Boletines » N° 15- Hacia La Internacional de la Esperanza - 22/08/16

Última actualización: 22/08/2016


  

   

HACIA

LA INTERNACIONAL  DE LA ESPERANZA

CON

ALEGREMIA Y AMISTOSOFÍA

Nº 15

22 de Agosto de 2016

 

LUGAR: Cochabamba – Bolivia MARTADERO www.martadero.org

FECHAS: Viernes 23, Sab. 24 y Dom. 25 de Septiembre 2016

ANFITRIONES: Salud de los Pueblos – Bolivia

Facebook: Salud de los Pueblos – Bolivia

https://www.facebook.com/groups/665838210126663/

COORGANIZA:    Martadero Bolivia

www.martadero.org (interaccionsocial@martadero.org)

teléfono fijo: 00 591 4 4588778

INFORMES e INSCRIPCIONES:  alegremiabolivia@gmail.com

Enlace para Ficha de Inscripción:

https://drive.google.com/file/d/0BxQQJb54_zoKS0dQM0lNTHRBNHc/view?pref=2&pli=1

El dinero no debe ser un factor de impedimento para asistir.

Se sugiere aporte voluntario 100 bs. Las personas que puedan apoyar al evento con este importe  perfecto, lo mismo la mitad o más o lo que se pueda….

PAGINA DE FACEBOOK:

Internacional De La Esperanza: Salud Popular Con Alegremia Y Amistosofía

https://www.facebook.com/InternacionaldelaEsperanza/?fref=ts

  

 

LA PLANETARIZACIÓN DE LA ESPERANZA

Luis Weinstein

Hay esperanzas a distintas escalas, desde las individuales hasta las cósmicas, desde las más vitales, hasta las del corazón de la espiritualidad.

Desde la perspectiva de la escala humana, desde lo más alcanzable en las posibilidades conocidas de la especie, la esperanza en la internacional de la esperanza se confunde con la expectativa de la planetarización.

Sí, planetarización, en diagnóstico diferencial con la idea de la  globalización, el globo lleno de consumos superfluos, de prepotencias nacionales y étnicas, de omnipotencia del dinero personal, grupal, nacional, transnacional.

De la globalización individualista, grupista y antropocéntrica

Planetarización, no el mundo globalizado contaminado con el poder  de la trivialidad auto centrada de unos y su aparente opuesto, el fanatismo.

Desde el agradecimiento por la existencia, desde la admiración por el cosmos, a partir de la integración con la vida, el auténtico desarrollo humano, sin perder la riqueza de lo personal, requiere reconocer su  casa rodante, su nave espacial, Gea, la Tierra, la Pacha Mama, Mapu, la Diosa Madre…

Planetarización, no la geopolítica sujeta a la avidez de poder Internacional de la Esperanza como proyecto planetario en que las fronteras entre los países se convierten en lugares de diálogos entre pasajeras y pasajeros de una  nave espacial en que florece la vida y la conciencia.

Planetarización, proyecto internacional, camino para la reevolución en que el homo sapiens se hará realidad con alegremia y amistosofía, asumiendo la coexistencia y el covivir con coraje de ser.

 

¿VIVIR POÉTICAMENTE?

El Arte en el Camino de Transformación hacia la Vida

Alberto Valente

 Dice Eduardo  Galeano:

Libres son quienes crean, no copian

 Libres son quienes piensan

                No obedecen

Enseñar es enseñar a dudar

Hace un tiempo ya, me preguntaron si era poeta. Y allí percibí que no soy poeta por lo que escribo,  solo creo vivir poéticamente, de allí lo que sigue que hace al desapego:

Vivir poéticamente

Cuando la otredad tiende a desaparecer

Inauguramos la edad de la poesía?

Vivir poéticamente?

Encontrarnos en el asombro?

Generar diversidad

Para encontrarNOS?

Renacer en los opuestos

Complementarios?

Porque morir para defender?

Y si vivimos para nacer?

En la belleza de este instante

Embarcados en el asombro

Viajemos en el Interrogante

Sí?

Por último y siempre siguiendo la misma temática lo escribí al cumplir años:

¿Qué hiciste en todo este tiempo transcurrido?

Planté semillas

convertidas en palabras

que acarician.

Muchas crecieron,

y su crecimiento

me transformó,

se independizaron de mí

crecieron solas

generando mi desapego.

