La Enredadera » N° 36 - Diciembre 2010

Última actualización: 17/12/2010

 

LA ENREDADERA

 
Boletín Informativo de la Red Jarilla de Plantas Saludables
de la Patagonia
Nº 36 – Diciembre de 2010
 
 
EDITORIAL
Y FINALMENTE PUDIMOS ENCONTRARNOS EN ESTE “PRESENTE DIVERSO”, COMO BIEN DICE EL LEMA PARA ESTE AÑO. PARTICIPAMOS UNAS CIENTO CUARENTA PERSONAS DE DIFERENTES LUGARES DE LAS PROVINCIAS DE NEUQUEN, RIO NEGRO, CHUBUT, MENDOZA, BUENOS AIRES, TAMBIÉN DE CHILE Y DE ESPAÑA. ADULTOS MAYORES, JÓVENES, MUY JÓVENES, NIÑOS, BEBÉS… AM@S DE CASA, DOCENTES, ARTESANOS, ARTISTAS, MÉDICOS Y ENFERMEROS, AGENTES SANITARIOS, VETERINARIOS, DENTISTAS, GUÍAS DE MONTAÑA, ESTUDIANTES, NUTRICIONISTAS, AGRICULTORES… TODOS CON UN MISMO DESEO: HONRAR LA VIDA EN TODAS SUS FORMAS.
ENCONTRARNOS… DESCUBRIRNOS EN EL COMPARTIR, IDENTIFICARNOS EN LA MIRADA, EN LA SONRISA.
Y SIEMPRE LA RONDA, ESA MANERA DE SENTARNOS O DE REUNIRNOS, DE CEDER LA PALABRA EN EL SENTIDO GIRO SUR, DE TENER LA ESCUCHA ATENTA, EMOTIVA Y RESPETUOSA. DEFINITIVAMENTE, LA RONDA ES SANADORA.
EN ESTE ENCUENTRO HUBO ACEPTACIÓN Y BIENVENIDA, HUBO GRATITUD Y BUENA INTENCIÓN, BUENA DISPOSICIÓN Y FAMILIARIDAD. TODO FLUYÓ Y NOS FORTALECIÓ. NOS HIZO RENOVAR LA ESPERANZA.
ESTE BOLETIN TAMBIÉN ES UN ESPACIO DE CONSTRUCCION COLECTIVA: ESTÁ ARMADO POR UNOS POCOS, PERO ESCRITO POR MUCHOS Y MUCHAS QUE SE ANIMAN A DEJAR SUS OPINIONES, SUS RELATOS, A ABRIR SUS CORAZONES Y COMPARTIR SUS PENSAMIENTOS. CADA VEZ SON MÁS LOS QUE APORTAN Y POR ESO CADA VEZ ES MÁS RICO Y DIVERSO. A DISFRUTAR DE SU LECTURA, ENTONCES!!!
 
