Artículos Varios » Mensajes por la Vida de Nuestra Madre Tierra

Última actualización: 20/02/2010

 

Kléver Calle (kcalle@gmail.com) de Cuenca, Ecuador, nos envía este documento de Mensajes Radiales, con el siguiente mensaje:
La canción de la Alegremia sigue extendiendo la pandemia
 
La Epidemia de Alegremia contagiándonos está, 
con las A de la esperanza no hace falta vacunar.
 
La canción de la Alegremia se reproduce en el material de la Comisión de la Tierra, de la Pastoral Indígena de la Iglesia del Ecuador. El Padre Juan de la Cruz Ribadeneira, misionero salesiano en hogar selvático de los Shuar, nos lo da a conocer.
 
 
 
MENSAJES POR LA VIDA de NUESTRA MADRE TIERRA.
…………………………………………………………………………………..
  
Nº 1.  Atención, la Tierra está en peligro.
Hechos trágicos ponen en peligro la vida de la tierra: guerras y violencia de grupos y personas, desastres ecológicos que piden centenares de años para su recuperación, poblaciones desnutridas y millones de personas que cada año mueren de hambre y de sed. 
Tenemos que hablar y discutir, tenemos que reflexionar sobre estos problemas vitales.
 
Nº 2. EL Cántico de las criaturas de San Francisco.
Omnipotente, Altísimo, Bondadoso Señor,
tuyas son la alabanza, la gloria y el honor;
tan solo tú eres digno de toda bendición
y nunca es digno el hombre de hacer de Ti mención.
 
Loado seas por toda criatura, mi Señor,
y en especial loado por el hermano sol,
que alumbra, y abre el día, y es bello en su esplendor,
y lleva por los cielos noticia de su autor.
 
Y por la hermana luna, de blanca luz menor,
y las estrellas claras, que tu poder creó,
tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son,
y brillan en los cielos: ¡loado mi Señor!
 
Y por la hermana Tierra, que es toda bendición,
la hermana madre tierra, que da en toda ocasión
las hierbas y los frutos y flores de color
y nos sustenta y rige: ¡Loado mi Señor!
 
Y por los que perdonan y aguantan por tu amor
los males corporales y la tribulación:
felices los que sufren en paz con el dolor,
porque les llega el tiempo de la consolación.
 
Y por la hermana muerte: ¡Loado mi Señor!
Ningún viviente escapa de su persecución;
ay si en pecado grave sorprende al pecador. 
¡Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios!
 
¡No probarán la muerte de la condenación!
Servidle con ternura y humilde corazón. 
Agradeced sus dones, cantad su creación. 
¡Las criaturas todas, load a mi Señor!
 
 
Nº 3. La creación
 
Dios vio todo lo que había hecho
y todo era muy bueno(Gn. 1,31)
 
Dios estaba lleno de vida y de amor, 
quiso crear la luz del sol,
quiso crear el espacio y las estrellas
y estuvo contento porque eran bellas.
 
Quiso crear la tierra y el cielo
con las estaciones del calor y del frío,
desde los montes hasta los valles
todo esperanza pudo brotar.
 
Nacieron peces y aves con alas,
y todas las especies de los demás animales,
después hubo un día de gran alegría:
Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza.
 
El hombre y la mujer vinieron al mundo
y dieron el nombre a todas las cosas que encontraban. 
Los bendijo entonces el Señor
para que crecieran en el único gran Amor.
 
Nacieron y crecieron todas las gentes
y poblaron por lo ancho y lo largo los Continentes. 
Dijo el Señor: “Sean felices,
sean para siempre hermanos y amigos”.
 
 
Nº 4. Ahorro Energético
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es reducción de lo que se puede consumir y ahorro energético.
 
-          Díganos Señora tierra ¿Cómo está usted?
-          ¡Nada bien!
 
Más de mil millones de seres humanos gozan de un exagerado bienestar que pone en peligro el ecosistema del planeta y los recursos vitales.
 
Tenemos poco tiempo para salvar el Planeta: la reducción de los gastos y toda forma de ahorro energético permiten enfrentar la crisis. Urge una acción correctiva drástica sea de los gastos, sea para una educación al ahorro de toda forma de energía.
 
 
 
 
 
Nº 5.  Proteger las ciénagas
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es proteger las ciénagas y respetar el protocolo de Kioto.
 
