Cartas que salen del cuerpo » Nro. 155 - Salud de las Relaciones-II- 04/12714

Última actualización: 03/12/2014

Carta 155: 04/12/14

SALUD DE LAS RELACIONES -II-

Salud de las Relaciones con una misma/uno mismo

        En la Carta anterior decíamos que la Salud de las Relaciones es la clave para el Buen Vivir, “vivir en plenitud en armonía entre la Humanidad y la Madre Tierra”. Es que somos relaciones, somos ecosistema, somos Naturaleza.

Ahora quiero compartir con las lectoras y con los lectores de estas Cartas mi convencimiento que la salud de las relaciones con una misma/uno mismo es lo esencial. Sin ellas, sentipienso que son imposibles las relaciones saludables entre las personas y con la Vida misma.

        Son sentipensares personales que surgen desde múltiples vivencias en mis giros planetarios, que ya han superado la séptima década. No se trata de elucubraciones teóricas en disciplinas en las cuales no estoy formado, tales como la psicología o la sociología.

        Pertenezco a la generación de “médicos de antes” que todos los días “hacíamos domicilio”, es decir que recibíamos llamadas para asistir a las personas con problemas de salud en su propio hogar.

        Esta circunstancia laboral, que me llevaba a visitar múltiples hogares, acompañada por lo que creo una innata disposición a observar, ver y escuchar, ha hecho que registrara actitudes de franca autoagresión, independientemente de la condición económica y del nivel de instrucción

        A veces expresada en frases tales como “fumo para castigarme”, “no  merezco que mi hijo me regale este viaje”, “los zapatos que compré no son tan lindos como me dicen”. En otras oportunidades quejas por “lo que no hice o no estudié” o “por lo que me toca vivir” y otras manifestaciones que expresan un estado de ánimo de enojo y frustración.

        Como militante político, gremial y social en diversas fases de mi vida, tengo plena consciencia que las injusticias sociales, las desigualdades escandalosas y  las inequidades tremendamente inhumanas, propias del sistema social, político y económico imperante que es el capitalismo, son campo propicio para que se generen todo tipo de autoagresiones.

        Por otra parte, el individualismo y la competitividad, inducen al consumismo, generando la ambición de alcanzar bienes materiales, e incluso  obtener modelos corporales, que llevan a una continua insatisfacción al no alcanzar esas tan falsas como fatuas metas.

        Esta dolorosa situación hace que se puedan entender y hasta comprender a quienes se autogreden para acompañarlos con amor.

        Sin embargo, también en distintas “clases sociales” que este sistema ha generado, tengo presente a otras personas que se relacionan consigo mismas con amor, con ternura, conscientes de su valor y de sus potencialidades, inundándose de paz interior.

Esta paz interior genera una contagiosa actitud positiva en lo cotidiano, abordando con un entusiasmo creativo las adversidades, superándolas y potenciando todo lo favorable.

        Estas personas, reitero, independientemente de sus circunstancias económicas y sociales, he percibido que son seres que viven con alegremia, a pesar del sistema que propicia lo contrario.

Son las artesanas del Mundo Saludable que se está construyendo.

Hasta la Victoria  de la Vida Siempre!

                                                                            Julio

Destacados

Hemos recibido

4537184

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com