Artículos Varios » Protagonismo de las Mujeres en la Nutrición y Protección de la Madre Tierra, Isabel Villarte

Última actualización: 28/05/2010

 

Aprovechamos la Materia Orgánica (AMO) en mi Hogar y Comunidad
 
PROTAGONISMO DE LAS MUJERES EN LA NUTRICIÓN Y PROTECCIÓN DE LA MADRE TIERRA
 
 
         En Venezuela existe un gran deterioro ambiental causado, entre otras cosas,  por la generación indiscriminada y el manejo inadecuado de residuos y desechos sólidos. Este deterioro tiene su máxima expresión en las grandes ciudades, pues donde hay mayor cantidad de gente, hay mayor consumo y donde hay mayor consumo, hay mayor cantidad de residuos. A esto hay que agregar que es a las ciudades a donde llegan más empaques y productos procesados. El clamor cotidiano de los citadinos es la solución de este problema, sin darse cuenta que al menos la mitad de esa solución, está en sus propias manos.
 
La situación se hace insostenible sin la participación activa de los ciudadanos, pues está comprobado que no es sólo un problema de gestión de las alcaldías, ni mucho menos de asignación de mayores recursos y maquinarias. La solución depende fundamentalmente de la formación y sensibilidad de los ciudadanos ante el consumo indiscriminado y la cultura del desecho.
 
En el país se generan más de 18.600 toneladas de basura diaria y aproximadamente la mitad o más es Materia Orgánica, estando en ella la posibilidad de volver los nutrientes del suelo. Por otra parte que su mal manejo  afecta a la población en términos de hedores y reproducción de animales que generan enfermedades. Este proyecto tiene por objetivo que las personas, especialmente mujeres desde sus hogares, Aprovechen la Materia Orgánica (AMO) en su cotidianidad por medio de la elaboración de abono orgánico con la cría de lombriz a pequeña escala (para apartamento o casa pequeña). De ser así, en el mediano y largo plazo se lograría reducir los residuos sólidos en la ciudad y con ello las consecuencias que trae este tipo de desechos en la salud pública. En otro sentido se lograría aumentar la capacidad de nutrir el suelo y con él las plantas, comenzando por las propias, luego las de la comunidad cercana, y posteriormente áreas verdes de la ciudad.
 
         La metodología desarrollada en este proyecto consiste en difundir e invitar a aprender la técnica de la lombricultura, el proceso de cría y manejo de la lombriz para transformar la materia orgánica en abono orgánico. Esto se logrará a través de talleres que se ejecutan en un sitio público (no necesariamente), sea una plaza o un parque de la ciudad, con el fin de que se replique en sus hogares. Una vez que las personas comienzan el proceso casero de producción de abono, el cual consiste en: separación de residuos desde el origen, montaje del “cuñete abonero” y transformación controlada de la materia orgánica con el manejo de la lombriz. Luego se realiza un proceso de socialización de las experiencias individuales, invitando a las mujeres participantes a lo que hemos llamado “La Fiesta del Abono Orgánico”, la cual consiste en reuniones mensuales, al aire libre, a las cuales se lleva una muestra del abono obtenido, se comparten logros y dificultades encontradas. Las reflexiones y comentarios giran entorno el manejo de la técnica desde la cotidianidad del hogar y con la actitud asumida por el entorno familiar. En la fiesta también se comparten canciones y comidas que tenga a bien llevar cada participante. Posteriormente se mezclan todas las muestras de abono de los participantes y se realiza un pequeño ritual de entrega de los nutrientes (en forma de abono orgánico) a la Madre Tierra.
 
En cuanto a los logros se puede afirmar que habiendo la experiencia comenzado en el mes de junio del año 2009, el entusiasmo fue ganando a gente sensible hacia el planeta y hoy en día se han realizado ocho (8) reuniones mensuales con un promedio de seis (6) participantes cada una. Actualmente participan ocho (8) mujeres, un (1) niño, una (1) niña y dos (2) hombres. Cada vez estas personas han ido incorporando a esta práctica a miembros de su núcleo familiar. Vale destacar que estas personas viven tanto en los sectores populares como de clase media, en los municipios Libertador y Sucre.
 
         Las mujeres, por su condición, están llamadas a la preservación de la vida y normalmente son las encargadas de la cocina y sus residuos, así como de las plantas; a eso podría atribuirse que sean más mujeres que hombres las que están involucradas, sin desconocer que esta proyecto fue diseñada por un hombre: Jaime Fleitas De La Cruz.
 
         Por otro lado, podemos concluir que es posible procesar, reciclar, aprovechar la materia orgánica de manera doméstica, independientemente de la clase social a la cual se pertenezca, promoviendo así la corresponsabilidad ambiental ciudadana frente a este grave problema.
 
Lic. Isabel Villarte
 

   

  

Destacados

Hemos recibido

4283403

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com