                                                          _____________________________
RONDA DE PRESENTACIÓN CON MICRÓFONO DE PALO PICHI (Fabiana imbricada) y CHOCHO (Lupinus bogotensis), PARA SIMBOLIZAR LA CONVIVENCIA DE LO NATIVO Y LO EXÓTICO EN LA DIVERSIDAD.
§ Raquel: soy dentista, vivo en Bolsón hace 16 años. Desde que vine sentí que soy de acá. A medida que llegaba, se abría la ruta, iban asfaltando como abriendo paso. Tengo ganas de saber más. Soy dentista desde hace 32 años, no tanto por la cuestión de la boca sino de la relación con personas. Siempre me interesó la naturaleza. Esta es una buena oportunidad para participar y estar con ustedes.
§ Carmen de Neuquén: integro el grupo Las Ortigas desde hace un año y medio. Hacemos preparados. Vinimos 7 pero somos 30 personas que nos reunimos en la Mutual de la Familia, para la vida saludable.
§ Graciela: soy paciente renal transplantada, me integré al grupo de cremas por la terapia, y acá estoy. Aclaro que Carmen también es paciente renal.
§ Marta de Neuquén: soy del mismo grupo, y tengo una gran alegría de venir este lugar. Hay una hermandad que no me esperaba, me encontré con todos los conocidos, felicito a los que están organizando.
§ Hugo de Aluminé: Incursioné varias veces en la red, la idea es seguir trabajando en la red desde Aluminé.
§ Leo de Aluminé: es la primera vez que vengo, aunque sabía de la red.
§ Vicky: soy ex zapalina y recuerdo Zapala con cariño (Adriana le recuerda que antes decia “Zapalorti”); vivo en San Martín de los Andes y siempre estuve cercana a la Red. Trato de participar de las actividades cuando tengo ganas.
§ Gabriel de Aluminé: antes vivía en San Martin de los Andes. Hace unos años participé de un taller para el uso de plantas en animales, ahora con mi compañera estamos incorporando alimentos más naturales. Estoy trabajando con comunidades mapuches en la zona, en la recuperación del cultivo de la quinoa.
§ Marcelina: soy de San Martin de los Andes y hoy cumplo años. (CANTAMOS EL CUMPLEAÑOS FELIZ ENTRE TODOS Y TODAS)
§ Pili: soy del grupo Quinchamalí de San Martin de los Andes, estoy hace poco y este es mi primer encuentro.
§ Nico (hijo de Pili): soy del grupo Quinchamalí y del grupo de la radio (Programa Deshojando la manzanilla, en Radio Comunitaria Pocahullo)
§ Nicolás: vivo en San Martín de los Andes, soy músico, el año pasado quise ir al encuentro de Chos Malal pero no pude.
§ Inés: soy de Bolsón y trabajo en este barrio.
§ Matías: soy parte de la comisión organizadora de este Encuentro, es mi primer encuentro, vivo en Mallín.
§ Chino, estoy contento de participar; es el primer encuentro, este es un año importante para mí, entré en contacto con las plantas.
§ Aldo: estoy de pasada.
§ Gimena de Mallín: agradezco esta posibilidad de encontrarnos, siento que estamos acá por una misión especial.
§ Roxana de El Pueblito: hace 10 años estoy acá, deseo que todos puedan intercambiar.
§ Violeta de México: vivo en Cipoletti hace 5 años, el tema de las plantas me viene de familia, de mi madre, mi abuela… Impulsé un taller y también un programa da radio para difundir sus usos. Vine con un grupo de compañeras del taller. El año pasado quise ir al encuentro de Chos Malal pero me acobardó el viento.
§ Valeria de Cipoletti: empecé el taller con Violeta el año pasado, estoy muy entusiasmada.
§ Silvina de Mallín: vivo hace 16 años acá, hace rato elegí hacer algo distinto con mi vida. Conocí la Red y me gustó como se aprende de todos.
§ Erika de Mallín: agradezco la oportunidad de compartir con todos los que nos damos para prestar atención y ser sensibles y de crecer grupalmente, que es la manera de crecer juntos.
§ Xavi de Barcelona: soy nutricionista y estoy viajando; estoy desde hace un mes y medio en Argentina. Gracias por dejarme compartir.
§ Jorge de Bariloche: soy guía de montaña y la profesión me permite vivir en la naturaleza e intercambiar con la gente, ayudar a cuidarla naturaleza. Me enteré de este encuentro y vine. Entre todos podemos aprender.
§ Adriana de Cipolletti: vivo en una chacra en que cultivo plantas aromáticas, integro una asociación que se dedica al orégano. Violeta me invitó. La chacra se me llenó de bardana y quiero saber que propiedades tiene, sé que se usa para la psoriasis.
§ ………? (mil disculpas! No escuchamos el nombre y luego no pudimos dar con ella) De Cipolletti, Invitada por Violeta 
§ Daniel de Junín de los Andes: soy carpintero.
§ Liliana de Plaza Huincul: soy integrante del grupo Tomillo, estoy muy feliz sintiendo que estos son encuentros nutricionales, por el contacto con hermanos. Estoy feliz porque me acompaña mi hija. Pude unir el trabajo y el encuentro.
§ Álvaro: este es mi primer encuentro, no tengo nada para aportar porque no sé nada de plantas. Espero aprender.
§ Ana de San Martín: soy colaboradora del grupo Quinchamalí. Gracias por la presencia de todos ustedes.
§ Agustina, hija de Ana.
§ Sandra de San Martín de los Andes: estoy chocha de estar acompañada por mi hijo. No anoten nada! Lo que se dice y hace lo escribimos y sale en el boletín que enviamos. Estoy feliz de estar acá.
§ Giselda de Junín de los Andes: soy de grupo Lahuenche, y este es mi cuarto encuentro, trato de no perderme ninguno.
§ Lucas de Chos Malal: este es mi segundo encuentro.
§ Graciela de acá: soy enfermera del Centro de Salud de este barrio, trabajo hace 20 años como agente sanitaria, y por eso sé que la gente usa mucho las plantas medicinales, y mi familia también.
§ Rubén Cobos de Bolsón: soy trabajador de salud, agente sanitario rural, y me intereso aportar a la Red Jarilla, les deseo una buena estadía.
§ Fernanda de Bolsón: trabajo en el Centro de Salud de este barrio desde hace mas de 20 años. Nací en La Plata. Mi madre tenía manos mágicas y estábamos rodeados de plantas, por lo que necesito estar en contacto con ellas. Mi papá recorrió el país haciendo caminos, y en sus viajes iba registrando los usos de las plantas. Conocí la Red en 2003 en el Congreso de Medicina General que se hizo en Bolsón, y desde entonces estoy algo conectada. Hacemos preparados con la gente en el centro de salud. Hemos organizado este encuentro lo mejor que pudimos.
§ José, del Bolsón: me enteré de este encuentro y estoy acá para aprender. Soy del barrio.
§ Nadia de Plottier: recién estoy aprendiendo.
§ Rodolfo de Plottier: acompaño a mi esposa, estoy contento de haber venido a Bolsón.
§ Sabina, esposa del chofer cama adentro: es la tercera vez que vengo a un encuentro, y me hace acordar vivencias de chica.
§ Bety de LaVanda de los Yuyos de Plottier: estoy caminando con la Red y con Adriana desde los comienzos. Cada vez que vuelvo de un encuentro regreso con más pilas y conocimientos. Les deseo lo mejor.
§ Nati de Neuquén: soy de Rio Colorado y vivo en Neuquén hace un año. Me gusta ir a la casa de mi abuela y escuchar lo que sabe.
§ Pablo de Plottier: soy hijo de Bety, y mi expectativa es aprender.
§ Eleuterio de Plottier: soy el esposo de Bety, instructor de fútbol, ella ama las plantas y yo amo a mi mujer y por eso a las plantas. (obvios aplausos)
§ Facundo: vine como acompañante.
§ Mandy de Plottier: soy médico, hace mucho que trabajo con plantas, y es un enorme honor estar de vuelta acá. Mi corazón siempre quedó acá.
§ Aurora de Plottier: hace 5 años que estoy en el grupo LaVanda, aprendiendo.
§ Ernesto de Plottier: hace 1 año me integré al grupo, soy fangoterapeuta, y mi idea es hacer un laboratorio de preparados para mi tarea.
§ Haydeé de Zapala, del grupo Malva. Vengo por primera vez un encuentro.
§ Elbia de Zapala: soy del grupo Malva, y a los que llegan a la Red: bienvenidos.
§ María de Zapala: soy del grupo Malva. (vino con su hija Rocío)
§ Julieta de Neuquén: intentamos hacer un grupo llamado Aguaribay.
§ Santiago: soy de Córdoba pero vivo en Neuquén, es la segunda vez que venimos.
§ Margarita de Zapala: soy del grupo Malva, y acompaño a la doctora, es un amor muy grande para que junte tanto espíritu.
§ Angelina de Barda Negra: soy del grupo Mava de Zapala
§ Eduardo de Zapala: en el grupo Malva estamos compartiendo saberes, buscando ese mundo mejor.
§ Querubina de Chos Malal: estoy orgullosa de seguir en el grupo de Chos Malal, las chicas son relindas, estoy contenta de estar acá porque casi ya no venía.
§ Federico y Lisa, estudiantes de docencia en Neuquén: somos de Chos Malal, artesanos, buscamos nutrirnos de valores, y enseñar que somos parte de la naturaleza. Gracias por recibirnos.
§ Ale de Chos Malal: soy docente, estoy en el grupo Mayal. Busco usar las cosas que me enseñó mi mamá, no usar dinero para remedios de farmacia.
§ María Delia de Neuquén: soy del grupo Las Ortigas, y agradezco el recibimiento. Hice la bandera del grupo y los diseños.
§ Ana Luisa de Cipolletti: soy del grupo Las Ortigas, me interesa todo lo natural. Muchas gracias por el recibimiento.
§ Héctor de Neuquén: hace 3 meses que estoy en el grupo Las Ortigas, soy nuevo.
§ Romina: acompaño a mi mamá, estoy contenta de que la gente se ocupe de las plantas.
§ Iara de Aluminé: soy de la Banda de Desagrupados de Aluminé.
§ Paola de Aluminé: hace 6 meses que vivo en Aluminé, soy nutricionista y busco encontrarme con la naturaleza para estar mejor. Ojalá se forme un grupo.
§ Tatiana de Aluminé: hace 8 años que quiero venir a un encuentro de la Red y esta vez pude venir con otros y con mi hijo, se cumplió mi sueño.
§ María de Cipolletti: estoy contenta, estamos 3 generaciones de brujas (mi madre, mi sobrina y yo), poniendo energía en este movimiento.
§ Omar Boato de Aluminé: soy veterinario; participé del taller de plantas para uso en animales que coordinó Adriana hace varios años pero mi soberbia era tan grande que seguí con los remedios de laboratorio. En la Feria del Libro la escuché a Adriana y me pegó. Vivo en el barrio Intercultural, y un vecino uso la cicuta para la herida del hijo y yo había aprendido que era tóxica.
§ Patricia Ruiz de los Repollos: soy agente sanitaria nacida y criada aquí, estoy en el grupo organizador, y es la primera vez que participo de un encuentro. Crecí con plantas gracias a mi abuela. Desde mi rol comparto saberes sobre plantas. Gracias y bienvenidos a todos.
§ Alcira de Aluminé: vivo en Aluminé desde hace 15 meses, soy trabajadora social, descubrí otro universo. Empecé a conocer las semillas y a volar en otro universo. Me siento privilegiada por estar e estar acá.
§ Mariel de Aluminé: soy la responsable de que ella coma semillas. Mis abuelos eran gente de campo, de modo que siempre anduve con las plantas. Tengo una dietética y la responsabilidad de informar con conocimiento.
§ Maxi de Junín: soy profesor de educación física.
§ Marcela de Junín: soy docente del área artística, suelo ir a cursos que son fuentes de transmisión de buena onda.
§ Fernando de Chos Malal: esto es la continuidad de todos los encuentros. Este es el mejor momento para salirse de la formalidad de la institución.
§ Verónica de San Martin de los Andes: vengo de Buenos Aires, estoy contenta de estar acá, siento que estoy respondiendo a la llamada que me hacen las plantas.
§ Ana de Neuquén: vivo en San Martín de los Andes, vengo con el grupo Quinchamalí, aprendo a través del compartir. Gracias.
§ Gisela de Cutral Có: gracias por poder estar acá.
§ Anabela de San Martín de los Andes: soy del grupo Quinchamalí, este es mi tercer encuentro, me costó venir, agradezco estar acá, vengo por mis amigas que también son ustedes.
§ Marcela de San Martín de los Andes; estoy en el grupo local y en la radio, donde la pasamos muy bien. Pasamos recetas, la gente nos lleva preparados, esta bueno.
§ Martín de Andacollo: soy de la pampa húmeda pero me autotransplante a la cordillera del viento. Soy docente ignorante, y lo poco que se de plantas lo he aprendido de mis alumnos. Formo parte del grupo Palo Piche y pude participar del encuentro de Chos Malal, que fue una bisagra en mi vida, donde me encontré con una energía especial de personas sencillas que tienen la sabiduría. Circuló una energía del amor, fraternidad, compromiso, respeto que nos hace hermanos entre nosotros y nos reúne, es decir re – une, de allí la red, porque nos dijeron que estamos separados pero nos re – unimos.
§ Anahí de Andacollo: vine con mi compañero que es cantautor, trabajo en el hospital, que tiene mucha apertura para todo esto. De regreso voy a compartir con mis compañeros, que tenían ganas de venir.
§ Perla de Mendoza: soy del grupo Brotes, les voy a llevar lo de acá.
§ Yolanda de Plottier: soy la más joven; vine de Tucumán, y me integré a la Banda de los Yuyos . Vine con mi hija. Estoy muy agradecida.
§ Sara de Plottier: vine a acompañar a mi madre Yolanda.
§ Adriana de Plaza Huincul: fui invitada por Liliana. Hay un saber popular en anda en cada uno de nosotros, tenemos grandes saberes, y en estos encuentros salen y se comparten. Agradecemos la ofrenda que hacen los organizadores y al universo. Estoy muy agradecida.
§ Cintia: hace 9 años estoy acá.
§ Elisardo de Zapala: vinimos en malón. Agradezco a los organizadores. Se agregan caras nuevas. Espero pasarla bien, que el tiempo nos acompañe para poder reconocer las plantas del lugar.
§ Erman de Zapala: soy del grupo Malva, soy jardinero, amo las plantas, y me faltaba aprender las plantas de remedio. Hace 4 años que estoy en el grupo, no siempre puedo participar, estoy contento de estar acá. Deseo que la pasemos bien y nos conozcamos más.
§ Mario de Bolsón: como yuyos y flores con previo conocimiento con el grupo “Amigos de las plantas”, que se desarmó. Alcanzamos a hacer una publicación con plantas de acá.
§ Beatriz de Plottier: estoy en el grupo desde hace 1 año. Es un honor a mi abuela, que ya no está. A la gente de Bolsón les digo que es un paraíso lo que hay acá. Quiero transmitir a mis nietos.
§ Emilia de Plottier: me integré a la Banda de los Yuyos.
§ Alicia de Zapala: soy del grupo Malva, este es el 5to encuentro al que asisto, me emociono con estas ruedas, tengo mucha alegría de estar y agradezco a la vida estar acá.
§ Guillermo de Zapala: soy amigo de la gente de Malva y comparto actividades y vino del estío con ellos.
§ Bernarda de Zapala: participo hace poco del grupo Malva, no pude ir a Chos Malal. Estoy muy contenta. No pude aprender de mi madre ni de mi abuela, porque soy un bicho de ciudad. Elegí honrar lo que los mapuce cuidaron y dejaron.
§ Mari de Chos Malal: soy del grupo Mayal.
§ Marisa de Chos Malal: ingresé en la red en el encuentro de Mariano Moreno. Gracias a los organizadores, sabemos lo que es organizar! Estoy en el grupo Mayal. Como docente en la escuela rural trato de mechar lo de la biblia de Adriana y los saberes populares.
§ Vacha de Chos Malal: también del grupo Mayal, hacemos preparados con las chicas. Tratamos de meter el tema de las plantas en nuestros trabajos. Siempre la pasamos bien y aprendemos mucho.
§ Rita de Marcos Paz (Buenos Aires): es el 4to encuentro al que vengo, es un espacio importante para encontrarnos con amigos de muchos años. No pudimos venir con Miguel a Chos Malal. Hace 1 semana que les rompo los quinotos a los amigos, estoy agradecida de estar, con la esperanza de que podamos retomar la Red Argentina de Plantas que quedo desmembrada y que me es muy cara a mi corazón.
§ Cristina de Neuquén: este año conocí la Red. Mi madre y abuela me bajaron línea. Gracias a la Red por estos espacios.
§ Cecilia de Aluminé: estoy hace 4 años en Aluminé, siempre me gustaron las plantas.
§ Ana Escoto de Roca: hace 40 años trabajo en un jardín maternal, hace 25 años consumo semillas, frutas y verduras, gracias a una médica naturista. Hago sólo lo que me gusta y esto me está gustando.
§ Ivana de Roca: soy de Viedma, soy artista plástica, mis padres son del campo. Desde el taller de plantas que se hizo estoy conectada con la red.
§ Susana de Roca: mi nuera Ivana me invitó, esta bueno evadir los remedios y prevenir enfermedades.
§ Gabriela de Roca: nos autodenominamos LaBanda de Fiske, desde que se conformó el grupo luego del taller de plantas con Adriana que organizó Susana. Estoy contenta de estar acá. Con algunas hicimos un poco de ruido contra la sojización de Rio Negro. Gracias a los que nos invitaron.
§ Susana de Roca: del grupo LaBanda de Fiske; arrancamos en mayo con un primer taller y el segundo en septiembre. Nos reunimos una vez por mes. Estoy contenta de estar acá.
§ Nilda de Chos Malal: hace 9 años vivo allí, y conocí gente linda. Me estoy jubilando y lo primero que hice fue juntarme con las chicas del grupo Mayal.
§ Susana de Chos Malal: nací en el Tigre y vivo en Chosma hace mucho. Compartimos proyectos y conocimientos, nos enriquecemos con lo mejor de la vida.
§ Marita de Roca: contenta de estar acá. Nos juntamos una vez por mes, comemos torta, intercambiamos experiencias, estoy contenta de participar de este encuentro.
§ María de Puelo: vivo en el paraje Entre Ríos entre el Quemquemtreu (que significa río que corre entre piedras) y el Azul, y desde mi casa se ve el Piltriquitron.
§ Carlos de Puelo: vivo en Entre Ríos, trabajo con huerta orgánica junto con vecinos, es un gusto que estén acá.
§ Pata de Bolsón: es una doble alegría de que la Red venga a Bolsón y que la gente de acá conozca a la Red. Acá no se aprende de plantas sino del amor y de todo esto con que venimos complementando las plantas y lo filosófico que venimos diciendo. Que se recupere el orgullo de su lugar y de los saberes.
§ Vicky presenta a Pata: estudiamos juntas con Pata y un buen día dijo “basta de estar en esto, quiero estar culo arriba y plantar plantitas. Hizo eso hasta que volvió para ser profesora en la universidad, se fue al sur y lo hizo. Está más metida en la naturaleza que la naturaleza misma. Es tan observadora que les puede dibujar detalles que ve a través de la lupa. Está dejándonos siempre pero nos trae a todos. Es enlazadora de mundos. Además es la madrina de mi hija.
§ Vicky presenta a Adriana: La conocí en una Asamblea en la Comunidad Mapuche Gramajo de Barda Negra, de donde es Angelina, en el 95, y me llamó la atención lo que dijo allí: “les prohibimos su propia medicina y les empezamos a meter nuestra medicina y ahora el estado se retira y se quedan sin el pan y sin la torta, ahora que mierda van a hacer ustedes con esto?” Y empezó a trabajar en la comunidad recuperando saberes populares. Por mi trabajo (en Áreas Naturales Protegidas) voy por toda la provincia y en toda la provincia la gente la conoce, es otra enlazadora más.
 
 
 
 
A CONTINUACIÓN, UNA APRETADITA SÍNTESIS DEL CRONOGRAMA DEL ENCUENTRO:
 
EL VIERNES, LUEGO DE LA RONDA DE APERTURA Y POSTERIOR MERIENDA, PARTICIPAMOS DE UNA CHARLA SOBRE PERMACULTURA, OFRECIDA POR CARLOS STRAUB, EN REPRESENTACION DEL C.I.D.E.P., QUE ES EL “CENTRO DE INVESTIGACION, DESARROLLO Y ENSEÑANZA DE LA PERMACULTURA”. POR LA NOCHE, UN TALLER DE CUECA.
 
