Experiencias en Diversos Países » El Buen Vivir y la Alegremia - Experiencia en Santa María Magdalena Tiltepec, Oaxaca, México

Última actualización: 10/03/2014

EL BUEN VIVIR Y LA ALEGREMIA

La Salud en Nuestras Manos

 

Iliana Amoroz Solaegui 

Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO)

Movimiento de Salud de los Pueblos (MSP)

 

           

La mala salud que padece la mayoría de la población en México y en el mundo entero es alarmante; viejas y nuevas enfermedades surgen y resurgen cada día con mayor intensida y en detrimento de la calidad de vida de las personas y los colectivos.

Sin embargo, esta situación es sólo la punta del iceberg.

Las enfermedades son la máxima manifestación de un problema global y en la mayoría de los casos tienen relación directa con exposiciones múltiples, repetidas y crónicas a agentes estresantes de origen químico, físico, biológico, mental y nutricional que han aumentado significativamente en el ecosistema humano en las décadas recientes.

Estos diversos agentes estresantes a los que nos exponemos en forma involuntaria –por las condiciones de vida a las que somos sometidos y voluntaria –con el estilo de vida que escogemos o al que somos forzados- tienen sin duda una relación estrecha con la justicia social,  por tanto es un asunto de derechos humanos y un reto político.

Desde hace más de 40 años en América Latina surgió el paradigma de la salud colectiva que, por medio de diversos grupos y personas en diferentes países, se aleja de la medicalización y promueve la salud ofreciendo garantías a los pueblos y colectivos, como alimento, trabajo, educación y felicidad.

Identifican que en el fondo los determinantes de la salud están relacionados con la distribución del poder económico, político y cultural, y que el origen de las desigualdades y de la enfermedad de las poblaciones está en los sistemas de opresión patriarcal, capitalista y cultural.

Con el auspicio del Movimiento de Salud de los Pueblos (MSP), en el cual confluyen colectivos y personas que promueven la defensa de la vida, el Buen Vivir y la toma de la salud en nuestras propias manos, en días pasados se dio el encuentro entre Cristina Ruiz Heinzmann (compañera promotora y activista por la salud en Argentina)  y un grupo de mujeres indígenas que reflexionaron sobre la salud desde el concepto de la alegremia, una propuesta que desde hace más de 15 años impulsa Julio Monsalvo, un médico argentino, y que se ha extendido a diversos países del sur.

¿Qué es la alegremiaLa medicina moderna utiliza la terminación “emia” para indicar valores de sustancias químicas que se han medido en la sangre de las personas, como la glucemia y colesterolemia, valores que se han estandarizado. Su presencia significa enfermedad y su ausencia “normalidad”, y por tanto salud.

 Desde la alegremia se propone que la salud puede ser cada vez más saludable, cuyo indicador es la alegría que fluye por nuestro torrente circulatorio y se transmite en luminosos 33rostros y estrellas en los ojos.

La alegremia es una manera positiva de ver, de estar y de andar en la vida.

En medio de risas, saberes, pensares y sus haceres del día al día, un Grupo de Mujeres Chatinas de la comunidad de Santa María Magdalena Tiltepec, en el Municipio de Santos Reyes Nopala, reflexionaron en torno a aquellas cosas que verdaderamente son necesarias para la vida y que no pueden faltarle a las personas ni a los pueblos para vivir saludable y dignamente.

Conceptos claves de la alegremia dieron la pauta para la reflexión.

Aire, agua, alimentos sanos, abrigo/albergue, amor, arte y aprendizaje.

Las mujeres compartieron la importancia que tienen el aire

no contaminado para la vida y los árboles en la generación de éste; el agua como elemento indispensable para la vida; los alimentos sanos para dar fuerza cada día; la importancia del abrigo, desde la ropa, hasta los árboles por su sombra, y de la casa, como un espacio de convivencia con nuestras familias, de protección y de descanso.

Sin amor entre las familias y la comunidad no se puede vivir; desde el arte valoraron las actividades que disfrutan hacer, como trabajar el barro, tejer y bordar.

Finalmente

en aprendizaje compartieron sobre lo que saben hacer, en especial trabajar el barro, así como los deseos de aprender a hacer nuevas cosas.

La alegremia como propuesta para ejercer el derecho a la salud de los pueblos. 

Oaxaca es de los primeros estados con mayor mortalidad

materna y desnutrición en niños y niñas; en el Municipio de Nopala las mujeres constantemente carecen de servicios de salud y atención médica, o están expuestas al maltrato y discriminación por parte del personal desalud;

Tiltepec es una comunidad históricamente amenazada por cacicazgos que controlan la región política, social y económicamente,

y con serios problemas de contaminación.

La mayor parte del territorio de la región chatina está concesionada para el desarrollo de la minería a cielo abierto.

Sin duda, las A de la esperanza de la alegremia promueven la salud de las personas y los colectivos; impulsan a tomar la salud en nuestras propias manos y abrir alternativas, y abonan a la lucha de estas comunidades por el reconocimiento y ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas y por la defensa de la tierra y el territorio.

 

 

Artículo que “La Jornada”, de la Ciudad de México, publicó en el Suplemento de su edición del 15 de febrero 2014 en el marco del tema del mes "Otra manera de curar”.

Contacto:

Cristina Ruiz

 lacheruiz@yahoo.com.mx

 

 

 

                            

Destacados

Hemos recibido

4420281

visitas

Hay 12 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com