Diversidad entre las Personas » Cuentos y Sentipensares - Renzo Somadossi

Última actualización: 12/06/2009

CUENTOS Y SENTIPENSARES

Renzo Somadossi

Rosario, Argentina

Con emoción compartimos cuentos y sentipensares escritos por Renzo, un querido niño muy especial y muy inteligente que voló a los espacios cósmicos el martes 3 de marzo de 2009, cuando tenía apenas 11 añitos de dad

Renzo había dado su conformidad para que publicáramos sus cuentos en esta página.

Renzo supo con su imaginación y con sus palabras, hacer todo lo que su cuerpito no le permitía, que nos enseñó a volar, abrazados de lo que es esencial en la vida...

“Plutónica y sus amigos” lo escribió a los ocho añitos firmando “Relámpago”

En tanto “Sueños Inolvidables” y “Sonidos en el Horizonte”, fueron escritos recientemente. Firmaba “Centurión”. Va precedido por un Prólogo escrito por un niño también muy especial, su amiguito Matías, del Chaco, con quien charlaba muy seguido por teléfono. El Prólogo lo escribió Matías al día siguiente de la partida de Renzo. 

Por último su Mamá Silvina nos acerca los sentipensares que escribió Renzo en la libretita que le regaló su amiguito Matías

Plutónica y sus amigos

Había una vez una petiza de color marrón que se cruzó en el camino cuando iba con mis hermanos y mamá a la casa de mis abuelos. Al verla, le dije a mamá que detenga la camioneta porque me llamó la atención que ese caballito tan pequeño caminara muy despacio.

Mamá se detuvo y nos bajamos, al acercarnos nos llevamos una sorpresa, la petiza tenía una de las patas lastimadas, entonces le dije a mamá que había que ayudarla, pues no la podíamos dejar abandonada.

Mis hermanos y mamá fueron en busca d ayuda, mientras yo me quedé junto a la petiza para acompañarla. Pasaron unos minutos y estuvieron de regreso con un veterinario que encontraron en el pueblo más cercano.

Cuando la petiza observó al veterinario se le llenaron sus ojitos de alegría porque sabía que la iba a curar y también a mí me pasó lo mismo.

Cuando la estaba curando me pregunté cómo se llamaría, necesitaba un nombre… entonces pensé en llamarla Susana, porque es el nombre de una gran amiga y se parecía mucho.

Luego de un estricto control, el veterinario dijo que no nos preocupáramos porque estaba fuera de peligro y nos preguntó si era nuestra… Enseguida le respondí que no y que se llamaba Susana. Luego uno de mis hermanos dijo que teníamos que encontrar a sus dueños pero no sabíamos cómo comenzar la búsqueda.

Mamá opinó que podíamos ir a preguntar al pueblo, entonces la tomé de la rienda y caminó junto a la camioneta muy lentamente, mientras la sostenía con fuerza.

Cuando llegamos al pueblo preguntamos a los vecinos si alguien la conocía hasta que se acercó una nena con su mamá que gritaba de alegría, era su dueña y nos dijo que gracias por cuidarla y nos contó que su nombre era Plutónica, yo le comenté que la llamaba Susana, como mi mejor amiga.

La nena dijo que desde ese día podíamos llamarla así, e ir a visitarla cuando quisiéramos. Saludamos a todos y nos fuimos con una gran tristeza porque nos habíamos encariñado con la petiza, prometimos visitarla y llevarle comida.

Ese fue le viaje más lindo de mi vida.

Relámpago

PROLOGO

Matías Andrés Cepeda Monsalvo

Estos cuentos los escribió mi amigo Renzo antes de morir, pensando en mí y en otros amigos de Rosario.

Con él aprendí lo que significa la amistad, es y será mi gran amigo del alma como nos decíamos en nuestras charlas.

Me enseñó a comunicarme de esta forma.

Me enseñó a saber que somos inteligentes.

Me enseñó a mirar en mi interior.

Me enseñó a tener ganas de compartir la vida con los demás.

Me enseñó a decir “se puede”, a pesar de todo.