EL SABADO POR LA MAÑANA, HICIMOS LA CAMINATA DE RECONOCIMIENTO Y RECOLECCION DE ESPECIES DEL LUGAR.
POR LA TARDE DISFRUTAMOS DE LOS DIFERENTES TALLERES Y TAMBIÉN DE LA FERIA DE INTERCAMBIO DE PRODUCTOS Y EXPERIENCIAS. POR LA NOCHE HUBO BAILE, FOGÓN Y LA ELECCIÓN DEL REY Y LA REINA, QUE EN ESTE CASO RECAYÓ EN MARGARITA DE ZAPALA Y HUGO DE ALUMINÉ.
 
EL DOMINGO NOS LLEVÓ A REUNIRNOS NUEVAMENTE EN UNA GRAN RONDA, ESTA VEZ DE CIERRE, EVALUACION Y DESPEDIDA, QUE SE PROLONGÓ HASTA PASADO EL MEDIODÍA.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Y aquí se abre la sección de aportes de los diferentes “enredados” participantes del encuentro. Disfruten, que no tiene desperdicio!!!
 
Breves vientos Bolsoneros:
Agradecemos la designación digital para asumir esta nueva función del secretariado en equipo.
Reunidas en la casa de Marcelina sobre la ladera del cerro Bandurria en San Martín de los Andes, disfrutando de la vista del cerro Comandante Díaz cubierto de retamas y pinos, con el Chapelco con las cumbres nevadas, LAS AQUÍ PRESENTES: ANABELLA, PILI Y MARCELINA INICIAMOS ESTE CAMINO DE ENREDADOS. SALUD CON AMOR!!!!! Y en esta enredadera de sabiduría popular les vamos a contar lo que sucedió en El Bolsón.
Primeramente: agradecemos a la gente del Bolsón, grupo Matico, por su hospitalidad y tenacidad para superar la adversidad y contratiempos del destino, dijo Marcelina. A la gente del Hostel El Pueblito.
Sugerimos Baños Secos para el próximo encuentro, a no ser que nos den de comer chivitos. Vamos a Aluminé!!!
Aportes de Laura Esquivel… Seguimos escribiendo con los apuntes aromatizados con naranjas…
“Los primeros años de mi vida los pasé junto al fuego de la cocina de mi madre y de mi abuela, viendo cómo estas sabias mujeres, al entrar en el recinto sagrado de la cocina, se convertían en sacerdotisas, en grandes alquimistas que jugaban con el agua, el aire, el fuego, la tierra, los cuatro elementos que conformaban la razón de ser del universo. Lo más sorprendente es que lo hacían de la manera más humilde, como si no estuvieran haciendo nada, como si no estuvieran transformando el mundo a través del poder purificador del fuego, como si no supieran que los alimentos que ellas preparaban y que nosotros comíamos permanecían dentro de nuestros cuerpos por muchas horas, alterando químicamente nuestro organismo, nutriéndonos el alma, el espíritu, dándonos identidad, lengua, patria.[1]
Y aquí me pongo a payar, para que naides lo tome a mal, con lágrimas, retorcijones y algunos meteoritos, nos fuimos despidiendo de los suelos fértiles bolsoneros que supimos conseguir…
Dichos producto del vino Martín FIERRO, EL BOTELLÓN.
 
PASTILLAS DEL ABUELO….(Refiriéndonos al taller de pastillas con masa M. Ballina).
Las tinturas madres, son la base de cualquier elaboración de productos curativos.
Se usan para los caramelos, no de flores, para los confundidos que cayeron, con el taller de Flor.
Flor, su receta de tintura madre: Para 1litro de tintura, podemos poner 100 grs. de hierba seca o el doble de hierba fresca…700 cm3 de alcohol y 300 cm3 de agua mineral. (El frasco pintado con esmalte sintético o envolver con papel).
Dichos de Florcita: “Haz una cosa pero hazla bien, que dure para toda la vida”
Todos los días hay que sacudir a este frasco con amor durante 15 días para activarlo energéticamente y sacarles los principios activos de la planta.
 
 
 DE UN JOVEN PARTICIPANTE DEL ENCUENTRO DE LA RED JARILLA EN EL BOLSON
Justo ese día me había levantado de humor, por lo que los problemillas del viaje no me importaron (problemas como el sueño, el aburrimiento, la incomodidad y tener carteras y valijas hasta por donde no nombraré…) Y así, apretujados cuatro personas con sus bolsos (cinco personas, si contamos una valija que tenía que viajar en el asiento) llegamos a Junín, donde también nos subimos a una camioneta algo más grande (algo mucho, a decir verdad) pero con los bolsos de una quinta (sexta) persona.
 
Entre pitos y flautas llegamos al Bolsón y llegamos al camping donde estaban haciendo una ronda de presentación y como vi que éramos realmente muchos y no tenía ganas de estar toda la mañana ahí me fui con Agustina (la chica con la que veníamos en la camioneta y el autito) a caminar, porque su mamá estaba en la ronda y no quería que la chica estuviera sola fui yo a hacer de niñero.
Después de un rato me doy cuenta de que la estaba pasando bastante bien ahí, charlando con los chicos (porque después se sumó otro grupo de chicos, y otro, y resultó que terminamos siendo como diez pequeños saltamontes esperando hacer algo… lo que sea). Y como el día avanzaba y estos feos seguían presentándose (y faltaba que se presenten unos veinte más) entonces pintó jugar unas escondidas. Yo al final no jugué porque tenía sueño (y… me hicieron levantar a las nueve de la mañana el día que terminaba la escuela) y me quedé viéndolos jugar… mientras tanto hacia memoria de la última vez que jugué a un juego de ese estilo. A mi memoria-colador llegó una imagen de 7° grado, unos tres años atrás, jugando a las escondidas… y para esa época nos sentíamos muy inmaduros jugando como “niños”… entonces me dije “a ver, Valka (porque yo me llamo Valka), vamos a divertirnos un rato que falta nunca hace”. Entonces los chicos propusieron ir al rio a jugar. Y fuimos en fila india siendo chiquitito, chico, chico, alto-grande-y-fofo (yo) y las chicas.
Una vez en el río nos pusimos a tirarle piedras y a comer semillas de girasol (eso, Agustina y yo nomás). Al rato los chicos se aburren y se van por ahí, yo me quedo reflexionando sobre lo divertido de cuidar a los chicos… Entonces me voy de ahí a ver a donde se habían ido (y claro, pensando sobre cuidarlos olvidé hacer lo propio…) y no los encontraba. Con un dejo de “ma’ seh” me voy a ver lo que hablaban de permacultura y al rato me entra sueño otra vez (la charla no me atrapó y deambular solo no me atraía en ese momento). Entonces decido irme para la cucha (habíamos alquilado por una noche o dos una casita rodante en un terreno muy bonito, con unos perros come-hombres que se llamaban Alondra y Dumas, y muchas hamacas (dos paraguayas, una silla flotante y esas que están hechas de cañas, que parecen jaulas de canario). Pero no logre dar unos diez pasos del camping que me interceptó Agustina y me preguntó a donde me escapaba, a lo que se ofreció a acompañarme. Como tenía sueño pero no ganas de dormir (deseo de echarme más que nada) le dije que bueno… y ella hizo que me agache a ver algo en el suelo y cuando yo, ingenuo, me agacho, ella se sube a mi espalda y demanda ir cabalgando hasta la cucha.
Al final, como el boletín no puede tener tantas páginas y tengo para escribir un libro, la voy haciendo corta. Después de hacer que Agustina casi no pudiera dar quince pasos sin que yo la lleve los otros cien, me tiro en la cama (la de Agustina, ante lo que ella protestó enérgicamente) y me pongo a escuchar las cuatro estaciones de A. Vivaldi, repitiendo como veinte veces el Invierno (poderosísima obra, o como se llame la parte de una obra) y al rato llega la mamá de Agustina a buscarnos para ir al centro, a tomar un helado y pasear un poco antes de la cena.
Nada muy digno de comentar el centro del Bolsón… porque estuvimos ahí como veinte minutos nomás… tan sólo que tomamos un helado (yo de chocolate blanco, crema americana y granizado, Agustina de banana “granizada” (Split en realidad), granizado y dulce de leche granizado, bajo la teoría de que así come chocolate gratis). Nos volvemos para la cena, disfrutamos de jugar a las escondidas con los chicos (los nombres de los chicos que me acuerde, Yo (el Nano), Agus (Agustín y Agustina), la Cata (Catalina), y el “Sáimon” (Simón) nos ponemos a jugar, a rodar por ahí y divertirnos. Después de cenar (aplauso para los cocineros), jugamos un poco más y nos vamos cada uno a su cucha, a lamernos las heridas.
Al día siguiente se repite la rutina, la rutina de jugar con los chicos y ver como los “grandes” hacían sus movidas. (…)Jugamos un rato más; éramos como catorce o quince chicos, aunque esta vez no puedo dar nombres porque mi memoria-colador no da abasto (De hecho, sólo recuerdo el nombre de una chica que se llama Primavera, porque me paré a pensar en qué nombre copado era ése) y nos llaman a cenar. Cuando terminamos salgo afuera a tomar aire (ustedes saben por qué: éramos veinte por metro cuadrado) y veo que de mis compañeros de juego solo hay seis despiertos, cuatro de los cuales se dormirían en breve. Entonces me doy cuenta de que yo mismo tenía sueño (reloj biológico, viste? Se hacen las once y caigo seco) y me voy a dormir a la cucha.
Al día siguiente despierto un poco menos entumecido que la noche anterior y entre pitos y flautas (los pitos eran desayunar, las flautas eran esperar a que terminen de usar el baño, se vistieran y prepararan) nos vamos para el edificio donde cenamos y almorzamos los últimos días, ahí estaban los chicos y jugamos un rato más. Después se hizo la hora de partir cada uno a su cosa (talleres, siestas, juegos y etc.) y medio como que todos nos desparramamos por ahí, y después los grandes hacen una ronda grande para contar sus experiencias sobre el campamento, opiniones y sugerencias.
Los chicos nos ponemos a contar historias, a comer manzanas (estaban buenísimas!!!!) y hamacar y ser hamacados por los otros, a treparnos a los árboles (ese fui yo, je) y de repente, a señal tácita, los chicos se juntan en un óvalo (alrededor de la hamaca, y la hamaca no es redonda, viste?) y el Agustín les pregunta que les gustó del campamento, y así, de improviso, entran a hacer una ronda como la de los adultos, pero en chiquito.
Recuerdo algunas opiniones de los chicos, como lo que dijo el Sáimon “a mí me gustó todo”, a Primavera que hablaba poco y bajito, pero que concordaba con el Sáimon y que le gustó el viaje de ida. Mi opinión? “A mí me gustó jugar con ustedes”. Y muchas otras más… Como no éramos tantos algunos daban dos o tres opiniones, en turnos de la ronda distintos.
Después noté que la ronda se iba acercando a Sandra, mi madre, y me voy en silencio para la ronda, busco un lugar debajo de un árbol y a la izquierda de un perro (que casi ronronea cuando le hice un mimito en la oreja) y espero tranquilo a mi turno, recibo el micrófono y les digo a ustedes, ahí y acá, que pasen más tiempo con los chicos. Este pequeño escrito no describe muy bien como lo pasé con ellos, pero les puedo asegurar, con una mano en mi infancia y la otra en mi adolescencia, que es muy divertido y entretenido.
No les digo que pasen todo el día con ellos, pero dedíquenles un rato para jugar, para divertirse con ellos. No les digo que finjan ser jóvenes y ser niños un poco más altos y de más edad… les digo que sean niños un poco más altos y demás. Si ustedes no sienten que son chicos jugando, ni siquiera se molesten en acercarse al niño, que lo van a molestar (nada más molesto que a uno lo desconcentren cuando está jugando a algo, o leyendo o escuchando música) y se van a sentir viejos e inútiles.
Saludos y sigan jugando, que bien lo vale.
V.
(Álvaro Di Fini – San Martín de los Andes)
 
 
 
 
 
Omar Beato de Aluminé nos acerca el siguiente comentario respecto del taller de pan del cual participó y que ofrecieron La Negra y Sandra: “yo hace poco que comencé con el salvado de trigo y de centeno a hacer masas para tartas, así que me vino al pelo el encuentro; fue mágico verlas con esa paz y sencillez con que amasaban,  manos de mujer que iban agregando los ingredientes, en moldes o sin moldes, con ese amor que tienen las madres preparando el pan para sus hijos”
 
 
Lunes 22 de noviembre, se encuentran en la calle dos mujeres con panzas prominentes, ambas. Se saludan y una le dice a la otra: "De cuántos meses estás?". La otra contesta: "de 5 meses.... Y vos?". Contesta la primera: "de 2 días y medio!.... Estuve en un encuentro de la Red Jarilla"
Demasiado sutil???? Bueno, quería compartirlo igual porque tiene que ver con un hecho real y autobiográfico. Un abrazo. TATIANA- Aluminé
 
Loción Del Bosque (enviada por Perla López, de Mendoza. Dedicada por ella a la gente de El bolsón. Y por nosotros también!
 
