Libros » CON SABORES, COLORES Y CALORES ASIATICOS

Última actualización: 12/11/2011

 

Con sabores, colores y calores asiáticos... ¡Otro Mundo es Posible!!!

 
Arturo Quizhpe P. y Julio Monsalvo
 
Soñares, ensoñares y luchas
 
Es diciembre del año 2000... estamos en Savar, cerca de Dakha, capital de Bangladesh.
Concurrimos a la Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos convocada bajo el lema “Oír a los que nadie oye”...
Todo un símbolo... conscientes del poder que tienen los símbolos.
Año 2000, aquel año en que nos deleitaríamos en un mundo con “salud para todos” nos encuentra en un mundo no sólo con “salud para nadie” sino también en un mundo en donde el neoliberalismo se expande asfixiando la vida y toda forma de vida.
Un Muchacho llega llevando en sus protoplasmas un sueño...
Un sueño que alguna vez... allá en sus tropicales bosques sudamericanos... en un amanecer de un día cualquiera lo plasma en una hoja suelta de papel con un lápiz que encuentra entre las cajas que se hallan desparramadas en esa humilde choza en donde transcurren sus noches amando y soñando...
Y a ese sueño lo llama “Flores Silvestres...”
 
FLORES SILVESTRES
 
Mi rostro se alertó
sentí que debía mirar
mirar por una
pequeña ventanita!
 
Mirar para ver
y las ví!
 
Eran flores
pequeñas flores
silvestres
 
La Hermana Planta
solita llegó allí
y hoy mima
a sus ramilletes
de flores
flores pequeñas
flores nacaradas
flores lilas
florcitas luminosas
florcitas vitales
cuidadas
por el Cosmos!
 
Están allí
Están aquí
conmigo
alegremente desnudas
vitalmente coloridas
luminosamente
cálidas.
 
Florcitas silvestres
pequeñas florcitas
plenas de Vida!
 
Así quisiera yo ser
como florcitas silvestres
plenas de vida.
 
Así quisiera
como estas
florcitas silvestres
sentirme
pleno de Vida!
 
Quiero plenitud de Vida
 
Pido ser semilla
en el Bosque
pido ser semilla
en la Selva
quiero ser acunado
por las
Estrellas
regado por el Sol
acariciado
por la
Luna
canturreado por el arroyo
mimado por los colibríes
fecundar otras flores
sentir la sintonía
de los silencios
y el éxtasis
de la
Plenitud Vital.
 
Es un sueño íntimo, que el Muchacho de nuestra historia viene acunando durante muchos largos viajes en múltiples escenarios por donde transita su propia de vida planetaria... un sueño que hasta aquí, con timidez, lo ha compartido con muy pocas personas...
Y ese sueño personal de plenitud de Vida, ahorita, aquí en Bangladesh, lo ve, siente que es el sueño de esta inmensa Asamblea conformada por unas 1500 mujeres y hombres que provienen de más de 90 paises compartiendo la visión de un mundo mejor...
 
         “...un mundo en el cual una vida saludable para todas y todos sea una realidad; un mundo que respete, aprecie y celebre toda vida y diversidad; un mundo que permita el florecimiento de los talentos y habilidades para enriquecerse mutuamente; un mundo en el cual las voces de los pueblos guíen las decisiones que afectan nuestras vidas.”
 
Se trata de un sueño soñado y ensoñado colectivamente con gentes de todo el mundo que aman la vida...
Y los sueños colectivos ya no quedan viajando por los protoplasmas de una sola persona, se traducen en resistencia activa, en lucha por la defensa de la vida....
Allá en el 96, durante el Primer Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo convocado por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en Chiapas, escuchamos:
 
     “Cuando se sueña hay que ver las estrellas allá arriba, pero cuando se lucha hay que ver la mano que señala la estrella. Eso es vivir. Un continuo sube y baja de la mirada”
 
Y esto es lo que descubre el Muchacho y se siente feliz porque ya no se trata de un sueño solitario y él mismo deja de ser un solitario.
Esa visión de un mundo mejor construido colectivamente allí en Bangladesh declara cuales son sus ejes centrales
 
          “La equidad, el desarrollo ecológicamente sostenible y la paz.”
 
y ya anuncia su decisión de lucha, afirmando:
 
        “Hay más que suficientes recursos para lograr este objetivo”
 
 
La despedida en Bangladesh es una sinfonía de abrazos, risas y sonrisas regadas con cristalinas lágrimas... “La lucha continúa...” es el grito que se repite una y otra vez en decenas de idiomas...
El Muchacho de nuestra historia regresa a sus bosques tropicales... por todo su cuerpo resuena el mantra “La lucha continúa...” y como él, todas y todos quienes vivenciaron esta Asamblea Mundial Popular, saben y más que saber sienten, que ya no se está sola o solo... que se pertenece a un movimiento, un movimiento que nace en el corazón del Asia y que se extiende y ya está en todos los continentes... es el Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos...
Ya sabemos y sentimos que somos millones los que ya estamos de pie, marchando y marchando, haciendo caminos de saludables búsquedas hacia la “Tierra sin Males” como nos enseña el Pueblo Guaraní.
Y la lucha continúa... se inicia el nuevo siglo con esperanzas... La Marcha Mundial de las Mujeres..., la victoria del pueblo de Cochabamba, Bolivia, defendiendo el agua..., en Bangladesh nace el Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos... y mucho más...
Y con la visión de “Otro Mundo es Posible”, soñando, mirando las estrellas y luchando, mirando la mano que señala las estrellas, la Humanidad que ama la vida y quiere vivir se autoconvoca al Foro Social Mundial...
 