Y cuando creí estar ciego

Vi más que nunca.

Y en mi soledad

me encontré por dentro.

Ese encuentro

me hizo ver al otro

y ese otro convertido

en universo, perdiéndome en él.

Así buscando

siempre buscando

percibí

que el tiempo no se mide,

se siente.

Que la amistad

hay que cultivarla,

es una flor perenne

siempre está.

Como zarza ardiente

Dice: heme aquí

siempre estoy

como la vida.

Decidí

sin saberlo

ni proponerlo,

que en las postrimerías

de mi vida

vivo comenzando…

Gracias vida

que tanto me regalas

 

 

SALUD DE LAS RELACIONES

Julio Monsalvo

 

“Salud de las Relaciones” sería la clave para el Buen Vivir.

 El Buen Vivir, Suma Kawsay en voz quechua, Suma Qamaña en aymará, es la “vida en plenitud en armonía entre la Humanidad y la Madre Tierra”, como muy bien lo definen los amigos Arturo Quizhpe y Kléver Calle del Ecuador.

 ¿Por qué “Salud de las Relaciones2 sería la clave?

¡Es que somos relaciones!

¿Cómo es eso que somos relaciones?

Nuestra Casa Grande es nuestro Planeta Tierra. El Planeta es un Ecosistema. Somos ecosistemas. “Eco” es casa y “Sistema” es un mundo de relaciones.

El Universo es un Todo indivisible. Estamos interconectados entre todos y con el Todo.

En otras palabras, pertenecemos a la Madre Tierra, pertenecemos al Universo, pertenecemos al Cosmos.

Es el sentimiento de pertenencia de las sabidurías ancestrales. Sentimiento de pertenencia a la Vida. ¡Somos Naturaleza!

Asimismo es la constatación de la Ciencia, especialmente de la Física Cuántica.

“En última instancia no existen las partes. Lo que llamamos una parte es simplemente una configuración en una red indivisible de relaciones”, afirma Fritjof Capra, físico cuántico que hace décadas postula el cambio del paradigma científico.

Salud de las Relaciones es la Salud de todos entre todos y con el Todo, es la Salud Integral.

La Salud Integral es componente esencial del Buen Vivir

 

Salud de las Relaciones con una misma/uno mismo

        Somos relaciones, somos ecosistema, somos Naturaleza. La salud de las relaciones con una misma/uno mismo es lo esencial. Sin ellas, sentipienso que son imposibles las relaciones saludables entre las personas y con la Vida misma.

        Son sentipensares personales que surgen desde múltiples vivencias en mis giros planetarios, que ya han superado la séptima década. No se trata de elucubraciones teóricas en disciplinas en las cuales no estoy formado, tales como la psicología o la sociología.

        Pertenezco a la generación de “médicos de antes” que todos los días “hacíamos domicilio”, es decir que recibíamos llamadas para asistir a las personas con problemas de salud en su propio hogar.

        Esta circunstancia laboral, que me llevaba a visitar múltiples hogares, acompañada por lo que creo una innata disposición a observar, ver y escuchar, ha hecho que registrara actitudes de franca autoagresión, independientemente de la condición económica y del nivel de instrucción

        A veces expresada en frases tales como “fumo para castigarme”, “no merezco que mi hijo me regale este viaje”, “los zapatos que compré no son tan lindos como me dicen”.

En otras oportunidades quejas por “lo que no hice o no estudié” o “por lo que me toca vivir” y otras manifestaciones que expresan un estado de ánimo de enojo y frustración.

        Como militante político, gremial y social en diversas fases de mi vida, tengo plena consciencia que las injusticias sociales, las desigualdades escandalosas y las inequidades tremendamente inhumanas, propias del sistema social, político y económico imperante que es el capitalismo, son campo propicio para que se generen todo tipo de autoagresiones.

        Por otra parte, el individualismo y la competitividad, inducen al consumismo, generando la ambición de alcanzar bienes materiales, e incluso obtener modelos corporales, que llevan a una continua insatisfacción al no alcanzar esas tan falsas como fatuas metas.

        Esta dolorosa situación hace que se puedan entender y hasta comprender a quienes se autogreden para acompañarlos con amor.

        Sin embargo, también en distintas “clases sociales” que este sistema ha generado, tengo presente a otras personas que se relacionan consigo mismas con amor, con ternura, conscientes de su valor y de sus potencialidades, inundándose de paz interior.

