Sentipensares » La motivación es la clave de todo, Julio Andrés Payán G.

Última actualización: 24/06/2009

 

LA MOTIVACION ES LA CLAVE DE TODO
 
Julio Andrés Payán Gómez
Cali, Colombia
jandrepay@hotmail,com
 
¿La clave es la motivación? Esa es la pregunta que la mayoría de las personas se hacen inconscientemente pero también junto a otros interrogantes, tales como: ¿usted si estudia a conciencia? ¿a usted le interesa lo que hace?, porque a veces tomamos algunas decisiones equivocadas que pueden afectar nuestra propia estima y afectar lo que nosotros pensamos de nosotros mismos, y en muchas oportunidades hasta olvidamos que tenemos una motivación propia.
 
Por consiguiente encontramos que la mayoría de las personas, muchas veces hacen lo que los papás les dicen que hagan, ya que ellos algunas veces no conocen qué camino elegir. En el colegio y muchas veces aun en la universidad, no encuentran el espacio para demostrar a sus familias lo que ellos son, y lo fundamental es que olvidan que la persona mucho más importante a la que realmente deben demostrarle algo, es a ellos mismos, ya que muchas veces los padres al intentar ayudar se vuelven demasiado protectores, y algunas veces es sólo para evitar inconvenientes además pueden hacerlos quedar mal. De esta forma los jóvenes no encuentran la motivación, al no tener la posibilidad de demostrar que son aptos para hacer las cosas por ellos mismos. Lo poco que pueden realizar es a medio terminar o terminado, pero no lo suficientemente bueno como para demostrar lo que saben o lo que pueden.
 
Cuando cada persona encuentra lo que verdaderamente le gusta y apasiona, descubre una fuerza mental para hacer hasta lo imposible para que todo le salga “super” bien, es más, si en ese proceso de exploración encuentra una serie de habilidades va a tener una retroalimentación bastante grande.
 
Continuando con lo anterior, no hay algo más importante que encontrar por uno mismo lo que le apasiona o motiva a seguir y poder salir adelante. Las cosas hechas con ganas son las que más se aprenden y quedan en la memoria de largo plazo, porque eso se aprende para la vida. Quedan como cuando se guarda un archivo en un cubículo, pero cuando las cosas que se hacen solo porque hay que hacerlas, esto sólo se aprende para el momento, se quedan como un papel sobre la mesa, en cualquier momento una ventisca o problema se la puede llevar. Olvidar es un proceso que todos tendemos a tener, ya que no alimentamos o entrenamos nuestras mentes para mantener las cosas que aprendemos.
 
Muchas veces las personas que ayudan a obtener o a perder la motivación son los docentes. Ellos nos ayudan en nuestros primeros años de estudio, son los estimuladores de nuestras mentes para encontrar nuestro camino futuro, y aun en la universidad son los que nos ayudan en gran parte a alimentar nuestro deseo de aprender y de aumentar parte de nuestros conocimientos, y nuestro interés por todo lo que nos rodea.
 
Cuando en nuestros hogares vemos a nuestros padres y hermanos hacer las cosas en sus respectivos campos, y los encontramos felices expresando que esas cosas que hacen es todo lo que habían soñado, uno como joven o niño empieza a formar su propia manera de ver las cosas. Muchas veces también vemos que algunas personas se apoyan en su religiosidad y gracias a esto también actúan de acuerdo a como se vean las cosas en ese grupo de vida.
 
Podemos decir también que no sólo la motivación llega o se acoge por lo que a la persona le enseñe un profesor o por la familia, también está en juego lo que le pase en la vida diaria, en la calle o en una relación, o en donde aparezca. No siempre va a estar la motivación tan directa para todo el mundo, así como a uno le puede parecer interesante el convertirse en profesor, a otro por una experiencia vivida en algún trabajo o sólo porque le tocó, se le puede convertir en una motivación.
 
Para finalizar, podemos decir que la motivación no se da por factores propios, forma parte del transcurrir natural del tiempo y de las personas que nos rodean. Siempre hay que ofrecer una mente abierta a las posibilidades, para poder aprovechar al máximo lo que la vida nos ofrece y aprender a aprovechar las cosas en su momento, porque las oportunidades se van y muchas veces no vuelven nunca.

Destacados

Hemos recibido

4727475

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com