Foros Sociales Mundiales

Transcurre el mes de Enero de 2001.
Estamos en la bella ciudad brasileña de Porto Alegre.
Toda la ciudad conmocionada y lista para vivir un evento que signará la historia en los albores del nuevo siglo.
Al fin, entre los días 25 y 31, se realiza el 1er. Foro Social Mundial, en la misma fecha en que se lleva a cabo el Foro Económico Mundial.
Se trata de una respuesta de la sociedad civil del mundo al Foro Económico Mundial que desde 1970 se viene reuniendo todos los años en Davos, Suiza.
En Davos, quienes se sienten dueños del mundo y tienen en sus manos un inmenso poder económico y militar, toman decisiones que afectan a la cotidianeidad de cada uno de nosotros.
Nadie eligió a este gobierno mundial de facto. Su lógica es autoritaria, no nos consulta y nos informa apenas lo que cree necesario.
El Foro Social es un maravilloso y esperanzador SÍ a Otro Mundo Posible. Es un comprometido SÍ a la Vida en todas sus formas, Sí a la Paz, SÍ a la equidad y SÍ al desarrollo ecológicamente sustentable.
Es también un contundente y valiente NO al Neoliberalismo.
Es un decidido NO a la guerra, NO al pensamiento único, NO al fin de la historia y NO a la dogmática afirmación de que no existe otra alternativa al modelo capitalista, argumentos permanentes del discurso de los años 90.
El Foro adquiere vida y dinámica propia. Se convoca al segundo Foro Social Mundial en 2002, luego al tercero en 2003...
Año a año, encuentro tras encuentro, el Foro se fortalece.
Se van realizando foros locales, nacionales, regionales, continentales...
Las propuestas se amplían y enriquecen con el comprometido y solidario aporte de las miles de personas y organizaciones que se autoconvocan para compartir intensamente sus vivencias desde la más profunda y optimista convicción de que OTRO MUNDO ES POSIBLE
Ya son decenas y centenas de miles de personas entusiastas y esperanzadas que van llegando desde diferentes países a este lugar de encuentro que es Porto Alegre.
Escuchamos múltiples idiomas, gozamos de la biodiversidad cultural y tomamos conciencia de que cada asistente trae consigo la presencia de miles de personas.
Miles y miles desparramados en toda la faz del Planeta.
Sin conocer los rostros y los nombres de la mayoría, sentimos que todas y todos son compañeras y compañeros en este andar haciendo caminos artesanales en la construcción de este otro mundo posible y con quienes alborozadamente compartimos su amanecer.
Una verdadera Asamblea de la Humanidad en donde se hacen visibles las protestas por los impactos de las políticas neoliberales que profundizan cada vez más las injusticias sociales y la destrucción de la vida en el Planeta en todas sus formas.
Al mismo tiempo, en más de mil talleres, paneles, conferencias y seminarios de todo tipo, se comparten propuestas que surgen de estudios e investigaciones basados en experiencias concretas que demuestran que existen otras relaciones económicas, otras tecnologías para producir alimentos saludables y suficientes, otras fuentes de energías no contaminantes, otros sistemas educativos y otras pautas de consumo.
En síntesis, todo lo que se vive en estos Foros reafirma la urgente necesidad de abrazar un nuevo paradigma cultural y científico.
Un nuevo paradigma centrado en la vida, respetuoso del convivir y del cooperar.
Un paradigma definitivamente opuesto al neoliberal, el cual desde la autoritaria y perversa imposición de modelos competitivos, evidencia de manera creciente su poder destructivo.
Ya finalizando el Foro Social Mundial de 2003, y después de tres encuentros consecutivos en Porto Alegre, se decide que el cuarto Foro, a realizarse en enero de 2004, trascienda las fronteras de América Latina y se lleve a cabo en otro continente... en Asia... concretamente en India...

Y vamos a India...!

 
¡Nos vamos a India!
Nuestro destino es Mumbai, a orillas del Mar Arábigo, Estado de Maharashtra, en la región peninsular sur de este inmenso país de más de 3 millones de kilómetros cuadrados, con más de mil millones de habitantes y en donde, además del hindi, se hablan más de 1600 lenguas, entre idiomas y dialectos, siendo también muy usado el inglés.
India obtuvo su independencia del Imperio Británico en 1947. Su máximo héroe es el recordado Mahatma Gandhi, cuyo rostro se encuentra en los billetes de rupias de todos los valores. El 26 de enero de 1950 se aprueba la Constitución que funda a la India como República.
Al igual que a los Foros Sociales anteriores, concurrimos integrando la delegación de quienes nos adherimos al Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos.
Integramos la Delegación Latinoamérica del Movimiento Mundial de Salud de los Pueblos al Foro Social Mundial con las siguientes compañeras y compañeros:
 
María Hamlin Zúñiga, de Nicaragua. María es la actual  coordinadora global del Consejo Internacional de Salud de los Pueblos y admirada gran luchadora por la salud. Tuvo un gran protagonismo en la reunión del Comité del Movimiento Mundial y en los Foros.
María tuvo varias intervenciones en el Foro de Salud y nos acercó la perspectiva latinoamericana ya en el primer día del Foro Social, en un panel especial por los 25 años de Alma Ata.
Edgar Isch Lopez, deQuito, Ecuador, ha sido Ministro de Medio Ambiente de su país, renunciando a los seis meses de gestión cuando ya se hacía evidente que el gobierno de Gutiérrez no seguía un camino comprometido con lo popular.
Edgar compartió una admirable síntesis sobre la crítica situación de la Amazonía, tanto por la acción de la Texaco como por la intervención del militarismo del llamado "Plan Colombia"
Hugo Icu Perén, compañero de Guatemala e integrante de la Asociación de Servicios Comunitarios de Salud (ASECSA), se destacó por sus aportes en defensa de la salud de los pueblos indígenas, transmitiéndonos la cosmovisión holística de los pueblos originarios.
Esto último resulta algo particularmente energético, ya que a partir de la vital sabiduría de sentirse "parte de", se generan propuestas esperanzadoras para un mundo diferente que respete la vida y toda forma de vida.
Armando de Negri, de Brasil, a quien conocimos el año pasado en Porto Alegre es el actual coordinador de la Asociación Latino Americana de Medicina Social (ALAMES) y fue requerido para participar en varias mesas redondas.
Sentimos que debemos incluir también como a un latinoamericano más al muy querido y activo Lanny Smith, presidente de "Médicos por la salud Global"
Lanny coordinó varios talleres relacionados con la "Medicina por la Liberación"
Al muy joven Jeff Conant, de la Fundación Hesperian con sede en California, también lo sentimos como a un latinoamericano más. Jeff vivió varios años en Chiapas, México. Es un estudioso y gran defensor de la salud del medio y autor de numerosos libros. Entre otros aportes al Foro, coordinó el taller "Justicia Ambiental y Salud Pública"
Rebeca Zúñiga, de Nicaragua, estuvo siempre atenta para darnos apoyo logístico y ayudarnos en las traducciones.
Por sobre todo valoramos a las personas, al compañerismo, a la solidaridad, a la amistad. Valoramos el convivir como familia comprometida en la salud para todas y todos ya!!!
 
¡ Mumbai: No duerme!
A la medianoche estamos aterrizando en el aeropuerto. Millares de gente esperan ser chequeados en migración. Aquí todo es una eternidad, todo por millones, nos dice un pasajero, nada entusiasmado con la espera.
Tres horas de tramite, chequeo, reclamo de maletas, papeles, documentos. Al fin salimos del aeropuerto, nos “chocamos” con millares de hombres y mujeres, niños y ancianos, conductores de motocicletas y taxis, vendedores que luchan para vivir. Nuestro viaje sufrió varios cambios, de línea aérea, de ruta y de horarios, por lo tanto nadie nos espera.... pero parece que todo el mundo nos esperara...
Tomamos un taxi, luego de todo un proceso, llamadas telefónicas, ubicación de la dirección, acuerdo en el precio.... Hacemos el contrato, nos vamos, subimos en un taxi nada nuevo....sino todo lo contrario!
Curiosamente, la persona a la que contratamos resulta no ser el taxista.... Nos acompaña unas cuantas cuadras, desciende del taxi...cobra unos cuantas rupias... se queda... él hablaba inglés.... En todo caso comienza nuestro viaje hacia Y.M.C.A, lugar del alojamiento. 
Nuestro conductor es un hombre vestido de blanco, con una larga cabellera y barba muy poblada, habla muy pocas palabras en inglés y a cualquier inquietud responde con una sonrisa. Recorremos diez minutos y nuestro conductor detiene el carro, se baja, corre unos cincuenta metros, y se desaparece...!
Logramos verle a través del retrovisor, nos quedamos perplejos!! Aquel taxista vestido de blanco, con una larga melena y barba, está haciendo ejercicios de relajamiento, se concentra, da gracias a la vida, mira al cielo que empieza a despejarse, amanece y la esperanza renace...
Regresa al taxi y sonríe, “ahora nos vamos" dice... por supuesto le contestamos en español y también reímos. Pasan diez minutos y se detiene nuevamente, esta vez para chequear las llantas y conseguir gas, combustible con el que funciona el vehículo.
Nos impresiona sobremanera su parsimonia...
“Rica pasta del tipo” y nos preguntamos: ¿Está realmente convencido de la eternidad de la vida, este personaje? Debe ser así, por eso parece no importarle nuestro cansancio y desesperación por llegar pronto al hotel... Después de todo ¿qué significado tiene una hora en la vida cuando ésta es eterna....?


