Aspectos Conceptuales » Inauguración IX Seminario Internacional: Niños Salud y Ciencia

Última actualización: 12/06/2009

INAUGURACIÓN DEL IX SEMINARIO

INTERNACIONAL: NIÑOS SALUD Y CIENCIA

La alegremia en el desarrollo del arte, la enseñanza de la salud y las ciencias
 
Cuenca, Ecuador, 5/6/06
 
“Hace cuatro días se conmemoró el “día internacional del niño”, una especie de navidad chiquita, pero sin Niño Dios. Al más puro estilo neoliberal: un día para que los que tienen dinero compren juguetes para sus hijos, inmejorable negocio para empresas y almacenes. Y para los niños de la calle?, para los hijos de obreros, campesinos y de los millones de pobres del país y del mundo?   Para ellos están los editoriales en la prensa, quizá una fiesta en algunas instituciones, caramelos, golosinas y tal vez un juguete donado por algún padre acaudalado, juguete que su hijo lo habrá descartado por viejo. Discursos sobre los niños, “futuro de la patria”, aplausos, un brindis y asunto olvidado; hasta el próximo año.   
 
En el Día Internacional del Niño, en la misma página de un diario, se publican dos artículos uno al lado del otro: en el primero se señala la importancia de la vacunación de los niños debido al peligro de la poliomielitis, tétanos y otras enfermedades inmunoprevenibles que se hallan en aumento. El otro artículo tiene un titulo enorme que dice: “obsequian un chupete de oro con incrustaciones de 279 diamantes valorado en 17 mil dólares al bebé de una artista de cine en los Ángeles, EEUU. El artículo de la vacunación ocupa 10 líneas. El del chupete de oro, un cuarto de página.
 
De ninguna manera pretendo juzgar o condenar lo que publica la prensa, solo quiero demostrar que en modelo económico neoliberal, lo único que interesa es el dinero, las inversiones, el negocio; mientras que los derechos humanos: salud y educación, dejan de tener importancia, mientras no generen ganancias. Está bien un discurso, un agasajo cada año, pero no más. Esta es la realidad, esta es la importancia que el sistema ofrece a nuestros niños y niñas, es urgente que esta situación cambie; esta es la tarea que el país y el mundo nos exige. El futuro depende de los niños de hoy, de los conocimientos y sobre todo de los valores que ahora inculquemos en sus mentes.
 
Por eso la Facultad de Ciencias Médicas organiza eventos que ayuden a entender que el desarrollo armónico de un país, depende de la importancia que los gobiernos den a la educación, a las condiciones económico-sociales dignas, a la vivienda, en suma a los factores que determinan el estado de salud o enfermedad de los pueblos.
 
En este noveno Seminario Internacional sobre los Niños, la Salud y la Ciencia, bajo el lema: la alegremia en el desarrollo del arte, la enseñanza de la salud y las ciencias, abordaremos temas de trascendental importancia que inciden directamente en el desarrollo infantil: la influencia de la televisión; los efectos psicológicos y físicos de la migración de los padres; el medio ambiente y la salud, entre otros.
 
En este evento se añade un concepto que si bien siempre estuvo presente en nuestras mentes, no tenía un vocablo que lo defina, que represente esa satisfacción, ese “estar bien con uno mismo y con los demás”, ese estado de optimismo y alegría permanentes, ese sentimiento de solidaridad colectiva. El término ha sido acuñado para siempre y su difusión en la Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos, ha permitido llevarlo a todos los rincones del planeta: ALEGREMIA.
 
La alegremia, no puede definirse con exactitud, ni cuantificarse con indicadores empíricos, porque es un concepto que precisamente se opone al positivismo. El término es humanista y su concepción es esencialmente cualitativa.   
 
Hay quienes definitivamente no lo aceptan, pues no pueden entender más allá de lo que pueden medir, tocar o sentir. Otros los confunden con la risa, evento momentáneo, que parece tener algún efecto benéfico temporal por la liberación de endorfinas. En este punto es necesario señalar la deformación que presenta la película Patch Adams, sobre un hombre que nunca pretendió hacer de payaso para conseguir risas efímeras en pacientes crónicamente angustiados.   La alegremia es otra cosa: es amor, es ternura, es dicha duradera y persistente, es el respeto por la diversidad, es un equilibrio con la naturaleza, es un bienestar biológico, sicológico y social, es todo eso y mucho más.   La alegremia surgirá espontáneamente cuando la estructura social sea equitativa y solidaria.
 
Bienvenidos, a este encuentro de vivencias y saberes, bienvenidos a compartir conocimientos, actitudes y prácticas a favor de los niños y niñas del mundo.   Para la Facultad de Ciencias Médicas es un Honor, tener como invitados a Julio Monsalvo de Argentina, luchador incansable por la salud de los ecosistemas;   a Cándida del Socorro Pérez, docente nicaraguense con amplia experiencia con niños y adolescentes; Nataly Bustos, educadora venezolana, comprometida con la revolución bolivariana; y a la compañera Sandra Payán de Colombia que nos cautiva con sus conceptos sobre el género y lo femenino.  
 
Nos honran también con su presencia, Mariano Mussi, educador Argentino; personalidades nacionales como Edgar Isch y Ramiro Vinueza; docentes universitarios y maestros de educación media comprometidos con el desarrollo de la niñez y adolescencia, hacia un cambio social de justicia y equidad.
 
La salud de nuestros hijos y nietos, la salud de las generaciones futuras, dependerá de lo que ahora, nosotros, hagamos o dejemos de hacer. La salud, hace tiempo dejo de ser un patrimonio de médicos y especialistas que se adueñaron del conocimiento para venderlo a precios elevados. La salud, el bienestar, la alegremia, debe ser una construcción colectiva, en donde los saberes de todos se compartan, en donde se discuta democráticamente lo que es provechoso para nuestro bienestar y lo que debemos rechazar por perjudicial. 
 
Hoy que se conmemora el día del medio ambiente, debemos reflexionar sobre la influencia de un entorno saludable en el bienestar colectivo; si más ecuatorianos y latinos haríamos consciencia de los efectos del medio en la salud, hace tiempo que TLCs., Bases Militares, Oxis y otras empresas petroleras, taladoras de bosques y envenenadoras del agua, se hubieran marchado de nuestro suelo para siempre.
 
Felicito a los organizadores del evento, al Centro Niño a Niño, a las escuelas de Tecnología Médica, Enfermería y Medicina, en la persona de sus directores y docentes que han puesto el máximo empeño para que este noveno seminario niños, salud y ciencia se lleve a cabo. 
 
Los niños tienen la palabra, ellos aún no se contaminan con intereses económicos o polítiqueros. 
 
Dé Ud. licencia a los niños para que hablen; anímeles a que ejerzan su curiosidad, muévales a que le pregunten. Maestro: converse Ud. con sus discípulos....Lo escribió hace más de 200 años, Eugenio de Sta. Cruz y Espejo.
 
Muchas Gracias.”
Dr. Hernán Hermida Córdova

Destacados

Hemos recibido

4471387

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com