-          Las ciénagas son grandes embalses naturales de agua, destruyen grandes cantidades de óxido de carbono y por tanto son grandes productoras de oxígeno.
-          Las ciénagas son el hábitat natural de un sin número de especies animales y vegetales.
 
La destrucción de las ciénagas procede a ritmo alarmante. Ellas son de vital importancia para el futuro de millones de personas y para el equilibrio del ecosistema. En la India y en otros países por ejemplo, se está pensando en volver a usar el DDT en las ciénagas para combatir la malaria. 
 
 
Nº 6.  Respetar el Agua
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es respetar el agua, ahorrarla y asegurarla para cada persona.
 
-          El agua es un bien para todos. Es un bien precioso, por eso no hay que desperdiciarla. Ahórrala!
-          La que se usa para lavar la verdura es buena para regar las plantas.
-          Es mejor usar la ducha que la bañera. ¡cierra la llave mientras te pones el jabón!
-          Usar lavadora y lavaplatos cargadas hasta el tope y con poco detergente.
 
El agua es un bien importante para la sobrevivencia de la tierra. Además es renovable. Desde el comienzo del Tercer Milenio hay una demanda de agua, dos a tres veces superior a la que se necesitaba en los años 80 del siglo pasado. 
 
Hoy, cerca de 30 países en el mundo se encuentran en graves dificultades por la escasez y hasta ausencia del agua. Practicar una gestión cuidadosa del agua significa asegurar el agua para todos.
 
 
Nº 7.  Cambios Climáticos
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es entender que los cambios climáticos producen la desertificación.
 
-          Cada año los desiertos avanzan más.
 
Es indudable que se está verificando un calentamiento global que como consecuencia determina un cambio climático. Todo esto hace que los desiertos avancen de manera alarmante y las tierras alrededor de los desiertos se vuelvan áridas. 
 
Hablamos de “desertización” si el proceso se produce por causas naturales y de “desertificación” cuando se produce por la acción del hombre. En ambos procesos, al final existe una pérdida de productividad biológica de un territorio asemejándose a un desierto
 
 
Nº 8.  Preservar la Biodiversidad
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es preservar la biodiversidad como riqueza de vida y diversidad de especies.
 
-          Cada ser viviente, hasta el más pequeño, es fundamental para su vida.
 
Todos los seres vivientes sobre la tierra son parte de un gran sistema interdependiente. Materias inertes como el agua, las rocas y el suelo, también forman parte de este sistema que hace posible que exista algún tipo de vida. 
 
La gran diversidad de los componentes que conforman este sistema, también conocida como la biodiversidad, y las relaciones que existen entre todos ellos, es lo que permite que exista vida en la Tierra.
 
La mala gestión de los recursos amenaza con destruir las riquezas de vida que se manifiestan justamente en la diversidad de plantas, animales, hongos y micro organismos.
 
 
Nº 9.  Evitar la contaminación de las Aguas.
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es evitar la contaminación de las aguas y la extinción de los mares.
 
-          Han usado mis ríos, mis lagos y mis mares como basureros.
 
Nuestro Planeta, no se tendría que llamar Tierra sino Océano, ya que las 7 décimas de su superficie son cubiertas por los mares. 
 
De este planeta del Agua no conocemos mucho, pero hacemos mucho para destruirlo. Destruir los sistemas de los océanos no solo quiere decir destruir el Planeta del Agua sino también el planeta de la tierra a causa de la contaminación que se genera.
 
 
Nº 10.  Ahorremos Energía
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es evitar la crisis de los recursos del Planeta.
 
-          Cada uno puede hacer algo para ahorrar energía
-          Dejemos en casa los carros y desplacémonos en los medios públicos o en bicicleta.
-          Apaguemos las luces cuando salgamos de la habitación y usemos los bombillos ecológicos.
-          No dejemos la refrigeradora abierta por largo tiempo. Es un desperdicio.
 
Hemos estudiado la atmósfera de otros Planetas, buscando la vida, pero sería mejor concentrar la atención sobre la atmósfera de la Tierra. 
 
El hombre con sus adelantos científicos ha alterado algunos importantes ciclos químicos del Planeta. La energía nos da luz y calor y es la base de nuestro sistema económico. Sabemos que las fuentes de energía no renovables seguirán satisfaciéndonos lo que necesitamos energía, pero urge aprovechar los recursos renovables del Planeta si queremos no tener problemas en el transcurso de nuestro Milenio.
 