 
Las calles son un cementerio
Continuamos nuestro recorrido a gran velocidad, vamos cruzando avenidas, calles, con mucha tensión porque el volante está a la derecha, y nos parece que está conduciendo contra vía, desordenada y rápidamente.
De pronto atravesamos calles empolvadas, desoladas, parece una ciudad en escombros, seres humanos viviendo en cajas. Otra vez, la realidad supera nuestra imaginación, nos resulta difícil creer lo que estamos viendo.. Las imágenes son muy fuertes como para ser reales, comentamos. Los recuerdos narrados por José Saramago en su obra Ensayo sobre la Ceguera vienen a nuestras memorias. Todo lo que vemos, se va convirtiendo en pesadilla que nos va siguiendo, penetrando en nuestros receptores tapizados por la comodidad que la vida nos ha brindado..”Somos otra vez ciegos que viendo no vemos” .
No queremos creer lo que estamos mirando, las calles llenas de seres humanos envueltos en su propia miseria, cubiertos por mantas blancas que en medio de la oscuridad no se pueden ocultar.
En todo el trayecto que hacemos en horas de la madrugada desde el aeropuerto hasta la sede donde nos alojamos vemos a mujeres, niños, ancianos, personas de todas edades que duermen en las veredas.
 Nos invade la tristeza, no hay comentarios sino silencio, sale a flote aquello que tenemos dentro, aquello que realmente somos. Preguntamos al conductor a dónde nos lleva pero no entiende, sonríe y continúa nuestra travesía por caminos llenos de seres humanos que existen pero que en realidad no viven... Son los desechables, son los excluidos del privilegio de ser explotados por el capitalismo salvaje, porque ahora ser explotado, tener acceso a un puesto de trabajo es un privilegio..
Ahora nuestra mente está en completa oscuridad, viendo a los “hijos de Dios”, como los llamaba Gandhi, convertidos en escombros. “Estamos viendo lo que en nuestros países está oculto en los suburbios, en las montañas, porque la pobreza y la miseria, la explotación, la extinción y la exclusión tienen sus matices en los diferentes países pero las causas sociales y estructurales son las mismas” afirma con mucha propiedad uno de los compañeros.
Está amaneciendo, hemos decidido caminar toda la noche para ver la luz que pronto iluminará el nuevo día, que será de lucha y también de esperanza, por eso hemos llegado hasta Mumbai.
 
Y estamos recorriendo Mumbai
Y ya estamos recorriendo las calles de Mumbai, ciudad que antes se llamaba Bombay: "la Bella Bahía", nombre dado por los antiguos colonos portugueses.
El actual nombre lo ha impuesto un partido político radicalizado que dirige su acción principalmente a dar derechos y trabajo a los "hijos de la tierra", es decir a los que nacieron allí. Los que vienen de otros lugares de la India son "extranjeros". El nombre de Mumbai es en honor a la Diosa protectora de la ciudad.
Se nos dice que Mumbai alberga a unos 18 millones de personas. Una ciudad que nos muestra las heridas aún abiertas del colonialismo de ayer y las nuevas y sangrantes heridas que inflige el imperialismo de hoy imponiendo la globalización neoliberal.
Luego, en la mañana de nuestro primer día, nos sorprendemos contemplando pequeñas casillas precarias que se han edificado una tras otra, sobre las mismas veredas, frente a los edificios, ocupando varias cuadras.
En ellas viven familias completas. A nuestro paso observamos algunas personas que se están desperezando, otras se higienizan en lo que sería "la puerta" utilizando baldes de agua. A algunos los vemos en el interior de las viviendas, aún acostados viendo algún programa televisivo.
El tránsito es intenso y se hace presente con continuos bocinazos y tronar de motores...
Cada persona, trata de hacerse presente, demostrar que existe, estridentes bocinazos que hacen sonar conductores de toda suerte de vehículos, desde pequeñas motocicletas hasta imponentes camiones y buses.
Los inspectores de tránsito, porteros de hoteles y de todo tipo de edificios, en un continuo soplar haciendo sonar estridentes pitos, “pito luego existo...”
Casi todo el tiempo debemos caminar junto a los vecinos de Mumbai por la orilla de las calles ya que no existen veredas y si existen, grandes extensiones de ellas están ocupadas por las casillas-viviendas, puestos de venta de frutas y hortalizas, de arreglos de calzados y barberías-peluquerías que atienden a sus clientes sentados sobre cajones, troncos o simplemente en el piso.
Un cuerpo cubierto con una tela blanca, candelabros, incienso, collares de flores blancas en la acera, anuncia la muerte de un excluido, expresión de la derrota de la especie humana.
Una señora con su tierna niña en los brazos, sobrevive cantando, entona una canción hermosa que conmociona. “Mañana, todos iremos a la otra vida, no importa el color de la piel. Ahora, no hay por qué llorar, tenemos que disfrutar, tenemos que sonreír”, nos asegura con extraordinaria convicción y contagiante ternura.
Un grupo de niños y niñas juegan alegremente en la calle, nos invitan a jugar con ellos. Estrechamos sus pequeñas manos, quieren saber sobre nuestra procedencia, sobre nuestro idioma. Decidimos aprender algunas palabras en hindi, se divierten ante nuestras dificultades lingüísticas. Nos despedimos convencidos de que la esperanza renacerá con ellos, que habrá que caminar todavía, que tendremos que construir el camino de la liberación entusiasmados con esa alegría.
El tránsito se hace por mano izquierda… y los vehículos tienen el volante a la derecha. Otra simbólica "huella digital" que ha dejado el colonialismo británico. Equivocarse de dirección al mirar para cruzar una calle puede resultar traumático…
Impresiona la contaminación… La percibimos en los oídos por la agresión de intensos ruidos, en los dolores de garganta y en la irritación de los ojos. También en los colores variados que cada noche se desprenden de nuestros cabellos al lavarlos y en el cambio de tonalidades de nuestras ropas. Esto nos hace recordar lo tantas veces conversado con compañeras y compañeros acerca de que si la humanidad quiere sobrevivir deberá des-urbanizarse.
Lo que vemos aquí es sencillamente ingobernable. Resulta imposible brindar servicios adecuados a la inmensa población de Mumbai.
Nos vamos acostumbrando a la agradable fragancia de sahumerios en los más variados ámbitos, en pequeños establecimientos de ventas, en restaurantes, en las veredas, en los taxis...
Desde nuestros primeros instantes vivenciados en esta gran ciudad y los que vivenciaremos durante toda nuestra permanencia en India somos cautivados por los rostros, sonrisas y actitudes siempre amigables de sus habitantes
Recibimos una gratificante amabilidad. Siempre se nos dispensa tiempo y paciencia ante las dificultades idiomáticas, al solicitar acceder a internet, al intentar una llamada telefónica, al concurrir a una casa de comidas, al encargar un trabajo en un laboratorio fotográfico, al realizar un viaje en taxi y en muchas otras circunstancias de la vida diaria.
 
