Cartas que salen del cuerpo » Nº 100 - Activismo Socioambiental - 15/05/13

Última actualización: 15/05/2013

Carta 100: 15/05/13

 

ACTIVISMO SOCIOAMBIENTAL

 

Seguramente suman millones las personas que impulsadas por nobles sentimientos ante las injusticias sociales y los daños ambientales, están realizando algún tipo de activismo.

Algunas lo hacen de manera personal, otras organizadas en movimientos o en asociaciones civiles, y otras en diversos escenarios tales como ámbitos académicos o gubernamentales.

En este instante histórico quisiéramos llamar especialmente la atención acerca de la imperiosa necesidad de abordar lo social y lo ambiental integralmente.

Entender lo social y lo ambiental por separado ha llevado con cierta frecuencia a enfrentamientos desgastantes.

Hace algunos años, leí en un boletín de una  institución dedicada al apoyo de la  población rural, la noticia de la aprobación de un proyecto para adquirir motosierras y así aliviar el trabajo de los hacheros.

Al cabo de 5 años ya no existía ninguna de las máquinas, el bosque había desaparecido, las mujeres manifestaban que tenían que caminar mucho para conseguir leña y en general las familias estaban más pobres que antes.

Estamos convencidos que no debe separarse lo social de lo ambiental, es necesaria una visión sistémica, integral.

¿Por qué hacer estas consideraciones hoy?

La cultura occidental que predomina en el mundo es una cultura biocida que ha puesto en riesgo la supervivencia de la especie humana.

Hace 5 siglos la civilización europea comenzó a conquistar el mundo imponiendo el pensamiento y el sentimiento de que los humanos somos amos y señores de todo lo que existe en el Planeta.

  Incluso ciertos humanos se sienten superiores a otros por tener un color de piel, una religión, una nacionalidad u otra característica diferente.

Este sentipensar es lo distintivo de la cultura antropocéntrica. Las culturas se expresan por el hacer.  El hacer de la cultura antropocéntrica se manifiesta en explotación agresiva a nuestro Planeta y explotación a seres humanos, justificando esclavitudes, guerras y genocidios.

No se trata que estemos dañando el “vehículo espacial” en el cual toda la Humanidad viaja. Nos dañamos a nosotros mismos. Es que somos Pachamama, somos Tierra, somos Naturaleza.

El “Acuerdo de los Pueblos”, en el marco de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, (Cochabamba 2010) expresa con enfática claridad:

 

Requerimos forjar un nuevo sistema que restablezca la armonía con la naturaleza y entre los seres humanos.

 

Sentipensamos que sería deseable un solo activismo promoviendo una gran movilización mundial en defensa de la vida.

El ya mencionado Acuerdo de los Pueblos, afirma:

 

Sólo puede haber equilibrio con la naturaleza si hay equidad entre los seres humanos.

 

Nos entusiasma la esperanza de un activismo que lejos de agotarse en la protesta, esté construyendo la nueva civilización “suma qamaña”,  del Vivir Bien.

Civilización que visualizamos de relaciones saludables de los seres humanos consigo mismos, entre sí y con toda forma de vida.

           

Hasta la Victoria de la Vida Siempre!

Julio

 

 

Destacados

Hemos recibido

4406210

visitas

Hay 7 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com