1 litro de alcohol medicinal
1 limón cortado en cuadraditos
1 zanahoria cortada en rodajitas
2 cucharadas de árnica
2 cucharadas de hipérico
2 cucharadas de lavanda
2 cucharadas de romero
2 cucharadas de tomillo
 
Dejarlo macerar al sol y al sereno durante 9 días. Luego filtrar.
Usar después del baño como rehabilitador .
 
GABRIELA APHALO, en nombre del grupo de Fiske Menuco nos acerca estos apuntes que tomaron de los diferentes talleres:
Taller de caramelos de menta y miel, por Flor Meriño:
1 taza de azúcar
1 (o dos) cucharada(s) de tintura de menta*
2 cucharadas (grandes) de miel.
Mezclar el azúcar y la tintura. Cuando el azúcar se derrite a fuego lento se agrega la miel, en lo posible en olla tipo Essen.
Esperar a que se ponga a punto (color marrón claro). Apagar el fuego. Con un cuchillo sacar de a poco y armar los caramelos.

*Tintura de menta:
100 grs.de menta seca o 200 grs. de fresca.
700c.c. de alcohol medicinal
300c.c. de agua mineral.
Dejar reposar todo en frasco oscuro (no expuesto a la luz). Agitarlo todos los días durante diez días. Luego volcar la tintura en botella de cerveza. Dura un año. Es importante poner la fecha de elaboración (y de vencimiento) ya que después puede ser tóxico. 

Taller de confites o pastillas, dado por la gente de LaVanda de los Yuyos:

1kg de masa Ballina
15 c.c. de tintura madre que puede ser de romero, aloe, tomillo, aloe de vera o buscapina. (En este último caso, se trata del nombre de una planta, no de la pastilla para el hígado)
colorante, una cucharada.
 
Se amasa bien todo hasta formar una pasta homogénea. Se estira con el palo hasta 3mm, se cortan las pastillas y se dejan reposar durante 5 días, hasta que endurezcan.
 
Taller de fotografía, dado por Martín Aldasoro:
 
Lo importante para obtener un buen registro fotográfico, es pensar:
la  luz
la ubicación de la planta.
el vínculo con la planta.
Con respecto a la luz, los momentos ideales del día son  a la mañana temprano o al atardecer. Nunca al mediodía.
La ubicación va determinar su hábitat, hay que observar como convive con el ambiente.
Para registrar su tamaño es importante establecer relaciones con otros elementos, por ejemplo la mano humana.
Es fundamental observar durante algunos días como vive la planta, establecer un vínculo y después fotografiarla.
Recordar que es un ser vivo.
 
Taller de ÑACO, por Emma Olinda Riffo: (Inés Rojo nos acerca el comentario de que Emma tiene 81 y posee una energía enorme! Nos dice que muchas personas se emocionaron al verla mover el tostador sobre el fuego, porque recordaron su infancia, y quisieron acompañarla en esta labor de mover esa herramienta sobre la llama)
 
El trigo se limpia de impurezas (a mano) y se lo vuelca en un recipiente de chapa (puede ser un tanque de aceite cortado al medio)al que se le coloca un palo arriba todo a lo largo por el centro, que sobresalga (para poder agarrarlo al mecerlo) y de ese palo sale (a la mitad) una cadena o alambre (para colgarlo en el hogar). Todo el tiempo que mecemos el recipiente debe haber llama constante.
Se mece el trigo hasta que quede dorado.( Aproximadamente 5 o 10 minutos) y luego se muele hasta convertirlo en harina.
Se toma con leche, o como se prefiera. Tiene alto valor nutritivo. En el campo lo toman las embarazadas para tener más leche.
También probamos el trigo tostado, antes de molerlo, y quedaba muy sabroso.
 

Galletas de ñaco:
 
2 tazas de ñaco
1 taza de harina leudante
entre dos y cuatro huevos (dependiendo del tamaño de los mismos)
1/2 taza de azúcar
pasas de uva
1/2 taza de aceite
leche (opcional)
( si se tiene nueces , almendras, u otras frutas secas, agregar a gusto)
 
Mezclar el ñaco con la harina. Batir los huevos con el aceite, la leche y el azúcar. Amasar hasta lograr una masa blanda.
Enmantecar una fuente e ir colocando la masa de a cucharadas, bien separaditas para formar  las masitas/bollitos.
Hornear a fuego moderado.
 
(Les cuento que los probamos en el taller y son deliciosos!!!)

Reunión para rearmar una Red Argentina de Plantas
Domingo 21 de noviembre de 2010, Mallín Ahogado, El Bolsón, Provincia de Río Negro
Cómo estaba previsto, en el marco del VIII Encuentro de Plantas Saludables de la Red Jarilla y post encuentro, nos reunimos algunas/os de las/os participantes para ver  la posibilidad de armar una Red Argentina de Plantas.
Asistieron a la reunión gente de Zapala, Chos Malal, El Chocón, todas de la provincia deNeuquén y El grupo Matico de El Bolsón, de Río Negro, todos integrantes de la Red Jarilla. De afuera estábamos Perla, que vino de Mendoza y es una antigua integrante de lo qué fue la Red de Salud y Plantas de Argentina y yo, Rita, de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires. También contamos con la adhesión, a través de una carta de Julio Monsalvo, del Programa de Salud Comunitaria de la provincia de Formosa.
Comenzamos con una breve reseña de lo que fue la Red Argentina de Información y Trabajo en Plantas Medicinales, iniciada en 1991, y luego de la Red  Salud y Plantas de Argentina que formó parte de la Red de Plantas Medicinales del Cono Sur y que se mantuvo vigente hasta el año 2006, aproximadamente. La primera sin financiamiento externo y la segunda con financiamiento del Centro de Investigaciones del Canadá, porque involucraba una serie de trabajos de investigación, además  de la revista Raíces del CETAAR.
Se discutió el tema del financiamiento, los pro y los contra. Las presiones de las agencias financiadoras, las características de algunos como Avina, por ejemplo.
Estuvimos analizando que:
§ en este momento estamos en una etapa de transición,
§ está la necesidad de que haya un intercambio de otras experiencias con otras zonas del país sin que esto diluya lo regional.
§ Que es bueno articular en forma más amplia.
§ Por esto se pensó:
§ Facilitar que vengan a los Encuentros anuales de la Red Jarilla gente de otras zonas.
§ Ser autogestivos.
§ Poner la intención del armado de la Red Nacional en la invitación a los Encuentros de la Red Jarilla (el próximo es en Aluminé, noviembre 2011).
§ Que esta Red Nacional sea en un principio virtual.
§ Ponerlo en el boletín de la Red Jarilla.
§ Seguir fortaleciendo lo local.
§ Abrir debates.
§ Reforzar los espacios que se han ido dando en otras regiones: por ejemplo, huertas comunitarias de Buenos Aires, Laicrimpo.
§ Ir desde la base, a escala humana.
§ Enviar toda la información a la página Alta Alegremia.
§ Que sea un espacio que nos sirva para presionar en campañas o acciones que lleven a cabo alguno/a de los/as miembros.
Otras de las cosas que surgieron: ¿quiénes participarían de esta Red? ¿está abierta a todo el mundo? Ya hay un marco conceptual de la Red Jarilla y otro que se armó en su momento desde la Red de Plantas Medicinales del Cono Sur. Tendríamos que revisarlos y ver si esto nos contiene a todas y todos los y las que queramos formar parte de esta Red Argentina.
Eso es todo por ahora, un comienzo. Veremos cómo seguimos en cada región o subregión y como nos vamos articulando en algo más amplio.
Por supuesto, este resumen queda abierto a los aportes de todas las personas que estuvimos en esta primera reunión en El Bolsón.
Fue muy bueno encontrarnos y compartir el Encuentro de la Red Jarilla donde, desde la organización y desde cada una/a de las/as participantes se creó un clima de afecto y alegría. Y nos dieron de comer cosas muy ricas también ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!
Abrazos afectuosos para todas y todos. Rita
 


