Crónicas de Vivencias » Cumbre de los Pueblos 2005 - Crónica de una aventura latinoamericana

Última actualización: 18/06/2009
CUMBRE DE LOS PUEBLOS 2005
 
Crónica de una aventura latinoamericana
 
ANGEL ESPINOSA(*)
 
El jueves a la noche luego de idas y venidas, de conseguir con dificultad pasajes a mardel finalmente pudimos embarcar en el ómnibus que nos llevaba a la ciudad feliz. La noche transcurrió como un suspiro y a las 05,30 hs ya habíamos llegado (nos habría gustado ir en el tren del Al.B.A. pero al menos espiritualmente viajamos con ellos esa misma noche).
 
Nos tomamos un remis, mis primos esperaban en su casa, tomamos unos mates y finalmente, a las 07,00 P.M. del viernes 04/11/05 ( ni un segundo mas ni uno menos) estábamos en la intersección de Av. Luro e Independencia participando de la concentración para la cumbre de los pueblos.
 
Una sensación de euforia recorría nuestras venas, no queríamos perdernos la oportunidad histórica de decirle al mundo que existen alternativas, que se pueden buscar salidas mas equitativas al flagelo de la miseria y la pobreza sin marginar a nadie, manifestándonos de manera no violenta.
 
Al llegar nos impactó una de las columnas, la primera e inicial, formada por unas 300 o 400 personas vestidas con camperas rojas y blancas con gorritas de color negro. Personas muy alegres y organizadas: era la delegación de Cuba. Inmediatamente nos dieron unas banderitas de su país. Tenían altoparlantes para ir guiando ordenadamente sus filas y marchar cantando, con unas enormes banderas prolijamente pintadas, una de ellas con una gran leyenda que decía ALCA…ALCArajo. Otra muy bonita que tenía en un extremo la bandera cubana que se deshacía entre unas olas y en el otro extremo de las olas surgía nuestra bandera argentina.
Un telón gigante tenía como fondo a las banderas de todos los países de América y sobre ella pintada de negro una efigie enorme del CHE Guevara.
 
Caminamos 400 metros hacia atrás sobre avenida Luro y seguían habiendo banderas y gente y música, hacía frío y los mates circulaban por doquier. Una bandera enorme tenía los rostros de Lula, Chavez, Fidel, Tabaré y Kirchner con la leyenda “ viva la unidad de los pueblos latinoamericanos”.
 
Comenzamos a regresar hacia Av. Independencia y en un momento “todo paró” cuando una bandera azul, larga, que decía “FUERA BUSH” apareció transportada por las mujeres de los pañuelos blancos… si!, eran las madres de plaza de mayo! Las estaba viendo con mis propios ojos!... Hebe de Bonafini caminaba sin vacilar con una sonrisa de satisfacción acompañada por sus compañeras. Me emocioné al ver cómo todos se abrían paso para dejarlas pasar…mucho más me emocioné al ver el gesto de las madres que serenamente caminaron con su bandera unas cuadras atrás para reunirse con sus hijos… la columna del movimiento H.I.J.O.S. Madres e hijos marcharían juntos. (Acá entre nos, Hebe es mucho más cálida y bonita en persona que en las fotos).
             
Fue una emoción tremenda ver a la gente que gradualmente se sumaba a la concentración. Gente común, argentinos de los que todos los días cruzamos por la calle, todos con la sensación de que estábamos unidos por un mismo pensamiento.
Habíamos llevado nuestro mate y estaba nublado, hacía frío. Nos quedamos quietitos con la delegación de cuba, tomando unos mates.
A las 8,00 aproximadamente comenzamos a movernos. Un colectivo graciosamente pintado con imágenes de Mafalda, Hijitus, Clemente, Inodoro Pereyra (con carteles como “ por nuestras familias”, “por nuestros derechos”, “derecho a la ancianidad”) circulaba lentamente pasando un tango de protesta muy simpático y otras canciones.
Avanzamos lentamente por avenida Independencia mientras por las calles laterales iban agregándose otras columnas y alcanzaban a verse carteles de movimientos de toda América. Las banderas del “PC do Brasil” eran muy numerosas. Había gente con camisetas rojas escritas en francés… “pour l’unite des peuples et l’ Amerique Latine”.
Un contingente de nativos de diferentes comunidades indígenas de toda América marchaba aglutinado con carteles condenando la explotación de los indígenas en las minas… levaban erques y bombos y tocaban músicas del altiplano con estandartes y ropas coloridas. Todo era muy emocionante.
Todos los negocios estaban cerrados, muchos de ellos estaban cubiertos con empalizadas de madera que ocultaban las vitrinas para protegerse de las roturas, pero nadie rompió nada.
 
A medida que íbamos marchando se iban sumando más y mas columnas de gente con banderas de diferentes movimientos, y a pesar de todas las empalizadas de madera en las veredas, la gente asomaba a los balcones y desde allí saludaba y alentaba, y sacaban fotos, y filmaban.
Habían muchísimos reporteros gráficos de todo el mundo, con sofisticados equipos de fotografía y filmación.
 
