de la Esperanza

 

Estamos acostumbrados a que nos hablen de “necesidades básicas”. Se trata de “indicadores“ construidos sobre la base de la lógica de esta cultura del todo medir y poner precio. Sin embargo, proponemos una reflexión para definir necesidades básicas desde una perspectiva de salud integral.

De aquí surge esto de las seis “A”, es decir seis componentes indispensables para una vida en salud del ser humano.

 

1.      Aire: pocos minutos sobreviviríamos sin aire. El aire que necesitamos para nuestra salud debe ser puro, como es el de la biosfera. Hoy el aire no es sano en las grandes ciudades.  Y a escala  planetaria sólo mencionamos a la constante destrucción de la capa de ozono mediante esa emisión de gases que un país como los Estados Unidos se niega a cesar de emitir.

 

2.      Abrigo, albergue: un techo digno y un vestido adecuado es lo que necesitamos para sobrevivir. Niños, ancianos, mujeres y hombres de todas las edades “de la calle”, son elocuentes testimonio de este modelo de crueldad.

 

3.      Agua: Tan escasa en el planeta y sin embargo no sólo se la despilfarra sino que se la maltrata contaminándola y negando el acceso de ella a millones. El agua sana, pura, es esencial para la vida

 

4.      Alimento: hoy la humanidad vive en inseguridad alimentaria. Es que se producen alimentos,  no para alimentar sino para el lucro de las grandes empresas, sin importar la calidad de los productos, la crueldad con los animales, la degradación de los suelos, la devastación de los bosques, la contaminación de las aguas. Así se venden productos con conservantes, colorantes y saborizantes “autorizados”, usos de agrotóxicos, de hormonas, de antibióticos, de transgénicos. La propuesta es sencilla: sencilla: alentar una política de  producción de alimentos para alimentar. Alimentos silvestres y alimentos de producción agroecológica. Se puede producir bajo la selva, sin voltear árboles.

 

5.      Amor: ¿quién puede vivir sin vida afectiva? El modelo dominante acentúa el individualismo y la organización social piramidal, en una estructura de poder jerárquica. Se producen las rupturas de la solidaridad. La visión de las culturas de pueblos originarios no es para nada la de un ser humano limitado por la piel y dividido en “cuerpo” y “alma” (o psiquis) El ser humano es integral y a su vez como un cuerpo abierto, interconectado con otras personas y con todo el universo. La sociedad, para estas culturas de vida es una relación de redes.

 

6.      Arte: los seres humanos tenemos potencialidades creativas. De allí la necesidad básica de disponer espacios para expresar con felicidad nuestro “arte”. Un arte expresando en lo cotidiano, cantando, danzando, recitando un poema, silbando, arrancando sonidos de una guitarra o de una quena, moldeando una vasija de barro, tallando un trozo de palo santo, construyendo con amor y pasión una vivienda, cultivando un huerto orgánico, describiendo con la pluma un viaje por los Andes, o por los canales de la Patagonia chilena. Un arte ejercido día a día por los trabajadores de la salud que han sabido recuperar aquello de que la “medicina es ciencia y arte...” Un arte disfrutado  entre las familias de la comunidad elaborando un jabón medicinal, prodigando un masaje, dispensando dígitopuntura.  Un arte que se expresa multifacéticamente llevando siempre un poco más allá las fronteras de la vida en felicidad.

 

Tenemos un hermoso indicador de salud, que hace evidente cuando estas seis “A” se encuentran en nosotros: son los niveles de “alegremia”.

 

Convencionalmente se pretende “medir la salud” con análisis de laboratorio dosando diversas “emias” (glucemia, colesterolemia, uremia, etc.). Estos dosajes en sangre tienen siempre valores mínimos y máximos fijados por datos estadísticos.

La salud puede desarrollase sin límites, sin techo.  La “alegremia” no tiene valores máximos. La alegremia refleja nuestra salud personal, familiar, institucional, social, comunitaria.