 
__._,_.___
RONDA DE CIERRE Y EVALUACION, EN ESTA OCASIÓN CON MICRÓFONO DE MADERA CON HERMOSO NUDO INCLUIDO:
 
§ Pata propone que antes de la evaluación, conversemos y podamos resolver “varias cositas”:
§ Herbario de la red: Para este encuentro, la gente de Chos Malal se vino con el herbario enriquecido con especies de su zona. Incluso, con un nuevo estuche: una caja hermosamente decorada (Qué tiempos los de la caja de bananas, por favor!!!) Y ahora… Quién quiere llevárselo? Se ofrece el grupo Matico y todos estamos de acuerdo. Entonces, y aquí se queda!
§ Próximo encuentro regional: Luego de debates, se decide que será en Aluminé. La zona sur de la Red, es decir, San M. y Junín de los andes, colaborarán en todo lo que haga falta. La fecha será el fin de semana del 20 de noviembre de 2011, coincidente con el feriado largo recientemente instituido por el gobierno nacional.
§ Próxima reunión de delegados: en Aluminé, en el camping Quillén, el sábado 12 de febrero de 2011.
§ Anabella lee los principios de la Red.
§ SECRETARIA DE LA RED: Finalmente, podemos hacer oídos al pedido de Silvia de ser relevada de su rol. Asume Anabella Marín, del grupo Quinchamalí de S.M. Andes, quién en sus palabras de aceptación pide distribuir un poco las tareas y solicita colaboración con esa función. Propone hacer un trabajo compartido entre varios. Recordamos con gratitud enorme a Silvia, sabiendo que “nos ordenó”, que sistematizó la Red desde su experiencia, y aportó fuertemente a la organización de la misma. Públicamente Adriana da el reconocimiento sincero y respetuoso. Silvia está presente aquí con nosotros. Se conversa sobre el tiempo de la secretaria en el cargo. Se piensa en la rotación, se propone que la secretaria cumpla su rol durante dos o tres años. En primer lugar, para que las personas no se terminan cansando, y por otro, que el rol no se amolde a la persona, ya que luego cuesta más reacomodar la Red. Finalmente, se decide evaluar esta situación a fin de año.
SILVIA QUERIDA: GRACIAS ENORMES, GRANDOTAS… MILES… POR TODA TU TAREA DE SECRETARIA DESDE LOS COMIENZOS MISMOS DE LA RED, POR ORGANIZARNOS, SISTEMATIZAR NUESTROS ENCUENTROS, INICIAR NUESTROS REGISTROS Y BANCOS DE DATOS. AHORA LA TAREA SERÁ MÁS FÁCIL PARA QUIENES TE SUCEDAN.
GRACIAS, SOBRE TODO, POR TU AMOR Y TRABAJO PARA LA RED JARILLA Y TODA SU GENTE.
§ Lucas cuenta que sigue trabajando en el armado del blog, va actualizándolo con los boletines y todo tipo de información que le va llegando. La idea es que sea una forma más de acceso a la información de la red. Nos cuenta que todos podemos entrar. Una manera fácil? Escribir “Red Jarilla” en Google: el primer link que aparece es el de la red. Y si no, directamente buscar por www.redjarilla-patagonia.blogspot.com 
§ También nos explica que armaron un grupo de correo; hasta el momento hay 33 personas. No es un grupo privado. En el blog está la indicación para sumarse.
§ Se agradece profundamente a los cocineros y a la comunidad organizadora en su conjunto.
§ Inés Rojo habla en nombre del grupo organizador. Agradece la posibilidad de haber conocido a personas especiales, que tuvieron el deseo de enderezar la línea que venía torcida. Y que gracias a ese deseo todo se pudo solucionar y todo fluyó.
§ EVALUACION FINAL:
§ Uno a uno vamos tomando el micrófono vegetal y en el sentido giro sur, comenzamos a despedirnos:
§ Adriana: Dice que la ronda de cierre es el momento muy importante, al igual que la presentación: uno pone el cuerpo y el alma, “estamos aquí y ahora. Es un momento de exposición, es un regalo que hacemos a los demás”. Este encuentro le pareció buenísimo. Agrega que todos los encuentros son excelentes, porque son el resultado de la energía de todos. Cada encuentro tiene su particularidad. Éste lo vamos a llevar en el corazón, en la memoria. Siente que se lleva de todos un pedacito, algo así como el brillo de una estrella que la acompaña hasta el 20 de noviembre del año próximo, día más día menos. Dice que ya llegará el momento de hacer una evaluación más detallada y más racional.
§ Verónica de Neuquén habla en nombre del Centro de Salud Progreso. Nos cuenta que a partir del encuentro de M. Moreno, hicieron una huerta aromática y que esta vez vinieron muchos más. Dicen que van a poder contar todo esto y que lo importante es que se pudieron relacionar con otra gente de Neuquén. Vero cuenta que hace poco se encontró con Sandra en una Jornada de Experiencias de Adultos (en Neuquén) y que ahora la directora de la E.P.A. de Neuquén tiene otra apertura a la propuesta de las plantas saludables. Nos dice que se volvieron a juntar con la gente de Plottier. Bersabé acota que a la salita invitaron a toda persona que se sintiera sola y quisiera integrar el grupo para hacer la huerta, sentirse bien y sin pena. La huertita empezó pequeñita y ahora parece el jardín de Edén. Velia Fuentes, empezó cuando comenzó la huerta, junto a las enfermeras y doctores, con una enfermedad de diabetes. Ahora está en la huerta, contenta, y también por venir a este encuentro que le hacía falta. Agradece a todos los que conoció, sobre todo a la gente de Chos, que es su pueblo. Desea poder estar la próxima vez también. Elita (O Élida?) Mendoza, es una de las más nuevas, hace 3 años que concurre a la huerta Trabun Malen, desde el 2008 que va. Nos dice que es un grupo muy lindo, que son todas muy compañeras, se extrañan, tratan de estar unidas. Se siente muy privilegiada. Se va más que bien.”Gracias a todas y a Dios por haberle permitido estar acá”. Mónica Flores participa en otra actividad: a través de la huerta surgió un taller de lectura. Vero traía libros para que la gente leyera, se informara. A partir de ahí se arma el taller de lectura. A ella le hacía falta compartir, vivenciar cosas. Y como el taller de lectura es a la tarde, comenzó a leer y compartir allí; eso necesitaba mucho. Estar acá le parece un sueño. Está compartiendo y aprendiendo un montón de cosas: a descubrir la naturaleza, compartir con las compañeras.
§ Susana, de Fiske Menuco. Nos dice que le gustó mucho, le llamó la atención como más allá de todos los despelotes que hubo, sumado al mal tiempo, todo se pudo solucionar y el encuentro fluyó. Vuelve con muchas pilas, con nuevos contactos para seguir relacionándose.
§ Colomba, de Fiske Menuco. Está contenta, es su primera vez. Le llamó la atención la buena predisposición y que todo fluyó más allá de los inconvenientes. Le sorprendió todo el trabajo que fue armar esto y todo siempre fue con buen ánimo. Agradece a todos.
§ Gabriela, de la Banda de Fiske: Nos dice que este fue su primer encuentro de la red. Se va muy contenta, agradecida. Seguramente todo va a ir decantando, quizá tendría mejores palabras dentro de un tiempo. Agradece a los cocineros, que todo lo hicieron con una sonrisa. Seguramente hubieron incidentes, pero todo se fue solucionando naturalmente. Es que hubo armonía, ganas de estar bien, buena onda. Agradece a todos por recibirlos.
§ Ivana, de Fiske: Nos cuenta que no conocía El Bolsón y que es la primera vez que participa de un encuentro de la red. También, que es su primera vez manejando en un viaje largo, que no tenía idea de las curvas del camino, pero que todo estuvo bien. Se va feliz, le encantó. A veces se pregunta cómo resolver la vida. Y como respuesta está este encuentro, donde todo fluyó con buena onda. Y eso es un aprendizaje importante para llevar a la vida. ¡Las curvas valieron la pena!
§ Mirta, de Fiske Menuco: Comparte lo de sus compañeras y se va renovada.
§ Fernando de Chos Malal: Nos dice que con este encuentro carga las baterías, y que tratará de que le duren hasta noviembre del año que viene. Espera vernos a todos en Aluminé.
§ Hebe de El Chocón: Reflexiona que éste ha sido un encuentro espectacular, que no se notó nada, ninguna dificultad. Dice que la actuación de los locales que estuvo perfecta; destaca lo amorosos que estuvieron todos los chicos de la cocina. Le gustó ver tanta gente joven que se va sumando, las mamás embarazadas también, lo cual habla de que la red tiene futuro. Siente a la gente grande como lo estable. Y ve el futuro en toda esta gente joven. Le pareció precioso. Agradece a todos.
§ Vacha, de Chos Malal: Nos dice que este año disfrutaron los de Chos Malal, ya que como el año pasado les tocó la organización, estuvieron muy cansados, aunque reconoce que igual se disfruta de otra manera, con los propios compañeros. Rescata y le encantan los adultos mayores, le encanta compartir con ellos, tomarse unos mates, escucharse, etc. Agradece a todos, más allá del lugar hermoso, todos los lugares tienen su encanto. “Y el que no fue a Chos… que se joda!”
§ Margarita de Zapala: Nos cuenta que siempre acompaña a la Dra. Marcus. Está agradecida de que la hayan invitado. Ha disfrutado tanto de gente como de lugares hermosos. Ni se imaginaba que iba a ver lo que vio acá: tanta amabilidad, la sensibilidad de conocernos, de darnos un mate, de charlar. Tiene a todos en el corazón, está muy agradecida. (Viva la reina y su reinado!)
§ Facundo de Plottier, vino con la gente de La Banda de los Yuyos. Está agradecido de que lo hayan invitado. Dice que es un lugar hermoso, lo considera una experiencia bien enriquecedora. Agradece a la organización y a todos.
§ Tatiana de Aluminé: Dice que está agradecida, es la primera vez que viene. Se va recargada, emocionada, revitalizada. Agradece a todos el cariño y el esfuerzo de la gente de la comisión. Resalta la familiaridad que surgió con gente que no conocía. Dice que recibió mucho y que espera haber sido recíproca.
§ Rita de Marcos Paz: Nos dice que, como siempre, los encuentros de la red son muy buenos, que se ha sentido muy bien, la han tratado con mucho cariño. Le impresionó ver como las dificultades fueron resueltas con mucho cariño. Agradece a la gente de la cocina; dice que no sabe cómo hicieron tantos manjares, con tanto amor y con tan pocos recursos económicos. Agradece a todos y todas… resalta que cada uno fue adaptándose a distintas situaciones. Espera que por Bs. As. puedan armar alguna cosita parecida.
§ María de Cipolletti: Está agradecida de que “en la vida te encuentren estos tipos de encuentros. Dice que algo muy bonito fue lo de la unión, esto de que todos aportamos para que esto sea posible. Está contenta de que sigan pasando estas cosas. Disfrutó mucho, también de poder compartir con su sobrina y su mamá. Hay cosas universales que van más allá de las edades. En la feria vio que nadie está incursionando en pastas de dientes naturales, le gustaría poder ver algo por ese lado. Muchas graciassss!!
§ Adriana de Cipolletti: Nos dice que su primera oportunidad se la debe a Violeta, le maravilla tener la familia al lado en algo que uno cree. Venir con su hija y nieta le ha parecido maravilloso. Al grupo organizador le quiere agradecer las sonrisas. “Esto es una semilla, y nosotros que creemos en la semilla sabemos que todo esto se puede convertir en un árbol enorme”. Y ella está dispuesta a regarlo. Agradece a todos.
§ Eduardo, del grupo Malva: Es su sexto encuentro… cada año lo siente superador. Cada año está cargado de cosas novedosas, de energía. “Si el mundo fuera así… El mundo puede ser así!” Nos dice que debemos acercarnos a la gente, compartir esto. Compartir un mundo de pedregal en un vergel. Nos cuenta que el grupo Malva tiene una diversidad de tareas propias muy interesantes, pero siempre participan en otras organizaciones: defensa del agua, de las semillas, en definitiva, en defensa de la vida.
§ Haydeé, del grupo Malva de Zapala: Esta es su primera vez, es muy lindo. Nos cuenta que está enganchada con toda esta locura. Agradece a todos.
§ Angelina, del grupo Malva, de Zapala: Está muy agradecida de estar en este paraíso y contenta de pertenecer al grupo Malva. Agradece a los organizadores.
§ Elbia, grupo Malva de Zapala: Da un gran agradecimiento a los organizadores. Dice que “sabemos lo que significa organizar esto, más con el tema del espacio a último momento”. Sigue diciendo que no se notó que los espacios eran chicos, porque todos lo pasaron bárbaro. Y que esto demuestra cómo es nuestro espíritu. Agradece, se va más que contenta.
§ Nadia de Plottier: Nos dice que es su primer encuentro. Agradece a Betty porque se cruzó en su camino y por ella hoy está acá. Agradece también a todos los presentes, ve y siente la pasión que generan las plantas y toda esta movida. Esto hace que quiera cambiar un montón de aspectos personales. Esto vale la pena.
§ Fernanda de El bolsón:      Hace referencia al pasado sólo para remarcar algunas cuestiones positivas hoy presentes: En las primeras reuniones, junto a Adriana, Eduardo, Pata y un par de compas del hospital, tuvieron la suerte de que sin saberlo estuviera la gente de Mallín Ahogado que se sumaron. Y así fueron conformando grupo para eso. Ella está acostumbrada a ponerse en el polo de la responsabilidad. Por momentos sintió tensión, pero vio como se fueron transitando caminos en el acuerdo, en la posibilidad de hacer, encontrarse desde lo más humano, reconocerse. Incluso, con Inés que trabajan juntas comenzaron a transitar otras maneras. Pertenece a un movimiento ecuménico donde trabajan la tolerancia, el amor, el lema es “servir en la alegría”. Entonces, todas las diferencias y las tormentas les ayudaron a construir desde la sonrisa y la alegría, con la certeza de que iban a recibir montones de regalos. Está muy agradecida. “Los humanos somos naturaleza, podemos brotar, volver a rebrotar, una y otra vez”.
§ Inés, de El Bolsón: Nos dice que le ha subido una savia nueva con el trabajo de este encuentro. La primavera está. Acá hay gente que nos ha hecho ver otro aspecto de la vida, ha visto que hay un futuro posible. Ver tanta gente joven ayuda a renovarnos. Quería nombrar a unos cuantos compañeros que no están, que hicieron posible esto. Muchos compañeros de trabajo colaboraron con paquetes de lentejas, zapallo, aceite. Son compas de trabajo, podrían no haber colaborado. Los vecinos de las chacras vecinas ayudaron con la verdura, otra institución como Copetel donó el gas, la Junta Vecinal, la gente del Hostel El Pueblito que se puso a disposición. También a los familiares de Patricia que nos trajeron la leña para el fogón, la abuela para el taller de ñaco. La riqueza de la red está en que genera movimiento. Gracias a Raquel, Rubén… si se olvida de alguien disculpas. Gracias por elevar el espíritu. (Inés agradeció a muchas personas, una a una. Desde la redacción esperamos haber tomado debida nota).
§ Graciela de El Bolsón agradece a todos. Dice que las galletitas de ñaco las hizo con todo el amor para todos los presentes. Se maravilla de que todavía existan estos espacios donde se construye desde el amor, sin jerarquías, a diferencia de tantas instituciones. Espera volver a vernos nuevamente.
§ Grace de Bariloche: Es la primera vez que asiste a estos encuentros. Agradece la buena onda, la amabilidad, la oportunidad de aprender cosas nuevas, de ser parte de algo que es realmente bueno. Agradece a su amiga Nora que la invitó.
