Medicinas Tradicionales, Naturales y Bioenergéticas » Musicoterapia en cuidados paliativos

Última actualización: 17/06/2009

Musicoterapia en Cuidados Paliativos

María Virginia Cicchetti.(*)

Las relaciones históricas existentes entre la música y la Medicina representan un vasto campo de estudio. La músico terapia fue practicada en todos los países y desde siempre. Y, aunque el concepto de enfermedad y de actitud terapéutica han cambiado continuamente a través de los siglos, los efectos de la música sobre la mente y el cuerpo del hombre enfermo, mantienen desde tiempo inmemorial notables semejanzas (1).
Tenemos un solo sentido que no podemos suprimir: nuestro oído, con él comienza nuestra conciencia, así lo programó la evolución. Antes de pisar esta tierra, y durante toda nuestra vida hasta la hora de nuestra muerte, cuando todos los demás sentidos claudican: escuchamos.
 
Es a través de éste sentido que el mensaje sonoro accede, liberando emociones acalladas, reordenando los ritmos fisiológicos, desbloqueando recuerdos, comunicando experiencias, incitando un movimiento corporal.
 
Cómo sucede esto?

1. El sonido transita a través del córtex auditivo, activando al sistema límbico, responsable de nuestras experiencias emocionales, así como de las respuestas metabólicas básicas.

2. La escucha sonora puede sintetizar la producción de ciertos agentes llamados péptidos, o estimular sustancias químicas que generan nuestros organismos, por ejemplo las endorfinas, “opiáceos” naturales segregados por el hipotálamo y que inducen un estado particular de relajación y sensación de bienestar. Desde el año 1895 se realizan investigaciones y estudios acerca de la eficacia de la música y sus efectos definidos sobre el ser humano, para lograr mejorías en su estado psicofísico (2).

3. La música puede activar el flujo de materiales de memoria archivados a través del cuerpo calloso.
 
Qué es la Musicoterapia?

Es una disciplina terapéutica que emplea, como recurso específico, el sonido en sus múltiples dimensiones para abordar las diferentes problemáticas del ser humano a nivel físico, emocional, mental, social y espiritual.

La Musicoterapia es el uso con fines terapéuticos, de la música y/o de los elementos musicales (ritmo, melodía, armonía) por parte del musicoterapeuta calificado, para generar procesos conducentes al bienestar físico, psíquico, social y cognitivo (3).
El musicoterapeuta utiliza recursos específicos: silencio, ruido, sonido, música y todas las formas rítmicas y acústicas vivenciadas o expresadas a través del cuerpo, la voz, los instrumentos musicales, los objetos y los medios analógicos y digitales de producción, reproducción, reproducción, edición y comunicación (4). Las formas de implementación terapéuticas pueden ser activas y/o activas.
 
Musicoterapia en Cuidados Paliativos

Ofrece al paciente aliviar el sufrimiento, facilitar la aceptación de la muerte dentro de la completud de la vida y mejorar la calidad de vida:
 
·       Alivia los temores y las ansiedades.
·       Fortalece la conciencia de identidad y de autoestima
·       Disminuye la sensación de aislamiento
·       Facilita la expresión emocional a través de la comunicación no-verbal
·       Promueve la relajación psicofísica, disminuyendo la percepción de dolor, y facilitando el contacto con los aspectos espirituales.
·       Facilita el proceso de revisión de la vida.
·       Ayuda a la comunicación con la familia.
·        
Si consideramos al Ser Humano desde el Paradigma de Complejidad como “persona” que resume aspectos biológicos, psicológicos, sociales, éticos y espirituales, fundamentamos el abordaje clínico de nuestros pacientes desde una visión holística. La Musicoterapia en Cuidados Paliativos esta avalada por dos fuentes de conocimiento indiscutibles: la historia de la Medicina paralela a la historia del uso terapéutico de la Música (5), y los aportes de la Psico-neuro-endocrino-inmunología (6).
 
Para ilustrar el concepto citaré un caso clínico:

Lidia M., paciente oncológica con metástasis pulmonares, en quimioterapia, lúcida; sufre de ahogos, ansiedad y angustia frente a la dificultad respiratoria. Desde la historia sonoro-musical (herramienta diagnóstica de la musicoterapia) diseño con ella con qué sonidos y música trabajar, la entreno a realizar movimientos respiratorios asociados al movimiento “adagio” del Barroco (ella elige uno de Bach) y le ayudo a realizar visualización guiada y libre durante la escucha de la música.
La paciente es muy activa y comprometida con las técnicas operativas, ya que los efectos benéficos rápidamente dieron resultado. Al comienzo la atención era domiciliaria. Al mes del tratamiento sufre una descompensación aguda pulmonar y es internada. Una noche recibo un llamado desde su celular, para que acuda a verla. Lidia se encontraba respirando agitadamente, con ritmo cardíaco acelerado y semblante enrojecido, transpirando, muy angustiada y ansiosa.

Discman y auriculares, y le sugiero que respire con la música como ella ya conoce; pasados 10 minutos los ritmos fisiológicos se reordenaron y respiraba sin dificultad. Luego elijo pasarle el tema de música que era su favorito para descansar. “Quiero dormir”, me dijo. Minutos después quedó dormida. Compensada con medicación específica, es trasladada a su domicilio a los tres días, acompañada por la familia, su médico y la música. Fallece a la semana siguiente en paz.

En este caso, la escucha sonora asociada a los momentos respiratorios rítmicos, facilitaron la sincronización cardio-respiratoria y cerebral, relajación muscular y aquietamiento emocional.
 
Bibliografía:
1. Miquelarena, M. “El cuerpo y la música en el tratamiento psiquiátrico”. Montevideo: Uruguay. Editorial Medina, 1987, pp. 139-145.
2. Spintge, R. “The anxiolytic effects of music” in MATHEW H. M. LEE. :”Rehabilitation, Music and Human Well-Being”. Missouri, U.A. 1989, pp 82-97.
3. Fregtman, C. “Holomúsica”. Barcelona, España. Editorial Kairós, 1988,pp. 152-157.
4. Definición publicada por la Federación Mundial de Musicoterapia.
5. Gallardo, R. “Musicoterapia en Salud Mental”. Buenos Aires. Editorial Universo, 1998, pp. 20-23.
6. Solomovich, J. “Psico-neuro-endocrino-inmunología”. Buenos Aires. Editorial Polemos, 2002, pp. 16-17.
 
(*) Musicoterapeuta integrante del Servicio de Psico-oncología del Instituto de Terapia Radiante de la Ciudad de La Plata. Musicoterapeuta de la Clínica “Luminar” y en el
Instituto “Vida” de La Plata, Argentina.

Destacados

Hemos recibido

4347283

visitas

Hay 14 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com