Me enseñó a descubrir que puedo ser una persona importante.

Me enseñó a mirar que la vida es hermosa a pesar de todo.

Me enseñó a tener paciencia cuando quiero algo.

Me enseñó que mi risa lo hacía feliz.

Me enseñó a saber escuchar a los demás.

Me enseñó la amistad.

Este es mi homenaje a la vida de mi amigo del alma Renzo, un gran luchador de la vida, y mi homenaje a Silvina, su Mamá, que me enseñó que la vida tiene sentido a pesar de las dificultades

.

SUEÑO INOLVIDABLE

Se trata de un muchacho de 9 años que deseaba conocer el mar desde muy cerca. No tenía como hacerlo, chicos de esa edad no salen solos.

El niño hizo un libro de aventuras y sonrío junto al espejo de su increíble invento.

Decidió ir a conocer el Cañón del Río Colorado, sinceramente no sabía donde quedaba y sentía deseos de ir acompañado de un amigo de su edad.

Invitó a tres amigos y tomaron todo lo necesario para un viaje largo, no tenían miedo sino mucha alegría, no estaban impacientes sino tranquilos.

Teníamos intensiones de conocer el Canon del Río Colorado mis amigos y yo, nos embarcamos en una canoa de sutil diseño, tomamos el cause del río en su dirección exacta y comenzamos la aventura más hermosa que se puedan imaginar.

Surgían emociones diferentes como alegría y entusiasmo por el viaje y miedo a lo desconocido.

Comenzamos el recorrido por el Río Paraná hasta el Río de la Plata en busca del cause correcto que nos llevara hasta el océano.

 

 

Teníamos hambre y decidimos acampar a orillas del Río de la Plata, de noche no deseábamos navegar porque era muy peligroso.

Todos juntamos ramas y encendimos una gran fogata junto a la carpa.

Dejamos unos minutos el fogón y tomamos un baño en las orillas del río, entramos corriendo no sentíamos frío sino que disfrutamos del agua templada. Luego salimos a secarnos, teníamos hambre, miramos dentro de nuestras mochilas sólo teníamos latas envasadas y fideos, entonces uno de mis amigos calentó agua en una olla junto al fuego y cocinamos fideos con salsa y tomamos agua fresca de una cantimplora.

Dejamos todo listo para dormir dentro de la carpa y nos sentamos alrededor de la fogata a contemplar el anochecer. Hablábamos de distintos temas, eran todos muy interesantes sobre campos bellos y viajes al fondo del mar.

Estábamos contemplando la noche acostados boca arriba y observamos en el cielo bajar una estrella fugaz, era una noche preciosa y no hacía frío. Decidimos dormir dentro de la carpa para no tener frío durante la madrugada y protegernos de los animales nocturnos.

Al despertar sonreímos al contemplar el horizonte sobre las montañas, era una mañana brillante, desayunamos mate amargo con pan porque nos habíamos olvidado el azúcar.

Retomamos el cause del río hasta llegar al Cañón del Río Colorado, nos detuvimos en una orilla para observar el mapa, no sabíamos si era el lugar correcto dejamos la canoa amarrada y decidimos escalar una montaña para observar el paisaje, no mirábamos hacia abajo sino hacia los costados.

Hallamos una población del otro lado de la cima y decidimos bajar a saludar a toda la gente de ese lugar. Nos recibieron con amabilidad y nos tomaron nuestras manos para saludarnos.

Era una tribu de indígenas que habitan un lugar cerca del Cañón, no entendíamos su idioma pero nos invitaron a pasar la noche junto a ellos. Estaban de fiesta, todos con trajes de muchos colores, danzaban alabando a sus dioses, decían cosas en otro idioma, hacían declamaciones y bailaban todos juntos como formando un gran círculo.

Alegría y diversión era lo bueno de ese lugar, sólo faltaban los niños que dormían juntos en una gran choza.

Nos despedimos a la mañana siguiente y continuamos el viaje.

Caminamos por el cañón sin apresurarnos, no estábamos cansados sino que deseábamos contemplar el paisaje. Al llegar a la cima de otro cerro divisamos un lugar hermoso, se parecía a un oasis.