 

3.3 ESCENARIOS DE PARTICIPACIÓN

 

El escenario mundial de hoy

 

El ser convocados como Jornadas de Atención Primaria de Salud en este instante de la Historia, es un  llamamiento que constituye todo un desafío que   nos obliga a contextuarnos en el escenario mundial. Es conveniente   que recordemos cómo se va construyendo la idea de Atención Primaria de Salud.

 

Se trata de  un concepto que comienza a ser acuñado por los años 70, y tiene su expresión en el texto de la llamada Declaración de Alma Ata, firmada en setiembre de 1978. En esa ciudad, capital de la República de Kazakstán, 134 gobiernos del mundo y 67 organizaciones internacionales y organismos no gubernamentales firmaron  el  compromiso de generar de allí en más “políticas, estrategias y planes de acción nacionales, con objeto de iniciar y mantener la atención primaria de s alud como parte de un sistema nacional de salud completo y en coordinación con otros sectores”.   Se expresó que “uno de los principales objetivos sociales de los gobiernos, de las organizaciones internacionales y de la comunidad mundial entera en el curso de los próximos decenios debe ser el que todos los pueblos del mundo alcancen en el  año 2000 un nivel de salud que les permita llevar una vida social y económicamente productiva”. De allí lo que por muchos años se luchó, muchos luchamos en serio, por eso de “salud para todos en el 2000”

 

En esas dos últimas décadas del siglo XX los que se sienten dueños del mundo,  utilizando su poder económico tomaron por asalto el poder mundial y ejercen en un gobierno de facto a escala planetario. Es “de facto” porque nadie los eligió para ello.

Unas doscientas grandes corporaciones que manejan un flujo de dinero superior al Producto Interno Bruto  de todos los países del mundo, excepto los nueve mayores, son las que se hallan en la cúspide de ese poder mundial. Instituciones como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de Comercio son eficaces custodias de sus intereses y  ejercen su misión interviniendo impúdicamente  en todos los países.

 

Los gobiernos de los países centrales ejercen su rol de grandes gerentes y sus embajadores tienen como función prioritaria imponer políticas y estrategias que favorezcan los intereses de esas grandes corporaciones. Es  la función que se le asigna a los embajadores y que ellos cumplen muy bien como lo hemos visto descaradamente en nuestro propio país.

 

Los gobiernos de los países periféricos cumplen roles funcionales a este sistema  asumiéndose como  gerentes de segunda o tercera línea Esta es la esencia de la llamada “globalización”.  Las decisiones de este poder de facto impactan en la vida cotidiana de cada uno de nosotros, de nuestras familias, de nuestras comunidades, de nuestros países.

Impactan además en la salud de los ecosistemas locales y del ecosistema Planeta Tierra,  a tal punto que al desaparecer aceleradamente especies vivas, con la disminución de la biodiversidad, se pone en riesgo la propia supervivencia de la especie humana.

 

Quienes somos trabajadoras y trabajadores de la salud tenemos la responsabilidad adicional de estar informados más que nadie de qué manera estos impactos influyen en la salud humana y de toda forma de vida e imaginar creativamente formas de resistencia y de lucha. Así se llegó al 2000, y ya superamos esa fecha,  con una situación que se presenta en  las antípoda de la meta que se fijara en la Conferencia de Alma Ata.  Muy bien lo expresó  David Werner, célebre autor de “Dónde no hay doctor”, cuando pronunció su conferencia “Salud para nadie en el año 2000”, en el seno de la 16ª Conferencia Anual Internacional de Salud, (Arlington, Virginia, EEUU, 1989)

 

El modelo neoliberal impuesto no  respeta a ninguna forma de vida, especialmente en la década del 90,  hace  que toda la especie humana viva en  sociedades enfermas, y lo digo en plural ya que cualquiera sea la sociedad que consideremos se halla enferma.

¿No es hora de recuperar el sentido del juramento de los médicos de poner todas sus energías en defensa de la vida y de la salud?  Esto nos lleva a replantear constantemente nuestro rol, nuestra cotidianeidad en compromiso con la defensa de la salud como componente indispensable de la vida.