Esta paz interior genera una contagiosa actitud positiva en lo cotidiano, abordando con un entusiasmo creativo las adversidades, superándolas y potenciando todo lo favorable.

        Estas personas, reitero, independientemente de sus circunstancias económicas y sociales, he percibido que son seres que viven con alegremia, a pesar del sistema que propicia lo contrario.

Son las artesanas del Mundo Saludable que se está construyendo.

 

Salud de las Relaciones entre las personas, familias, comunidades, pueblos

La cultura dominante, el antropocentrismo, con un fuerte componente patriarcal, naturaliza el individualismo y la competitividad. Son “anti-valores”, impuestos de múltiples maneras por esta cultura.

Estos anti-valores generan conductas que se hallan en las antípodas de lo que es natural en todas las especies: cooperación, apoyo mutuo, solidaridad.

Sin embargo, es esperanzador que en todas las latitudes, se están haciendo visibles múltiples reacciones contra esta manera de vivir.

Se organizan manifestaciones contra la guerra, el terrorismo, la desaparición de personas, los muros y otras que expresan siempre solidaridad y clamor por la paz.

        Parecería que numerosas personas estuvieran tomando consciencia que es necesario vivir solidariamente, lo cual señala un camino hacia un cambio cultural.

        Una nueva cultura cuya esencia sean los valores de la solidaridad, generadores de la construcción colectiva de un nuevo sistema social y político caracterizado por el apoyo mutuo entre los seres humanos.

        Quienes estén tomando consciencia de ello, tienen la tan hermosa como poderosa herramienta del diálogo. Escuchar y expresar respetuosamente con la disposición de modificar nuestros puntos de vista, construyendo  juntos conceptos superiores.

El Otro Mundo Posible que soñamos, y que ya se está haciendo visible de diversas maneras, es un Mundo de relaciones saludables entre las personas, familias, comunidades y pueblos.

Un Mundo en donde se vivencia con alegremia y amistosofía recuperar el ser natural: cooperación, apoyo mutuo, solidaridad.

 

Salud de las Relaciones con todas las manifestaciones de vida

        .En el momento histórico que nos toca vivir estamos influidos fuertemente por la cultura dominante, antropocéntrica y con su sello patriarcal       

        Dentro del antropocentrismo, el ser humano al creerse el centro del Universo separado de la Naturaleza, y por lo tanto con potestad de controlar, dominar y explotar, es incapaz de relacionarse saludablemente con las demás manifestaciones de vida.

        A tal punto que a las manifestaciones de vida a las que nos referimos, suelo, agua, aire, flora y fauna, las llama “recursos naturales”, con toda la carga utilitarista que tiene el vocablo “recurso”.

        Por supuesto, lo reiteramos, lo esencial es la salud de las relaciones con una misma/uno mismo.

Existiendo la misma, se recupera el sentido de pertenencia a la Madre Tierra, a la Pachamama.

Si nos sentimos pertenecientes a la Naturaleza, a la Vida, nos corremos del antropocentrismo al biocentrismo.

Tomamos consciencia que todo es vida. Somos vida dentro de la Vida. Estamos interrelacionados con la flora, la fauna, el suelo, el agua, el aire…

Se genera otra ética, otras conductas que son fraternales y amorosas con toda forma de vida.

El Mundo Saludable que soñamos es un Mundo de Armonía entre la Humanidad y toda la vida en sus diversas manifestaciones.

El sueño es el Mundo del Buen Vivir.

Los sueños mueven la Historia porque nos mueven a la acción.

La imagen-horizonte que nos entusiasma es un mundo de relaciones saludables.

Una “Era Alegrémica”  en contraste con la “Era Antibiótica” que ha oscurecido a la Humanidad en estos siglos.

La Humanidad vivenciando la Alegremia Sin Fronteras.

¡Vamos hacia La Internacional de la Esperanza!

¡Hasta la Victoria  de la Vida Siempre!

                                                      

SENTIR EL UNIVERSO

Matías Andrés Cepeda

Dice el poeta…“Del universo cayó una lágrima: se convirtió en otro universo”…

El universo lloraba, el hombre no era solidario.

El universo lloraba, el hombre no se sentía parte de un todo.

Lloraba de dolor, sentía la vida desperdiciada,

sin rumbo, sin destino, sin amor.

