Cartas que salen del cuerpo » Nro. 444 - Esperanza y Alegremia: “Todas las plantas curan…”- 18/10/20

Última actualización: 16/10/2020

Esperanza y Alegremia: “Todas las plantas curan…”- Carta que sale del Cuerpo N° 443

Cartas que salen del Cuerpo    

La columna editorial del sitio www.altaalegremia.com.ar  

Carta 444: 18/10/20


“TODAS LAS PLANTAS CURAN…”

 

Mediados de diciembre del 95...

Los participantes de un Curso sobre “Medicina Tradicional y Plantas Medicinales”, en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara, Cuba, nos trasladamos a Santa Isabel de Las Lajas, cuna del recordado cantante Benny Morey, llamado “el Sonero Mayor”.

Al lado de su casa natal se levanta un templo de la religión Ifá, que tuvo su origen en Sumeria, pasó a Egipto y de allí al continente africano.

La invasión europea también impuso la diáspora africana y con ella, llega la religión Ifá a Cuba.

 Vamos a participar de una especial celebración recordando la liberación de los esclavos.

Finalizada la inolvidable ceremonia de la cual todos nos sentimos partícipes, el Babalao, el sacerdote principal, nos invita muy amablemente a visitarlo esa tarde a su casa en Santa Clara.

En su vida civil, el Babalao es un profesional del Derecho y Profesor en el mismo Instituto donde estábamos estudiando.

Nos recibe en la sala en donde nos muestra un altar, piedras, libros en idioma egipcio.  Nos dice que todo eso no es suficiente para ser Babalao, pues además “se reciben telegramas desde arriba...”

 De pronto, nos asombra con esta afirmación:

No existen las plantas medicinales... todas las plantas curan... hay que saber cuál y cómo darlas a quien las necesita en ese momento... 

 

Fines de abril del 96...

Me hallo en la Provincia de Misiones participando de un encuentro sobre “Agricultura Orgánica”. Se acercaba el jueves 2 de mayo, día de mi cumpleaños. Había decidido celebrar mi vida en uno de los tantos bellos rincones de esa Provincia para meditar en soledad.

Unos días antes, una compañera me invita a visitar Peruttí, una aldea guaraní. Me entusiasmo, ya que hasta entonces nunca había visitado una de ellas. Le digo que sí y me dice “Vamos el jueves...” Un cambio en mis planes...

Ese día, dos de mayo, recorriendo fascinado esa aldea, apreciando un cuidado muy especial de todo el entorno, todo muy limpio, un clima de respeto y distensión, mujeres lavando sus ropas, teniendo la precaución de hacerlo aguas abajo de los manantiales...

Imprevistamente nos encontramos con un señor anciano sentado sobre un tronco... Era el Cacique y el Paí... No siempre se da que una sola persona tenga estas dos funciones...

Nos acercamos... Vamos percibiendo que se trata de esas personas que irradian luz en su rostro...

Nos saluda, nos invita a sentarnos...  habla muy poco... Nos cuenta de lo sabio que es levantarse con el Sol y acostarse con el Sol... que una de sus tareas es recorrer la aldea cuando el Sol se pone, para asegurarse que todos los niños están en casa con sus padres... pues así como en el día hay personas buenas  y malas... de noche hay espíritus buenos y malos... Largos silencios...

De pronto, alza su rostro hacia el cielo y contemplando las copas de los grandes árboles, nos dice:

No existen las plantas medicinales... todas las plantas curan... hay que saber cuál y cómo darlas a quien las necesita en ese momento...

        Un mensaje cósmico. Desde entonces procuro evitar la expresión “plantas medicinales” y con respeto hablo de estos maravillosos seres vivos que son las plantas.

           

Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

                                                   Julio

 

 

 

Destacados

Hemos recibido

7226372

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2020 | alegremiasinfronteras@gmail.com