§ Natalia de Plottier: Nos dice que hace mucho que no hace nada bueno y que en estos días dejó de mirar tele, pudo dejar de pensar en cosas malas, o cosas que ocupan un lugar en su cabeza “al pedo”. Aprendió a hacer jabones. Le gustó ver a gente que se preocupa por estar bien, y que esto le sacó un pensamiento bueno, y otro, y otro. Con esto recarga pilas y espera que las que cargó le duren hasta el próximo encuentro. Tiene fotos y frases que fue tomando durante el encuentro y desea compartir.
§ Anabella, de San Martín de los andes: “ídem… ídem de lo que han dicho en relación a los valores que se transmiten”. Nos dice que tiene la certeza de que todo esto lo seguiremos transmitiendo, socializando de boca en boca. Agradece la hospitalidad, es un valor muy importante que se ha perdido: ser servicial, recibir con afecto, compartir lo que no tiene. En el alimento recibió mucho más afecto. No sólo en el sabor, sino en el color. Propone un taller de cocina para el próximo encuentro.
§ Patricia de El Bolsón: “Re agradecida de la vida de estar acá, gracias por todas las sonrisas”. Nos dice que a pesar de ser el primer encuentro para ella, parece que fuera el octavo. Se va feliz, y nos dice que gracias a todas las energías que todos pusimos pudimos hacer esto en conjunto.
§ Gabriel de Aluminé: agradece a la organización de todos, del grupo local, del Pueblito. “Súper la corriente de afectividad”. Nos cuenta que vino con su nena, y que en ningún momento hubo fastidio, sino colaboración.
§ Iara de Aluminé: reitera lo que ya dijeron todos. Está recontenta de haber decidido venir. “Gracias por el aguante, la sonrisa, la buena onda, todos nos llevamos una responsabilidad re grande para recibirlos y devolverles todo lo maravilloso de estos días”.
§ Jimena, agradece mucho a todos por poder estar acá. “Esto lo creamos entre todos, pusimos toda la energía, todo es un ida y vuelta. Las sonrisas estuvieron siempre, entre todos, a pasar de la lluvia y de estar apretados”. Agradece y honra el camino que cada uno transitó para llegar hasta acá. “Esta convivencia nos fortaleció”.
§ Erika, de El Bolsón: “Graciassssssssssssssss! Por estar acá todos, gracias porque esta realidad es así, como la creamos… hermosa. Gracias por conocer este encuentro de la Red Jarilla. Gracias a todas las cosas que fueron sucediendo. El compromiso es desde el corazón”. Dice que todo fue sucediendo desde un terreno incierto. Todo sucedió desde un sitio inmenso, repleto de semillas por germinar. Agradece mucho a cada uno de sus compañeros, uno por uno y con nombre, y les agradece por hacer este presente real y vivir este sueño de que es posible mirarnos y acompañarnos. “Es posible trabajar en el lugar de cada uno, en red, en lo micro y en lo macro, en cada una de sus instituciones y organizaciones”. Agradece al grupo del Mallín que vinieron a la charla de permacultura. Agradece a la Red y al grupo Malva por los millones de fideos.
§ Matías de Mallín Ahogado: Nos cuenta que en estos días estuvo muy enfermo; siente que no pudo compartir mucho con todos, pero puso toda la energía en la cocina, en todo lo que hizo falta. Espera haber entregado lo mejor de él. Se compromete a que el grupo Matico lleve el herbario “hasta la manija”. 
§ Julieta de Mallín Ahogado: Pensó que iba a estar todo re tenso, pero se encontró con la gente con toda una sonrisa. Agradece especialmente a Pata que sembró acá la semillita. Le encantan las plantas, le parecen lo mejor. Son así, simples… respiran, toman lo que necesitan, dan lo que tienen y ya! Agradece a todos.
§ Omar, de Aluminé: Nos dice que lo mejor que puede pasar es llorar. Uno está vivo…Se compromete desde ya a dar lo mejor para el encuentro de Aluminé. Aquí en El Bolsón tiene su hermana, su mamá y con este viaje “mató varios pájaros de un solo tiro”. Hacía 5 años que no venía. Está feliz. Reconoce que le faltó relacionarse. Nos cuenta que ayer se olvidó el plato y entonces pidió uno a los compas. Y no había un plato pero sí un bol.”En ese bol puse un chapati y no sé qué más. Parecía que con eso uno se hacía como una empanadita… …jjajaj Todo era abundancia y cerveza! Empecé a comer y comer…EXQUISITO!!” Reflexiona que en estos gestos el grupo organizador demostró una y otra vez que todo lo hicieron con mucho amor. Les agradece por compartir la vida. Gracias especiales al Pueblito. No importó la lluvia. Le gustaron los talleres: participó del taller de pan, degustó el ñaco. Y no terminan las sorpresas: le dieron recién jugo de radal. “Compañeros… muchas graciasss! Sigamos comunicados”.
§ Cintia de El Bolsón: Agradece a todos por la comida, por el amor. Esto da mucho, llena el corazón. Hacía mucho que no hacía algo bueno para ella, que le hace bien a su familia, que desparrama. Agradece a todos por la onda y la predisposición. “El clima nos puso a prueba, todos firmes y con alegría”.
§ Chino, de El Bolsón: (Nota de redacción: Mientras el Chino hablaba, la compu de la “boletinera” se reinició, perdiéndose este testimonio. Gracias infinitas al Chino mismo, que reconstruyó lo que dijo y lo hizo llegar por mail.)"Mientras escuchaba a los distintos participantes hablar, especialmente los que valoraban el esfuerzo, buena onda y la rica y linda comida que ofrecimos el grupo organizador, me preguntaba si realmente valía la pena que los que organizan se pierdan ciertas actividades e intercambios, y si no habría que re pensar esta manera. Con el paso de la ronda fui cambiando mis sensaciones y comprendí que fui a buscar unas cosas y me llevé otras, como la fuerte unión y conexión en nuestro grupo y lo que eso generó en nosotros y evidentemente en los demás. Además dije que estamos todos conectados y si queremos sentirlo y participar de una nueva vida en sincronía con la naturaleza, no hay más que apretar el botoncito. Estoy muy agradecido de haber conocido a Inés, Fernanda y Pato y que esto haya sido detrás de la puerta de un hospital, en donde pensaba que ya no iba a encontrar nada interesante”. En el mail, nos agrega que le pareció muy intenso a nivel humano y aprendizaje personal, y que con las pocas personas de otros lugares que pude charlar hubo conexión y calidez y que le dan muchas ganas de ir a Aluminé!!! Le gustó la diversidad!
§ Pablo de Plottier: Dice que es una víctima de esto, que en su casa no es orégano lo que comen, siempre está oculta la ortiga y otros yuyos. Estos encuentros son estilos de vida. “Muchas gracias”!!!
§ Santiago de Neuquén nos dice que es la segunda vez que viene. Agradece, simplemente. “Cada uno de nosotros tiene la oportunidad de regalar algo, bueno o malo”. Quiere agradecer todo lo que le han regalado.
§ Julieta de Neuquén: agradece al Bolsón, a El Pueblito, a la red. Nos dice que aquí se pudo volver a lo natural, a lo simple… como una mirada. Cuenta que es dentista en un hospital y que ahí todo es una caja hermética. A veces nadie contesta el saludo. “Acá te cruzan y te saludan”.
§ Herman del grupo Malva: agradece a la vida porque hace 5 años atrás él no estaba con las plantas, vivía con muchos problemas. Desde que comenzó a encontrarse con las plantas, su vida cambió mucho. De no haber sucedido esto, quizá él hoy no estuviera acá. Agradece a todos sus compañeros, que lo apoyaron, que lo hicieron entrar al grupo. Le encanta ver a toda este gente que antes no la tenía: saludos por acá, saludos por allá. Agradece a los cocineros, a todos… Se lleva una alegría muy grande. Todos los días va a recordar cada uno de estos momentos.
§ Elisardo, del grupo Malva de Zapala: Agradece a la gente de El Bolsón, dice que estuvo todo a la perfección. Recuerda sus palabras del encuentro de Chos Malal, cuando dijo que todos somos como rizomas. Le gusta que haya gente joven que se acerque. Esta gente joven lo lleva a seguir enredado en esta red. Desea a todos un feliz regreso.
§ Ana: “Cuanta sabiduría!” Nos dice que le maravilla la sabiduría de los jóvenes aquí presentes y de la gente mayor.
§ Nora Duzevich: Nos cuenta que pronto se va a vivir a Catriel y que va a empezar a trabajar con el grupo Llantén. Se lleva una valija con tantas cosas que ya no le cabe más: libros, cestos, direcciones de muchísima nueva gente. “Estamos todos enganchados en esta buena onda de todos. Graciasss!!!”
§ Cecilia de Aluminé: “Han dicho tanto que realmente no me quedan palabras, sólo de agradecimiento”. Nos cuenta que llegó como paracaidista, y que esto es buenísimo desde todo punto de vista. Graciasss!!!!!
§ Carlos de Lago Puelo: agradece a todos. Nos dice que le encantaron los momentos de compartir. Se considera privilegiado porque trabaja en lo que le gusta, pero a pesar de todo esto últimamente se sentía desvitalizado en su relación con las plantas. Se pregunta qué cosa rara habrá pasado acá que se conectó nuevamente con estos aspectos. Piensa en las raíces de las plantas que a través de ellas se comunican, y también en la luz del sol.
§ María, de Lago Puelo: Le aparece la imagen de la flor del gordolobo… está formada por muchas florcitas y cada flor se convierte en semilla y le da la sensación de que cada uno de los que estamos acá se va convertido en semilla y germinará donde tenga que germinar. Graciasss!!!!
§ Leo de Aluminé: Nos cuenta que en la feria del libro de Aluminé escuchó a Adriana y cuando escuchó los principios de la red se dio cuenta que detrás de eso no había sólo laburo, sino sentimiento. Todo eso, sumado a que en Aluminé se formó un grupo espontáneo con ganas de estar acá, agradece todo esto y también agradece asumir el compromiso de organizar allá.
§ Paola: Hace 6 meses que vive en Aluminé: Nos cuenta que conoció a la red en enero/febrero de 2009, y que recién ahora se concretó ahora su deseo de poder estar acá. “Esto es un camino de ida… vamos a seguir encontrándonos”. Se llevan la gran responsabilidad de tener el rey en su ciudad, y de organizar el encuentro.
§ Elcira de Aluminé: agradece a todos y a cada uno. “Cada uno cocinando en nuestra vida cotidiana, regando una plantita, vamos a seguir haciendo crecer la energía que nos llevamos de acá”. No vamos a esperar hasta el otro año para eso y nos vamos a ir reencontrando en cada uno de estos momentos cotidianos.
§ Mariel de Aluminé: lo que más siente es alegría. Agradece este encuentro porque sirve para confirmar nuestras creencias. “A veces hablamos de un futuro cambio y no nos damos cuenta que ya estamos en él”. Vino con un niño de 6 años, Tadeo, que todo el tiempo estuvo maravillado del encuentro. Está contenta de la participación de los niños y piensa en talleres especiales para ellos.
§ Alicia del grupo Malva: Desea darle las gracias al grupo Malva que la acogió desde el principio con mucho amor… ese amor que también se nota en estos encuentros. La pone feliz estar acá y siempre espera que pase el año para poder llegar a uno nuevo. Le gusta participar de las actividades que durante el año el grupo hace para poder estar acá. Está muy feliz porque tiene la certeza de que el futuro es maravilloso. Gracias a los organizadores, se sintió en familia.
§ Graciela del grupo Las Ortigas de Neuquén: Es la segunda vez que participa de estos encuentros, está recontenta, ya perdió la timidez. Le hubiera gustado estar en todos los talleres, pero sólo se pudo estar en uno solo. Su gran compromiso es rescatar a su familia, alejarlos de la computadora y traerlos para acá. Hasta el año que viene!
§ Romina de Neuquén: Está como alucinada con todo. El pueblo le encantó, vino predispuesta a conocer y aprender. Se va con mucha, muchísima información. Su compromiso es seguir sumando gente y compartir la información, no quedársela. Dice que fortalecerse como grupo ayudará a contagiar a más gente.
§ Carmen de Neuquén, del grupo Las Ortigas: orgullosa de estar acá, feliz, por todo lo que han hecho, por la organización, la comida le encantó. Quiere agradecer. Es su segundo encuentro. El año pasado eran poquitos los de Neuquén, hoy son un montón. Eso quiere decir que la semillita va creciendo. Estos días le han servido para cargarse de una energía que se la va a llevar para todo el año. A pesar de sus problemas de salud, y de todo lo que le cuesta, va a seguir adelante. Y se propone para el año próximo traer a sus compañeros de diálisis.
§ María Delia de “Las ortigas” de Neuquén: está muy agradecida con todo y todos, con la naturaleza, El Pueblito, los organizadores por la comida tan rica. Quiere remarcar agradecimientos a todos, por todo: como los recibieron, como los cuidaron. Graciassss!!!!
§ Ana de Cipolletti, pero que pertenece a “Las Ortigas de Nqn.”: Tiene la suerte de tener a una prima que es ejemplo y que la trajo al grupo. Desea volcar esto a todos sus seres queridos: ya hay un hijo acá en El Bolsón. Siempre tiene consigo la energía que se lleva de un árbol, por ejemplo… pero hoy le suma la energía de toda la gente que organizó esto, que lo hizo con tanto amor. “Somos todos uno”. Siempre se lleva la experiencia material de lo personal, de conocer las plantas un poco más. Pero hoy se lleva la otra parte, lo espiritual, lo que nos llena para hacernos más fuertes.
§ Adriana de Plaza Huincul, del grupo Tomillo: Nos cuenta que es su primera vez. Y si las primeras veces son tan valiosas como dicen, ésta va a ser una primera vez imborrable. Nos pide que no nos olvidemos que cuando lleguemos a nuestros lugares de origen hay sistemas que no pregonan lo que hemos vivido acá: el compartir, la solidaridad, etc. Que no nos de la adormidera y que estos valores podamos aplicarlos a nuestros amigos, vecinos, incluso las personas con las que no nos llevamos bien. Es nuestra obligación, el haber estado acá mamando esto nos hace responsables de difundir. Aquí cada uno le ha dado una lección de algo, le ha mostrado algo, con una simple sonrisa.
§ Nilda de Chos Malal: en estos días ha estado pensando en el valor que tienen estos encuentros. Este es el primero para ella. No hay dimensión que pueda medir esto. “Graciasss!!!”
§ Hugo, de Aluminé: Agradece todo lo que nos han brindado. Este tipo de cosas le sirven para renovar la esperanza. Hace 15 años que comenzó a buscar otras formas de vivir y necesita de estos espacios, más seguido. En febrero estuvo aquí en un curso de permacultura que también le renovó la esperanza. Lo que hace unos años atrás le parecía algo imposible, hoy piensa que es posible. No es casualidad que hoy terminemos todos aquí en El Pueblito. Nos estamos encontrando, y no es casualidad que el próximo encuentro sea en Aluminé: el CIDEP está trabajando en un proyecto permacultura allá y ahora la red va a ese lugar a reunirse en el 9no. Encuentro. No hay palabras para agradecer. Las energías hicieron que todo esto fuera posible.