Luego de unas 15 cuadras mas o menos llegamos al estadio mundialista de Mar del Plata. 
 
El estadio lucía imponente y desde dentro nos saludaban el Che, desde un retrato gigante, San martín, Bolívar y Martí, y la bandera de Venezuela. Muchísima gente se amontonó en las diferentes entradas del estadio hasta que las puertas se abrieron y hubo una entrada masiva. Todas las gradas se llenaron y el césped del estadio recibía también diferentes delegaciones que con sus pancartas formaban un arco iris de colores debajo del palco. Nos instalamos con nuestro mate y lo compartimos con los vecinos, una de ellas trabajadora del ex hotel BAUEN, el cual ha sido recuperado por sus empleados y que usaba una remera con el logo del hotel pero con otro significado: B.A.U.E.N. Buenos Aires Una Empresa Nacional.
 
Se fue llenando de a poco. Se veían banderas de Uruguay, Paraguay, Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia y por supuesto Cuba Y Argentina.
Y comenzó la música. Un par de cantantes Marplatenses que fueron Revelación de Cosquin hicieron la entrada, luego la emoción de otros intérpretes que renovaron la clásica canción “ aquí se juega la clara, la entrañable transparencia de tu querida presencia comandante Che Guevara…”. Un Artista chileno desató melodías dedicadas al Chile que amamos y tenemos en común con Argentina...La de Salvador Allende, Víctor Jara y Violeta Parra.
 
Entre canción y canción el presentador parafraseó a nuestro querido subcomandante Marcos y su clara postura anti-mundialización y citas del che como “ no importa cuál sea el rotulo partidario de cada uno, solo hay dos posturas: o se está en contra de los monopolios o se está a favor de los monopolios”.
Ya hebe y otros personajes ( como el premio Novel Adolfo Perez Esquivel y Evo Morales) estaban instalados en el palco cuando de repente desde donde estábamos comenzábamos a ver que la multitud se agitó de forma convulsiva y los a plausos estallaron, la gente se amontonó alrededor del palco, todo antes de que el presentador alcanzara a decir que hacia entrada el Presidente de Venezuela Hugo Chavez Frías. El aplauso se extendió como una cálida ola a lo largo de todo el estadio. Literalmente podría decirse que un abrazo latinoamericano se tendió como un manto protector sobre la figura del David que con tanta valerosidad tuvo la entereza de decir las cosas como son ante el mundo.
Fue un aplauso continuo y sostenido, y enardecido aún más cuando se vio que a su lado marchaba otro hombre y amigo. Y era la zurda más querida de la historia, la zurda inmortal, la que hasta el día de hoy hace magia adentro y afuera de la cancha, la que tiene tatuado a Fidel en su pantorrilla, la que ama a su país tanto como a sus hijas y que al igual que nuestra postergada América, cuando ya nadie le tenía fe se levantó y nos demostró que se puede creer y aún hay esperanza.
Y la hinchada se levantó y gritó su nombre como tantas veces, y el Diegooo Diegooo se sintió otra vez en la cancha, y que cancha señores!! Una cancha donde 40.000 personas jugaban un mismo partido y qué lindo partido, che.
 
Las Canciones de Silvio Rodríguez dijeron más que mil palabras, como el mismo dijo, la música es también una forma de educar.
“Simplemente –dijo- he venido a hacer lo que me toca” y cantó tres canciones llenas de sentimiento y humildad.
 
El discurso que vino después fue extenso y fructífero y habló una delegada autóctona de ecuador diciendo grandes verdades –reclamando la reivindicación de los derechos de los nativos autóctonos de América latina, la protección de nuestros recursos naturales, rechazando fuertemente la militarización de nuestra triple frontera, invocando la protección de nuestro acuífero guaraní ( que ya está en manos privadas)- tanto como las que dijo Chávez en su sensato discurso evocando a Miranda, Bolívar, San Martín, Artigas , O Higgins, Perón y Evita e Irigoyen, y concentrándose en el NO al A.L.C.A.
 
Al Diego cuando le tocó simplemente agregó que La argentina es digna, lo suficiente como para decirle “fuera” a Bush...no se extendió, dijo las cosas como son y acompañó a sus amigos.
 
Fue una tarde inolvidable donde la lluvia refrescó los espíritus.
Una tarde que quedó vívida en mi recuerdo y que, queridos amigos, no podía dejar de compartir con ustedes, porque sé que donde estuve yo, muchos de ustedes también estuvieron. Estuvieron conmigo en mi mente y mi corazón.
 
(*) Medico Mat.Nac. 102225- DNI 23.742.031
PD: quiero agradecer a mi amigo Heber Caballero, compañero de residencia, quien me acompañó y compartió estos momentos de pura emoción, así como a mis tíos y primos de Mar Del Plata. Sin la ayuda de ellos esto no nos habría sido posible.
Aclaración:
Hemos ido por nuestros propios medios, autoconvocados como muchísima gente, no pertenecemos a ningún partido político, nadie nos pagó los pasajes ni la yerba del mate.

Destacados

Hemos recibido

4541564

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com