Decidimos bajar de costado para no resbalar y tomamos el camino más corto hasta llegar al oasis. Observamos el paisaje con detenimiento, nos colocamos las mallas y nos sumergimos en el lago de aguas color verde.

Tenía corales de varios colores y más adentro peces de diferentes formas.

Tomamos un largo baño y luego continuamos en busca de otros lugares interesantes.

Hicimos un pequeño recorrido y encontramos una cueva oculta detrás de unas rocas muy grandes, ingresamos y estudiamos su interior y encontramos en las paredes gravadas, parte de la vida de una tribu que habitaba ese lugar hace muchos años, los dibujos representaban parte de su cultura y las guerras vividas para conquistar las tierras que le pertenecían.

Decidimos retomar el cause del Cañón del Río Colorado y regresar por el océano atlántico para detenernos a recorrer las costas de Brasil. No teníamos mucho tiempo pero lo aprovechamos al máximo porque todo en ese lugar es maravilloso, desde el sonido del mar al amanecer, las arenas suaves, frías y blancas y el entusiasta recorrido a diferentes islas a bordo de una lancha con muchos turistas.

Caminamos por el agua con cuidado y observábamos nuestros pies, pues el agua es transparente, cristalina y tibia.

Antes de partir decidimos entrar con nuestra canoa en una gruta muy grande que se hizo en uno de los morros hace miles de años por un meteorito y observar todos los detalles. Miramos sutiles restos de cometa que están incrustados en las rocas.

Regresamos desde Brasil en nuestra embarcación estábamos muy cansados y al llegar al Río de la Plata tomamos un descanso. En Rosario nos reunimos con nuestras familias y amigos que nos esperaban con un asado y les contamos todos los detalles de nuestra gran aventura.

Fue un viaje de jóvenes aventureros inolvidable…

Centurión

SONIDOS EN EL HORIZONTE

Campos eran los de antes cuando al comienzo de la primavera todo estaba cubierto de colores brillantes, de colores verdes por el sembrado de girasoles, trigos y lino, y de color amarillo por el radiante sol que deseaba alumbrar con intensidad durante el día.

 En julio el clima es ideal para el sembrado de trigo y lino, más tarde se continúa con el sembrado de girasol.

 Como en invierno hace frío, mis amigos de ABR  y yo no salimos de viaje sino que decidimos hacerlo en primavera.

 Estudiamos las condiciones del clima para no tener que cargar muchas cosas.

 Dispuestos a recorrer el campo del tío de uno de mis amigos; preparamos los caballos, cargamos bolsas de dormir y mochilas con todo lo necesario para pasar dos días alejados de la finca.

 Entusiastas y contentos por encontrarnos con otros jinetes de un campo lindero, partimos bien temprano al amanecer. Aun, era de noche.

Estábamos decididos a llegar al lago de mística naturaleza e ingresamos a recorrer un bosque de variada vegetación. Observamos con atención los árboles con sus grandes troncos, subimos a uno de ellos a contemplar el paisaje desde lo alto y nos dimos cuenta que no era el camino correcto.

Nos encontrábamos en el norte del bosque y debíamos ir hacia el sur. Estudiamos el mapa y nos concentramos en buscar la dirección correcta.

Un castor que pasaba por el lugar nos indicó el camino que correspondía.

Teníamos deseo de ver un bello campo sembrado con flores violetas que se encontraba detrás del bosque. Cansados de cabalgar nos detuvimos en un camino lateral para descansar y almorzar algo de sustancioso sabor.  Llevábamos queso, jamón y salame y tomamos agua muy fresca de las cantimploras.

Estudiamos como entrar en ese campo y no encontramos la tranquera. Uno de mis amigos decidió saltar el alambrado, le alcanzamos las mochilas y luego saltamos nosotros.

Nos internamos en el sembrado de sutiles colores y recostados sobre él, contemplamos el sol, era la hora de la siesta.

En ese momento, escuchamos con intensidad las campanadas de una iglesia y sentimos interés de investigar de donde provenía ese sonido.

