Cartas que salen del cuerpo » Nro. 144 - "Estupidología" - 18/09/14

Última actualización: 18/09/2014

Carta 144: 18/09/14

 

“ESTUPIDOLOGÍA”

El tan querido como admirado Manfred Max Neef, prestigioso economista chileno, se considera así mismo, fundador de una nueva disciplina, la “Estupidología”, al sostener que “la estupidez es un rasgo único de los seres humanos. ¡Ningún otro ser vivo es estúpido, salvo nosotros!” (1)

Max Neef cuenta que desde niño le preocupaba saber qué es lo que diferencia a los humanos de los otros animales.

Llegó a la conclusión, tras varias investigaciones, que la diferencia radica en la estupidez.

¿Es tan así? Las evidencias que se constatan cotidianamente parecen demostrar que efectivamente es así, la estupidez es lo que nos diferencia.

Al referirse que existe la posibilidad que pueda extinguirse la especie humana, considera que se puede dar por un holocausto nuclear y también por “una serie de procesos actuales que pueden causar dicha situación: el deterioro del medio ambiente, la destrucción de los bosques, la destrucción de la diversidad genética, la polución de los mares, lagos y ríos, la lluvia ácida, el efecto invernadero, la reducción de la capa de ozono, y otros”.

Todo esto es consecuencia de las conductas del ser humano. Conductas estúpidas, pues todas conllevan al deterioro de las condiciones de vida e inexorablemente a la autodestrucción.

Conductas generadas por la lógica del sistema social, económico y político imperante, el capitalismo.  Un modelo que se caracteriza por las “tres ex”: explotación, exclusión, extinción..

Un sistema que surge como expresión de la cultura antropocéntrica dominante. Una cultura desde la cual el ser humano se siente separado de la Vida sin preguntarse él mismo qué es. Mira la Naturaleza y la Vida misma como si le perteneciera, con potestad de dominar y controlar, sin sentirse parte de Ella.

Por tal razón, es necesario destacar que no es suficiente dejar el capitalismo para reemplazarlo por otro sistema que tenga la misma lógica del antopocentismo.

Es necesario recuperar el sentido de pertenencia y abrazarnos al sentimiento de que somos vida dentro de la Vida. Recuperar la cultura biocéntrica, la cultura de pertenencia al tejido de la Vida.

Max Neef concluye  invitándonos a conocernos a nosotros mismos:

“He llegado a la conclusión de que no soy capaz de cambiar el mundo, ni siquiera una parte de él. Sólo tengo el poder de cambiarme a mí mismo… el punto fascinante es que si yo cambio, puede ocurrir algo en consecuencia que conduzca a un cambio en el mundo. Pero tenemos miedo de cambiar. Siempre es más fácil intentar cambiar a los otros. La enseñanza de Sócrates fue: «Conócete a ti mismo», porque sabía que los seres humanos tienen miedo de conocerse. Sabemos mucho de nuestros vecinos, pero muy poco sobre nosotros mismos. Entonces, si simplemente pudiéramos cambiar nosotros mismos podría darse la posibilidad de que algo fascinante pudiera suceder en el mundo. Espero que llegue el día en que cada uno de nosotros sea lo suficientemente valiente para poder decir, con toda honestidad: «Soy, y porque soy, me volví parte de…». Me parece que este es el camino correcto a seguir si queremos poner fin a una manera estúpida de vivir”.

Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

Julio

 

(1)     Conferencia pronunciada en 1989, en Bristol, Inglaterra, en el marco de la conmemoración de Schumacher. Un extracto de la misma se incluye en el libro Desarrollo a Escala Humana. http://www.altaalegremia.com.ar/contenidos/desarrollo_a_escala_humana.html


Destacados

Hemos recibido

4796492

visitas

Hay 9 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com