Cartas que salen del cuerpo » N° 64 - El Gran Desaprendizaje - 11/11/11

Última actualización: 11/11/2011

  Carta 64: 11/11/11

EL GRAN DESAPRENDIZAJE

 
En nuestras Cartas anteriores decíamos que es necesario animarnos y atrevernos a desaprender.
Para que nuestras relaciones sean saludables y así vivir saludablemente, proponíamos considerar algunos, y sólo algunos, desaprendizajes.
 
Consideramos que el “Gran Desaprendizaje” es desaprender la cultura dominante.
Quizás la mayoría nosotros hemos nacido y nos hemos criado en esta cultura llamada occidental, patriarcal, antropocéntrica.
Cultura en la cual el ser humano no se siente Naturaleza.
Cultura que ha invadido a  todos los pueblos del mundo.
Ha inventado el capitalismo provocando consumismo, individualismo, competitividad, acumulación, violencia, guerras, derroche, contaminación.
También ha generado una ciencia y una tecnología de dominación y control, funcional al utilitarismo.
En esta cultura las relaciones nunca son ni serán saludables.
 
Es esperanzador que se hacen visibles otras actitudes que emergen de otros valores, propios de otras culturas que ven el mundo de otra manera.
Son millones los que nunca dejaron de sentirse pertenecientes a la Naturaleza y millones más quienes están recuperando este sentir.
Existen millones de “Doñas Santas” que sienten que la plantita que le puede brindar una de sus hojitas para hacer un té, es su hermana.
 
El Gran Desaprendizaje es Revolución: cambiar la Cultura Antropocéntrica por la Cultura Biocéntrica.
Dejar de sentirnos el centro de todo.
Sentir que la Vida es el centro y que a Ella le pertenecemos.
Recuperar el saber y el sentir que somos Tierra, Aire, Agua. Alimento, Amor, Albergue.
 
Si la Humanidad decide seguir viviendo, no puede continuar con este modelo civilizatorio, que deforesta, hiere la Madre Tierra con la explotación minera, extrae combustibles fósiles, construye usinas hidroeléctricas y nucleares.
 
Ya se están movilizando multitudes clamando por paz,  cese de las guerras, cierre de las usinas nucleares y por otro orden económico.
 
Quizás, y es lo que anhelamos, estemos vivenciando el amanecer de la toma de conciencia de toda la humanidad para dar fin a esta Era Antibiótica (anti-vida) y abrazar la Era Alegrémica.
Si es así, todos los pozos petrolíferos serán cerrados, la explotación minera cesará, las industrias contaminantes se clausurarán, el dinero será abolido.
 
¿Cómo viviremos?
La fuerza del deseo de vivir nos iluminará para organizarnos solidariamente, cooperando con toda forma de vida, descubriendo o quizás recuperando, una ciencia amable y protectora de la vida.
Todas y todos disfrutando de Aire puro, Agua limpia, Alimento para alimentar saludablemente, un Albergue, y sólo uno, digno y adecuado a la necesidad de cada familia (no pasará por la mente de nadie acumular “albergues” para arrendar y especular), espacios de Arte, espacios de creatividad, donde el trabajo creativo y solidario sea alimento del espíritu.
En definitiva, una civilización de Amor.
 
Desde niño escucho con frecuencia este saludo que parece expresar el sentir popular:
 
-      ¡Muy buenos días…! ¿Cómo está Ud. y su familia?
-      Bien gracias… Tenemos salud que es lo principal
 
Es probable que cada uno de los seres humanos sienta la necesidad de vivir en salud. Un sentimiento que es expresión de la vida que se abre paso.
 
      Hasta la Victoria de la Vida Siempre!!
                                                                                           Julio

Destacados

Hemos recibido

4912702

visitas

Hay 5 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com