Observamos el mapa minuciosamente con una lupa y no encontramos ninguna iglesia o campanario en él. Decidimos continuar cabalgando y preguntarle algún campesino si conocía de donde provenía el sonido.

Descubrimos una familia que curtían cueros para artesanías y no entendían nuestro idioma porque pertenecían a una aldea alemana, yo hablé con ellos en inglés y entonces me dijeron donde quedaba el lugar.

Saludamos a los aldeanos y salimos al galope con nuestros caballos, y no nos dimos cuenta de la tormenta que se estaba formando en el horizonte.

Agobiados de tanto cabalgar, nos detuvimos al divisar una gran torre de una iglesia, nos encontramos con el párroco y le preguntamos si nos permitía pasar la noche en el templo.

Caminamos juntos por un pasillo en silencio hasta llegar a una gran sala donde había mucha gente de distintos lugares que también habían pedido refugio.

Cenamos en el turno que nos correspondía en unos tablones muy largos, nos sirvieron alimentos y luego nos asignaron una habitación con camas y sábanas limpias.

Teníamos sueño y nos acostamos con el sonido de místicas campanadas de media noche.

Nos despertamos al amanecer con el estruendo de truenos y lluvia en el horizonte. No era una mañana agradable para continuar el viaje y debimos quedarnos observando por la ventana hasta la hora de la misa en el templo.

Escuchamos atentos el plan de Dios para cada uno de nosotros y nos dimos cuenta que debíamos mejorar como personas.

Queríamos caminar por el pueblo cuando un gran rayo que provenía del horizonte nos iluminó a todos. Debimos entrar y no salimos hasta el otro día.

Retomamos el curso de nuestro viaje y nos internamos en el bosque de intensa belleza nuevamente. Resolvimos detenernos a contemplar los colores de las bellas plantas, de los pájaros, mariposas e insectos de diminuto tamaño.

Saludamos a unos niños que jugaban muy entretenidos a subirse a unos árboles y tirarse por las ramas secas.

 Regresamos a la finca del tío y nos despedimos de los amigos que nos habían acompañado en ésta aventura inolvidable

.Centurion, febrero de 2009

SENTIPENSARES

Dedicatoria que escribió Matías en la Libretita que

regaló a su amiguito Renzo:

Este regalo es para que escribas

 los pensamientos que te salen del alma.

 Gracias por existir.

Tu amigo Matías.

 


3/02/2009:
Comienzo éste diario diciendo los sentipensares de hoy:
-MI MUNDO INTERIOR ESTA CAMBIANDO, SOY OTRO CHICO DESDE ENERO DE 2009, ESTOY MUY CONTENTO DE TENER UNA FAMILIA COMO LA MÍA.

-MIS AMIGOS SON TODOS MUY ESPECIALES COMO YO, NO ME SIENTO SÓLO EN ÉSTE MUNDO.

-MI AMIGO DEL ALMA Y MIS AMIGOS  DE LA VIDA SON LO SOÑADO EN MI MUNDO INTERIOR.

-YO TENGO TODO LO QUE UN NIÑO NECESITA: AMOR, MACHA AGUA, AIRE, SOL Y ALIMENTOS, TODO LO NECESARIO PARA VIVIR.


4/02/09:

-ESTUDIÉ TODO ESTE TIEMPO COMO NO ENOJARME Y ME DIÓ RESULTADO.
 
-TENGOS DESEOS DE ESTAR COMO ANTES Y NO SIEMPRE ENOJADO.

-NO ESTOY ENOJADO CONMIGO MISMO SINO QUE ME ENOJO CON TODO EL MUNDO, ESO ES TONTO Y DEBO CORREGIRLO.

-SUEÑO CON CAMBIOS MUY PROFUNDOS EN MI SER INTERIOR, CAMBIOS PROFUNDOS, CAMBIOS INTERNOS, CAMBIOS CONTÍNUOS.

-CUANDO SEA GRANDE DESEO ESTUDIAR MÍSTICA Y LITERATURA

 

 

Destacados

Hemos recibido

4408734

visitas

Hay 11 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com