Primeras Actividades
 Los días lunes 12 y martes 13 de enero participamos del encuentro del Comité del Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos.
El secretariado de este Movimiento ha pasado de Bangladesh a la India y lo coordina el Dr. Ravi Narayan, de Bangalore.
Se trata de una reunión ampliada ya que estando presentes activistas de varios países, fuimos invitados a compartir varias sesiones.
A pesar de las limitantes comunicacionales, nos hemos sentido felices al conocer a mujeres y hombres de todos los continentes con quienes nos sentimos unidos en este Movimiento por Otra Salud Posible!!
Quizás la decisión principal que se haya tomado en esas sesiones del Comité, haya sido la de convocar la Segunda Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos en Ecuador, para julio de 2005.
 
El miércoles 14 y jueves 15 tuvo lugar el 3er. Foro Internacional en Defensa de la Salud de los Pueblos, este año convocado por el Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos y por Jan Swasthya Abhiyan, organización referente de este Movimiento en la India.
Los dos primeros Foros se realizaron en 2002 y 2003, en vísperas del Foro Social al igual que en esta ocasión.
Participamos más de 700 personas de unos 50 países, destacándose que la mayoría eran personas menores de 40 años.
El Foro Internacional de Salud constituyó una magnífica oportunidad para debatir el impacto de la globalización neoliberal en la salud de los pueblos. Al tiempo que buscó concreta y específicamente analizar los múltiples desafíos y las acciones de los pueblos en defensa de su salud y bienestar; se definieron campañas, iniciativas, programas, políticas de cabildeo y movilización en la lucha por Salud para Todos.
 Resultó muy notable el protagonismo en los talleres y en las sesiones plenarias de personas muy jóvenes y en especial de mujeres. Esta ha sido realmente una vivencia muy esperanzadora.
El diario "The Indian Express" que es de alcance nacional y a la vez se edita como semanario en Nueva York, se hace eco de este Foro.
En la edición del día 15 de enero publica declaraciones de varios participantes.
Entre ellas la del Dr. Zaffrullah Choudhury, coordinador de la Asamblea Mundial realizada en Bangladesh, su país, quien afirma enfáticamente que "la atención primaria es responsabilidad del sector público y que ningún país del mundo puede permitir que el sector privado se haga cargo de la misma".
Zafrullah es muy respetado por su trayectoria como gran batallador por la atención primaria y además reconocido como uno de los comandantes héroes de las luchas por la independencia de Bangladesh.
El Foro emitió una declaración que analiza detalladamente los condicionantes sociales y políticos que impactan en la salud, señala desafíos y formula llamados a la sociedad civil, a los gobiernos y al propio Movimiento Mundial. Estos llamados conforman un verdadero programa de acción que incluye entre otros, los siguientes temas: campaña global contra la guerra, la ocupación y la militarización de los conflictos; boicot a las multinacionales que se han enriquecido con la invasión a Irak y que al mismo tiempo han contribuido al gran deterioro de la salud del pueblo; campaña contra la propiedad intelectual de medicinas y semillas; exigencia de políticas tendientes a que las medicinas tradicionales sean consideradas en los programas nacionales de salud; inclusión de la Atención Primaria de Salud Comprensiva (postulados de Alma Ata) en la formación de todas las personas trabajadoras de la salud y muchos más.
La Declaración finaliza con esta exhortación: "¡Otro mundo el cual incluya Salud para todas y todos es posible! ¡Debemos estar todos juntos en esta lucha para hacer que un mundo con salud para todas y todos sea una realidad ahora!"
 
 

Vivencias en el Foro Social Mundial 2004

 Y se inaugura el Foro Social Mundial

 
Y llegamos al viernes 16, día de la inauguración del Foro Social Mundial!
Nos encontramos en el lugar del evento, el enorme Centro de Exposiciones Bombay.
Un foro con colores, calores, sonidos, comidas, música, danzas y cantos asiáticos…
Nos asombra la notable creatividad de grupos, minorías, pueblos, que se expresan de multivariadas maneras para hacer visible su presencia y manifestar las injusticias a que son sometidos. De esta manera están demostrando que viven, que no se paralizan y que optan por moverse, caminar, hacer cada día algo por ese Otro Mundo Posible!!
Nos vamos acercando al inmenso anfiteatro. Se habla de más de cien mil personas.
Nos emociona ver en el escenario a un conjunto de Pakistán compartiendo su arte.
Entre India y Pakistán existe un conflicto de larga data que los ha llevado a las puertas de una guerra, incluso de una guerra nuclear.
Ambos países recientemente han iniciado un diálogo.
Ahora se respiran otros aires y esto que estamos viviendo demuestra que el entendimiento y la paz son posibles.
Luego un grupo de Sudáfrica se expresa con vigor a través de danzas y música de sus pueblos originarios.
Varias personas ocupan la tribuna.
Hablan, además de otras personalidades, Shirin Evadí, Premio Nóbel de la Paz de nacionalidad iraní y la escritora Arundhati Roy, conocida por ser la autora de “El Dios de las cosas pequeñas”.
Quisiera mencionar la emoción, el impacto que nos provoca el vigor con que una joven muchacha, considerada heroína de la independencia,   nos cuenta que ahora también existe la opresión en su país. Hace mención de manera enfática a la violencia contra la mujer.
“Nuestro pueblo lucha, se va a imponer y se va sacudir quitándose tanta maldad...”, nos dice con viva y enérgica voz y extraordinaria convicción.
Esta joven y vigorosa muchacha es Capitana del Ejercito Nacional de India, se llama Laxmi Sehgal, y nos confiesa que tiene 90 años…
 
Sigue el Foro....
 
El Programa del Foro nos ofrece más de 1.100 talleres, conferencias, seminarios y paneles a desarrollarse entre los días 17 y 21 de enero.
Entre ellos pueden mencionarse: Soberanía Alimentaria; Tierra y Agua; Género; Indígenas; Minorías; Guerra; Ocupación de Irak; Palestina; Derechos de los Niños; Privatización; Multimedios; Boicot a la Coca Cola; Deuda Ecológica; Economía Solidaria y Economía Sustentable.
Todos los temas son tratados desde multidiversos abordajes, reflejando lo multifacética que es la vida de las personas y de los pueblos.
 
Presencia del Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos
 
El Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos se hace presente organizando e interviniendo en doce paneles y seminarios en los que aborda diversas temáticas globales, regionales y nacionales.
 
