Cartas que salen del cuerpo » Nro. 159 . Compartir y valorar saberes- II - 19/02/15

Última actualización: 18/02/2015

Carta 159: 19/02/15

 

COMPARTIR Y VALORAR SABERES - I I -

En la Carta anterior compartía vivencias que la magia de la Vida me hizo revivenciar al volver a poner en mis manos notas registradas hace más de veinte años.

Mientras revivenciaba esas vivencias, revivencié un episodio acaecido también hace más de dos décadas.

Fue al participar de un Encuentro de “Reconocimiento de Plantas que Ayudan a la Salud”, en El Espinillo, Provincia de Formosa, norte de Argentina.

Recuerdo el respeto y la atención con que se escuchaba a Genaro Cabañas, cuando se refería a las propiedades de alguna planta,  A Genaro se lo llamaba cariñosamente “Pelé”, por su parecido físico con el jugador de fútbol brasileño,

 “Pelé” era muy querido en la zona y reconocido como “Médico Yuyo”.

En un momento dado, se conversa acerca de las diarreas. La charla se centra en un tipo de diarrea en particular llamada camby ryru yeré. Se describe sus características y se expresa que  “los doctores no la pueden curar”.

“Pelé” comparte conocimientos y procederes que se aplican para curar este tipo de diarreas. Lo hace con solvencia y seguridad. De manera muy didáctica dramatiza utilizando un muñeco para mostrar los masajes que se realizan a las niñas y a los niños con este problema.

Luego relata su experiencia. Uno de sus hijos, siendo bebito, fue hospitalizado por diarrea.   Al observar que se trataba del camby ryru yeré, le comentó al doctor.

Cuenta que la reacción del facultativo no fue nada amable:

-      Vienes con esas cosas en guaraní que no existen…

Se detiene en su relato y reflexiona:

-        ¡Qué lástima! ¡Qué lástima que los profesionales no nos quieren escuchar! ¡Cuántas cosas aprenderían!

Al comunicar su decisión de sacar a su hijo del hospital, un doctor le exigió firmar un papel en el cual dejaba constancia que se hacía responsable si al bebé “le pasaba algo”.

-         Como yo estudié y sé mis derechos, le dije al doctor, si yo lo dejo internado y  “le pasa algo”, ¿Ud. me firma un papel que se hace responsable?

Y continúa:

-        Lo llevé a una Tía mía que sabe mucho más que yo. Lo comenzó a tratar como a las dos de la tarde, enseguida abrió los ojitos y a la noche ya estaba bien.

Y muy feliz muestra a su hijo  de 13 años, allí presente:

-      Éste era mi Bebé que tuvo camby ryru yeré.

Viene a mi mente una afirmación del prestigioso físico cuántico Fritjof Capra en uno de sus libros:

-         La ciencia es un modo particular de obtener conocimiento, junto a muchos otros (…) no es la única manera ni necesariamente la mejor manera, sino sólo una de tantas.(1)

Estar atentos a lo que el fluir de la vida muestra cada día, nos genera una actitud de humildad, de asombro y respeto que nos hace receptivos a saberes y haceres que aportan al cuidado de la salud y de la vida, aunque de muchos de ellos no tengamos “explicación científica”.

El sabio se inclina con humildad ante lo que no conoce y no sabe explicar. Sencillamente expresa “no lo sé”.

Hasta la Victoria de la Vida Siempre!!

      Julio

 

(1) Pertenecer al Universo; Planeta; Buenos Aires; 1993; pág. 33

 


Destacados

Hemos recibido

4784608

visitas

Hay 9 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com