 
Nº 11. Evitar la contaminación del Aire
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es evitar la contaminación del aire y el hueco del ozono.
 
-          Mi  capa de ozono, aquí abajo es casi inexistente. 
-          Ya no tenemos protección de los rayos ultravioletas.
 
El aire es para la humanidad, un bien precioso. Podemos sobrevivir sin alimentos por semanas, sin agua, por unos días pero sin aire, unos pocos minutos pueden causar daños irreversibles a nuestra vida.
 
Hoy, el aire limpio ha desaparecido y el grado de contaminación del aire es altísimo. Los niveles de ozono del Planeta superan muchas veces el nivel compatible para la salud de la humanidad.
 
 
Nº 12. ¡Podemos Reciclar!
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es entender el problema de la basura y del reciclaje para su utilización.
 
-          Plásticos, papel, vidrios y latas.
-          La mayoría de la basura puede ser RECICLADA, es decir, reutilizada para fabricar nuevos y útiles productos para consumir.
 
Producimos montañas de basura con la consecuencia de una grave contaminación de tierras y aguas. En muchos Países del Sur del mundo se recicla un alto porcentaje de productos, pero hay también aspectos tristes: en la periferia de las grandes ciudades, la gente rebusca algo útil en medio de montañas de basura, con graves daños para la salud.
 
En otros países del Norte del Planeta, están surgiendo industrias del reciclaje que se vuelven nuevas fuentes de trabajo y aumentan el rendimiento energético.
 
 
Nº 13. Luchar contra la deforestación.
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es luchar contra la deforestación como un mal ejemplo de uso de recursos del planeta.
 
-          Algunas veces me falta el oxígeno, tengo dificultad para respirar.
 
A pesar de los muchos esfuerzos realizados, la deforestación prosigue a una taza alarmante: 13 millones de hectáreas cada año o 36 campos de fútbol por minuto. La deforestación y la degradación de los bosques del planeta tienen consecuencias dramáticas para la biodiversidad, el clima global y millones de personas.
 
Los bosques naturales albergan el 90 por ciento de la biodiversidad terrestre y, puesto que son la mayor despensa de carbón de la tierra, tienen un papel vital que jugar en la lucha contra el calentamiento global.
 
La deforestación especialmente en los trópicos, es la tercera mayor fuente de inversión de gases de efecto invernadero y genera entre el 15 y el 20 % de las emisiones globales de carbón.
 
La pérdida de los bosques implica también pérdida de los bienes y de los principales servicios ecológicos con que cuenta la humanidad: alimentos, medicinas, protección de cuencas, subsistencia y alivio de los rigores del clima y los desastres.
 
 
Nº 14. Garantizar alimentación adecuada para todos
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es garantizar alimentación adecuada para todos.
 
-          Tengo la posibilidad de dar de comer a todos si la alimentación fuera distribuida con equidad. En cambio una buena cantidad termina en la basura de los países ricos.
-          En muchas partes del mundo la gente muere de hambre.
 
¿Por qué produciendo suficientes alimentos para dar de comer a todos los humanos, hay decenas de millones de seres que mueren de hambre y otros que sufren graves desnutriciones?
 
El problema está en la mala distribución de los recursos de la tierra. Los pobres sufren el hambre porque no tienen a su alcance los medios financieros para cultivar o adquirir los productos en el mercado mundial.
 
El hambre sigue siendo la gran vergüenza de principios del siglo XXI y al mismo tiempo, el mayor desafío. La erradicación del hambre debería ser la prioridad absoluta de la humanidad. Se necesitan políticas nacionales e internacionales comprometidos con la erradicación del hambre y una opinión pública que exija el cumplimiento de los compromisos adquiridos.
 
 
Nº 15. Promover el desarrollo sustentable
 
Ecología, ambiente y salud del Planeta
es entender lo que significa promover el “desarrollo sustentable”
 
-          ¡Con un poco de buena voluntad, juntos alcanzamos!
 
El desarrollo sostenible puede ser definido como “un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente, sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades”. Esta definición fue empleada por primera vez en 1987 en la Comisión Mundial del Medio Ambiente de la ONU.
 
