Cartas que salen del cuerpo » Nro. 299 - Las cosas de cada día - 17/01/18

Última actualización: 17/01/2018

Carta 299: 17/01/18

LAS COSAS DE CADA DÍA

Reiteradamente hemos afirmado que es más que necesario, imprescindible, un cambio cultural para que la Humanidad pueda sobrevivir: abandonar el Antropocentrismo, eso de creerse el ser humano el centro del Universo, y abrazar el Biocentrismo, sentir que somos vida dentro de la Vida.

¿Cómo cambiar el mundo si no cambiamos dentro nuestro?

“Las pequeñas cosas de cada día son mucho más importantes”, nos decía Evo Morales, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Fue en Cochabamba en abril de 2010 en la ceremonia inaugural de la Conferencia Mundial de los Pueblos por el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.

Evo nos contaba de sus vivencias de niño cuando sus padres y sus abuelos le transmitían sus conocimientos, sus valores: la Mujer y el Hombre pertenecientes a la Tierra y no dominadores.

 Nos decía de la sabiduría ancestral, curando sus dolencias de manera natural. Nos hablaba de las virtudes de la manzanilla y de la vira-vira.

Recordaba sus vivencias con la alimentación. La quínoa y los productos naturales como el mejor alimento, contrastando con la imposición de papas y tomates transgénicos y de pollos con hormonas. Reflexionaba también sobre el uso de los agroquímicos. 

 Continuaba emocionándonos con el relato de sus vivencias en lo cotidiano con sus mayores, como el leer las nubes los tres primeros días de agosto, leer las estrellas, saber cuándo se debe sembrar papa o yuca.

Nos hablaba de la coca cola para destapar cañerías, del uso de vasos y platos descartables. Por no lavar se usa, se tira y así seguimos contaminando. Los vasos y de los platos de barro si se quiebran, vuelven a la tierra y no contamina. Nos contaba que en Naciones Unidas le ofrecen refrescos en vasos descartables. Le dice a su canciller que espera que en los eventos en Bolivia se usen vasos y platos de barro.

También hace referencia de la vestimenta confeccionada naturalmente que protege de la lluvia y del frio, que una vez que ya no tiene uso, no contamina. En tanto las fabricadas con materiales sintéticos contaminan.

Nos exhorta a recuperar los valores de la cultura campesina.

En la última edición de La Gacetilla Alegrémica, narrábamos la conmovedora historia de José Richard, ciego y sordo, hincha de Millonarios de Bogotá que concurre al estadio acompañado de César, hincha de Santa Fe, el equipo rival, quien le narra el partido mediante golpes en una tabla.

Falcao García, una de las mayores figuras del fútbol colombiano y declarado hincha de Millonarios, les dedicó un mensaje en Twitter. Resume la trascendencia de la simbólica amistad: "César Daza y José Richard Gallego nos han mostrado un camino posible para nuestro fútbol. Nos mostraron a todos que es posible disfrutar del fútbol en medio de todas nuestras diferencias. Es el momento de seguir su ejemplo".

Estamos en un momento histórico que el Antropocentrismo, individualista y competitivo, coexiste con el Biocentrismo, cooperativo y solidario, en la sociedad y dentro de cada ser humano, Tomar consciencia de ello nos permite cultivar el Biocentrismo.

La Vida nos brinda la posibilidad de ser cada día, artesanos y protagonistas de la revolución del cambio de paradigma cultural.

 

¡Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

Julio

 

Destacados

Hemos recibido

5730424

visitas

Hay 14 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2018 | alegremiasinfronteras@gmail.com