Cartas que salen del cuerpo » Nro. 121 - Juegos Cooperativos - 21/03/14

Última actualización: 20/03/2014

 

 Carta 121: 21/03/14

JUEGOS COOPERATIVOS

        Es abril del 2000, lo recuerdo como si fuera ayer.

Estamos en la Ciudad de San Carlos de Bariloche, a orillas del hermoso Lago Nahuel Huapí, disfrutando de una soleada tarde y disfrutando de las Jornadas Nacionales de Residentes de Medicina General, en abril de 2000.

        En el momento del cierre, se presenta un grupo de jóvenes del Equipo de Juegos Cooperativos, de la Universidad Nacional de Quilmes y nos proponen… ¡jugar!!  

Un gran entusiasmo ilumina los rostros de los jóvenes participantes. Jóvenes de todas las edades (me incluyo)  aunque naturalmente la inmensa mayoría son “jóvenes jóvenes”.

        Listos para el primer juego. Todas y todos sentados en fila. Comienza una música y se indica correr alrededor de las sillas en tanto el coordinador saca una. Cesa la música y todo el mundo a sentarse. Lógicamente una persona queda sin silla y debe salir del juego. Y así sucesivamente hasta que quedan dos con una sola silla, y gana quien de ellas  logra sentarse. 

El juego obliga a estar muy atento y a tener reflejos rápidos para no quedar excluido.

Terminado este juego, viene el segundo. Es el mismo que el anterior. A correr alrededor de las sillas, se van quitando de a una y  aquí viene un cambio en las reglas: al cesar la música, todas y todos tienen que sentarse, incluso hasta cuando queda una sola silla.

Las energías se unen agudizando el ingenio para inventar las más extravagantes maneras de sentarse sin que nadie quede fuera. Sobre los espaldares, sobre la rodillas, sobre los pies y de las más disímiles formas.

        Uno tras otro se van sucediendo juegos clásicos donde competimos para  no quedar afuera  y ganar, y acto seguido, el mismo juego transformado con el propósito que todos estén incluidos.

        Las horas van fluyendo sin sentirlas. Instante a instante vamos tomando cada vez más consciencia de los sentimientos y actitudes en uno o en otro juego.

        Alertas, a la defensiva, tensos en los juegos competitivos.

Disfrutando con alegremia, estimulando a la imaginación creativa para que nadie sea excluido, en los juegos cooperativos.

Han pasado los años y revivencio esos maravillosos momentos que fueron y son lecciones de vida.

Otro Mundo es Posible, un mundo solidario, inclusivo, con paz y alegremia.

Juegos Cooperativos, una hermosa pedagogía sin discursos, sólo generando sentires en una y en otra situación que, desde mi percepción, facilita recuperar lo natural.

Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

 

Julio

Destacados

Hemos recibido

4730226

visitas

Hay 9 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com