Cartas que salen del cuerpo » Nro- 388 - Una Contaminación Tóxica - 19/09/!9

Última actualización: 18/09/2019

Una Contaminación Tóxica - Carta que sale el Cuerpo N° 388

Cartas que salen del Cuerpo                                  

La columna editorial del sitio www.altaalegremia.com.ar  

Carta 388: 19/09/19

 UNA CONTAMINACIÓN TÓXICA

En esta Carta no nos referimos a la contaminación por químicos, ni por agrotóxicos, ni por radioactividad, que las hay, sino por expresiones tóxicas.

La sociedad contemporánea está muy contaminada con palabras y gestos que llamamos tóxicos porque envenenan el entorno, ante los cuales debemos estar alerta.

Palabras y gestos tóxicos cargados de odio por pensar distinto, por ser pobre, por pertenecer a otra raza o a diferente religión, por su orientación sexual, en definitiva, odio hacia el que es diferente.

¿Cómo superar esta contaminación?

Veamos algunos iluminados sentipensares que en algunas oportunidades citamos.

Primeramente, nuestro querido amigo Roberto Zaldúa, nos dice:

Estimo que no se trata de combatir a estos monstruos sino de reconocer más y más la Vida en cada lugar, en cada persona, en cada grupo. La Vida, como el hilito del collar uniendo casi imperceptiblemente para que todos sean uno. Ese será nuestro poder…

Por su parte, Bibi Albert afirma, que debemos entender que nadie es enemigo, que sólo hay disfrazados de amenazas: los que todavía no fueron tocados por la luz.  Seres no tocados por la luz, enfermos de Odiopatía.

Recuerdo haber leído en alguna oportunidad, que Mandela siempre observaba que en sus carceleros aparecía en algún momento un chispazo de ternura.

Justamente de Mandela encontré esta cita:

Nadie nace odiando al otro por el color de su piel, su procedencia o religión. La gente aprende a odiar y, si pueden aprender a odiar, también puede aprender a amar. El amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario.

          Kropotkin hablaba del “apoyo mutuo” en el mundo animal. Tingo Vera, sabio campesino de Misiones, nos insta a leer el libro del bosque, donde no hay problemas porque no hay egoísmo, todos cooperan entre sí.

          Lo cooperativo, lo solidario, el amor es lo natural. Estamos convencidos que el Biocentrismo, tener la Vida como centro, es lo natural.

        Con el cambio cultural del Antropocentrismo al Biocentrismo la humanidad podrá cantar genuinamente:

Escucha hermano 
la canción de la alegría 
el canto alegre 
del que espera un nuevo día 
Ven canta, sueña cantando 
vive soñando el nuevo sol 
en que los hombres 
volverán a ser hermanos

 

        ¡Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

                                                Julio

 

  .

.

 

Destacados

Hemos recibido

6437552

visitas

Hay 7 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2019 | alegremiasinfronteras@gmail.com