Cartas que salen del cuerpo » Nro. 153 - Alerta con el etiquetar-IV- 20/11/14

Última actualización: 19/11/2014

Carta 153: 20/11/14

 

ALERTA CON EL ETIQUETAR-IV-

        En Cartas anteriores alertábamos sobre el etiquetar personal y/o colectivamente de manera agresiva o peyorativa, ya que etiquetar hace imposible el Diálogo.

        Recordamos que consideramos al Diálogo como una instancia saludable, en donde se comparten sentires y pensares con una actitud de búsqueda de conceptos y de ideas que se enriquecen con el escuchar y expresar de manera respetuosa.

No solamente escuchar y expresar con respeto, sino estar permanentemente con disposición a modificar nuestros puntos de vista originales.

Por supuesto que esta disposición debe darse en las dos partes. Estamos hablando evidentemente de un cambio cultural, pues en la cultura dominante, lo frecuente, lo cotidiano, es el no-diálogo plantándose con terquedad en la propia manera de pensar y creer, de manera inamovible.

        Hoy queremos referirnos a otras etiquetas que, a pesar de parecer elogiosas, también son un obstáculo para el Diálogo.

        Se trata de anteponer al nombre de la persona, la “etiqueta” doctora, doctor, ingeniera, ingeniero, licenciada, licenciado y otros similares. Por lo general se trata de la denominación de algún título otorgado en una graduación académica. Y a veces ni siquiera se cita el nombre.

-      Vos, ¿qué sos?

-      Médico

-      ¿Y vos?

-      Ingeniero…

Es habitual escuchar este tipo de conversaciones cuando se conocen dos personas. Con estas etiquetas, que son símbolos de prestigio, y por lo tanto de poder, se ve sólo un aspecto de la personas. Para reflexionar.

Casi sin darse cuenta, diría insensiblemente, se reduce a la otra persona al “título” y sólo se ve lo que se cree que hace un ser humano poseedor de esa “etiqueta”.

También quien posee un “título” corre el riesgo de reducirse a sí mismo dentro de los límites que inexorablemente tiene la “etiqueta”, por más prestigiosa que sea.

 Por otra parte, se percibe y se trata de manera diferente a quiénes no poseen algún “título”. Con cierta frecuencia he escuchado como una disculpa, “yo no tengo título…”

Son “etiquetas” que parecen haber sustituidos a los “pergaminos de nobleza”, aunque en algunos países estos siguen existiendo!

Estas “etiquetas elegantes”, también conspiran para que no se establezca el Diálogo que consideramos esencial en la cotidianeidad, en el Mundo Saludable de Apoyo Mutuo que soñamos.

 

Hasta la Victoria  de la Vida Siempre!

                                                                             Julio

Destacados

Hemos recibido

4793073

visitas

Hay 7 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com