 

Preguntas sobre la participación

 

Uno de los componentes de la Atención Primaria de Salud, es la participación del pueblo, como lo dice textualmente la Declaración de Alma Ata: “el pueblo tiene el derecho y el deber de participar individual y colectivamente en la planificación y  aplicación de su  atención de  salud”.

 

Hoy se habla de la participación  “de la gente

 

Rescato con toda su belleza y con toda su energía el concepto de pueblo, porque ser pueblo es tener pertenencia,  la pertenencia asegura identidad,  la identidad es dignidad, la dignidad genera esperanzas, las esperanzas son las fuentes de los ensoñares y el ensoñar es lo que mueve las historias de vida personales y la Historia de la Humanidad toda.

 

En este andar por varias décadas buscando hacer caminos de salud pública, el tema participación siempre ha estado en los discursos, en los intentos de prácticas bien intencionadas y también en perversas manipulaciones engañosas. En estas jornadas quiero compartir con ustedes lo que podríamos llamar seis tipologías de escenarios de participación en los cuales de una u otra manera he estado participando o siguiendo sus procesos muy de cerca.

 

Deseo en esta charla compartir las vivencias en estos intentos de participación. Porque las vivencias, para mí, se han constituido en un formidable instrumento de conocimientos.

 

Previamente quiero narrarles lo sucedido en uno de esos tanto ámbitos de planificación en los cuales los sanitarista nos ilusionamos que con sólo escribir  “cosas geniales” en un papel, se transforma de una manera mágica la realidad sanitaria y social. A pesar de mil intentos de articulaciones e integraciones, la realidad es que cada “programa” defendía su propio “kiosko” como me permito denominar a esos espacios de seudopoder, porque no es ni por lejos un poder real. Cada “jefe de programa” anotaba su “partecita” de “participación comunitaria” ya que los formularios de programación tenían un espacio con esta denominación para ser llenado.

Dentro de mi ser interior se generó un relámpago y su consiguiente trueno iluminándome con las siguientes preguntas:

 

“¿Qué es participar?

 

        - ¿Es que otros participen haciendo cosas que nosotros queremos?

        -  ¿O  es que  decidamos juntos?

 

Teniendo presente estas preguntas vamos a los escenarios.

 

ESCENARIO 1:  PREVENTIVISTA

 

Es uno de los más frecuentes. Nos consideramos “personas que sabemos”.  Es por ello que debemos enseñar, organizar, indicar a los vecinos, a las familias, lo que tienen que hacer para no enfermarse. Son típicos los programas de “educación para la salud”. Más de una vez he visto escrito como uno de sus objetivos lo de “modificar actitudes”

 

¿Alguna vez nos preguntamos con qué legitimidad queremos que se modifiquen las actitudes? Decimos que no es deseable que los partos sean domiciliarios y el programa se propone modificar esa tendencia y que las mujeres vayan al hospital a tener su niño.

Una vez estuve en una región sanitaria en el Sur de Chile.  El responsable del área estaba feliz porque  los carabineros localizaban a las embarazadas y las trasladaban  obligadas al hospital  a tener su niño. De esta manera “su región” había mejorado el indicador “porcentaje de partos institucionales”.  Es algo bastante común que la conducción sanitaria y política se preocupe  por lo que dice un número y no tiene en cuenta cómo se siente la población.

 

Entonces este escenario es el de “ordenar” lo que las familias tienen que hacer según los temas fijados por  el programa educación para la salud. Otra faceta es que se coopere con el trabajo de los agentes sanitarios o capacitar los llamados promotoras o promotores de salud. Cuando constatamos que en algún barrio o paraje rural se aumentaron los partos hospitalarios, o se construyeron más letrinas o actividades similares  decimos que tenemos “indicadores mensurados” de que “la gente participa”

 

 

ESCENARIO 2: PRIMER NIVEL DE ATENCIÓN

 

Aquí vale la pena comentar que actualmente para la generalidad de las autoridades sanitarias de nuestro país, la atención primaria es este “primer nivel de atención” del sistema llamado de salud.  Digo “llamado de salud” ya que desde mi óptica se trata de un  “sistema de atención de enfermedades”. Este primer nivel se lo identifica como las acciones en terreno, en postas sanitarias o salas de primeros auxilios, consultorios externos médicos y odontológicos y prestaciones en hospitales de día y hospitales generales

.

