Cuentos » Sentimiento - Alberto Valente

Última actualización: 28/04/2009
(consigna: relato de un hecho histórico,
ubicación témporo- espacial
y al terminar ficcionarlo)
 
 
Por favor chicos, dejen dormir la siesta! No es posible que busquen esta hora para jugar al fútbol. Lo digo de buenas maneras, de lo contrario llamo a la 12 que enseguida mandan el autito. Cuidado chicos viene la cana!!! Miramos a la esquina de Cachimayo y Hualfin y vimos aparecer la cafetera con cuatro canas parados en los estribos sosteniéndose con una mano en la puerta y con la otra tocando el pito con toda su estridencia. Rajemos, y siento que mis piernas son las mas ligeras del grupo, por algo tengo el record de la vuelta manzana en 62 segundos...
Para anotarte en las competencias de atletismo de los campeonatos Evita tienes que afiliarte a la UES (Unión de Estudiantes Secundarios) comenta Parilla, delegado de la UES en nuestra división 1ero. 4ta. Del Nacional Mariano Moreno.
Ni loco me afilio. Tanto Perón como esa mina son unos déspotas. Si pensás como ellos todo está bien , sino te persiguen a muerte. Si no se hace ciudadano argentino perderá su puesto, le aclara el jefe a mi padre que trabaja en la Compañía Argentina de Electricidad. Todo el día escuchar por la radio propaganda de las cosas que hace Perón y Evita en la fundación que lleva su nombre. Todo lo que no viene de ellos no existe. La asfixia que me produce me la saco corriendo o andando en bici. Con mi hermano que tiene una bicicleta de media carrera nos vamos a Luján todos los domingos. Yo voy en una Raleigh de paseo rodado 24. Mis padres no tienen dinero para comprarme una buena, pero igual me las arreglo. Le saqué los guardabarros y el freno de atrás para que pese menos.
El sábado 26 de julio tenemos que ir al casamiento de Jorge Canel y Marta Olivé, se casan en Santa Julia y la fiesta la hacen en la residencia de Víctor Martínez y Juan Bautista Alberdi. Jorge terminó su estudio de aviador Naval, y vas a extrañar a Marta que siempre te da revistas -dijo mi padre- . Se mudarán a Córdoba, agregó.
Me puse lo mejor que tenía para no desentonar con los otros invitados. De todas maneras las fiestas siempre me aburren un poco. Es raro que encuentre chicos de mi edad para jugar, y si los encuentro mis padres me obligan a quedarme quieto. Un clima de gran algarabía hay en esta fiesta. Cuchichean que Evita está al borde de la muerte. De pronto Jorge levanta su copa. Por su amplia sonrisa creía que iba a realizar un brindis por su boda. Muy queridos invitados-dijo- agradezco a todos ustedes su presencia.... acaba de suceder algo trascendental. Eva Perón ha muerto. Brindemos por ello.... Cerraron las ventanas y elevaron las copas.... Un gusto metálico me invadió la boca y sin saber porque me puse a llorar, abrí la puerta y salí corriendo a la calle. Salí con tanto ímpetu y desesperación que me llevé por delante a un anciano con su bastón. Por suerte solo el bastón salió por los aires fruto de mi torpeza. Mi llanto es muy fuerte a tal punto que el anciano me abraza y me dice: “que te pasa niño?”...
El bastón es blanco... Mire lo que he hecho, mire lo que hecho, grito desesperadamente. Calma hijo... por suerte sigo de pié dice el anciano con mucha ternura, lo que busca con su bastón el ciego es la luz, no el camino... por eso te ruego que me digas porque lloras con tanta angustia... Creo...creo señor que acabo de conocer lo que es la crueldad...  
 
Alberto Valente (ciclista), 15 de marzo de 2007

Destacados

Hemos recibido

4274566

visitas

Hay 7 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com