§ Vicky de San M. de los Andes y de Aluminé: Nos deja el mensaje de que a diferencia de otros encuentros, en éstos de la red se encuentra con la familia. Aquí se encuentra con su abuela, su tía, su tío, sus hermanas más cercanas, como la Pata, Adriana, la Negra, Tati y tantas. “Ese es el valor del encuentro: somos como una familia de todas las edades”. Eso quiere agradecer a la red. Vicky habla de que cuando viaja a Buenos Aires a ver a su otra familia, la biológica, pasa por Zapala y sabe que ahí están los Malva. Llega a Neuquén y piensa en Silvia, en la gente de Las Ortigas, etc. Si va por Catriel, tiene un pensamiento para con Flor que vive ahí. En una próxima, cuando pase por Fiske Menuco, le alegrará saber que ahí también hay gente de la red.
§ Cristina de Neuquén: Nos dice que no está en grupo alguno, y siente que tiene que sumarse. Le impactó la gente. “Esto es una familia”. Se va agradecida con ganas de continuar; se ha sentido sola muchas veces, pero viendo a tanta gente se da cuenta que está en el marco en el que puede cambiar. Ahora que esta jubilada tiene más tiempo. Agradece a todos por la preocupación por el incidente de la llave del auto.
§ Federico: Se presenta como “el que rompió la llave”: Quiere agradecerle a los cuidadores de UPCN porque nos dieron una mano grande movilizando para que abrieran el lugar de encomiendas en El Bolsón, nos trajeron el agua, etc. A todos muchas gracias!! Sin estas actitudes de solidaridad esto no saldría como salió, fue el granito de arena que cada uno aportó: limpiar, ordenar, cocinar, todos aportamos a que saliera todo bien. Cada año aportaremos desde esta solidaridad a que salga mejor.
§ Querubina de Chos Malal (bailadora de rockandroll, dicen los demás): excelente la comida, todos los compañeros le ayudaron para poder venir.
§ Nico se siente reconectado con los amigos de Junín. Se da cuenta que lo que lo hace feliz es esto y ya no quiere seguir haciendo cosas que no le hacen bien. Se trata de quererse, de darse el permiso de sentir lo que está pasando: por eso las cosas fluyen, porque uno acepta: acepta todo. Agradece al lugar, al los cerros a los ríos.
§ Héctor para algunos, Miguel para otros (del grupo Las Ortigas: Quiere destacar el crecimiento interno que todo esto ha generado. Por todo eso, gracias a todos.
§ Violeta de México que vive en Cipolletti: valora este espacio como un trampolín para tomar impulso y seguir activando lo que nos hace tan bien. Nunca sobra la gratitud generalizada para la gente que organizó la actividad, para estos seres tan maravillosos que tuvieron la visión de conformar la red, a Pata por su espíritu tan alegre y maravilloso y a sus compañeros de Plottier que desde la cocina, no sólo aportaron alimento, sino que posibilitaron que se vaya “llena” de alegría y confianza. Ya no se siente un bicho raro. A través de las plantas descubrió una manera de hacer suyo este lugar que ha elegido para vivir. Con respecto a los niños, no se queda sólo en la propuesta, sino que se ofrece para coordinar un espacio para ellos, para el año próximo. Propone que en los menúes separemos las leguminosas, por razones estrictamente inflamatorias y digestivas.
§ Pata, de Mallín Ahogado: agradece a El Pueblito, a la comisión, a los cocineros… al grupo Matico. Nos pide que toda esta emoción y este amor lo pongamos en práctica, que hay que materializarlo y tomar parte activa. “Hagamos movimientos concretos: defendamos la vida como sea”. Y cita una frase del subcomandante Marcos que dice más o menos así: “Hace falta un poco de amor, un poco de ternura, un poco de solidaridad… (Y continúa!) Pero si todo eso no alcanza, entonces hace falta una bala”. Con esto quiere transmitir que el amor se materializa en acciones de defensa de la vida, y que no sirve sólo quedarse en las ideas, los deseos y los pensamientos, sino que hay que accionar. (Lamentamos no haber conseguido la frase textual. La prometemos para el próximo boletín)
§ Julia de San Martín de los Andes: Agradece a su amiga Erna por haber venido juntas hasta acá. Agradece el esfuerzo amoroso que hicieron los organizadores, fue físicamente fácil de llegar, hasta carteles indicadores habían. Hace 5 años participó en el Foro Social Mundial y en el marco de esa resistencia de miles de personas le llamó la atención que en un grupo de campesinos ecuatorianos se insistiera tanto con la consigna “guarden semillas”. Después de 5 años entiende el poder que tienen las semillas. Ha decidido hacer su huerta, sabe que ver cómo germina una semilla es tan emocionante. Ver la pasión de germinar una semilla es súper contagioso, así que esto no va a quedar así, seguramente. Retoma el lema del foro mundial social: otro mundo es posible.
§ Erna de San M. de los Andes, del grupo Quinchamalí: está agradecida por estar acá, por la doctora que la trajo, ya que no sabía cómo venir. Nos cuenta que todo se fue dando, como es normal que se dé cómo cuando se tira la semilla. Le pone feliz haber venido con su nieto, cada cosa pasa porque tiene que pasar. Está agradecida y contenta, emocionada de ver la naturaleza, le alegra, la llena. Hace mucho tiempo atrás pensaba que estaba sola, que sólo su nieto la acompañaba a la montaña a buscar sus yuyos… de a poco se va dando cuenta que hay mucha gente que quiere a la naturaleza como la quiere ella. “Todavía nos quedan fueras para construir un mundo mejor”.
§ Mai de Valdivia, Chile: Está infinitamente agradecida de que la hayan recibido de esta forma. No sabía muy bien dónde ni a qué venía. Al llegar se encontró con una familia muy acogedora, muy bonita, con mucho amor. Agradece cada mate, cada alegría, cada conversación. Encontró la sorpresa de una organización. Desea tener una organización parecida en su lugar, encontrar un lugar real donde vivir, como esta red. Se va con el corazón rebalsando de alegría.
§ Valeria de Cipolletti: Nos dice que se va muy transformada, es su primer encuentro. El año pasado empezó el taller con Violeta. Esto es el impulso de querer hacer algo distinto con su vida, vivir de otra forma. La energía que se vive acá, sentados en círculo todos, hablando de los que les pasa, es muy fuerte, te hace llorar aunque no lo tengas pensado. Agradece profundamente. Quiere proponer que en un próximo encuentro hablemos de los problemas ambientales que vivimos cada uno en nuestra región. Se va energizada.
§ Machale de Junín: está muy agradecida a todos porque no sabía que se iba a encontrar con esto, pero la hace sentir muy bien saber que en lugares así se encuentra con gente que puede compartir un mate, una charla, los sentimientos, de servir con una sonrisa, exponerse y ser bien recibido del otro lado. Espera que toda la energía recibida nos dure todo el año hasta el próximo encuentro, y que seamos sembradores y propagadores de todo lo recibido acá.
§ Nico de San Martín de los Andes, del grupo Quinchamalí: Es su segundo encuentro.
§ Pili es su nombre popular y es de San Martín de los Andes: está agradecida de estar acá. Es la primera vez que viene a estos encuentros. Está contenta de compartir con tanta gente, tanto la que conoce como la nueva. Este año ha sido hermoso, le han pasado un montón de cosas buenas. Agradece estar acá y haber conocido mucha gente.
§ Marcelina, vive en San Martín desde el año pasado: Nos cuenta que siempre estuvo caminando la tierra, sobre todo los últimos 10 años. La Patagonia siempre fue un lugar donde quiso vivir. Ama la naturaleza, siempre le ha dado mucho a través de terapias, de alimento. Cree en la humanidad. “Aquí nos estamos sacando el jugo entre nosotros creyéndonos, sacándonos las esencias”. El mercado del truque le pareció maravilloso. Esto de compartir diferentes edades le pareció hermoso. Está agradecida por lo que somos, por lo que compartimos, por los que estamos.
§ Ana de San Martín: Nos dice que todo esto es mucho, que todo sobrepasa a su tamaño. Todo es hermoso, y lo hace el poder del encuentro: encontrarse en la mirada y en la energía que nos une. Su sueño se acerca al encontrase, porque no visualiza otro modelo que no sea vivir en comunidad, un modelo autogestivo, entre muchos, con amor. El cambio es entre muchos, cada día. Esta vibración que llevamos adentro, que es altísima, conservémosla y llevémosla y esparzámosla. Hay mucha gente apagada, que necesita de esto. “Gracias Universo por habernos traído acá, por habernos convocado”. La cosa está muy en movimiento, si lo acompañamos la cosa fluye y cambia.
§ Guilllermo, amigo del grupo Malva: Se conocieron en la calle en una asamblea en la búsqueda de la autonomía y la autogestión, en la defensa del acuífero. Después de las diferentes formas de resistencias en Zapala, comenzaron a crecer ya conectados a otras asambleas en Neuquén y en Río Negro que están viviendo conflictos muy grosos por avance de las mineras, desmanes forestales, avance de terratenientes, etc. Nos cuenta que se conformó un muy lindo espacio llamado “asamblea de asambleas”. Esto sucedió en Villa la Angostura y también en San Martín. Y otra vez allí la red presente. Es decir, nos seguimos encontrando. Hay acción y lucha, es evidente. Nos dice que tenemos que seguir apostando a las luchas. Se ofrece como nexo para contactarse con otras organizaciones para que en el próximo encuentro todos como red podamos conocer en que está trabajando cada organización. Todos estamos trabajando en la defensa de la biodiversidad, así que estaría muy bueno conectarnos.
§ Griselda de Junín de los Andes: Se siente acompañada en el llorar cuando se emociona, se siente acompañada por el trabajo diario. Nos cuenta que lava los platos y tira el agua a la calle y a veces se siente estúpida pero realmente cree que todas las cosas que hace son las que corresponden hacer. “Si cada uno hiciera la acción correcta este mundo sería mucho mejor de lo que es”. Menciona que la comida ha sido descollante, realmente una felicitación y un reconocimiento infinito para todo el grupo que estuvo trabajando. Agradece a su madre, una yuyera de aquéllas. Agradece a la Red porque gracias a ellas puede contactarse con gente que ama las plantas. Agradece al cósmico porque sin esos dos días de lluvia no tendríamos hoy este paisaje tan bello. “Nos pusieron a prueba… hubo una energía que nos llevó a todos, que nos llevó bien”. Agradece a cada uno de los presentes con quienes se siente acompañada.
§ La Negra de San M. de los Andes y del grupo Quinchamalí: Se siente contenta, la pasa bien, se va enriquecida. Siente que está con su familia, y aunque pase mucho tiempo que no la ve, y parece que fue ayer. Somos muchos cuerpos, muchas mentes y una sola energía los que estamos sembrando una misma intención. Con respecto al programa de radio, la red se está difundiendo no sólo en el país, sino en el mundo. “Qué sigan viniendo chicos a la red, al mundo. Eso! Qué sigan viniendo chicos al mundo”.
§ Ale de Chos Malal: Está agradecida, feliz de estar acá compartiendo con todos. Desea que  en Aluminé pueda enseñar algo. Graciassss!!!!!
§ Marisa de Chos Malal: Nos dice que el lema del encuentro es el resumen de todo “en el circulo de la vida…” Eso resume todo lo vivido en este encuentro, pide que volvamos a él y reflexionemos con esa frase. “Aquí le hemos dado valor a la palabra, a la mirada, a la paciencia que siempre está bueno ejercitar”. Nos cuenta que con sus compas hablaban de la cantidad de risa de estos días. Se van con un dolor en la panza y en las mandíbulas.
§ Elisa de Chos Malal, del grupo Mayal: Le pasa que estos encuentros le fortalecen el alma, el espíritu, le llenan de satisfacción. Le da gracias a la Madre Tierra y a la Madre Naturaleza, también a la gente de El Bolsón por tanto calor humano. Espera que esta ronda no se achique, que sea cada vez más grande. Se despide hasta el año que viene.
§ Sandra, de San Martín de los Andes, del Grupo Quinchamalí: Agradece en primer lugar al grupo organizador, porque más allá de las dificultades que se presentaron, no se olvidaron de sonreír. Nos cuenta que en lo personal este fue un año muy hermoso, muy viajero. Y que en cada viaje, en cada lugar se encontró con grupos como el nuestro. Otra cosa positiva fue que este año pudo dar más forma a sus proyectos con plantas en su lugar de trabajo (Escuela para Adultos) y que ha sido maravilloso encontrarse con Nilda y Vero, “yuyeras” y también docentes de Adultos. Está muy feliz porque su hijo Álvaro la ha acompañado a este encuentro.
§ Álvaro de San Martín: Nos dice que estuvo muy ocupado con los chicos y que por eso no puso estar en los talleres. Un consejo que da es que pasen tiempo con los chicos, que es muy divertido.
§ Daniel de Junín de los andes: Rescata que estaba acostumbrado a andar muy solo, y no sociabilizaba como lo está haciendo ahora, y que cree que esta última es la forma. Uno puede tener sus cambios personales, pero si no los comparte, mucho no sirve. Siempre encuentra gente nueva, que lo hace crecer más y que le demuestra que está en el lugar indicado.
§ Bernarda… de Zapala: Está agradecida, contenta. Nos cuenta que intercambió mucho con gente de su mismo grupo, eso le gustó mucho. Tal vez no pudo con gente de otro grupo, pero dice que queda mucho tiempo para eso. Quiere agradecer y honrar a la gente del grupo Malva, que dentro de la red es su espacio doméstico. Allí aprende, comparte, crece. Alienta a quienes estén desagrupados, a agruparse. Cree que esa es la forma, en conjunto, en colectivo, y sobre todo en lo pequeño. “Allí nos revitalizamos, nos encontramos. Pero la revolución crece desde el pie y la gran tarea es al volver”. Para cerrar, comenta que está buenísimo aprender de las plantas, como ya dijeron. Pero ella elegiría a los insectos para aprender: “insectizarse”, molestar y molestar a la gente que quiere aniquilarnos. Reivindica a las asambleas, en ellas participa, y se cansa de molestar. Gracias a todos!!!
§ Jorge de Bariloche: Nos cuenta que vino al encuentro con otras expectativas, creyó que era algo exclusivo de plantas. Igual, el curso superó sus expectativas. Se lleva de acá algo muy distinto al círculo en el que se manera en Bariloche. En su ámbito, la gente mezquina la información, los guías se guardan los sitios privilegiados para tener le exclusividad. –Aquí no, la gente se desvive por compartir lo que sabe. Graciasss!!!!
§ Silvina de El Bolsón agradece a los tambores, al aguante del fuego.
§ Delia de Zapala: Está contenta de estar acá, en este lugar tan bonito con la atención de toda la gente de aquí. Han sido tan amables, atentos en servir y en estar en todos los detalles.etc. “Gracias por conocer mucha gente bella. Graciasssssssssssss!!!”
§ Lisa, novia de Fede: Quiere que sepamos que de cada uno aprendió algo, escuchando y mirándonos. Quiere agradecer porque le permitimos ahora tener algo muy lindo para contar.
§ Fede habla del micrófono. Pide llevárselo una vez terminada la ronda de despedida, porque trabaja la madera y quiere hacer algo con él, trayéndolo renovado para el próximo año. (Cabe recordar que el implemento para la despedida es un tronquito con un “nudo” muy especial)
§ Lucas, de Chos Malal: Quiere agradecer por todo lo vivido y compartido. “Lo que se sembró el año pasado hoy lo estamos cosechando y nuevamente sucederá lo mismo para el año que viene”.
§ Marta de Neuquén, del grupo Las Ortigas: agradece un montón y dicen que han venido porque han podido, y “si no les gustó nuestra presencia, ya nos hemos ido!”
 