Las características que debe reunir un desarrollo para que lo podamos considerar sostenible son:
-          Buscar la manera de que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental;
-          Asegurar que la actividad económica mejore la calidad de vida de todos;
-          Usar los recursos eficientemente, promover el máximo de reciclaje y reutilización;
-          Poner su confianza en el desarrollo e implantación de tecnologías limpias;
-          Restaurar los ecosistemas dañados;
-          Reconocer la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.
 
 
Nº 15. Extracción mineral.
 
La industria de extracción mineral consiste en extraer grandes cantidades de materiales de los cuales solo se recuperará una pequeña parte de producto útil. La más común es la extracción de las minas de superficie. Al mismo tiempo este modo es una de las causas más importantes de degradación medioambiental. 
 
La extracción en las minas de superficie, se denomina de diferentes formas según el tipo de material extraído: minas a cielo abierto para metales; explotaciones al descubierto para carbón o lignito; canteras para materiales de construcción e industriales y minas de placer para minerales y metales pesados, generalmente oro y plata, pero también platino, hierro, cromo, titanio, cobre, estaño, plomo o zinc e incluso metales nucleares como uranio, radio y torio.
Nº 16. Minería de oro, la más contaminante
 
Según la campaña “Oro Sucio” de la ONG de la Oxfan América, la minería de oro es de las industrias extractivas más contaminantes.
 
Para fabricar un anillo de oro de 18 kilates se generan 20 toneladas de desechos. A ello se añade el daño de las aguas subterráneas, los ríos cercanos, zonas marinas de alta biodiversidad, debido a la presencia de sustancias extraordinariamente dañinas, como es el ácido sulfúrico que libera de las rocas, elementos peligrosos para la salud, como el arsénico, el cadmio, el mercurio y el plomo, constituyendo un peligro de contaminación prácticamente imposible de erradicar por muchas generaciones.
 
Uno de los desastres ecológicos más graves de los últimos años en América Latina ocurrió en 1995, cuando 3 millones de litros cúbicos de aguas contaminadas fueron vertidos al río Omai, en Guyana, afluente de Esequivo, principal vía fluvial de ese país.
 
Nº 17. Reducir, Recuperar, Reciclar y Respetar.
 
Conscientes de que nuestros actos repercuten directa o indirectamente en el bienestar del Planeta, que nuestro consumo de energía, de cartón, de papel, de alimentos, de agua, de ropa, es a veces innecesario y descomunal, todos podemos incluir en nuestras vidas las cuatro grandes reglas de: Reducir, Recuperar, Reciclar y Respetar.
 
Reducir el volumen de productos que consumimos. Para fabricar productos de todo tipo se necesitan materias primas –agua, energía, minerales- que pueden agotarse o tardar muchísimo tiempo en renovarse. 
Reducir el uso de productos tóxicos que provoca la contaminación de nuestros ríos y mares.
Reducir la utilización de bolsas de plástico, derivados del petróleo, así como el papel de aluminio.
Reducir el consumo de productos desechables.
Elige siempre las alternativas de cristal, cerámica o tela.
Nº 18. La segunda vida de las cosas.
 
En otros tiempos no se botaba nada. Todo era valioso. Las cosas tenían 100 vidas, nunca morían. Luego llego la sociedad del consumo y de lo superfluo: el consumismo.
 
La gente aprendió a despilfarrar, a desperdiciar, a derrochar. Hoy se compra, se consume y se botan todas las cosas en el periodo de una estación o al máximo de dos… Lo importante es cambiar, seguir una moda, estar siempre actualizados en las novedades, consumirlo todo y de inmediato.
 
Botamos muchas cosas porque por ignorancia no somos capaces de reconocer que todavía son muy útiles. Y sin embargo, los desechos, si lo pensamos bien, pueden obrar milagros.
 
He aquí unos datos sencillos:
El papel se puede reciclar hasta 7 veces.
El vidrio y el aluminio se vuelven a fundir al infinito,
Los plásticos requieren 100 años para disolverse.
 
La sensibilidad ecológica y el reciclaje no solo pueden contribuir enormemente al ahorro económico y energético sino que pueden salvaguardar nuestro ambiente natural.
 
 
Nº 19. Decálogo Ecológico.
 
