Cartas que salen del cuerpo » Nro. 343 - Vida Arbórea-I- 19/11/18

Última actualización: 18/11/2018

Carta 343: 19/11/18

VIDA ARBÓREA-I-

 

Estoy muy agradecido a la Vida por las vivencias descubriendo otras culturas en el norte argentino.

Expreso mi gratitud por haber generado en mi persona las energías para emprender un andar haciendo caminos de desaprendizajes, los cuales, a su vez,  me permiten acceder a otros aprehendizajes.

Sigo compartiendo vivencias…

         En los primeros años en mi norte, recorría con jóvenes Qom los montes chaqueños de árboles nativos. Me impactaron los bosques de algarrobos.

          Descubrí que los árboles tienen espíritu. Fue un descubrimiento lento, suave. Un descubrimiento colosal que me enseñó el compartir cotidiano con el Pueblo Qom.

          Me daba cuenta con asombro y felicidad que estaba desaprendiendo muchas cosas y aprehendiendo otras que pasaron a ser las más importantes y trascendentes para mi vida.

          Percibí el “valor” del algarrobo. Digo el “valor” y no el “precio” del algarrobo. Esta diferenciación entre “valor” y “precio” es lo que me hizo tomar conciencia de estar entre los valores esenciales de dos culturas que conviven en este escenario.

Una de ellas, la occidental, le pone “precio” a todo. Le han puesto “buen precio” a la madera de algarrobo utilizada en la fabricación de muebles.

          La cultura Qom valora el algarrobo como un ser vivo que proporciona sombra, alimento y mucho más.

Siento dolor por los algarrobos asesinados.

Y así se va tejiendo esta historia, mi historia, aprendiendo y desaprendiendo, de manera directa y muy fuerte, lo que es el amor a los árboles y a las plantas

Reitero: una inmensa gratitud por haber vivenciado estos signos de vida que generan esperanza.

         

 

¡Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

Julio

Destacados

Hemos recibido

5780178

visitas

Hay 5 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2018 | alegremiasinfronteras@gmail.com