Artículos Varios » Japón, Energía Nuclear, Algunas Reflexiones-Juan Yahdjian

Última actualización: 21/04/2011

JAPÓN, ENERGÍA NUCLEAR

Algunas Reflexiones

Juan Yahdjian

 

 

Nuestro Planeta está enfermo y nos pide que hagamos los cambios necesarios para mejorarlo. Nosotros podremos vivir si la Tierra vive. Chernobil y Japón son llamados u ocasiones para revisar lo que estamos haciendo y desviar el camino hacia futuros saludables.

No se trata de seguir consumiendo y usando más y más energía y seguir calentando el clima, se trata de buscar, entre todos, formas nuevas de ahorro, de uso sustentable de todos los bienes naturales. Éstas reflexiones quieren contribuir en esa dirección.

·         El desastre de Japón es fruto de la soberbia humana. El ansia de poseer, de consumir, de dominar, de acumular riquezas, de creer que todo lo sabemos, que todo lo podemos. La adoración del dios consumo, del dios dinero nos desvía del Dios verdadero, del Dios de la VIDA.

·         Estamos pagando las consecuencias por no respetar la MADRE TIERRA. Las centrales nucleares producen energía mientras destruyen. Y  siguen destruyendo cuando solo quedan sus desechos.

·         La Energía Nuclear es la más cara y peligrosa. Y si tenemos en cuenta los gastos de salud y otros, de resultas de éstos desastres…..

·         Las radiaciones contaminan a todos los seres vivos. Cada célula, cada tejido, cada ser puede ser alcanzado y su capacidad destructora perdura en el tiempo.

·         Las radiaciones “viajan” con el aire, el agua, los alimentos, los humanos etc. Circulan por todo el Planeta y contaminan a su paso.

·         Las radiaciones actúan sobre los genes y producen cambios imprevisibles, desde malformaciones hasta cánceres de distintos órganos.

·         Las radiaciones que se diseminan desde Japón se suman a las que ya existen en el aire, el agua, los alimentos, los seres vivos etc. Se acumulan en nuestros cuerpos y duran más que nuestras propias vidas. O sea que somos responsables de algunas enfermedades de las generaciones futuras.

·         Se acumulan quiere decir, que la dosis que ingresó hoy en mi cuerpo se agrega a la de ayer, por una radiografía o tomografía computarizada, por ejemplo. Entonces no podemos hablar de cantidad tolerable ya que depende de la que llevamos acumulada. Por ejemplo, si la dosis llamada tolerada es 5 unidades en una persona y  yo ya tengo 3, mi dosis tolerada es 2 y no 5. Pero esto en el supuesto que no recibiré más radiaciones de por vida. Y sabemos que no somos matemáticas sino humanos.

·         Las pequeñas dosis de radiaciones pueden también causar enfermedades, transtornos  genéticos y cáncer.  No podemos predecir, no podemos calcular, no podemos evitar.

·         Chernobil fue un aviso que no quisimos entender. Los errores se pagan hasta con la propia vida; pero nosotros estamos también atentando con la vida que viene, con las futuras generaciones. Los desechos nucleares siguen emitiendo radiaciones miles de años.

·         Alemania y otros países reaccionaron frente al desastre japonés. Nuestro país espera. ¿Será que Embalse y Atucha seguirán su curso a pesar de Fukushima? Por ahora el gobierno y otros responsables guardan silencio…

·         No es la única forma de AUTUDESTRUCCIÓN, porque también desmontamos y quemamos florestas, represamos ríos y atentamos contra sus vidas, producimos venenos y contaminamos el Planeta, votamos políticas de hambre en cambio de estimular la producción de alimentos sanos, hacemos la guerra en cambio de la Paz, pero debemos convenir que el uso de energía nuclear es una de las más letales.

·         Las centrales nucleares japonesas, en un principio estatales, fueron privatizadas, lo que puede explicar el poco mantenimiento, propio de la priorización de las ganancias de todo emprendimiento privado.             

·         El verdadero desafío no es descubrir nuevas fuentes de energía sino formas de ahorrarla. El USO de la energía produce calor. Si todos usamos la energía que malgastan los del Primer Mundo necesitamos tres Planetas como el nuestro. Fukushima nos tendría que servir para frenar la carrera consumista y pensar en qué mundo vivirán nuestros hijos-nietos etc. 

 

Eldorado, Misiones, Argentina, abril 2011

                      

 

Juan Yahdjian, Médico, Especialista de Rayos X (radiación ionizante) y Diagnóstico por Imagen. Miembro del Movimiento Social Misiones, del Espacio Ecuménico y del Foro de Pensamiento y Construcción Social, juancitochachan@gmail.com .                                                  

 

Destacados

Hemos recibido

4406180

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com