Cartas que salen del cuerpo » N° 56 - CuidarNOS es cuidar el Mundo - 16/08/11

Última actualización: 16/08/2011

  Carta 56: 16/08/09

 
CUIDARNOS ES CUIDAR EL MUNDO
 
“Cuidar el Mundo es cuidarNOS”, reflexionábamos en la Carta anterior, en tanto en la presente nos permitimos compartir el sentipensar “CuidarNOS es Cuidar el Mundo”.
CuidarNOS, cuidarnos a nosotros mismos, cuidarnos unas/unos a otras/otros, es cuidar el Mundo.
Cuidar es acompañar. No se trata de acompañar de cualquier manera, como nos dicen sabiamente las queridas “doñas” de nuestro norte.
“Nada de estar apuradas, tenemos que estar dispuestas a quedarnos con tranquilidad todo el tiempo del mundo, todo lo que haga falta”.
Siempre recuerdo con ternura una conversación entre mujeres campesinas comentando  la visita de María, ya embarazadita de Jesús, a su prima Isabel, también embarazada.  “¡Se quedó tres meses… esas son visitas!”, exclamaban con admiración.
Acompañar “de verdad” es acompañar con todo nuestro ser, con derrames de ternuras.
¿Por qué cuidarNOS es cuidar al Mundo?
El Mundo es un Ecosistema. Eco es casa, el Mundo es nuestra casa.
 Sistema nos dice que todos los componentes de esa casa están relacionados. Nosotras y nosotros pertenecemos ese ecosistema.
Incorporado en nuestro ser íntimo este sentido de pertenencia al Mundo, a la Naturaleza, a este Ecosistema Planeta Tierra, percibiremos que todo lo que le pasa a uno de sus componentes, le pasa a todas y a todos, a nosotras mismas /nosotros mismos.
Si recuperamos el sentir que somos Naturaleza, el sentir que pertenecemos a la Vida, percibiremos  en nuestro propio ser el dolor del árbol talado, la muerte de los peces en los ríos donde se vierten toneladas de contaminantes, la asfixia del aire con humos tóxicos, el sangrar de los suelos heridos para extraer petróleo y metales.
Nunca está de más recordar que las agresiones mencionadas y tantas otras, son generadas por la avidez de lucro del perverso capitalismo.
Con la misma intensidad, percibiremos en nuestro propio ser las ternuras de los cuidados. Así como sentiremos en nuestro ser el dolor de otro ser, también sentiremos las caricias cuidando amorosamente cada relación.
Sentiremos la caricia al bebé, a la flor, el amoroso riego a una plantita, reunirse vecinas y vecinos solidariamente para llevar adelante una huerta para producir saludablemente los alimentos, acompañar a una embarazada, acompañar a la joven madre ayudándole a amamantar a su pequeña o pequeño.
CuidarNOS es volver a lo natural. Todos los seres de la Naturaleza se apoyan mutuamente, son cooperativos. CuidarNOS es volver a ser humanos.
Todo lo que cotidianamente hacemos en nuestra casita, en nuestro entorno íntimo que es un ecosistema local, lo hacemos con todo el Planeta.
 
Hasta la Victoria de la Vida Siempre!!
Julio

Destacados

Hemos recibido

4282173

visitas

Hay 13 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com