Decimos que la comunidad participa si construye, repara o pinta “la salita”, organiza  “beneficios” para recaudar fondos, si algunas personas realizan un curso de primeros auxilios, o cooperan visitando los hogares, y otras acciones por el estilo. En realidad lo que se revela es que  grupos de vecinos y comunidades se ocupan solidariamente, con los medios que disponen, para el cuidado de la salud. Una vez más, contentos porque “la gente participa en cosas que nosotros queremos”

 

ESCENARIO 3:  ATENCION PRIMARIA SELECTIVA

 

Esto de la atención primaria selectiva merece, y de manera especial en estas jornadas, un comentario especial. Invito a que se lea y relea la Declaración de Alma Ata. Tiene plena vigencia. En los ambientes en donde se discuten políticas sanitarias,  se la conoce como “atención primaria comprensiva” Con esta denominación figura también en la Constitución de la Provincia de Formosa. A mí me gusta más como la llama la Declaración para la Salud de los Pueblos, aprobada en Bangladesh en diciembre de 2000: “Atención Primaria de Salud, universal e integral”

 

A fines de los 70, “los expertos” funcionales a los grandes intereses corporativos a los cuales ya hemos hecho referencia, indicaban que no era posible desarrollar esas estrategias globales dada la “la recesión mundial”. Se proponía entonces mejorar “los indicadores” identificando “grupos de riesgo” y de esa manera realizar intervenciones focalizadas.

 

La UNICEF, que junto con la OMS habían convocado a la Conferencia de Atención Primaria de Salud, plantea una lectura pragmática de la realidad: no va ser posible esto de la atención primaria de salud comprensiva o integral. El nuevo orden económico mundial va por otro lado.Y propone una atención primaria de salud centrada en cuatro   objetivos concretos: control del crecimiento de los niños, promover la rehidratación  oral en los niños con enfermedades diarreicas, promover la lactancia materna, aumentar la cobertura con vacunas (lo que por muchos años se hizo famoso como “Proyecto GOBI” por las siglas en el idioma inglés)

 

Son programas que gozan de gran predicamento en los gobiernos, y lo he visto de manera especial en América Latina, porque producen un impacto relativamente rápido.

Se les da fuerte apoyo político y con una buena administración (o gestión como es moda decir ahora) logran impacto en cuanto a modificar indicadores. Tal es así que una tasa de mortalidad infantil alta sigue siendo indicador de condiciones de vida muy desfavorables.

 

La inversa, una tasa de mortalidad infantil que se reduce, no expresa mejores condiciones de vida. Es producto de un programa de atención primaria selectiva que ha modificado ese indicador pero no sustancialmente las condiciones de vida al no considerar abordar  las injusticias sociales y los daños ecológicos resultantes del sistema político y económico dominante. No debemos ignorar que muchos de estos programas tienen s una clara intencionalidad de paralizar protestas sociales. Por ello,  a la atención primaria de salud selectiva, la llamo “el brazo sanitario del neoliberalismo”

 

Muchas compañeras y compañeros, trabajadores de la salud, con una gran vocación de servicio y pasión para luchar por la salud y la vida, trabajan en estos programas y han hallado espacios locales para desarrollar iniciativas muy creativas que son realmente un gran aporte a la salud integral. Respeto, admiro y aliento que se continúen y se multipliquen estas iniciativas.  Es trágico caer en la parálisis o quedarse sólo en las protestas  ya que la historia nos ha enseñado que nada es monolítico.  

