Diversidad entre las Personas » Matías comparte vivencias en una reunión

Última actualización: 03/12/2009

 

 
MI REUNION
 
     Mi amiga de ABR, Solange, va a una Iglesia donde quisieron hablar de las capacidades que una persona especial tiene. Por eso me invitaron a una reunión.
     Al llegar todos me saludaron por mi nombre, eso me pareció muy importante.  Me trataron atentamente y me sentí muy cómodo.
     Yo sé que la reunión fue para hablar de personas como yo y por eso, la atención y cariño que me brindaron fue muy especial.
     Mi amigo José había grabado una charla en Rosario que tuvimos con mis amigos de ABR que usan la tablita, así que pasamos una parte de esa grabación y luego Solange, leyó una reflexiones que yo había preparado para esa noche.
     Mi experiencia ha sido positiva y quiero compartirla con los que leen mi sección en esta página de mi abuelito. Elegí una foto y les mando las reflexiones.
     La reunión sirve de ejemplo para que todos entiendan que nosotros estamos en el mismo camino que los demás.
 
 
                                                    
 
MIS ALEGRÍAS
 
        Hola a todos, yo me llamo MATIAS CEPEDA y tengo 14 años. Mi amiga Solange y su célula propusieron que esta noche hablaran de personas con capacidades especiales, por eso estoy aquí hoy, para contarles algunas experiencias que he aprendido en este tiempo de vida que yo tengo.
     Yo solo digo cosas que siento en mi corazón por eso no piensen que algo de lo que yo digo es una frase copiada a alguien, solo es la voz profunda de mi corazón. 
        Hoy quiero contarles que aprendí que hay muchas cosas a nuestro alrededor, que si las sabemos observar, nos regalan felicidad. 
 
  Por eso comparto algunas de ellas con ustedes:
 
… la felicidad que me produce la risa de mi mamá que tiene un sabor especial,
 
… el placer de saber que mi hermano siempre está,
 
… la alegría de sentir que mi papá llega contento a mi casa,
 
… la felicidad que me produce las frecuentes charlas con mis abuelos,
 
… la alegría que me regalan mis primas cada vez que me visitan,
 
…. la felicidad que siento cuando hablo por teléfono con mi tío del Sur,
 
… la alegría que me provoca compartir mis historias con toda la familia que me quiera escuchar,
 
…el placer que me da escuchar el canto de mis pájaros que me acompañan todas las tardes en el patio,
 
…la alegría de la presencia de mis perros que están siempre donde yo estoy,
 
…la paz que siento al escuchar mi música preferida,
 
…el regalo que me hizo el Sr. que me prestó su voz para mi computadora,
 
…el placer que me da el sentir el viento en mi cuerpo cuando estoy en el patio,
 
…la tranquilidad de saber que con ABR voy mejorando,
 
…la alegría de mi amiga que me canta cuando plancha,
 
…la buen onda que tiene mi amiga para levantarme alegre cada mañana,
 
…la ternura que me provoca las charlas con mi amiga de Rosario y la calidez con que me trata su papá,
 
…la alegría que siento de tener amigos tan especiales como los que van conmigo a Rosario,
 
…la felicidad que me regala mi amiga que me hace ABR cuando charlamos en el patio cada mañana,
 
...la alegría que me produce saber que tengo muchos amigos,
 
…el regalo de la risa de la compañera de mi mamá,
 
…la felicidad que me produce recibir los mensajes de mi amiga que se fue,
 
..la  alegría que siento los  Sábados al saber que  jugaremos  con mis  amigos de la asociación,
 
…la felicidad que me regaló mi amigo Luis con su visita y su confianza en que yo puedo,
 
…la alegría que me produce saber que mucha gente cree en mí,
 
…el placer  que me produce la libertad que siento a la noche en mi cama pensando en mi amigo que está en otra vida,
 
…la alegría que siento al saber que tengo muchos amigos con quien hablar por teléfono.
 
 
  
      Para terminar, me parece importante compartir una última reflexión: quien tiene sabiduría para disfrutar de las cosas sencillas que nos regala la vida, tiene el valor de afrontar los problemas que se presenten por mas difícil que estos sean.
 
     Y algo más, estar aquí hoy es una experiencia que será inolvidable para mí, por eso quiero agradecerles a todos Uds. y en especial a mi amiga Solange que hizo posible este encuentro.
 
Matías Andres Cepeda
Villa Angela, Chaco
9 de Octubre de 2009
 
 
 
 

Destacados

Hemos recibido

4420211

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com