Cartas que salen del cuerpo » N° 58 - Ser o no ser, Pertenecer o no pertenecer - 30/08/11

Última actualización: 30/08/2011

 CARTA 58: 30/08/11

 
SER O NO SER, PERTENECER O NO PERTENECER
 
Hace tiempo que he borrado de mi léxico varias palabras. Una de ellas es “casualidad”. Y siento que no es casualidad que haya llegado a mis manos una hoja suelta.
De un caos de carpetas entremezcladas, cae una hojita prolijamente doblada. Algo me impulsa a levantarla y me encuentro con unas líneas escritas cuidadosamente con letras color fucsia.
No lleva firma. ¿Quién será la autora o el autor?
Su lectura me trae a la memoria la conocida expresión de Hamlet: “ser, o no ser”, muy repetida a veces, como una humorada.
No pretendo ni quiero para nada entrar en disquisiciones psicoanalíticas sobre Hamlet y su dicho, sólo creo que no es para nada gracioso si nuestro ciclo planetario lo vivimos con esa incertidumbre.
La afirmación de la propia identidad es indispensable para vivir una relación saludable con una misma o con uno mismo.
La relación saludable con nuestra propia persona es esencial para vivenciar saludablemente todas las relaciones en el devenir de nuestros días.
Relaciones saludables con las demás personas, con la vida arbórea, con nuestros hermanos animales, con el suelo, con el agua, con el aire,  con toda forma de vida.
¿Qué dice esa hoja suelta que me ha desencadenado estos sentipensares?
Se trata de la respuesta a dos preguntas formuladas en el Taller “Hacia la salud de los ecosistemas”, durante el Encuentro de Salud Popular “Laicrimpo”, celebrado en Montecarlo, Misiones, Argentina, en 2008.
Transcribo con emoción lo que escribió la autora o el autor:
 
1.    ¿Qué ocurre cuando el Ser Humano se siente fuera de la Naturaleza?
Pierde conexión con los otros, con el pasado y con el futuro. Piensa en un hoy sin proyección, sin lazos solidarios. Explota, destruye y se destruye a la vez.
Sus acciones generan y promueven enfermedades.
 
2.    ¿Qué ocurre cuando el Ser Humano se siente que pertenece a la Naturaleza?
Se respeta a sí mismo y a los demás. Comprende el vínculo que lo une a la Naturaleza. Está conectado con el pasado, porque comprende su inserción en la historia, y a la vez con el futuro, porque le importan los que vendrán. Sus acciones generan salud.
 
Escuché de Alayna Watene durante la I Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos, en el 2000, en Bangladesh, una expresión que para mí resultó clave para la afirmación del “ser”.
Alayna es del Pueblo Originario Maorí, de Aoteroa, la Tierra de la Larga Nube Blanca. A ese territorio el invasor le impuso el nombre de Nueva Zelanda.
,
¿Qué dijo Alayna? Tratemos de escucharla:
 
“No sé de dónde salió el dicho, ‘pienso, luego existo’, no nos gusta, comparto lo que dice mi pueblo: Pertenezco por lo tanto soy”.
 
Sentipienso que el dilema a resolver es “pertenecer, o no pertenecer”.
Recuperar el sentimiento de pertenencia a la Naturaleza, pertenencia a la Vida. Sentirse vida dentro de la Vida, volver a nuestro natural ser humanos.
Si continuamos viviendo sin sentirnos pertenecientes, el fluir de los días transcurrirá con el vacío de nuestra propia identidad.
¡Pertenecer, o no pertenecer, es la cuestión!
 
Hasta la Victoria de la Vida Siempre!!
Julio

Destacados

Hemos recibido

4779487

visitas

Hay 9 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com