En las situaciones políticas más autoritarias y aun dictatoriales, se hallan hiatos en donde se puede expresar de una y mil maneras la protesta y al mismo tiempo generar propuestas saludables desde las cuales se van construyendo otros espacios. No obstante es necesario que estemos bien informados, que sepamos dónde estamos, difundir informaciones, comunicar las experiencias locales, discutir colectivamente las propuestas.

 

Si embargo, debemos  señalar que existen personas poseedoras de una  alta profesionalidad, perfectamente bien informados y que en alguna oportunidad se manifestaron como entusiastas trabajadores comprometidos con  la atención primaria de salud integral, no vacilaron en arriar sus banderas, sacarse la “camiseta de la salud pública” y aceptar cargos de gerencias con alta  remuneración, generalmente con fondos del BM (que no son subsidios sino que engordan la deuda externa) 

 

Se ve en salud lo que se ve lastimosamente en tantas otras profesiones: personas talentosas que indiscutiblemente poseen una capacidad técnica y profesional de excelencia, que al ser    cooptadas  con  altas remuneraciones se las reducen a la condición de mercenarios blandos.

 

En estos programas selectivos, generalmente de conducción “vertical”, también se habla de participación cuando se constata que las personas o familias cooperan con alguna acción dirigida a “los grupos de riesgo”

 

ESCENARIO 4: ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD COMPRENSIVA O UNIVERSAL E INTEGRAL.

 

No puedo dejar de compartir en estas Jornadas lo que llamo uno de los regalos más bellos de la Vida: haber podido estar cinco veces en Cuba y compartir con las compañeras y compañeros trabajadores la dinámica de su  sistema de salud.

 

  Hafdan Mahler,  expresó en la Asamblea de Salud de los Pueblos, realizada en Bangladesh, en diciembre de 2000, algo para lo cual tiene mucha autoridad, ya que fue Director General de la OMS en los años 70 y 80 y recorrió el mundo entero: “Cuba es el único país del mundo que tuvo la voluntad política de aplicar los principios de la Atención Primaria de Salud Integral para todos sus habitantes”  y aconsejó a todos los que se interesen por la salud que “hagan una peregrinación a Cuba”

 

Es necesario compenetrarse de la organización política de “poder popular” en la República de Cuba y  leer su Constitución. Palpar cómo se potencia un sinergismo intersectorial y, tal como lo señaló Mahler, constatar cómo se ha logrado que cada familia aporte para su salud. “La medicina puede hacer mucho, pero cada familia debe hacer lo suyo”  Puso como ejemplo la gran movilización social mediante la cual se logró controlar la epidemia de Dengue. Añadió que “es el único país del mundo en donde funciona realmente el sistema “médico-enfermera de familia”.

 

Cuba, es un país en donde todos los ciudadanos tiene por lo menos doce años de escolaridad y participan en las organizaciones populares tales como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas entre otros. Las políticas están centradas en el interés de la población. Si hay un niño, ese niño debe ser escolarizado.

 

En 1989, con el derrumbe de la Unión Soviética y de todo el llamado “campo socialista”, Cuba se queda en 24 horas sin el 85% de su comercio exterior. En ese entonces se esperaba el derrumbe de Cuba en días. Sin embargo, con heroísmo, con orgullo, con inteligencia y creatividad, el pueblo supo resistir y salir adelante. No se cerró una sola escuela ni un solo centro de salud.

 

Los postulados de la Declaración de Alma Ata uno tras otro se pueden observar cómo están concretados en Cuba. Un sistema de redes conformado por el binomio “médico- enfermera  de familia”, el Policlínico Docente que da apoyatura a ese binomio y el  Hospital de referencia a un grupo de Policlínicos. Un sistema en donde el médico y la enfermera son unos vecinos más de la comunidad.