1.       Ahorra energía. El despilfarro no mejora la calidad de vida.
2.       El agua es un bien precioso y cada vez más escaso: ahórrala.
3.       No produzcas tanta basura, recuerda las cuatro “R”: Reducir, Recuperar, Reciclar, y Respetar.
4.       Utiliza embalajes que mantengan limpio el ambiente: evita los envases no ecológicos.
5.       No almacenes en casa “arsenales” químicos: limita el uso de detergentes, anticongelantes, pesticidas, colorantes, etc.
6.       Cuidado con los plásticos, no se descomponen en la naturaleza y son difíciles de reciclar.
7.       Economiza el papel: para fabricar una tonelada de papel, se necesita 5,3 Has. de bosque.
8.       Usa el carro con moderación. Utiliza los medios de transporte público, o bien ir a pie o en bicicleta.
9.       Trabaja por la calidad de tu entorno: no dejes basura, no enciendas fuego, etc.
10.   Piensa globalmente y actúa localmente: participa activamente en la solución de los problemas ecológicos; mantente informado de los grandes problemas del Planeta y esfuérzate por mejorar la calidad del medio ambiente donde vives.
 
Nº 20. Desequilibrio Ecológico.
 
El problema del calentamiento global y el cambio climático es una realidad presente y permanente que nos afecta local y globalmente. 
 
La responsabilidad corresponde principalmente al consumo de energía, entre ellas la eléctrica y al desmonte masivo y quema de bosques y selvas. 
 
Por otra parte es consenso general que vivimos una crisis del agua. En el mundo, hoy por hoy, 1200 millones de personas, no tienen acceso al agua potable. Frente a esta crisis hay quienes ven en ella una oportunidad para hacer negocios y quienes perciben la necesidad de declarar el agua dulce un bien público, patrimonio de todos los seres vivos y un derecho para todos los seres humanos.
 
En nuestra sociedad existe un sistema perverso que busca exacerbar las riquezas económicas rápidas sin tener en cuenta el destino universal de los bienes.
 
Estos desafíos nos retan mediante el desarrollo de una nueva espiritualidad que ayude a la transformación del estilo de vida consumista imperante y el cuidado de los bienes de la creación con una conciencia más sensible y crítica frente al uso de los bienes naturales y culturales que son de todos.
Nos sentimos invitados a dar gracias por el don de la creación. La creación ha sido siempre mediación para la experiencia de Dios y es necesario recuperar la mirada de gratitud y belleza sobre ella para crecer en la austeridad y simplicidad de vida. (Fuente, CELAM 2009)
 
 
Nº 21. Contaminación del Agua
 
Los ríos, lagos y mares recogen, desde tiempos inmemoriales, las basuras producidas por la actividad humana, desechos químicos, pesticidas, metales pesados, residuos radioactivos, etc. Se encuentran en cantidades mayores o menores en las aguas de los más remotos lugares del mundo.
 
En algunos lugares, como la desembocadura del Nilo, hay niveles altos de contaminación desde hace siglos, pero ha sido en el siglo XX, cuando el problema se ha agravado en ríos y mares de todo el mundo. Con la industrialización, la explotación minera y petrolera, y el desarrollo económico, ese problema se ha ido trasladando a los países en vías de desarrollo, a la vez que en los países desarrollados se producían importantes mejoras.
 
 
Nº 22 No queremos vivir en el desierto
 
La mayor parte de la desertización es natural en las zonas que bordean a los desiertos. En épocas de sequía, esos lugares se deshidratan, pierden vegetación y buena parte de su suelo es arrancado por el viento y otros agentes erosivos. 
 
Sin embargo, este fenómeno natural se ve agravado por actividades humanas que debilitan el suelo y lo hacen más propenso a la erosión. Por ejemplo, un pastoreo excesivo, la tala de árboles y el uso de la minería a cielo abierto. Según algunas estimaciones del programa de las naciones unidas para el medio ambiente, una extensión similar a la de toda América, unos 33 millones de kilómetros cuadrados, se encuentran en riesgo de desertización.
Nº 23. La deforestación
 
Deforestar significa desbrozar superficies arboladas para dedicar las tierras a otros fines. Muchas zonas boscosas son taladas para construir ciudades, caminos, represas hidroeléctricas o para la explotación minera. 
 
Cuando llueve sobre un terreno sin vegetación, el agua golpea duramente la tierra, arranca las partes superficiales y se lleva los nutrientes.
 
