Cartas que salen del cuerpo » Nro. 183 - Números y mucho más-I_ 20/08/15

Última actualización: 25/08/2015

Carta 183: 20/08/15

 

NÚMEROS Y MUCHO MÁS-I-

 

        Los números impactan. Tienen su prestigio. Son  importantes, sin duda alguna. Veamos algunos ejemplos:

 

-      números absolutos, dan idea de la dimensión (cantidad de estudiantes que se graduaron)

-      porcentajes, muestran el peso de una parte en el todo (por ciento de estudiantes que se graduaron respecto al total de estudiantes que ingresaron)

-      promedios, suministran tendencias (edad promedio de los estudiantes que se graduaron)

-      tasas, hablan de riesgos y permiten comparar (Muy conocida es la Tasa de Mortalidad Infantil, niños fallecidos menores de un año por cada 1000 nacidos vivos. Personalmente preferiría una “Tasa de Vida Infantil”, ya que quizás ayudaría a acciones más integrales)

 

Los números contribuyen de manera significativa a la toma de decisiones políticas y administrativas entre otras.

Sin embargo, es necesario estar alerta para no caer en tecnicismos.

Algo de esto suele suceder cuando se habla de “casos esperados” de una enfermedad en una determinada región, de acuerdo a cálculos que se realizan en base al registro de número de personas que se hayan enfermado en los 5 o 10 años anteriores.  Si la cantidad de personas afectadas por esa enfermedad sobrepasan los “casos esperados” se habla de “brote” o de “epidemia”.

Sin desconocer la utilidad de esta herramienta, se puede caer en el conformismo de aceptar con tranquilidad que haya personas que se enfermen, en tanto su número no supere lo esperado.

¿Por qué tienen que haber “casos esperados”?  Ya hablar de “casos” pone distancia, los “casos” no son números, son personas afectadas que tienen nombre, rostro, sienten, sueñan, trabajan, tienen familia.

Otra medida que se suele divulgar es la parte por millón (ppM) de una sustancia en otra. Por ejemplo ppM de un soluto en un solvente.  Por lo general. el “soluto” es un metal tóxico como el plomo o el cadmio, y el “solvente” es el agua. O partes de un determinado gas por millón en el aire. Si la ppM no supera determinada cifra, se dice que es aceptable.

¿Por qué aceptar la presencia de metales tóxicos en el agua o de gases que no deberían existir en el aire?

Podríamos referirnos también de las cifras del Producto Bruto Interno (PBI), como indicador de “desarrollo”, sin considerar cómo está conformado ese PBI.

El PBI es la suma de lo que una región o país produce en bienes y servicios, por lo que se incluye tanto la elaboración de libros como la fabricación de armas, entre muchos ejemplos.

Volvemos a la necesidad de no caer en tecnicismos que nos impidan cuestionar “lo esperado” y “lo aceptado” y sobre todo no cuestionar “el modelo” de sociedad que genera desigualdades, injusticias, contaminación, enfermedades y muertes.

Indispensable llevar registros, no por los registros mismos, sino con el propósito de aprehender la realidad. Una visión integral de la realidad, contribuye a impulsar una actitud activa en la construcción de un Mundo Saludable.

Estar alerta para que el prestigio de los números no anestesie pensar y sobre todo sentir. La realidad, la vida, es mucho, muchísimo más que números.

 

        Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

                                                                Julio

Destacados

Hemos recibido

4667693

visitas

Hay 10 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com