Artículos Varios » El Mosquiavisa - Juan Yahdjian,

Última actualización: 03/02/2010

 

PENSAMIENTO DE UN DIMINUTO:
 
EL MOSQUIAVISA
 
Juan Yahdjian,
 con la colaboración de Horacio Goytía,
Eldorado, Misiones,
Diciembre 2009
 
Soy un mosquito misionero y hablo en nombre de los muchos que somos, para que nos conozcan y sepan lo que hacemos y porqué. Me llaman el mosquiavisa, porque picamos para avisar.
 
Se nos acusa de cantidad de enfermedades que transmitimos, y es cierto, pero quiero explicarles a los humanos, que siempre lo hicimos para su bien. Para “avisar”, para que sepan y se den cuenta de los errores y hasta barbaridades que cometen.
                                              
Dicen los humanos que son científicos, pero desconocen cosas simples. Por ejemplo, que nosotros, los mosquiavisa nos criamos en agua estancada y si los picamos con algún virus, es porque la naturaleza nos usa para avisarles, pero recién se preocupan ante epidemias, como cuando aparecen casos de dengue en la Región o tienen leishmaniasis la mayoría de perros o cuando les toca a los mismos humanos la leishmaniasis, o les avisamos con la fiebre amarilla.
 
Entonces señores humanos, no es verdad que los mosquitos somos unos inútiles o casi una maldición, les estamos gritando “che no represen el río, formando charcos, por acá y allá, dense cuenta de una vez”!!! Por ser mosquis, servimos para mucho, para avisarles y sensibilizarlos. Para que no sigan frenando la circulación del agua, que es vital, por eso, al hablar de paludismo, dengue, fiebre amarilla o leishmaniasis, se habla de enfermedades del agua, de las represas.
 
Si picamos y no avisamos, sino enfermamos, ni se avivan los humanos, aunque los funcionarios y otros tantos o tontos no se dan por aludidos, miran para otro lado.
 
Tendremos que seguir enfermando o haciendo más graves los cuadros, digamos unos buenos casos de leishmaniasis cutánea y algún que otro cuadro de leishmaniasis visceral como aviso, así dejan que los ríos sigan viviendo sanamente.
 
Y también picamos a los que tienen otras enfermedades de las represas (alergias,  lesiones de la piel , bronquios tomados) les avisamos con dengue, fiebre amarilla o leishmaniasis, para que se preocupe más y así nos hacemos la ilusión que van a entender.
 
No se dan cuenta que muchos perros de Posadas, Encarnación y más allá, o sea toda la Región, tienen leishmaniasis, un aviso nuestro. Para que se enteren que modificar los ríos baja las defensas de perros y humanos y perjudica todo lo que es vida. Ellos mismos se agreden, nosotros cumplimos con avisarles.
 
¿No se dan cuenta que todo se agravó cuando comenzó el aumento de la cota de Yacyretá y se empezó a inundar y estancar el agua? es tan evidente... ¿Cómo puede ser que no relacionen?, Desde la Costanera de Posadas se ven los charcos que se van formando y ahí nos reproducimos los mosquiavisa.
 
Los caracoles también avisan, con la esquistosomiasis (enfermedad de las represas), pero tienen menos prensa que nosotros.
 
Los humanos nos facilitan la tarea, gracias al ataque que hacen al río, Modifican la biodiversidad de toda la región y les bajan las defensas y se enferman con facilidad
 
Tienen menos pesca, porque el agua no corre, no  se carga de oxígeno y sin oxígeno no hay vida, los peces no se reproducen y muchos mueren (mortandad de peces).
 
Sin embargo siguen insistiendo con otras grandes represas,  Corpus, Garabí, Roncador, San Pedro y Bajo Iguazú, sí el de Cataratas, quieren arruinar todo …!! Habían prometido que con Yacyretá nos traerían energía abundante y barata de la Región, pero resulta que la pagamos más cara que los porteños, hay menos trabajo y más pobreza.
 
Y hablan de campañas para eliminar agua de las macetas y cubiertas, el agua estancada por las represas, son millones y millones de macetas todas juntas. La mejor campaña sería no construir más represas, como votaron un 90% de misioneros, en el 96, en un plebiscito vinculante.
 
