Cartas que salen del cuerpo » #10 - ¿Manejo Racional de Recursos Naturales o sentirnos Naturaleza? (15/12/05)

Última actualización: 23/12/2015

Muy frecuentemente se escucha en diversos ámbitos esto de que debemos ser cuidadosos con la naturaleza, que tenemos que tener “un manejo racional de recursos naturales”.

¿Con qué legitimidad nos creemos con el derecho a “manejar”, a “controlar”, a “decidir”?
Decimos “manejo racional”... ¿Por qué se niega todo lo sensual, lo emocional, lo espiritual, lo artístico, que es esencia del ser humano?
La respuesta está implícita en este final de frase: “recursos naturales”: se ve a la Naturaleza no como vida, sino meramente como “recursos”.
Por supuesto que no se siente que nosotros, especimenes de la especie humana, seamos Naturaleza.
Un bello árbol de algarrobo es un ser vivo, un hermano que coopera con la vida, que nos da sombra, alimentos y que cobija diversidad de otros seres vivos.
Sin embargo, desde la visión de la cultura dominante, patriarcal, capitalista, antropocéntrica, se niega todo esto, sólo ve qué utilidad monetaria puede obtener de su madera.
Así vemos extensos monocultivos de pinos o de eucaliptos con fines industriales donde no se ven otros seres vivos, no se escuchan los trinos de las aves, ni el correr de las aguas... Es todo oscuridad, no hay jolgorio vital pues la vida está de luto.
Negamos con crueldad a nuestros hermanos los animales la posibilidad de desarrollar naturalmente su vida. Gallinas esclavas obligadas día y noche a poner huevos, cerditos que nunca caminarán en su vida obligados a ingerir alimentos en exceso para lograr un peso excepcional en pocos meses, criaderos de pacús, de salmones, de conejos y de otros seres vivos... Todos condenados a muerte en verdaderas cárceles en donde a corto plazo se ejecutará la sentencia           
El anuncio de la instalación de papeleras en Fray Bentos a orillas del Río Uruguay, ha generado movilizaciones y un candente debate y fuertes polémicas, dado la cierta amenaza cierta de contaminación en todo el entorno.
No sorprende los discursos de los sectores empresariales que arguyen que todo está controlado y que los ecologistas son extremistas.
También se ha escuchado voces que alientan a confiar en el gobierno del Encuentro Progresista, Frente Amplio, Nueva Mayoría, que pondrá todos los recaudos para que el impacto ambiental sea mínimo.
Bienvenidas sean estas movilizaciones y debates que sacuden conciencias y divulgan informaciones acerca de las consecuencias para la salud del ecosistema que generan estos intervencionismos que se realizan con una concepción utilitarista.
Es urgente bucear en las profundidades de los sensopensares de la sociedad dominante y en los de cada uno en la intimidad de  nuestros ecosistemas internos.
Se dice “No a las papeleras...” Muy bien... ¿Dónde entonces? Pues seguimos consumiendo papel sin miramientos. En algún lugar se fabrica y en ese lugar se contamina y se siguen asesinando árboles para fabricarlo.
Escribiendo estas líneas  llegan noticias esperanzadoras. Se avanza en la gran integración de los países de Abya Yala. Venezuela es bienvenida como miembro pleno del Mercosur.
Los que siempre hemos soñado con una Patria grande y nos sentimos pertenecientes a ella borrando las perversas fronteras estos hechos políticos nos da alegría. 
Me gustaría que no hablemos de un “Mercosur” sino de una Gran Confraternidad del Sur, en donde todas las políticas tengan como finalidad una permanente celebración de la vida de toda forma de vida.
Ya se está hablando de la construcción de un poliducto Caracas - Buenos Aires, “Petroamérica vs. ALCA” se titula un reportaje realizado al presidente de Petrolera Venezuela y publicado el año pasado.
En ese reportaje se vuelve a decir que deben establecerse fórmulas tales para “que el impacto sea mínimo”.
Se aduce que mientras haya miles de millones de pobres no podemos pedir que se respete a la Naturaleza.
Una evidencia más que desde el paradigma dominante no nos sentimos Naturaleza ni nos preguntamos qué somos.         
Sueño en que desde esta Abya Yala, Tierra en Plena Madurez, surja al mundo un Nuevo Saludable Desarrollo sustentable, con Paz y Equidad.
Esto quiere decir un mundo en donde no exista la pobreza, en que todas y todos tengamos lo suficiente para vivir dignamente. Un mundo en que no haya más especulación, explotación, exclusión ni depredación.
Yo no quiero un mundo más de lo mismo. ¿Hasta cuándo vamos a herir a nuestra Pachamama extrayendo sus líquidos que se formaron en millones de años? ¿Qué daño le estamos haciendo al Planeta? ¡Y nosotros somos Planeta!
Se dice que la energía es necesaria. Pues bien, ¿energía para qué y para quiénes?
Además sabemos que hay otras fuentes de energías como la del Hidrógeno que nos anunciaba Fritjof Capra en Porto Alegre, durante el desarrollo del Foro Social Mundial de 2003 y en su libro “Las conexiones ocultas”
Y también están las energías eólica, solar y todas las variantes de producción local.
Volvemos a la pregunta, ¿para qué queremos energía? ¿qué aporta a la felicidad?
Se dirá que un país, un pueblo, evidencia su crecimiento midiendo su producto bruto interno. Eso es real desde este paradigma patriarcal, capitalista, antropocéntrico.
Si nos ubicamos sensosabiendo que somos Naturaleza, nos corremos al paradigma biocéntrico, centrado en la vida, sensopensaremos en el crecimiento autolimitado y en un desarrollo sin de la felicidad sin límites. 
El indicador ha de ser la Felicidad Bruta Interna como lo ha propuesto en un foro Wangchuck, rey de Bután. Este indicador también lo propone un eminente economista como es Manfred Max Neef.           
Y en lo personal, en los colectivos laborales, en lo comunitario y en todo ámbito, la Alegremia será percibida en crecimiento espiralado
¿Qué locura es esta de sentirnos con derecho a manejar la vida sin sentir que es vida? ¿Por qué vemos a la Naturaleza colocándonos fuera de ella? ¿Qué somos nosotros? ¿Cuál es el destino de esta especie humana con esta voracidad de consumismo?
En tanto sigamos sensopensando que la nNaturaleza son “recursos” nada ha de cambiar por más “racionalidad” que se ponga.
La propuesta viene de sabidurías de culturas milenarias de los pueblos originarios...
Pueblos que siempre se han sentido parte-de, pueblos que poseen el sensosaber que nos pertenecemos.
La Nueva Ciencia, liderada por pléyade de mujeres y de hombres que bregan por el nuevo paradigma en la ciencia, se acerca esperanzadoramente a la Sabiduría.
Sabiduría proveniente de  paradigmas culturales que tienen como centro a la vida.
El cambio de cultura antropocéntrica propia de esta civilización que enferma y mata a una cultura biocéntrica, generará también el cambio de paradigma de una ciencia de la manipulación y del control a una ciencia cooperativa con la vida.
Así, los especimenes de la especie humana nos sentiremos todas y todos que somos Naturaleza, que somos una trama más en el tejido de la vida.
Un encontrarNOS para pertenecerNOS.
           
Hasta la Victoria de la Vida Siempre !
Julio

Destacados

Hemos recibido

4911426

visitas

Hay 4 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com