Cartas que salen del cuerpo » N° 32 - Civilización que Celebra la Vida - 02/11/10

Última actualización: 04/11/2010

 

 
 
 
Carta Nº 32: 02/11/10
 
CIVILIZACIÓN QUE CELEBRA LA VIDA
 
Respetar, apreciar y celebrar la Vida es otra de las características esenciales de la Cultura Biocéntrica.
Múltiples signos de vida de esta cultura se vienen manifestando.
Una de ellas se encuentra en el Declaración por la Salud de los Pueblos, firmada en la I Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos, en Bangladesh, en diciembre de 2000.
El capítulo dedicado a la “Visión”, expresa en uno de sus párrafos: “…un mundo que respete, aprecie y celebre toda vida y diversidad; un mundo que permita el florecimiento de los talentos y habilidades para enriquecer una a otra, uno a otro…”
Los que hemos emprendido el camino del cambio de paradigma cultural, del antropocentrismo al biocentrismo, nos sentimos identificados con esa visión.
También muy felices de que hayan personas que no sólo adhieran con su firma a una Declaración, sino que internalizan un compromiso vital para contribuir en su cotidianeidad hacia ese mundo de respeto.
Escribo muy conmocionado por la muerte de Néstor Kirchner y la imponente muestra de los sentimientos de dolor por una muchedumbre de personas, de todas las edades,  que al mismo tiempo manifestaban una reafirmación de su compromiso por más equidad y justicia social.
Y también conmocionado por los festejos de esos pocos que concentran riquezas monetarias, hacen ostentación de un consumismo y un despilfarro escandaloso, desconocen lo que es compartir y llegan a pintar una pared con la leyenda “¡Viva el colesterol!”
Todo esto me lleva a revivenciar vivencias de mi niñez.  Me entero que las paredes del Hospital donde se hallaba internada Eva Perón, amanece un día con una pintada “¡Viva el cáncer!”.
Al anunciarse el fallecimiento de Evita, veo millones de personas expresando su dolor por la partida de quien en su corta vida demostró solidaridad. Y también me entero de festejos en familias que detentan un gran poder económico.
Mi Padre fue quien me contara en esos años, del grito “¡Viva la Muerte!”, de los franquistas de los años 30
Una y otra vez, la llamada “derecha” hace visible su egoísmo y su desprecio a los demás a punto tal de llegar a amar la muerte.
La Revolución del cambio del antropocentrismo al biocentrismo estará marcada por el ritmo que impongan los seres humanos que respeten, aprecien y celebren la vida
Hago mía las palabras del compañero Roberto Zaldúa: “Estimo que no se trata de combatir a estos monstruos sino de reconocer más y más la Vida en cada lugar, en cada persona, en cada grupo. La Vida, como el hilito del collar uniendo casi imperceptiblemente para que todos sean uno. Ese será nuestro poder…”
Cada vez somos más. En la Civilización Biocéntrica “esos monstruos” no existirán. Serán otras las relaciones.
Hasta la Victoria de la Vida Siempre!
Julio
 
 

 

 

Destacados

Hemos recibido

4917631

visitas

Hay 6 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com