Artículos Varios » Agricultura Ecológica y Soberanía Alimentaria en Puerto Rico - Nelson Alvarez Febles

Última actualización: 25/05/2012

  SERIE

AGRICULTURA ECOLÓGICA Y SOBERANÍA ALIMENTARIA EN PUERTO RICO
 
Por Nelson Alvarez Febles
Publicado en 80grados.net, agosto a abril de 2012
 
 
Agricultura ecológica y cambio de paradigmas / Parte 1
Agosto/2011
Uno de los principales argumentos que se esgrimen contra las propuestas de la agricultura ecológica es que, más allá de que sea algo deseable, es utópico pues no es posible desarrollarla a gran escala para alimentar a la creciente población mundial. Aunque existen innumerables experiencias y estudios que demuestran lo contrario, en esa crítica subyace uno de los problemas más grandes para lograr los cambios necesarios en política pública para pasar a un modelo sustentable de producción y distribución de alimentos: la agricultura ecológica, o su vertiente más académica, la agroecología, exige otra manera de pensar la realidad. Frente al paradigma reduccionista dominante preferimos hablar de un paradigma de la multiplicidad, matrices complejas multidimensionales que integran múltiples variables. Incluye tabla: Homogeneización frente a multiplicidad de funciones en la finca.
 
La soberanía alimentaria: historia y desafíos / Parte 2
Septiembre 2011
 
En el 1996, durante una reunión sobre recursos vegetales para la agricultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (la FAO), en Leipzig, Alemania, la Vía Campesina -que en la actualidad agrupa a más de 150 organizaciones en 70 países que representan a 200 millones de campesinos y campesinas, pueblos indígenas, pescadores artesanales y otras comunidades locales- lanzó el nuevo concepto de la Soberanía Alimentaria, el cual incluye entre sus premisas que la alimentación es un derecho humano básico: el derecho de los pueblos a alimentos sanos y culturalmente adecuados, producidos mediante métodos sostenibles. Todos los pueblos y estados tienen el derecho a definir sus propias políticas agrícolas y alimentarias, se debe dar  prioridad a la producción y consumo local de alimentos y a cada país el derecho de proteger a sus productores locales de las importaciones baratas y controlar la producción; se debe garantizar el bienestar  y la permanencia de la población rural, favoreciendo una agricultura con agricultores. En el caso de Puerto Rico, para poder ejercer una soberanía alimentaria que posibilite la producción ecológica de una cantidad significativa de alimentos para nuestra población, sería necesario desarrollar la soberanía sobre varios aspectos de nuestra realidad política, algunos de los cuales son presentados en el artículo. Incluye el enlace a un video de la Via Campesina sobre la soberanía alimentaria, y una tabla sobre actores sociales y el aumento en Puerto Rico de la preocupación con la seguridad alimentaria.
 
Por los caminos del arroz / Parte 3
Octubre 2011
 
Por los caminos del arroz es un relato escrito a partir de una visita a un proyecto de recuperación campesina de biodiversidad de arroz en una zona al sur de la isla de Java, Indonesia, durante la participación del autor en una reunión de las Naciones Unidas del Convenio de Diversidad Biológica. “La primera vez que nos encontramos me resultó obvio que no encajaba en aquel mundo de lujo hotel Hilton y desenfadada burocracia ambientalista a lo United Nations. Más bien bajo, de músculos elásticos fuertes, piel morena, ojos oscuros ligeramente almendrados y pelo negro lacio, Andya podía ser uno más de la multitud de indonesios…”
 
 
Noviembre 2011
 
Acompañamos a los estudiosos que sostienen que nuestros jíbaros, campesinos de las zonas montañosas, fueron los descendientes de los taínos que huyeron a las guácaras –cuevas del interior– en un lento mestizaje con descendientes de españoles y, en menor medida, negros cimarrones. Somos de la teoría de que una parte importante de la tecnología agrícola practicada por nuestros jíbaros hasta entrado el siglo XX fue en realidad adaptada de los sistemas indígenas, con modificaciones a partir de influencias españolas. Los jíbaros son nuestros campesinos puertorriqueños, desterritorializados y convertidos en reliquia en el imaginario social. Se calcula que para finales de la década del 1930 más del 90 por ciento de la Isla estaba dedicado a algún tipo de actividad agrícola. Además de la producción para la exportación de azúcar, café, algodón y tabaco, en el año 1938 el 65 por ciento de los alimentos consumidos en Puerto Rico fueron producidos localmente, para una población de cerca de dos millones. Es inaceptable que hayamos desterrado del imaginario social puertorriqueño el conocimiento, la tecnología y la biodiversidad agrícola que nos nutrió y sustentó hasta mediados del siglo XX, sobre todo si queremos establecer una agricultura moderna en Puerto Rico que sea ecológica y que aporte a la seguridad alimentaria camino de la soberanía alimentaria.
 