Aumenta la sedimentación del agua estancada y por debajo se llenan  las represas de barro y arena. Y por eso la Comisión Mundial de Represas y la Organización Mundial de la Salud desaconseja las megarepresas en latitudes tropicales y subtropicales, como la nuestra.
 
 
Es mentira que las represas es “energía limpia”, cuando inunda las plantas se descomponen y desprenden gas metano, aumenta el efecto invernadero, destruyen las costas y el paisaje, desplazan a las familias y arruinan sus vidas para siempre, entre tantos otros males..
 
Los humanos guaraníes dicen que la circulación del agua fluye en el Planeta, como la de la sangre en nosotros, cuando se obstruye una vena o una arteria se enferma todo el cuerpo, lo mismo pasa cuando se represa el río, se enferma y va muriendo toda su vida, de toda la cuenca.
 
Y para peor los humanos nos persiguen con sus fumigaciones, nosotros aprovechamos para crear resistencias y ellos también se envenenan y bajan más sus defensas (les aconsejo leer agrotóxicos y venenos en general, en el blog de Juancito). Igual seguimos con el “aviso”, o sea los ayudamos inoculándoles dengue, fiebre amarilla, leishmaniasis y otras, con la esperanza que algún día despierten y nos agradezcan.    
 
Como Mosquiavisa creí que los humanos eran más humanos.
 
Escuché, de ellos, que los que deciden se favorecen con el aumento de la cota de Yaciretá, con la construcción de Corpus y la Hidrovía Paraguay-Paraná´(HPP). Los gobiernos, nacional y provinciales, las empresas constructoras, las que explotan las represas, las que exportan los productos primarios, los bancos etc.
 
Son los que deciden,   impulsan y se favorecen con las megaobras, sin consultar a la gente, a los que se enferman, a los perjudicados, a todos los humanos de la región. Yaciretá y Corpus aumentan la profundidad del Río y facilitan la construcción de la Hidrovía, pero será la muerte del Paraná y de toda la vida de su cuenca. Nosotros tendremos para reproducirnos, pero nos gustaría no seguir avisando y solo picar para vivir. También escuché que la HPP es la mejor forma de llevarse el hierro, que abunda en el Sur de Brasil, la soja de toda la zona, la madera, la pasta de papel y muchos otros, que se llaman commodities.
 
Los mosquis usamos energía solar, como todo ser vivo. No podrán hacer lo mismo los humanos? Porque nos enteramos que si todos usan la energía de los del primer mundo, el Planeta salta por los aires, todo quemadito. Algunos usan y otros sufren. Nosotros avisamos y Ellos se enferman y siguen usando energía para cualquier cosa. Y ni piensan que están perjudicando a TODOS los seres vivos.
 
Los que dominan y deciden también se enferman, pero prefieren el dinero, el poder, antes de su salud y sus vidas.
 
 Y creen que se salvan de nosotros, porque tienen mucha plata y casas cerradas, con aire acondicionado, donde no podemos entrar. Pero igual nos arreglamos para picarlos, en la Costanera, en alguna playa o mismo en la calle, tenemos el deber de avisarles.
 
El gobierno “alerta” por la posible epidemia de dengue, pero mejor si alerta por la construcción de otras represas. Yacyretá avisó también, con un temblor telúrico, que según escuché dejó una fisura en la Represa, la prensa hace oídos sordos, en cambio de informar y ver la relación entre el mayo peso del agua, por aumento de la cota,   favorecido por las crecientes del Río, más el peso de toda la estructura, del puro cemento. Hablan de fallas de la capa basáltica, en mi modesta opinión de mosqui, la falla es de los que siguen insistiendo en nuevas represas. Todos avisamos y nadie nos escucha…son sordos los humanos? Son kamikazes?, prefieren su propia destrucción? 
 
El Mosquiavisa, alias Juan Yahdjian,
médico,
miembro del Movimiento Social Misiones,
 del Espacio Ecuménico
y del Foro de Pensamiento y Construcción Social:
forodepensamientoyconstruccionsocial.blogspot.com  
juanyahdjian.blogspot.com 

Destacados

Hemos recibido

4352984

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com