El universo lloraba, la vida pasaba sin sentir la vida pasar.

Vi la lágrima que caía, la posibilidad de un nuevo universo.

Vi la lágrima que caía, sin dudas un mundo nuevo nacía.

Marzo, 2016

 

Foto: Mirta Sánchez, Neuquén, Argentina

 

EL PLANETA DE LA ESPERANZA - XIV

Luis Weinstein

Azul y su Nacimiento

Es tiempo que les presente a Azul, manifestó Asombro.

Es uno de mis  propios rostros, también  de muchos, de ciertos momentos, del tiempo significativo y del encuentro, como acabamos de ver en este jardín donde también lo veremos en el Amor, en la Alegría, la Amistad y la Esperanza, el Sentido y el Cuidado, para citar a algunos presentes, pero, obvio, el Azul es muchísimos menor, por algo Neruda lo hace accesible al hacer una pregunta concerniente a su nacimiento: ¿Dónde están los que gritaron de alegría  cuando nació el color Azul?.

 “¿Yo mayor que Azul?”, bromeó Alegría.

“Todo es relativo… “espetó, de inmediato, su hermana Amistad.

Asombro hizo un ademán afectuoso de besar a distancia  a las dos hermanas y tomó de nuevo la palabra.

“Fuentes informadas le atribuyen a Neruda una respuesta  a su propia pregunta, del orden siguiente:

¿Podrían haber  gritado  si no tuvieran ya al  color azul bien dentro de sí?

Porque

el color azul

es del mar

 y del cielo.

De las profundidades 

más vitales del ser humano

 y de su apertura

al desprendimiento,

 a la espiritualidad,

al misterio.

Color de la esperanza

y de la inocencia.

De la justicia

y de la perseverancia.

De la nobleza

y de la trascendencia.

Punto de encuentro

del Asombro y del  Cuidado;

Mirándolo bien ,

se parece a la nostalgia de infinito.

Nace en cada ser humano,

varias veces a cualquier edad.

 

Te Convocamos a Participar en Nuestro Libro

LA INTERNACIONAL DE LA ESPERANZA 2016

Cada sentipensar que emerge desde la diferencia que somos y la profunda conexión que sentimos será abrazado y compilado en este libro de experiencias, artículos, vivencias locales comunitarias, propuestas de camino hacia la Internacional de la Esperanza: Construyendo Salud Popular en Latinoamérica.

Sobre los detalles técnicos:

·       Documento de 6 páginas como máximo.

·       Letra Times New Roman de 14 puntos.

·       Espacio Interlineado de 1,5 puntos.

Enviar documento al e-mail: alegremiabolivia@gmail.com

Hasta 6 de agosto de 2016

INTRODUCCIÓN

Todos nos pertenecemos y pertenecemos al Todo: Relatos, vivencias, composiciones artístico-poéticas sobre el tejido de vida que conformamos. Reconstruyendo el Ser Comunitario como superación del individualismo capitalista. Las relaciones con el mundo visible e invisible de nuestra Comunidad de Vida.

Marco General: Alegremia. Amistosofia.

Breve referencia sobre la Alegremia: Nace como una interpelación de una hermana campesina a un médico; es la Alegría en la sangre; se constituye con las A de la Esperanza, como propuesta directa de transformación social, hacia una vida digna como indicativo de salud real de construcción comunitaria.

Las A de la Esperanza: Agua, Aire, Alimento, Albergue, Aprendizaje, Arte, Amor. De las recreaciones en territorios diversos emergen nuevas “A”.

Cualquier actividad comunitaria, propuesta teórica-práctica, vivencia interna, que cuida saludablemente cualquiera de estas A, es parte de la construcción social de Salud Popular.

Esperamos sus aportes documentados para este libro y nuevas “A” son bienvenidas.

Breve referencia sobre la Amistosofía: Nace del encuentro amistoso a través del arte compartido. Es la Sabiduría de la Amistad: entendida integralmente, como una relación con las personas,  con  proyectos, con formas de ver  distintos  aspectos de la realidad,  con lo humano, con la vida, con la naturaleza, con el universo, con el ser, con el hecho de existir. Es cuidar la Salud a través del Arte, amigarnos con la vida.

Esperamos sus aportes documentados para este libro, sus vivencias y propuestas amistosóficas.