 
La biodiversidad agrícola: importancia, pérdida y sustentabilidad / Parte 5
Diciembre 2011
 
Nuestro sustento está basado en la diversidad biológica que, junto con nosotros, los humanos, conforma la vida de este planeta. Son los alimentos que comemos: cultivos, frutas, animales, peces, raíces y cortezas; las plantas medicinales que nos curan; los árboles y tantas otras plantas que nos aportan materiales para vestirnos, cobijarnos y cantidad de otros servicios; y los incontables microorganismos en la base de todas las cadenas de vida. Más allá de lo que podemos imaginar desde nuestra cómoda y distorsionada realidad urbana, en la actualidad el 60% de la humanidad cultiva y recolecta para el autoconsumo o compra en los mercados locales la mayoría de sus alimentos; mientras hasta un 80% integra el uso de plantas medicinales para el cuidado de su salud. Sin embargo, nos enfrentamos a enormes presiones que pretenden imponer la uniformidad en vez de la diversidad, uniformidad tanto biológica como cultural.  En la actualidad el pensamiento y las estructuras jerárquicas y excluyentes predominan en las relaciones económicas y políticas que los países dominantes imponen a través de una globalización homogenizadora que aumenta la desigualdad, la pobreza y la devastación de los recursos naturales. Sin embargo, una agricultura basada en la biodiversidad puede ser más rentable cuando se evalúan los costos sociales de la agricultura convencional en su totalidad.  Es una agricultura altamente sofisticada que requiere un alto grado de conocimiento especializado, mientras la variedad genética ofrece una mayor estabilidad agronómica y económica al productor local. Incluye el enlace a un hermoso video sobre la polinización de las plantas y la amenaza que representa la rápida desaparición de insectos y otros animales que la llevan a cabo.
 
 
La agricultura ecológica puede producir alimentos para Puerto Rico / Parte 6
Enero 2012
 
Proponemos una agricultura ecológica de bajos insumos y una dieta puertorriqueña que incluya frutas y vegetales, cereales como arroz y maíz, farináceos, así como el uso moderado de alimentos de origen animal, especialmente huevos y lácteos. Si se utilizan técnicas de agricultura ecológica que produzcan en forma sustentable a la vez que protejan, recuperen y conserven las tierras para el futuro, como hipótesis de trabajo, proponemos que bajo las condiciones descritas, y al promediar los distintos usos agrícolas de la tierra, cada cuerda podría proveer alimentos para cuatro personas. Por lo tanto, para producir la mitad de los alimentos de calidad y en forma sustentable para toda la población, cuatro millones de personas, necesitaríamos medio millón de cuerdas de terrenos agrícolas. En Puerto Rico hay cerca de 900,000 cuerdas agrícolas disponibles (de un total de 2,270,000), entre suelos óptimos e  inclinados, y unas 300,000 cuerdas adicionales para manejo agroforestal. El medio millón de cuerdas necesario para suplir la mitad de las necesidades podría dividirse entre los suelos óptimos y los inclinados/ondulantes de mejor calidad.
 
 
La finca agroecológica familiar como modelo productivo / Parte 7
Febrero 2012

La evidencia demuestra que las fincas ecológicas, diversificadas e integradas, son netamente más productivas que los monocultivos a gran escala. Las fincas ecológicas familiares, especialmente en zonas tropicales y sub-tropicales, generan una gran variedad de productos, servicios e ingresos para las familias agrícolas. Éstas también reducen el gasto de insumos externos y de mano de obra al promover los ciclos internos y sinergias en el sistema agroecológico, al tiempo que potencian el manejo del  agua, y de materia orgánica, de la energía y de la biodiversidad. Se trata de fincas diversificadas, pues se trabaja sobre varios tipos de aspectos productivos, como hortalizas, frutales y animales; además, son fincas integradas, donde los distintos aspectos productivos se complementan; y usualmente son empresas  pequeñas, constituidas alrededor de un grupo familiar o de afinidad. Para evaluar la producción y la productividad de las fincas ecológicas familiares es necesario pensar la agricultura desde otro paradigma, distinto al de la agricultura industrial donde lo único que se computa como ganancia es el ingreso en dinero por la venta de uno o dos componentes agrícolas. La agricultura ecológica puede aportar a Puerto Rico en lo ecológico, económico y social.
 
 
Agroecología, hermana académica de la agricultura ecológica / Parte 8
Marzo 2012
 
La agroecología reivindica la unidad entre las distintas ciencias naturales entre sí y con las ciencias sociales, para comprender y potenciar las interacciones existentes entre procesos agronómicos, económicos y sociales. Según el Dr. Miguel Altieri, uno de sus más importantes teóricos y promotores, la agroecología podría definirse como el enfoque teórico y metodológico que, utilizando varias disciplinas científicas, pretende estudiar la actividad agraria desde una perspectiva ecológica, entendida dicha actividad en su sentido amplio, donde los ciclos minerales, las transformaciones de la energía, los procesos biológicos y las relaciones socioeconómicas son investigados y analizados como un todo. Incluye una sección sobre propuestas temáticas para la investigación participativa en Puerto Rico, y una tabla sobre comparación de paradigmas entre la investigación académica y la participativa.
 
 
 
 
 
Nelson Alvarez Febles
alvareznelson@hotmail.com
Ecoser-desarrollointegral.blogspot.com
 
 

Destacados

Hemos recibido

4912713

visitas

Hay 7 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com