Sentipensares » Volver a pasar por el Corazón - Cristina Ruiz Heinzmann

Última actualización: 28/04/2009
En ésta época de reverencia al Tata Inti conecto con mayor entusiasmo con las experiencias de viaje por los Andes realizado este verano. La ruta me acercó a la vida de aynaras, quechuas y otros pueblos originarios conectados con lo sagrado que lo trasmiten a través de su cultura.
Las plantaciones de maíz y arroz nos da idea de su alimentación básica junto a la mamá coca (hojita sagrada para alimento, amor y luz). Varias amigas artistas plásticas la tomaron en sus cuadros para reverenciarla.
En Bolivia está muy bien observar que la mayoría de la población campesina y aborigen (siempre tan postergada) hoy se encuentre representadas a través de la conducción nacional. Claro, hay enfrentamientos porque quienes pretenden perpetuar su poder político y económico no toleran que las personas que se organizan comunitariamente desde abajo tengan propuestas y apuesten a otro mundo posible.
Siguiendo la ruta, visitar las minas de plata del Alto Perú refresca la memoria de sacrificio de las familias de la zona. Sobreviven gracias al trabajo dentro de ellas, donde la Madre Tierra sigue siendo generosa luego de tantos años de saqueo y explotación.
Entre medio de visitas a amigas/os, organizaciones rurales y citadinas, entre mujeres, niñ@s, etc se organizaron talleres de arte, salud, movimientos corporales y el DIA DE LA NOVIOLENCIA, reflexionar, jugar, intercambiar semillas.
El corazón se estremece y la piel vibra al ver rostros sonrientes, pensantes y sensibles; finalmente alegres de compartir la jornada.
Ya estando en el Perú se observa que la gente campesina tan trabajadora y con dignidad siguen haciendo escuchar su voz tanto en movilizaciones, plantones y muertes. Al igual ocurría en la zona de Cusco, la población salió a defender su patrimonio arqueológico para que el gobierno no lo entregue a manos extranjeras.
Otro día, en lo alto de la montaña luego de varias curvas, visito una cooperativa de mujeres tejedoras: los colores y diseños se entretejen con la fuerza suficiente para sobrevivir en el conjunto.
Recorrer rastros de los pueblos incas en sus geoglifos milenarios o líneas en Nazca nos invitan a descifrar parte de su cosmovisión. Visitar el Valle Sagrado y acariciar cada piedra trabajada en sus grandes construcciones; sorprende a quien desea escucharlas al trasmitir conexiones con el cosmos o agradecer para dar respuesta a su gran organización social.
El mar costeando esta zona da fuerza y alegría suficiente para esperar el carnaval. Por aquí la melodía de sus variados instrumentos, sus danzas y la vestimenta preparada con tanto cuidado, el sabor de sus comidas en los mercados, el aroma de sus plantas medicinales; todo se conjuga para venerar dioses y vírgenes.
La copiosa lluvia meja por demás campos y caminos. Nos preguntamos por qué  la Madre Naturaleza da gritos y golpes tan desgarradores sobre sus desvalidos hijos/as….
Pasamos por la ciudad de Pisco y sus alrededores que el año anterior padeció el terremoto. Como consecuencia, sus pobladores sufren hoy lo postraumático. Allí nos sumamos a trabajar con un grupo de niñas y niños que junto a sus coordinadores apuestan a la alegría y esperanza.
Lo bello del viaje es la apertura de los corazones de la gente en cada lugarcito; la confianza, respeto e intercambio de sabiduría.
Para ir cerrando el recorrido, en esos días me regalo la visita a amig@s en Cuenca (Ecuador) y el taller con ell@s.
El intercambio con la naturaleza: lagos, mar, desierto, montaña; la evocación a la abuela Luna, Tata Inti, las miradas de ancianos, niñ@s, jóvenes de ambos sexos; un poco de cada quien y mucha emoción compartida lo llevo dentro de mí.
Un agradecimiento especial con mucho afecto a mi compañero de viaje ALVARO EL LOCOMBIANO: despertó mi entusiasmo y estimuló mi confianza para que todo esto se haga realidad. Su recorrido por Latinoamérica lo estimula a conectar a la gente u organizaciones de cada lugar, formando redes solidarias.
Gracias por todo ello y mucho más!
 
Cristina Ruiz Heinzmann
                    Junio 25/08/08

Destacados

Hemos recibido

4463882

visitas

Hay 4 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com