Antropocentrismo- Biocentrismo

Antropocentrismo entendido como el sujeto humano autopropuesto centro de referencia para la existencia del mundo. Con los desentendidos agresivos que involucran el sistema patriarcal y de control absurdo sobre la naturaleza y la mercantilización de la salud y la vida. Biocentrismo entendido como la propuesta de volver a girar en torno al respeto profundo de la Vida, de lo que vive. Aquello que percibimos con nuestros ojos y más allá de ellos.

A partir de estos antecedentes, tanto el artículo como las experiencias orientadas a conformar parte del libro deberán contemplar los ejes temáticos detallados a continuación.

EJES TEMÁTICOS

En relación a los temas introductorios, trabajaremos los siguientes ejes temáticos:

1.   Buen Vivir

-        Desde la propia localidad territorial, vivencia comunitaria cosmogónica filosófica, práctica que promueve esta filosofía retomada de los saberes ancestrales indígenas en el mundo.

2.   Ancestralidad Viva

-        Revalorización de saberes ancestrales en Salud. Experiencias prácticas junto a las comunidades indígenas. Ceremonias que nos conectan con el mundo invisible.

3.   Experiencia Populares Saludables

-        Educación Popular en Salud, desde diferentes vertientes político sociales que construyen un mundo digno en los propios lugares de vida, ej.: Paulo Freyre y experiencia brasilera en las favelas y sectores vulnerables donde se reinventa la cultura de la vida con arte y saberes populares.

4.   Buena-ventura del Nacer / Nacer Sonriendo

-        Cambio de Paradigma del Parto-Nacimiento, hacia el respeto profundo del espacio sagrado del parto, la humanización de este momento dentro de las instituciones, el respeto profundo a los saberes de las parteras y parteros indígenas que cuidan este espacio desde la espiritualidad profunda de cada pueblo.

5.   Salud Biocéntrica Integral y el Nuevo Paradigma

-        Ejercicio comunitario de prácticas integrativas saludables de medicina-energía desde las vertientes ancestrales y político-sociales transformadoras. Profundización del Nuevo Paradigma emergente de la Unidad.

6.   Verbo Esperanzar

-        Conjugamos el verbo de construir Esperanza para estos tiempos de crisis profundas, desde las acciones colectivas en defensa de la vida, superando las relaciones coloniales capitalistas que sustentan el actual racismo reemergente en el mundo. Promovemos el respeto a la diversidad y a la belleza que aporta esta al tejido de vida que nos constituimos.

7.   Semillas de Esperanza

-        Cuidado de las semillas ancestrales, frente a las modificaciones genéticas. Promoción de prácticas agroecológicas desde los saberes campesinos para el cambio de modelo productivo industrial hacia un modelo productivo saludable en armonía con la dignidad humana y el respeto a los ecosistemas.

8.   Salud Ambiental

-        Propuesta desde Chile, coordinar con Brigitte Aubel   alkimia.consultores@gmail.com

9.   Mujer y Cultura

-        Coordinar con Susana Obando (Institución “Martadero”) interaccionsocial@martadero.org

La cultura como parte inherente de todo ser humano y de las mujeres, la base fundamental de nuestro desarrollo. Motor también fundamental de los cambios sociales y estructurales. El arte y la cultura como móvil de lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres La cultura como legado ancestral transmitida a partir de la lengua y las prácticas culturales de los pueblos. El valor de la recuperación de las lenguas. Cultura entendida como el accionar diario, que es inherente a la tierra, el territorio, y otros aspectos que nosotras y nosotros como artistas debemos considerar y no quedar al margen de los problemas que nos rodean. La cultura también debe ser politizada desde el arte para reforzar los movimientos que son inherentes a todas.

                 

                         

  

Para las compañeras y compañeros que llegarán desde otras latitudes les proponemos dos opciones de hospedaje:

      Hotel Super 8 (2 estrellas): precio por persona/ por noche   90 pesos bolivianos (incluye desayuno)

      Residencial San Salvador: precio por persona/ por noche - 60 pesos bolivianos (NO incluye desayuno)

En ambos casos se toman en cuenta acomodación en habitaciones dobles o triples, las habitaciones cuentan con baño privado, con agua caliente, Tv por cable y wifi sin costo. 

Las reservas pueden realizarse a la siguiente dirección:

Rojusdajo@gmail.com

   

 

Destacados

Hemos recibido

4466683

visitas

Hay 10 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com