Cartas que salen del cuerpo » N° 40 - Civilización con los colores del Arco Iris-15/03/11

Última actualización: 14/03/2011

CARTA 40: 15/03/11

 
CIVILIZACION CON LOS COLORES DEL ARCO IRIS
 
Conmovidos por todo lo que sucede en Japón. Dolor, mucho dolor por las pérdidas de vidas, heridos, destrucción de hogares…
En poco más de un año la humanidad ha sido sacudida por tres grandes terremotos: Haití, Chile y ahora Japón.
Siguiendo noticias internacionales tomamos conciencia que casi todos los días se reporta un sismo en algún lugar del mundo.
Todo acontecimiento ante el cual nos pone la Vida, es una oportunidad para reflexionar, aprender y sobre todo desaprender.
En Japón, además de los efectos del terremoto, se añaden los daños a las usinas nucleares con la consiguiente fuga de radioactividad.
El pueblo japonés sabe de esos efectos desde agosto de 1945, cuando se arrojaron bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaky.
Mucho se dice a favor y en contra de la energía nuclear.
Desde esta columna nos parece oportuno preguntarnos por qué, para qué y para quiénes se demanda más producción de energía.
Una respuesta muy clara la ha dado James Lovelock en su libro “La Venganza de la Tierra”: “para que las luces de la civilización sigan encendidas”
En el mencionado libro, el autor advierte el daño a la Tierra provocado  por el empleo de combustibles fósiles, principales emisores de gases responsables del calentamiento global.
Lovelock es un científico muy conocido por ser el creador, junto a Lynn Margulis, de la Teoría Gaia, que concibe al Planeta como un ser vivo.
Para quienes hemos hallado en la Teoría Gaia una inspiración para setirNOS pertenecientes a la Naturaleza, nos vemos sorprendido que Lovelock proponga la instalación masiva de usinas nucleares como única fuente de producción de energía.
 Expresa que lo ideal sería que hubiera fuentes de energías no contaminantes. En su concepto el desarrollo actual de las mismas no es suficiente para “que las luces de la civilización continúen encendidas”.
Se sitúa como médico de Gaia que prescribe el remedio menos malo, sosteniendo que se trata de “una fuente de energía segura”.
Lo que está ocurriendo con las centrales nucleares japonesas es, en nuestro concepto, un llamado a la humildad.
La mayoría de los científicos aun están convencidos de la predictibilidad de la ciencia y de su capacidad de control.
Quien escribe está cada vez más convencido que de la Vida no sabemos nada.
¿Por qué empeñarse en mantener encendidas las luces de la civilización? Justamente de este modelo civilizatorio de explotación y exclusión, generador de inequidades que deberían avergonzarnos por ser la única especie de seres vivos que no se apoyan mutuamente.
Estamos en un instante en que podría ser el triunfo de la revolución en defensa de la Vida, optando por otra manera de vivir.
Nos da esperanza la propuesta que viene de los Andes, el “suma qamaña”, el “vivir bien”, vivir en armonía con la Naturaleza.
Vivir en armonía con la Naturaleza es vivir en armonía con nosotros mismos, pues somos Naturaleza!
Será una civilización con las luces de los colores del arco iris, los colores de la Wipala, símbolo de igualdad, de justicia, de armonía.
 
Hasta la Victoria de la Vida Siempre!
          Julio

 

Destacados

Hemos recibido

4866389

visitas

Hay 10 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com