Otra causa de destrucción de los bosques son los incendios forestales. Al quemarse los árboles, el suelo queda expuesto a la acción erosiva y numerosos animales se ven obligados a huir.
 
Los bosques son el hogar de multitud de aves, insectos, mamíferos, reptiles. Por eso es tan importante una correcta administración de los recursos forestales.
 
 
 
Nº 24 Alabado sea mi Señor (en siglo XX)
 
Alabado sea mi Señor,
por la abundancia de semillas y de legumbres,
por el plato de arroz y frijoles sabroso y fuerte. 
 
Alabado sea mi Señor,
por las aves, los peces y los animales cuyas vidas han sido sacrificadas
para que nosotros tuviéramos más vida. 
 
Alabado sea mi Señor,
por las frutas de mil colores, maduras y verdes que simbolizan tu amor.
 
Alabado sea mi Señor,
por las manos que prepararon todo con dulzura para los ojos,
perfume para el olfato y gusto para el paladar.
 
Alabado sea mi Señor,
por aquellos que se sientan a la mesa con corazón unido,
cuerpo y espíritu se refuerzan.
 
Alabado, glorificado y bendecido sea mi Señor de toda la vida
porque has querido hacerte alimento.
 
Carne que se hace nuestra carne, sangre que entra en nuestra sangre.
Feliz quien convida al amigo: dichoso quien da de comer al pobre,
porque está sirviendo a Dios.
Leonardo Boff
 
Nº 25. Protocolo de Kioto.
 
El Protocolo de Kioto es un acuerdo internacional adoptado para afrontar la amenaza del calentamiento global. Entró en vigor el 16 de febrero del 2005. Su objetivo es reducir las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero.
 
Los países firmantes se comprometen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre los años 2008 y 2015 a los niveles de 1998. Ha sido firmado en la actualidad por 132 Estados. El gran ausente es Estados Unidos, precisamente el país que más contamina en la actualidad.
 
El acuerdo afecta a 6 gases de efecto invernadero: metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbono, perfluorocarbonos hexafluoruro de azufre y dióxido de carbono.
 
 
Nº 26. Plantemos un árbol
 
“Quien planta un árbol ama a los demás”. (Proverbio Inglés)
 
“Aunque un árbol pueda llegar a ser muy alto, las hojas caídas regresan a la raíz” (Proverbio Malayo)
“Una sociedad se hace grande cuando los ancianos plantan árboles aunque saben que nunca se sentarán a su sombra” (Proverbio griego)
 
“Aún cuando supiera que mañana el mundo se va a desintegrar, yo plantaría mi manzano” (Martín Lutero.)
 
“El mariscal francés Lyaurey pidió una vez a su jardinero que plantara un árbol. El jardinero le dijo que el árbol tardaría en crecer y no alcanzaría la madurez hasta 100 años más tarde. El mariscal respondió: en ese caso, no hay tiempo que perder: ¡Plántalo esta misma tarde!”. (John F. Kennedy)
 
“Si lo que digo, encuentra en ti resonancia, es simplemente porque los dos somos ramas del mismo árbol”  (W.B. Yeats)
 
“Para mí, la naturaleza es sagrada, los árboles son mis templos y los bosques son mis catedrales” (Mikhail Gorbachev)
 
 
Nº 27. Cultura Indígena y la Tierra
 
En todas las culturas indígenas hay una veneración religiosa para con la tierra y toda la naturaleza. En las culturas amerindias y entre muchos pueblos africanos, la tierra es la madre, diosa femenina, que nos da la vida.
 
 He aquí una oración de los indios Lakota de dónde se desprende este sentido sagrado de la Tierra y de la Vida.
 
“¡Oh gran Creador! Vengo a ti de una manera humilde y te ofrezco esta pipa sagrada. Con lágrimas en los ojos y con un antiguo canto en mi corazón, yo rezo a los cuatro poderes de la creació:, al Abuelo Sol y a la Abuela Luna, a la Madre Tierra y a mis Antepasados. Rezo por mis relaciones con la naturaleza, por todos los que caminan, se arrastran, vuelan y nadan, visibles e invisibles y a los espíritus buenos que existen en cada parte de la creación. Les pido que bendigan a nuestros ancianos y niños, familias y amigos y a hermanos que están en prisión. Rezo por los que están enfermos debido a las drogas y al alcohol, y por los que no tienen hogar. Pido por la paz entre las cuatro razas de la humanidad. Que haya buena salud y curación en esta Tierra. Que haya belleza arriba de mí. Que haya belleza debajo de mí. Que haya belleza a todo mí alrededor. Pido que este mundo se llene de Paz, Amor y Belleza.
 
