Cartas que salen del cuerpo » Nro. 110 - "Uso responsable de la naturaleza" - 20/09/13

Última actualización: 19/09/2013

Carta 110: 20/09/13

 

“USO RESPONSABLE DE LA NATURALEZA”

 

          En la Carta anterior comentaba un artículo que apoya la extracción de petróleo en el Parque Nacional Yasumi, del Ecuador. (1)

En una de sus afirmaciones, el articulista expresa que “se requieren políticas que se apropien de las plusvalías del uso responsable de la naturaleza para redistribuir y saldar la deuda social del neoliberalismo.”

Afirmación que es coherente con la cultura antropocéntrica. El ser humano que se siente por fuera de la Naturaleza, siempre la verá como recurso.

          “Recurso”  y “bienes de uso” son categorías propias del antropocentrismo, cargados de una moral utilitarista, que impide percibir a la Naturaleza como la vida a la que pertenecemos.

          Desde esta postura, se legitiman actividades tales como minería, extracción de hidrocarburos, deforestación, uso de agroquímicos, usinas nucleares y construcción de grandes represas, entre otras.

          Actividades llamadas “productivas” que en última instancia se llevan a cabo con la intención de obtener rentabilidad por parte de sus ejecutores.

Todas ellas, aunque se apele a un “uso responsable” o a un “manejo racional de recursos naturales”, impactan negativamente en la salud de los ecosistemas, incluyendo por supuesto a la población humana.

          Un “progreso” desde el paradigma antropocéntrico continuando con el “modelo de desarrollo” capitalista, es inviable e insustentable.

 El prestigioso economista chileno Manfred Max-Neef nos hace ver que apostar a un crecimiento continuo del Producto Bruto Interno (PBI), es absurdo en un sistema cerrado como es la Biosfera..

Doy una entusiasta bienvenida a políticas ejecutadas por gobiernos democráticos que logran sacar de la indigencia y de la pobreza a gran parte de la población. Nadie debe sufrir carencias básicas. Vivir con dignidad es un Derecho Humano esencial.

          Sin embargo, es necesario advertir que el sistema imperante, con la ideología del fundamentalismo de mercado, induce al consumismo creando falsas necesidades.

            En el mundo de hoy se estimula el consumismo de bienes y servicios para nada necesarios, tales como vestuarios de moda, aparatos desechables ante un leve cambio de tecnología, viajes y fiestas por prestigio social y hasta cirugías plásticas.

            Sostengo que se debe producir en la humanidad un cambio de percepción espiritual, tomando consciencia que somos una hebra más en la trama del tejido de la vida. Este cambio espiritual nos hará tomar consciencia de las verdaderas necesidades vitales y  reformular la manera de satisfacerlas.

En una entrevista periodística se le preguntó a Max Neef si estaría de acuerdo con el indicador “Felicidad Bruta”, anunciado por Jigme Singye Wangchuck, monarca del Reino de Bután (1972-2006).

Su respuesta es para sentipensar:

“Sería un indicador absolutamente estupendo, porque, después de todo, ¿de qué se trata en una sociedad humana?, ¿de aspirar qué? ¿Aspirar a tener más cosas o aspirar a ser más feliz o menos infeliz?”  (2)

 

Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

                                                                                                          Julio

 

(1)  “Correa no tiene la culpa”, Alfredo Serrano Mancilla,  Doctor en Economía http://www.telesurtv.net/articulos/2013/08/23/correa-no-tiene-la-culpa-269.html

(2)  Mendoza, Marcelo; Todos queríamos ser verdes; Planeta; Santiago de Chile; 1994; Pág.239

Destacados

Hemos recibido

4659691

visitas

Hay 3 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com