Sandra da lectura a la siguiente adhesión:
 Formosa, 17 de noviembre de 2010
NOTA: 61/10
 
  
         Queridas Compañeras y queridos Compañeros Reunidos en el VIII Encuentro Anual de la Red Jarilla de Plantas Saludables de la Patagonia:
En nombre del Equipo del Programa Salud Comunitaria, y del mío propio, hago llegar a todas y a todos nuestro alegrémico saludo.
Asimismo expresamos formalmente nuestra adhesión al Encuentro Nacional de Grupos Autogestivos, Redes, Asambleas y Colectivos para reconfigurar la Red Argentina de Salud y Plantas, solicitando integrar la misma como en ocasiones pasadas.
Si bien no ha sido posible participar presencialmente en esta oportunidad, estamos con todas y con todos con la convicción de la trascendencia de este evento.
Un fraternal abrazo:
 
 
                                               Julio Monsalvo
                            Jefe Programa Salud Comunitaria
                                      Ministerio de la Comunidad
                                      Provincia de Formosa 
 
La Red Jarilla da un agradecimiento especial y enorme como el cerro Piltriquitron a Rita Merlo porque siendo invitada especial, se puso las re-pilas y colaboró en todo, dedicando mucho tiempo a la inscripción de los participantes. GRACIAS, RITA!!!
 
 
 
En nombre de todos los integrantes de la Red Jarilla de Plantas Saludables de la Patagonia, Adriana entrega un certificado a la gente del Hostel El Pueblito por la buena onda, la predisposición, la hospitalidad y el buen espíritu de compartir que los caracterizó en todos estos días.
 
 
 
 
 
 
Y COMENZAMOS A ORGANIZAR NUESTROS PETATES, A NO QUERER IRNOS, A DESEAR QUE ESTE ENCUENTRO NO SE TERMINE. PERO DESPEDIRNOS DE TODOS MODOS. NOS VAMOS CON EL CORAZÓN LLENO, CON LA SEGURIDAD DE HABER APRENDIDO UN POCO MÁS DE LAS PLANTAS, QUERIENDO SER CADA DÍA MÁS PARECIDOS A ELLAS: LAS PLANTAS SÓLO DAN, SON SENCILLAS, ESTÁN… TOMAN LO QUE NECESITAN Y DAN A QUIENES ESTÁN DISPUESTOS A RECIBIR.
NOS VOLVEMOS A CASA CON LA RESPONSABILIDAD DE LLEVAR HUMILDAD, SOLIDARIDAD, ALEGRÍA Y AFECTO A NUESTROS LUGARES Y NUESTRA GENTE.
 
 
Para comunicarse con nosotros, pueden escribir a nuestra nueva secretaria: Anabella Marín, a la siguiente dirección electrónica: red.jarilla@gmail.com
Para hacer un aporte al programa de radio: Teléfonos : 428733 - 410669 - cel 02944-15307792  Para escuchar on-line ingresar a Cotemax (www.cotemax.com.ar) y en la solapa “entretenimientos” apretar donde dice “Radios”, clickear FM Pocahullo. También pueden enviar un correo electrónico a la siguiente dirección: losdeshojadores@hotmail.com
 
PROXIMA REUNION DE DELEGADOS:
EN ALUMINÉ, EN EL CAMPING QUILLEN,
EL SÁBADO 12 DE FEBRERO DE 2011, A LAS 10 HORAS.
 
 
 
 
 


 
 

Destacados

Hemos recibido

4282241

visitas

Hay 12 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com