A 25 años de Alma Ata: la oportunidad perdida
Uno de los paneles organizado por el Movimiento se titula “A 25 años después de Alma Ata: el impacto de la globalización sobre la atención básica a la salud”
El seminario comienza con el himno del Movimiento “Dar salud...” entonado por los concurrentes.
Escuchamos testimonios acerca de trabajos en diversos países y las perspectivas globales de distintas regiones del mundo.
Se enfatiza el derecho a la salud desde los llamados a la acción formulados en la Declaración de Bangladesh.
Este panel nos lleva a una reflexión crítica acerca de cuanta razón han tenido los participantes delForo Internacional en Defensa de la Salud Popular al señalar que los “25 años de Alma Ata” han sido una oportunidad perdida.
Oportunidad perdida por los gobiernos del mundo para reorientar y redefinir sus políticas y los programas de atención a la salud en beneficio de la población.
El año 2003, aniversario 25º de la Declaración de Alma Ata, era la ocasión para analizar ética y responsablemente lo que estuvo equivocado y para aplicar las acciones necesarias con prontitud hacia la Salud para Todos. Sin embargo, unos pocos indicadores han mejorado modestamente, en tanto la salud y calidad de vida de la mayoría y especialmente de los pobres se ha deteriorado dramáticamente.
La privatización de la medicina y sus elevadísimos costos ha limitado el acceso a los servicios de la mayoría de la población, al tiempo que la aplicación de las recetas del organismos financieros internacionales ha puesto en riesgo la vida de millones de niños, niñas, mujeres, ancianos y pobres en general. 
Salud para todos y todas:
La salud para todos y todas sigue constituyendo la meta, por eso las profundas diferencias de acceso a la salud de los distintos grupos humanos son éticamente inaceptables. Hace 25 años la Declaración de Alma Ata, desafiaba a los gobiernos de todo el mundo y éstos se comprometieron a erradicar las causas sociales y económicas determinantes de las inequidades en el acceso a la vida con dignidad y bienestar.
Los principios enunciados hace 25 años siguen teniendo vigencia pero para que las declaraciones se transformen en realidad es necesario tomar decisiones, priorizar la salud y educación en la agenda de los gobiernos e identificar los obstáculos que han impedido y hasta han revertido los avances y conquistas de los pueblos.
Hacia un sistema sustentable y equitativo:
La Organización Mundial de la Salud, OMS en su informe de 2003, presentado hace pocos días, hace un llamado dramático para delinear el futuro, fortaleciendo la cooperación internacional e invirtiendo para superar los sistemas de salud actualmente colapsados de nuestros países.
Construir un sistema sustentable y equitativo de salud representa una urgencia y un desafío, para lo cual se requieren decisiones políticas, planificación, conocimientos y capacidad técnico-científica en la administración de la Salud Pública.
La consigna es pasar de las declaraciones a la acción:
Es por eso que llamamos a la unidad de todos los pueblos contra la guerra y toda forma de violencia.
Luchar por la paz significa: defender el derecho de todos a una vida digna, exigir mayor presupuesto para la salud, la educación y el bienestar social.
Más que las estadísticas, las cifras macroeconómicas, las obras suntuosas, nos deberían importar los rostros de los niños, de las mujeres, de nuestros hermanos que vemos en las calles y plazas. Deberíamos escuchar las voces de los representares de los pueblos que dan testimonio de los impactos que la privatización neoliberal en la salud han tenido sobre la vida de las personas y del ambiente.
 
Militarización, Ocupación, Guerra y Salud
Otro de los seminarios organizado por el Movimiento Mundial y que nos impresiona especialmente es el titulado "Guerras y conflictos, ocupación y militarización. La más grande amenaza para la Salud Pública".
Este Seminario es coordinado por Unnikrishnan, de India, médico especializado en emergencias y catástrofes que desarrolla una intensa labor en escenarios tales como Palestina, Irak, Irán y muchos otros en donde se suceden hechos de un particular dramatismo.
A Unni, como todos cariñosamente lo llamamos, lo conocimos en Porto Alegre, durante el desarrollo del Foro Social Mundial de 2003. Posee extraordinarias condiciones de comunicador con las cuales logra fuertes impactos en los medios locales y nacionales. Tiene además una calidez humana que se evidencia en el estar siempre atento, hasta en los más mínimos detalles para brindarse a quienes lo rodean. Esta delegación latinoamericana ha recibido una importante y generosa atención de parte de Unni.
Una tarde nos sorprende verlo correr hacia un amigo que transita por la calle e iniciar una animada conversación mediante el lenguaje de señas que se utiliza para la comunicación con personas sordomudas.
De esta manera nos enteramos que además de los cinco idiomas que maneja con fluidez también conoce este particular lenguaje.
En este seminario escuchamos testimonios directos y muy conmovedores sobre lo que causa la guerra en la salud pública.
Una compañera de Japón, sobreviviente de la explosión de la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945, comparte su experiencia expresándose en su propia idioma.
Nos cuenta además, acerca de la decisión de intensificar esfuerzos para lanzar una gran campaña mundial con el objetivo de lograr el desarme nuclear mundial en el 2005, a 60 años de Hiroshima.
Otro testimonio que nos toca muy profundamente es el de un compañero de Vietnam. Nos narra acerca de los efectos del "agente naranja" que persisten hasta el día de hoy.
Ya habíamos visto impresionantes fotografías de seres humanos padeciendo enfermedades y malformaciones como consecuencia de esa acción de guerra tan repudiable.
 
Este Seminario nos hace gritar por la Paz. No basta gritar, aunque hay que gritar un NO a la Guerra y un SÍ a la Paz!!!
Es necesario actuar y es en estos Foros Sociales en donde hallamos fuerzas, inspiración y, lo que es indispensable, un sentido de pertenencia a un Movimiento Mundial empeñado en una Campaña “Salud Ya, No a la Guerra, No a la OMC, Lucha por la Salud del Pueblo”.
Esta Campaña tiene un urgente e inmediato objetivo: “Detener el fuego de Bush! Parar la guerra! Parar a la OMC !”
“Las guerras y la OMC son las mayores amenazas para la salud y la paz”, nos dice uno de los voceros del Movimiento. “Bajo el pretexto de ‘una guerra contra el terrorismo’, los Estados Unidos tratan de reforzar su hegemonía global a un costo terrorífico para la salud de los pueblos”.
Las guerras, las intervenciones militares, la ocupación y militarización, devastan la salud pública al tiempo que representan un desperdicio de recursos preciosos en sacrificio de la salud y los servicios básicos de los más pobres
Al cumplirse un año de la invasión y ocupación militar de Irak, la situación se ha deteriorado hasta convertirse en explosiva. “Las vidas de miles de inocentes niños y mujeres están bajopermanente amenaza ”
He aquí unos datos ante los cuales no podemos permanecer con la misma actitud y sentimiento de quien lee una noticia deportiva...
  • Se estima que 55.000 personas han muerto en Irak a consecuencia de la guerra ilegal, injusta, e ilegítima.
  • La mortalidad infantil ha alcanzado el 108 por mil nacidos (en 1999 fue de 40)
  • El costo de esta guerra es de mas de 100 billones de dólares, mientras las Naciones Unidas consideran que 11 billones de dólares anuales son suficientes para proporcionar agua y saneamiento a los países del tercer mundo.
“Las fuerzas de ocupación son las responsables de esta crisis humanitaria” afirma otro vocero del Movimiento. “Irak no es un caso aislado. Afganistán, Palestina y otros lugares bajo ocupación militar extranjera muestran baños de sangre” añade.
 
“Veinticinco años de guerra en Afganistán han devastado la salud y la vida de la gente. Afganistán es otro país hoy bajo ocupación norteamericana. De cada 1000 niños que nacen en Afganistán, 155 mueren inmediatamente” señala uno de los responsables de la Campaña. “Esta es una lacra para la humanidad”,   resaltó.
Los activistas también están denunciando las atrocidades militares que han alcanzado proporciones epidémicas en los Territorios Ocupados de Palestina, donde los sufrimientos diarios de la gente, ahora están siendo agravados con la “Muralla del Apartheid”.
“Las mujeres embarazadas dan a luz a sus niños en los puestos de control militar; la destrucción de los hospitales y clínicas... los ataques a civiles y personal médico... los funerales hieren la vida diaria aquí” afirma el representante de Palestina. “Estamos siendo testigos del más absoluto irrespeto y degradación de la vida humana en clara violación de las Leyes Internacionales” . Mas de 120 puestos de control militar israelitas mantienen en zozobra a tres millones de Palestinos” afirma.
 