 

Hoy Cuba está aplicando un programa de gobierno para el desarrollo de la medicina tradicional y natural.  Existen cátedras de grado y postgrado de medicina tradicional y natural. Todo médico-enfermera de familia aplica la medicina verde y la acupuntura por lo menos. Los Policlínicos Docentes poseen “Departamentos” y los Hospitales “Servicios de Medicina Tradicional y Natural”  en el ámbito de cada Municipio están funcionando Clínicas de Medicina Tradicional y Natural y Centros de Producción Local de Fitofármacos y Apifármacos.

 

En síntesis, tres grandes esenciales postulados de la Atención Primaria de Salud, tienen plena vigencia en Cuba:

·        Participación popular en la toma de decisiones

·        Justicia social

·        Asistencia sanitaria esencial a todas y a todos

De más está decir una vez más los excelentes indicadores de salud que exhibe hoy Cuba.

 

Hasta aquí cuatro escenarios que he visto y he participado con intervención del sistema de salud. Pasaré ahora a dos escenarios exclusivamente populares.

 

ESCENARIO 5: “SALUD EN MANOS DE LA COMUNIDAD”

 

Un escenario vivenciado especialmente en las comunidades campesinas del norte argentino. Sin embargo, veo que se va multiplicando en algunos barrios y pequeños pueblos. Parte de un enfoque de salud integral, lo que nos lleva a abordar la salud de los ecosistemas locales.

 

Comparto la mejor definición que he escuchado de salud integral y es en palabras de las “doñas” campesinas (“Doña” es el término con el cual, con respeto y afecto, se las llama a las mujeres en este mundo campesino del norte):

 

“Para hablar de salud tenemos que ver primero si el suelo está vivo.  Si el suelo está vivo tendremos plantas sanas y animales sanos. Y así será posible que los seres humanos estemos sanos”

 

Partiendo de este enfoque hay una estrategia implícita: el no depender. Esto conlleva un intenso trabajo reflexivo de rescate y de jerarquización de saberes y haceres ancestrales que tienen la característica de ser autogestivos, tales como conocimientos y usos de plantas, grasas, friegas, remedios caseros y mucho más.

 

 En esa sintonía, también existe una activa búsqueda de otros conocimientos y procederes que procedentes de otras fuentes, se aprehenden. Algunos ejemplos: utilizar en forma comunitaria gráficas de peso/edad para valorar el crecimiento de los niños, adquirir destrezas en dígitopuntura o reflexología y muchas otras.

 

No se trata de prácticas recetarias y  estandarizadas de manera similar a todas las personas a quienes se las ofrecen.  Por el contrario, son prácticas personalizadas, priorizando siempre el acompañar  a las personas y a las familias con gran afecto sin “estar apuradas”.

 

Un trabajo de investigación cualitativa  en el norte, nos permitió no sólo identificar un cierto número de esas prácticas autogestivas, sino también bucear en las significaciones que sus protagonistas asignan a las mismas. Lo más relevante, a nuestro criterio,  es el descubrimiento de que no se trata de prácticas acompañadas de determinadas actitudes, sino de una unidad indisoluble que llamamos  “práctica-actitud” (Así como la luz siendo una sola, es “onda-partícula” al mismo tiempo) y le añadimos el atributo “liberadora”.

 

El  atributo “liberadora”, es lo distintivo de estas prácticas-actitudes y de esta manera hallamos la  respuesta a la pregunta sobre cuál es esa esencia de las practicas que generara esa alegría y felicidad, tanto en quien la ofrece como en quien la acepta. No existe una disociación entre  la técnica y la actitud. El componente afectivo es un valor asociado. Entendemos que se trata de las relaciones entre dos actores: quien ofrece la práctica (no de quien  “la hace o enseña”) y quien acepta la práctica (no de quien “la recibe o aprende”). No existe un posicionamiento de superioridad y de poder ni tampoco de  sumisión y dependencia.

