Salud Pública - Salud del Pueblo » Carta abierta al Presidente de la República del Ecuador

Última actualización: 17/06/2009

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

Dr. Alfredo Palacio G.

SALUD DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL
 
Durante el mes de Julio, Cuenca será sede de la más importante reunión planetaria en la que los pueblos del mundo reivindicarán la salud como derecho humano esencial. En efecto, la II Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos, representa un acontecimiento no solo científico, sino ante todo una oportunidad para celebrar la diversidad del género humano, para compartir las experiencias de los pueblos en su lucha por un mundo saludable, para evaluar los avances y definir estrategias para que la Salud sea un derecho y no un privilegio.
 
Un privilegio para Ecuador
 
Científicos e investigadores de todo el mundo, activistas sociales, representantes de organizaciones internacionales, tales como: la Organización Panamericana y Mundial de la Salud, Ministros de Salud, autoridades universitarias, artistas, escritores, comunicadores sociales, líderes comunitarios y de los pueblos originarios del mundo estarán presentes, para escuchar, debatir y buscar soluciones.
 
Ecuador tiene el privilegio de ser anfitrión de este evento, y su gobierno, presidido por un médico, No puede omitir el hecho de que el derecho a la Salud ha sido permanentemente violado por todos los gobiernos. La dura realidad de dos meses de paralización de los profesionales médicos, la falta de insumos en los 1300 hospitales y centros de salud, el bajísimo presupuesto del Ministerio de Salud y los elevados costos de una medicina privada dispersa, muestran el “estado de coma” de la Salud Colectiva del País.
 
Una oportunidad para cambiar:
 
En el país, 40 de cada mil niños mueren antes de cumplir su primer aniversario, las neumonías siguen cobrando la vida de los pobres, mientras carecemos de programas serios y coherentes para prevenir y tratar las muertes por enfermedades cardiovasculares que son males modernos. A esto se suma, las deficiencias nutricionales producidas por el hambre que afecta a 5 de cada 10 niños y niñas ecuatorianos menores de cinco años.
 
Un 68 por ciento de los ecuatorianos no tienen acceso a una atención médica formal, y un 85 por ciento recurre a la automedicación. Por estas razones, los organismos internacionales exigen un análisis en torno al tema de salud: fortalecer la educación como estrategia de prevención e incrementar el presupuesto como asunto prioritario.
 
 El presidente de la República del Ecuador, Dr. Alfredo Palacio, conoce todo esto, por eso tiene la oportunidad de cambiar el Ecuador enfermo por un Ecuador saludable, tiene tambièn la enorme responsabilidad de arreglar primero las “cosas de casa”.
 
Compromiso moral:
 
El punto de partida de cualquier gestión gubernamental debe ser la vida, su protección debe constituir el propósito central de una política de respeto a los derechos humanos y a la Salud Pública.
 
En este ámbito, a nombre del Comité Nacional Organizador de la II Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos, solicitamos y exigimos las siguientes medidas emergentes y prácticas;
 
-         el incremento del presupuesto para la salud al menos al 7 por ciento
-         la eliminación inmediata de las tarifas de los servicios públicos de salud, que limitan el acceso de los pobres a los servicios públicos de salud favoreciendo a la empresa médica,
-         el respeto al derecho de todo ser humano de acceso a los medicamentos,
-         el nombramiento de autoridades de salud en base a su formación profesional, méritos académicos y humanos,
-         la reducción del presupuesto para armamento, y el incremento del destinado para medicamentos,
-         la firma de un Tratado de Comercio Justo donde prime el interés de la vida sobre los intereses de las grandes corporaciones de la muerte.
 
Dr. Arturo Quizhpe Peralta
Coordinador
II Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos
Cuenca 17-23 de Julio de 2005
 

Destacados

Hemos recibido

4662836

visitas

Hay 10 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com