Relaciones Comerciales de Terror
La Organización Mundial del Comercio (OMC), ya no es una organización de comercio sino de “Terror”, junto con las guerras es la responsable por la muerte de millones de personas en el mundo, especialmente de los pobres”.
Consideremos los siguientes hechos:
  • Millones de pobres y agricultores sin tierra han perdido sus fuentes de subsistencia desde que la OMC integró la agricultura alsistema global de comercio.
  • Seis millones de personas que viven en los países pobres necesitan con urgencia tratamiento antiretroviral para el Sida y menos del cinco por ciento tienen acceso a estas drogas. Las corporaciones globales han traído solo enfermedad y muerte.
  • La brecha entre los ricos y los pobres está aumentado cada día.
 

Monitor sobre Salud y Ocupación

Los responsables de la campaña “Salud Ya, No a la Guerra, no a la OMC”, señalan que se desarrollarán diferentes actividades, estableciéndose un “Monitor sobre Salud y Ocupación.
Reportes sobre salud y ocupación, militarización y repercusiones sobre la salud, notas e información sobre el impacto en la salud de la guerra y la ocupación en Afganistán, Irak, Palestina, Colombia y en otros países, están siendo realizadas.
Historias y relatos desde la línea de lucha por la salud son accesibles visitando la página www.occupationwatch.health-now.org
 
Vienen a nuestra memoria las palabras de Dionisio Inca Yupanqui en las Cortes de Cádiz, en 1810: "Un pueblo que oprime a otro no puede ser libre"
 
 
Nos zambullimos en el Foro...
Entramos a un taller y a otro... caminamos por calles y senderos de este inmenso centro de convenciones....
Nos hallamos en "patios de comidas"....
Disfrutamos de la sonriente amabilidad de quienes, en decenas de kioscos nos hacen accesible, a cambio de muy pocas rupias, los jugos de frutas naturales y comidas típicas.
Un detalle más de la conciencia del cuidado del medio: las comidas son servidas en platos y otros recipientes fabricados con hojas secas de gran tamaño.
Observamos además el frecuente uso de papel reciclado y de hojas de diarios viejos para realizar envoltorios.
Nuestras retinas se impregnan de un colorido festival de banderas, gallardetes, estandartes y letreros escritos en diversos idiomas.
Al no poder entender siempre los mensajes escritos, resulta elocuente la comunicación a través de distintas expresiones corporales que tienen lugar en improvisados escenarios donde se realizan danzas, dramatizaciones, mímicas y también en las marchas que constantemente recorren las calles al son de diversas músicas.
 Nos enternece contemplar a grupos de niñas y niños que claman por la Paz expresando sus sentires dibujando, pintando o dejando la huella de sus manos impregnadas en pinturas de diversos colores en inmensos lienzos.
Y nos zambullimos cada vez más en el Foro... recorriendo, mirando, intentando entender, procurando comunicarnos...
 
Los niños y sus derechos...
Un hermoso niño nos ofrece con chispas en sus ojos el periódico nacional que defiende el Derecho de los Niños.
Nos enteramos de la constitución de la Coalición "Derecho de los Niños en el 4º Foro Social Mundial" (CR4WSF) conformada por 85 instituciones provenientes de varios países asiáticos. Esta Coalición organiza varios talleres de trabajo en el Foro sobre los "Derechos de los niños en un mundo globalizado".
Nos encontramos con múltiples stands presentando posters, almanaques, publicaciones, juegos didácticos y dibujos realizados por niñas y niños...
Todo un despliegue de actividades centradas en los derechos de las niñas y de los niños.
Muy especialmente se señalan las situaciones que obligan al trabajo de menores, la mayoría de las veces en condiciones degradantes de explotación y en detrimento de sus derechos a la educación y al juego. Un ejemplo elocuente es el trabajo de los menores en las minas. (Children’s Rights at the 4WSF, group@cr4wsf.org)
 
"No olvidar Bhopal"...
Un gran letrero desplegado en uno de los pabellones nos impacta con el mensaje "No olvidar Bhopal".
Asistimos a una de las marchas de las victimas de Bhopal y sus familiares.
La tragedia de Bhopal no debe ser olvidada. En la noche del 2 al 3 de diciembre de 1984 se escaparon 40 toneladas de gases tóxicos de la fábrica de pesticidas de la empresa Unión Carbide.
Se produjo la muerte de 8.000 personas en tres días.
A casi 20 años de la catástrofe han fallecido más de 25.000 personas y son 800.000 las que sobreviven afectadas por diversas enfermedades crónicas.
Por otra parte se constatan afecciones congénitas en hijos y en nietos de sobrevivientes.
La Unión Carbide fue comprada por Dow Chemical que se niega a asumir culpabilidad alguna por lo acaecido. A pesar de las múltiples acciones judiciales realizadas, nadie ha sido juzgado aún.
Se sabe que la Dow Chemical es la responsable del uso criminal de armas químicas en Vietnam.
Antes de la instalación de la planta de la Unión Carbide, la población local había realizado numerosas manifestaciones de protesta a las que las autoridades ignoraron.
Ya sucedida la catástrofe, el gobierno aceptó un arreglo extrajudicial sin consulta a los afectados. Este arreglo se efectivizó mediante indemnizaciones otorgadas a víctimas y familiares por montos irrisorios, equivalentes por ejemplo a una taza de te por día... Valores que no alcanzan ni para costear medianamente los tratamientos médicos.
Bhopal es una historia muy reciente que señala lo nefasto que resulta para los países dependientes aceptar sin cuestionamientos la instalación de empresas que sólo buscan incrementar sus ganancias.
Esto lo logran pagando muy bajos salarios, presionando para que se flexibilicen las legislaciones de protección ambiental y también ejerciendo su poder para impedir que se apliquen las medidas de control y seguridad.
Este desmedido afán de lucro hace que no tengan en consideración las consecuencias negativas tanto para la salud y la vida de los seres humanos como para toda otra forma de vida en el entorno.
(sadhna_karnik@yahoo.co.in)
 
Llegan los Dalits
Con orgullo en sus rostros, con frentes bien altas y con andar firme, mujeres y hombres Dalits llegan al Foro Social Mundial.
Son las mujeres y hombres de la casta de los intocables. Suman 160 millones que todavía hoy viven la dura realidad de la discriminación y la violencia.
Para llegar el 16 de Enero a la apertura del Foro Social Mundial han partido el 5 de Diciembre desde cuatro puntos de la India, entre ellos la misma Nueva Delhi, capital del país, convergiendo en Mumbai.
Muchos de ellos han recorrido más de 2.300 Km. atravesando 20 estados, protagonizando lo que han dado en llamar el "Rally nacional por los derechos humanos de los Dalits".
Durante la marcha han realizado numerosísimos encuentros de reflexión en los que específicamente han tratado los impactos de la globalización y de las religiones fundamentalistas en sus vidas.
Denuncian discriminación y violencia física y reclaman el derecho a la educación, a la tierra, al trabajo, a la seguridad y a la igualdad de género.
Conversamos con ellos, admiramos su trabajo artesanal. Allí están con sus telares, husos, ruecas, elaborando sus telas y prendas de vestir. Los Dalits reivindican con orgullo el trabajo manual artesanal.
El prolongado y sostenido abrazo de despedida nos hace sentir que en el mundo existen muchas fuerzas energéticas que con dolores, sudores y al mismo tiempo con alegrías y esperanzas, están construyendo este otro mundo posible.
Nos cuentan que Mahatma Gandhi llamaba a los Dalits "los hijos de Dios".
En uno de los salones del aeropuerto para vuelos locales de Mumbai leemos este pensamiento de Gandhi:
"La intolerancia es en sí misma una forma de violencia y un obstáculo para el crecimiento de un verdadero espíritu democrático".
(National Campaign on Dalit Rights - Door 942, Bakaram Street Nº 7, SBI Officers’ Colony, Gandhi Nagar, Hyderabad 500080, India, 91-40-55825830)
 