 

Mujeres y hombres campesinos, reunidos en un taller regional, en 1997,  expresaron:

 

“la libertad es un valor que nos hace dignos como personas y la dignidad es importante componente de nuestra salud”

 

Se trata de prácticas en espacios de organización comunitaria con un ejercicio de la democracia local: todos saben y todos deciden. Los que hacen son las personas que tiene vocación para hacer un masaje, o administrar la dígitopuntura, preparar una cataplasma o un té con algún yuyo y siempre con eso de “estar bien” : “Si no estoy bien no puedo ofrecer la práctica aunque la sepa hacer”.

 

 

ESCENARIO 6:  GANAR EN SALUD

 

A este escenario lo percibo  como uno que teniendo  como sustento al  anterior,  evoluciona hacia  instancias superiores. Nada mejor  que el siguiente diálogo con las “doñas” de las comunidades campesinas para ilustrar la esencia de este escenario:

 

-         Está muy bien eso que vos decís,  Julio,   “mejor es prevenir que curar”

-         Sí, claro...

-         Pero... ¿hasta cuándo?

-         ¿Cómo hasta cuándo?

-         Y sí... porque eso de prevenir y prevenir siempre es como atajar penales. Vienen las diarreas o vienen las hepatitis,  corriendo a hervir agua, viene el sarampión, corriendo a vacunarse, viene el cólera corriendo a poner cloro al agua... y ¿por qué no nos preguntamos el porqué vienen estas enfermedades?

 

Lo que nos hacía ver la doña es que solamente con “prevenir”, no estamos cuestionando  “el modelo” que provoca enfermedades. Si volvemos a esto de la salud integral, a la salud del todo, a la salud del ecosistema, debemos entonces leer  “el libro de la Naturaleza”.

 

En un ecosistema sano, una planta, un animal, toda forma de vida, nace, crece y vive el tiempo que tiene que vivir... en salud. Será unos pocos días o meses o miles de años como el alerce. En cambio en la sociedad  de la especie humana, es   raro encontrar “especimenes” que mueran por muerte natural.

 

Los seres humanos, con el modelo impuesto, convivimos en forma constante con las enfermedades. Las enfermedades ya son parte del paisaje y no nos cuestionamos. A tal punto que si en una región, provincia o país predominan las muertes originadas por enfermedades infecciosas y desnutrición decimos que es signo de subdesarrollo.   En realidad lo que evidencia es que la población de esas áreas son víctimas de las injusticias sociales, de las injusticias ecológicas, de la explotación y de la exclusión.

 

Si por el contrario predominan  las muertes por accidentes, por cáncer, por enfermedades cardiovasculares e incluso homicidios y suicidios, decimos que es signo desarrollo! En realidad expresan el grado de infelicidad de estas sociedades del llamado “primer mundo”.

 

Pablo Regalsky, antropólogo argentino quien de  hace años trabaja en Cochabamba, nos contaba en su conferencia en la Academia Nacional de Medicina (4/7/95), que la medicina quechua concibe que el ser humano puede padecer una sola enfermedad: la pérdida del ánimo. Y todo aquello que nosotros llamamos enfermedades, para la medicina quechua es síntoma de esa “pérdida del ánimo”

 

¿Por qué se pierde el ánimo?

 

Cuando hay ruptura de la armonía. Ruptura de la armonía con uno mismo (baja autoestima), en relación con los demás (enojos, agresiones) con todos los seres vivientes (agredir la Madre Tierra, envenenar el suelo, las aguas, destruir plantas, agredir animales). Ganar en salud es la propuesta de las culturas que se sienten parte de la Naturaleza cuestionando  este modelo que provoca enfermedades.

 

Ganar en salud es re-crear el mundo fundando otro tipo de  relaciones con uno mismo, entre todos los seres humanos y con todas las expresiones de vida, de forma tal que predomine la armonía, y así con la salud de los ecosistemas armoniosos la enfermedad tenga cada vez menos lugar.

 

Recuperar el derecho a ser concebido, nacer, crecer, desarrollarse y finalizar el ciclo biológico... ¡en salud!

 

Volvemos a las preguntas y nos hacemos otra

 

-         - ¿Qué es participar?

