Cartas que salen del cuerpo » Nro. 200 - Instante Especial- 17/12/15

Última actualización: 03/02/2016

Carta 200: 17/12/15

INSTANTE ESPECIAL

 

      Según esta manera occidental de “medir” el tiempo, nos estamos acercando al final de este año que en el mentiroso almanaque le impuso el número 2015,

      Será pues esta Carta la última de este ciclo planetario.

      Estamos viviendo un instante muy especial: la supervivencia de la Humanidad está en riesgo

      Es necesario tomar consciencia que el sistema social, económico y político predominante, el capitalismo, no sólo genera inequidades cada vez más profundas, sino que también destruye nuestro hábitat, el Planeta Tierra, de manera cada vez más agresiva.

      La COP21, Conferencia de los Gobiernos sobre  el Cambio Climático, realizada recientemente en Paris, presenta como un logro que se haya consensuado llegar al final de siglo de modo tal que la temperatura del Planeta no aumente más de 2°C.

      Leyendo noticias periodísticas, da la sensación que se trata de una expresión de anhelo. No se especifican medidas concretas tales como suprimir, o al menos reducir, el uso de combustibles fósiles, como tampoco frenar el extractivismo y la deforestación.

      No cuestiona el modelo que provoca el calentamiento global. No cuestiona las causas estructurales.

      En Cochabamba, en 2010, la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, expresó contundentemente:

 

      La humanidad está frente a una gran disyuntiva: continuar por el camino del capitalismo, la depredación y la muerte, o emprender el camino de la armonía con la naturaleza y el respeto a la vida.        

      Requerimos forjar un nuevo sistema que restablezca la armonía con la naturaleza y entre los seres humanos. Sólo puede haber equilibrio con la naturaleza si hay equidad entre los seres humanos.  

      Planteamos a los pueblos del mundo la recuperación, revalorización y fortalecimiento de los conocimientos, sabidurías y prácticas ancestrales de los Pueblos Indígenas, afirmados en la vivencia y propuesta de “Vivir Bien”, reconociendo a la Madre Tierra como un ser vivo, con el cual tenemos una relación indivisible, interdependiente, complementaria y espiritual.

 

      Desde esta columna hemos afirmado en más de una ocasión, que detrás del capitalismo, se encuentra la cultura que lo ha generado: el Antropocentrismo.

      Tanto el capitalismo como la ciencia, funcional al mismo, son hechos de la Cultura Antropocéntrica.

      En este “instante especial” sentimos que es imperiosa y urgente la Re-Evolución de la Humanidad; desechar el Antropocentrismo y abrazar el Biocentrismo. Recuperar el sentir que “Somos Naturaleza”, recuperar el sentido de pertenencia a la Vida.

      ¿El camino? “Se hace al andar”, como nos enseña el Poeta.

      Andando con Alegremia que nos proporciona entusiastas energías, con Paz Interior que abre los manantiales de poderosas ternuras y con Amistosofía, impulsándonos a ser amables.

      Amables con nosotros mismos/nosotras mismas, amables en las relaciones entre los seres humanos vivenciando el apoyo mutuo, amables con todas las expresiones de vida, con el suelo, el aire, el agua, la flora, la fauna.

      La Humanidad cuidando y defendiendo la vida.

 

                 Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

                                                                         Julio

 

          

Destacados

Hemos recibido

4352304

visitas

Hay 5 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com