Derechos de Pueblos Indígenas
Nos encontramos con múltiples manifestaciones, marchas, stands y talleres que exigen detener la discriminación, la explotación y la violencia. Son lideradas por representantes del Pueblo Adivasi.
Con una organización basada en el conocimiento y en la vida digna, se presentan como el pueblo nativo y más antiguo, defendiendo su identidad y su cultura distintiva.
Ellos nos enseñan sus relaciones armoniosas con la Tierra y sus hijos y fundamentalmente proclaman su capacidad de convivir y cuidar la Naturaleza toda.
"Hagamos juntos otro mundo con justicia y paz" es su lema.
(Adivasi Solidarity Council, The South India for the empowerment of indigenous people; irulatribe@vsnl.net - www.itwwsindia.org)
 
Obreros del Ferrocarril Japonés
La Unión de Trabajadores de Ferrocarriles del Este de Japón, desde 1991 realiza cada año un viaje gratuito invitando a personas con diferentes capacidades.
Actualmente organizan "viajes de paz" señalando la miseria de la guerra y la importancia de la paz.
Promueven la amistad entre China y Japón reconociendo los crímenes y las crueldades perpetradas durante la Segunda Guerra por los soldados japoneses en comunidades chinas.
Desde hace cinco años estos obreros promueven la construcción de edificios para escuelas primarias mediante las donaciones de sus miembros y lo recaudado en colectas públicas, recordando con remordimiento estos crímenes de Japón.
Ellos dicen que proteger el futuro de los niños es continuar la construcción de "Otro Mundo" opuesto a toda forma de guerra.
Procuran fomentar una cadena de paz y solidaridad entre todos los trabajadores del mundo. (JRU00701@ nifty.ne.jp)
 
El Lago Chilika
Se trata de un gran lago de unos 950 a 1150 Km2 ubicado al este de India, en el Estado de Orissa.
Una organización popular fundada en 1992 y denominada "Chilika Maschyajibi Mahila Mahasangh" se dedica a defender a la comunidad de pescadores, en 156 aldeas.
Organizan encuentros, viajes por el lago y por medio de numerosas formas de comunicación, tratan de concienciar acerca de la belleza de ese ecosistema y de su biodiversidad.
Al mismo tiempo denuncian la codicia de "mafias" que han transformado al lago en un "campo de deportes", quebrando la paz y la serenidad y contaminando sus aguas y el entorno mediante el uso de embarcaciones, sin respetar, por otra parte a las comunidades de mujeres y de hombres pescadores.
(CMMM - At/P.o-Pathara Khallicota; Ganjam Orissa 761029; India)
 
 
Seguridad y Soberanía Alimentaria
 
En todos los Foros Sociales, y éste de 2004 no fue excepción, se trata en múltiples talleres, paneles y seminarios, el grande y vital tema de la Alimentación Humana.
Se abordan desde las grandes políticas, la producción saludable de los alimentos, la accesibilidad a los mismos, la no dependencia. En síntesis, todo lo que concierne a la Seguridad y a la Soberanía Alimentaria.
La moral utilitarista del paradigma dominante he llevado a que el alimento sea considerado como un bien sujeto a leyes de mercado y no un bien social.
Un bien social que debe ser puesto al alcance de todas y todos como muy bien lo expresa la Declaración de Atención Primaria de Salud firmada en Alma Ata: “suministro de alimentos y nutrición apropiada” para todas y todos.
Se producen alimentos no para alimentar sino para la insaciable voracidad de lucro de las grandes corporaciones.
La Declaración de Bangladesh exige “que los gobiernos implementen políticas agrícolas orientadas hacia las necesidades de la población y no a las exigencias del mercado, garantizando así la seguridad alimentaria y el acceso equitativo a alimentos”.
La imposición de la agroindustria con enormes extensiones de monocultivos, alentando a una cada vez más intensa deforestación aunada al uso de fertilizantes y agrotóxicos, ha provocado grandes impactos enfermando a los ecosistemas.
Erosión de los suelos, cambios climáticos y aceleración de la pérdida de la biodiversidad son algunas de sus consecuencias.
Por otra parte ha alentado a la inmigración interna hacia las grandes urbes con toda la secuela de patologías sociales.
Se habla de récord de cosechas, al tiempo que se acelera el despoblamiento del campo con su correlato de miseria urbana, altos índices de desnutrición, de indigencia, como demuestra la trágica experiencia de Argentina
A pesar de ello, encontramos comunidades que no han abandonado las prácticas solidarias y saludables de producción de alimentos, lo cual constituye un signo de esperanza ya que la resistencia al modelo dominante está activa
 