-         - ¿Es que  otros participen haciendo cosas que nosotros queremos?

-         - ¿O es que todos decidamos juntos?

 

Esto último tendría alguna expresión concreta si nosotros como trabajadores del sector salud nos preguntáramos:

 

-         ¿En qué podríamos  participar nosotros en la vida de la comunidad?

 

Tendríamos que proponernos participar en nuestro medio en aquellas cosas  que la comunidad  quiere, necesita y espera de nosotros como trabajadores de la salud. Sería  un primer  paso previo para que nosotros nos sintamos también comunidad. Por supuesto esto significa desarrollar una verdadera actitud de diálogo.

 

Diálogo es una relación en un mismo nivel. No se trata solamente de escuchar y expresar sino también estar dispuesto a admitir que,  como fruto de ese diálogo podemos encontrarnos ante la necesidad de modificar puntos de vista, actitudes y aun valores. Que todos nos sintamos comunidad local nos ayudará a  desarrollar  ese sentido de pertenencia que podríamos recuperarlo  si logramos otra vez sentirnos pueblo.

 

 

 

3.4 PROTESTAS Y PROPUESTAS

 

Los movimientos sociales y la salud integral

 

Están pasando cosas en el mundo, en todas partes del mundo. Los medios dan espacios a noticias acerca de movimientos sociales, movimientos de mujeres, luchas de pueblos originarios, de campesinos, de ecologistas. Todos ellos tienen algo en común: protestan contra la globalización y luchan por un mundo diferente. En mi percepción es necesario y urgente que todos estos movimientos confluyan, ya que se trata de una lucha en defensa de la vida y la salud integral es componente indispensable de la vida.

 

Un gobierno mundial de facto

 

Hace más de 500 años irrumpe el “capitalismo” en la Historia de la Humanidad y se produce  un drástico  cambio en la cultura occidental: se deja a un lado el  respeto a  la Naturaleza para sentirse fuera y aun contra la Naturaleza y domina la lógica de explotación y acumulación y la moral utilitarista. Esta cultura occidental se impone y domina la escena mundial. Se invaden pueblos y continentes enteros. La visión del poder de esta cultura occidental es piramidal.

 

Hoy la población del planeta  está dominada por un gobierno mundial de facto. En la cúspide de la pirámide del poder se hallan unas pocas grandes corporaciones empresarias, alrededor de doscientas

En esta pirámide de poder, tenemos inmediatamente los gobiernos de los países llamados centrales. Los embajadores de estas grandes potencias son  los que abiertamente y sin pudor alguno  intervienen en defensa  de los intereses de esas empresas.

 

Los acuerdos realizados en 1944 en  Bretton Woods, (EEUU) generan  grandes instituciones que han demostrado fehacientemente su rol de “custodias” de los intereses de este poder mundial de facto: el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y poco después el GATT que luego es continuado por la Organización Mundial de Comercio (OMC) Estos tres actores, especialmente en la década del 90, desplazan el rol de las Naciones Unidas y de sus organizaciones tales como la OMS, UNESCO y otras.

 

Coopera, y muy eficazmente para afianzar este poder tanto la comunicación por los medios masivos como la educación de los sistemas formales.  Los grandes medios están en manos de empresas oligopólicas que poseen   diarios con un tiraje de millones de ejemplares por día, las radios de mayor alcance y los canales de televisión que con determinados programas consiguen un mayor “ratting”.

 

Los sistemas llamados educativos evidencian la intencionalidad de imponer un solo estilo de vida y aceptar estas decisiones como bien lo ha llamado uno de sus ideólogos: “el fin de la historia” Se ha hablado en reuniones continentales de la necesidad de homogeneizar las culturas, es decir destruir a las otras culturas. Muy bien lo expresó el dirigente campesino Hugo Blanco, del Perú, en el reciente Foro Social Mundial 2002 en Porto Alegre, se pretende que todos tomemos Coca Cola y que nuestros niños jueguen con Pokemón.