 
Nº 28. La creación, algo maravilloso. (Benedicto XVI)
 
Es urgente proteger el ambiente y la naturaleza y descubrir su dimensión espiritual y religiosa más profunda. Hoy como nunca se ha de ayudar a las personas a que sepan ver en la creación algo más que una simple fuente de riqueza o de explotación en manos del hombre.
 
En efecto, cuando Dios, con la creación ha dado al hombre las llaves de la tierra, espera de él que sepa usar de este gran don haciéndolo fructificar de modo responsable y respetuoso. 
 
El ser humano descubre el valor intrínseco de la naturaleza si aprende a verla como lo que es en realidad, expresión de un proyecto de amor y de verdad que nos habla del Creador y de su amor a la humanidad. En este sentido es oportuno recordar una vez más la estrecha relación que existe entre el cuidado del medio ambiente y el respeto a las exigencias éticas de la naturaleza humana, ya que cuando se respeta la ecología humana en la sociedad, también la ecología ambiental se beneficia.
 
 
Nº 29. El mensaje de Paz de Benedicto XVI.
 
La humanidad, si tiene verdadero interés por la paz, debe tener siempre presente la interrelación entre la ecología natural, es decir el respeto por la naturaleza, y la ecología humana. 
 
La experiencia demuestra que toda actitud irrespetuosa con el medio ambiente, conlleva daños a la convivencia humana, y viceversa. Cada vez se ve más claramente un nexo inseparable entre la paz con la creación y la paz entre los hombres. Una y otra presuponen la paz con Dios. La poética oración de San Francisco conocida como “El Cántico del Hermano Sol” es un admirable ejemplo siempre actual de esta multiforme ecología de la paz.
 
 
Nº 30. Tierra confiada a los hombres
 
Dios confió a los hombres y mujeres la responsabilidad de la tierra. 
 
Ellos tienen el deber de vivir en paz. Les toca a ellos construir la paz, a pesar de las diferencias.
 
Ellos son responsables de la belleza de la tierra. Les toca a ellos eliminar lo que contaminan. Les toca a ellos hacerla fecunda de tal modo que la unidad futura pueda tener el goce de los frutos, y transmitirla a las generaciones futuras. 
 
Ellos son responsables de la solidaridad sobre la tierra. Les toca a ellos velar para que nadie quede excluido de la fiesta sobre la Tierra. 
 
Si todos los hombres unieran sus fuerzas para embellecer la tierra, sería una espléndida tierra prometida.
 
Gracias a
Agenda 2010.
Editorial Sin Fronteras.
 
 
Canción de la Alegremia
Del Amor venimos y al Amor nos vamos, 
de la nada a todo, somos la unidad.
Si ríes yo río, si cantas yo canto, 
ya no estás más solo, conmigo estará.
 
Aire que respiro y yo no te veo, 
como un remolino por mi cuerpo vas. 
Queremos trabajo para nuestra gente, 
sin humos dañinos, sin contaminar.
Agua en mi cuerpo, Agua en la Tierra, 
el agua es tesoro de la Humanidad. 
Si el Agua es pura seremos pureza, 
cuidando del Agua me han de encontrar.
 
La Epidemia de Alegremia contagiándonos está, 
con las A de la esperanza no hace falta vacunar.
 
Alimento bueno que nace en la Tierra, 
placer en mi boca y vida me da. 
Primero la siembra, después la cosecha,
si lo hacen tus manos, más rico será.
 
Abrigo es mi pueblo, la casa en que vivo, 
también es la manta que me da calor.
Pero hay algo amigo que me quita el frío: 
es tu abrazo tibio que me trae el Sol.
 
Es Arte divino la naturaleza 
y yo formo parte de esa creación. 
Y sueño colores, bailes y poemas 
que cantan la Vida desde esta Canción.
 
Creación colectiva de niños y niñas argentinos
en talleres en el Paraje Cruce Viejo, Julio 2005.
 
 
 
 
 
Comisión de Tierra No 9
Departamento de Pastoral Indígena
Febrero 2010

Destacados

Hemos recibido

4288039

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com