La Gacetilla Alegrémica » Nro. 385 - Ñanduti, tejiendo infancias - 14/11/21

Última actualización: 14/11/2021

EL LEGADO DE JULIO MONSALVO

LA GACETILLA ALEGRÉMICA

CONTINÚA SU VUELO

 

Publicación semanal difundiendo noticias y sentipensares que visibilizan y anuncian un Mundo Saludable con Alegremia y Amistosofía.

­­­­­­14 de noviembre de 2021

Nro. 38

 

 

 

ÑANDUTI, TEJIENDO INFANCIAS

 

Ñanduti es un Colectivo de la Provincia del Chaco, específicamente de la ciudad de Resistencia y gran Resistencia, actualmente formado por Anahí, Mariel y Manuela y otras compañeras que han transitado distintos momentos del proyecto.

El origen

Nace en el año 2015 como una iniciativa de compartir lecturas junto con Manuela, que es una de las compañeras fundantes del colectivo.

En las primeras intervenciones urbanas en las plazas, ponían una manta y cartelitos que decían por ejemplo: “Se regalan palabras”. Este hecho generaba mucha sorpresa, las personas se preguntaban cuánto les iban a cobrar, pero era gratuito.

Con el correr del tiempo, agregaron otros elementos como maderas y pinturas, y además de plazas, se instalaron en distintos espacios abiertos.

Ñanduti llega con las propuestas, las despliega, puede haber hasta 10 postas para niñxs y adultxs que se acerquen a jugar.

En la idea original, la lectura inspiraba la idea de poder leer el mundo y lo cotidiano más allá de la lecto-escritura convencional. Comenzar por ejemplo “a leer el árbol y contar a alrededor de él”, teniendo en cuenta que la ciudad de Resistencia está llena de árboles, de semillas, de lapachos. Se plantearon crear una propuesta a partir de la cual leer cosas de lo “cotidiano tan visibles, y poder re descubrirlas a partir de una nueva sensibilidad. Una mirada poética y de la belleza de nuestro espacio”.

Poner en juego el cuerpo

En un momento del proyecto, reflexionaron en torno al lugar central del cuerpo en la propuesta. La sensibilidad, la disponibilidad del cuerpo, cómo se acercan ellas a los participantes, desde qué altura, desde dónde lxs miran. “El cuerpo como eje central a partir de desear que niñas y niños tengan una experiencia de cuerpo más plena, hacer contacto con lo que les pasa. Tocar y mirar las hojas, el aire, qué nos pasa con eso, qué sentimos en nuestro cuerpo. El cuerpo en el espacio, en los diferentes contextos. Disponemos las cosas según el espacio, y nuestros cuerpos y el objeto como mediador del vínculo entre las distintas personas que participan.”

Las intervenciones son espontáneas, no hay un proceso anticipado, se da el aquí y ahora. Así transita la propuesta. “Hay que ponerle mucha palabra y cuerpo al adulto para que se relaje, para que no quede como espectador, que los adultos también puedan vivir la experiencia.”

Los objetos reciclados

Los objetos utilizados en el espacio son producidos por el grupo con materiales reciclados de desecho o reutilizables, esta es una impronta que las acompaña desde el comienzo. Cuentan con maderas de los aserraderos, pintura de pizarrón, telares de bandejitas de fiambre, telas donadas por costureras, rollos de cartón, papeles borrador.

“Cada encuentro tiene el mensaje que el juego puede estar al alcance de todos.”

Corroboran desde la experiencia que si la propuesta es pensada al momento del encuentro, los niños juegan con lo simple, palitos, ramitas, telita.  Cosas simples que se resignifican por medio del  vínculo, el espacio, la familia, el silencio, la concentración y la interioridad. El juego sucede de manera simple, sin juguetes comprados, sin complejización ni estructuras. “Cada niño abre el juego para cosas que nosotras no hemos imaginado, todo lo que se puede abrir a partir de los niñxs. Cuanto más abierto es el material, más invita a crear. Estamos disponibles sin invadir.”

Las propuestas son espontáneas, en lugares diversos, a veces con muchísima gente, sin embargo, el juego acontece con tranquilidad y respeto.

Nuevos espacios

Actualmente, Ñanduti está posibilitando encuentros en el monte.

A diferencia de las plazas de ciudad que son muy prolijas, en el monte se siente de otra manera el espacio, se vivencia si está seco o no, las semillas y los árboles, la energía de esos lugares convoca a cerrar los ojos, hacer silencio, sentir el sol y la sombra, todo es muy armonioso.

La idea avanza en empezar a llevar cosas del monte a la ciudad, por ejemplo, “a la Casa de las Culturas llevar materiales del monte. Que los niñxs tengan conexión profunda con el ambiente natural y aprendan desde pequeñxs a cuidar la casa común.”

Ñanduti, palabra guaraní que nombra un tejido característico de la zona.

“Sentíamos que tenía que ver con esto, con el entramado, con la conexión de acompañar infancias, hacer por hacer, jugar por jugar. Fuera de la niñez, fuera de la lógica del consumo. Los adultos también pueden recuperar el tiempo de infancia, lo hayan tenido o no, para eso es necesario un tejido.”

Trabajan con otras instituciones y personas, y tienen el propósito de seguir pensando y experimentando la importancia de que los niñxsy adultxs jueguen libremente, del  jugar por jugar. Experimentando libertad y también responsabilidad. Descubrir, asombrar, experimentar, explorar.

“Jugar, compartir, convivir en la diversidad de las personas que somos y de la naturaleza.”

 

Contacto:

tejiendo.infanciasgrupo@gmail.com

Facebook e Instagram: Ñanduti tejiendo infancias

 

Equipo Editor de La Gacetilla Alegrémica

Lagacetillaalegremica@gmail.com

Instagram, Facebook y Twitter: La Gacetilla Alegrémica

 

 

INVITAMOS A VER EN www.altaalegremia.com.ar:

 

Revista Co Incidir N°92 Octubre 2021

http://www.altaalegremia.com.ar/contenidos/revista_co_incidir_n_92.html

 

 

 

Destacados

Hemos recibido

8602793

visitas

Hay 19 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2021 | alegremiasinfronteras@gmail.com