Desnutrición, democracia y transgénicos
Los actuales cultivos manipulados genéticamente no fueron concebidos para resolver los problemas de desnutrición sino para aumentar el rendimiento y disminuir los costos de producción, independientemente de los costos que tenga para la salud humana ambiental.
Los organismos genéticamente modificados son llamados “transgénicos” porque han incorporado en su organismo un gen extraño. 
Son seres vivos que jamás hubieran existido en la Naturaleza, pues se trata del accionar del ser humano en el laboratorio. En la Naturaleza sólo es posible el cruzamiento entre plantas o animales de la misma especie o entre especies relacionadas.
Sin embargo la ingeniería genética traslada genes de una especie a otra especie totalmente diferente: maíz con genes de bacterias o tomates con genes de peces, son algunos de losmuchísimos ejemplos de esta verdadera manipulación genética.
Las grandes empresas monopólicas como Monsanto, Novaris, DuPont, Aventis o Astra Zénica, se han apropiado de los germoplasmas a través del uso de patentes, registros de variedades y otras violaciones “legales” a los derechos de los pueblos y han impuesto la producción agrícola industrial como único camino para “salvar del hambre al mundo”.
Esta concentración de “bancos de semillas” en diversas partes del mundo bajo el control de las corporaciones,  ha llevado a en forma acelerada a dos grandes pérdidas: pérdida de la seguridad alimentaria y pérdida de la soberanía alimentaria.
Las familias campesinas, la mujer y el hombre de campo, poseen sabiduría, saben “mirar la Luna”, saben así cuándo se debe sembrar y sobre todo conocen qué semillas seleccionar y cómo conservarlas para ser utilizadas en la próxima temporada.
Las multinacionales generan dependencia al comercializar semillas y agroquímicos (en realidad agrotóxicos). Transforman al campesino sabio en un “productor” que debe limitarse a aplicar las recetas de la multinacional.
Esas mismas empresas han invertido en la producción de semillas transgénicas con la lógica de producir alimentos no para solucionar el hambre en el mundo, como afirman estas empresas, sino para la obtención de ganancias monetarias miles de veces millonarias al concentrar el poder y el monopolio de una industria global de alimentos.
Se pierde soberanía y seguridad alimentaria ya que además de la dependencia se impone en los grandes centros urbanos el consumo de productos industrializados no apropiados para la salud del ser humano.
Los certificados de bromatología que garantizarían el cumplimiento de normas higiénicas para su elaboración, también autorizan la incorporación de sustancias químicas tales como conservantes, saborizantes, edulcorantes y colorantes.
Por otra parte es imposible aún saber los efectos que pueden causar los alimentos transgénicos en la salud humana ya que jamás estos alimentos, por no existir antes, han integrado la dieta humana.
Por lo pronto se han constatado alergias y resistencia a los antibióticos.
En Brasil, la soja transgénica lleva incorporado el gen de una nuez para aumentar su valor proteico. Esto ha generado problemas en personas alérgicas a las nueces.
Casos como el de Brasil han llevado a un movimiento mundial reclamando que los productos transgénicos que ya están en el mercado, sean debidamente etiquetados, de tal forma que el consumidor sepa qué está realmente comiendo.
La Sociedad Británica de Médicos, por otra parte, ha alertado sobre genes resistentes a los antibióticos presentes en algunos alimentos transgénicos que pueden emigrar a bacterias que afectan a la salud humana.
El muy conocido “mal de la vaca loca”, se ha generado por haber introducido en las vacas alimentos con proteínas animales, ajenos a su dieta natural.   Este hecho ha sido tenido muy en cuenta por la comunidad científica que exige mayores estudios y cuidados en el manejo de la ingeniería genética para producir alimentos.  
Por otra parte ya se han demostrado los daños a la salud del ambiente.
Se produce una contaminación genética que puede llegar a ser irreversible.
Vegetales transgénicos han transmitido sus genes resistentes a herbicidas a otros vegetales emparentados, generándose lo que se conoce como “supermalezas”
Hay riesgos de que las variedades locales de papa, maíz o girasol entre otros, disminuyan o aún desaparezcan. Los cultivos transgénicos contribuyen a la pérdida de la biodiversidad biológica.
Transcribimos lo expresado por Robert Shapiro, presidente de la empresa Monsanto, durante una teleconferencia organizada por Greenpeace de Londres:
            “Existen más preguntas que respuestas en relación a esta delicada cuestión. Sigo creyendo en el futuro de la biotecnología, pero considero justificado preguntar: ¿es segura la comida para el ser humano?, ¿los cultivos transgénicos son seguros para el ambiente, ¿cómo van a afectar a la biodiversidad?, ¿cómo van a afectar a otra plantas, insectos o pájaros?”
El diario The Financial Times comentó que lo expresado por Shapiro ha sido “el más sincero “mea culpa” jamás pronunciado por algún ejecutivo de la industria biotecnológica”.
Hay consenso en que al menos existe incertidumbre en cuanto a los efectos de los transgénicos en la salud humana y ambiental.
Por ello se propone aplicar sin más demora el llamado “principio de precaución” que se expresa en el derecho francés de la siguiente manera: “La ausencia de certeza no debe demorar la adopción de medidas efectivas y proporcionadas para evitar daños graves e irreversibles” (Ley Barnier, 1995)
Estudiosos y políticos involucrados en el tema avanzan aún más, señalando que las opiniones de los científicos deben tener una contraparte humanista y que los ciudadanos no pueden estar ausentes sino que por el contrario, necesitan de un espacio de expresión.
Consideramos alentador destacar la campaña que realiza Greenpeace en Argentina sobre este tema, entre otros que hacen a la defensa de la salud del ambiente.
Greenpeace publica en forma periódica un listado de los productos de venta masiva distribuidos en tres categorías: a) transgénico confirmado; b) probable contenido de transgénico; c) libre de transgénico.
Por otra parte ha logrado que empresas tales como Arcor, Aceitera General Deheza, Productos Argentinos de Levadura y la marca Ades de Refinerías de Maiz, hayan dejado de utilizar transgénicos en sus productos, en tanto denuncia que la empresa Knorr no incluye transgénicos en sus productos con destino a Europa pero sí los incluye en los destinados al mercado interno argentino.
El gran negocio de soja transgénica en la Argentina (gran negocio para unos pocos) ha llevado a que en sólo cuatro años este monocultivo se haya extendido desde 5 millones de hectáreas en 1990 a casi 12 millones en 2002, estimulando la deforestación de selvas en aras de este negocio.
El Grupo de Reflexión Rural ha definido muy bien esta situación advirtiendo que la Argentina se ha convertido en una “republiqueta sojera”, ya que “el monocultivo está destruyendo la seguridad alimentaria y la vida rural”
El cultivo de soja es una prueba más de la colonización mental por parte de las grandes corporaciones. En los trópicos existe una gran variedad de porotos nativos con altísimo poder nutritivo. La quinoa es uno de los tantos ejemplos.
Sin embargo la soja, que no es nativa, ocupa más y más extensiones.
Por otra parte se debe advertir del engaño que significa el discurso de que la soja es la solución para la desnutrición. Por el contrario los especialistas la contraindican en menores de dos años y tampoco la recomiendan en menores de cinco año.
La llamada “leche de soja” no es leche, es jugo de soja y se han documentado casos de desnutrición y raquitismo graves por pretender usar la soja como sustituto de la leche.
Contiene isoflavonas con una actividad hormonal comparable a los estrógenos provocando varios efectos adversos en la salud de las niñas y de los niños (probable ginecomastia en varones, anormalidades inmunológicas, adelanto en eventos puberales en niñas y otros)
 
“El problema de la desnutrición en los países pobres tiene poco que ver con la tecnología o el desarrollo en sí”, afirma elocuentemente Amartya Sen, Premio Nobel de Economía, “la causa del hambre no es una escasez de comida, sino una escasez de democracia”.
“Dime qué comes y te diré cómo eres...” Este adagio en los tiempos actuales tiene dos significado, por una parte nos exhorta a mantener una dieta sana y nutritiva. Por otra parte, nos recuerda que los alimentos son parte integral de nuestra identidad cultural: los alimentos que ingerimos y sus métodos de producción están profundamente enraizados en nuestra historia y tradiciones.
 
Un debate urgente y necesario
Es urgente:
-         Debatir la soberanía alimentaria de los pueblos,
-         Asumir nuevos retos para la construcción de una agenda ciudadana donde participen organizaciones sociales, grupos ciudadanos, expertos e investigadores que propongan cambios en las políticas públicas para garantizar la producción de alimentos sanos y suficientes para todos
-         Definir un modelo viable de sistema alimentario basado en las variedades locales, socialmente justo, ambiental y económicamente sustentable y sin utilización de plaguicidas, fertilizantes sintéticos ni organismos genéticamente modificados.
 
Salud, ambiente y la batalla de los consumidores:
-         Abolición total de patentes de organismos vivos a nivel nacional e internacional,
-         Obligatoriedad de la rotulación de todos los alimentos que contienen ingredientes genéticamente modificados, incluyendo sus productos derivados, como el azúcar y algunos tipos de aceite.
-         No ingreso al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) resguardo y fortalecimiento del mercado interno frente a las arremetidas de las grandes multinacionales.
-         Control estricto de las importaciones agropecuarias, eliminación inmediata de las políticas que facilitan las importaciones de productos del agro que puedan producirse en el país.
-         Defensa del medio ambiente y de nuestro patrimonio genético.

 
En el Foro se hace visible lo invisible...
En calles y en diversos pabellones, explota la imaginación creativa y son incontables las manifestaciones de aquellos a quienes la sociedad dominante ha invisibilizado...
Hemos mencionado a los niños y sus derechos, a los Dalits, a los pueblos indígenas, a defensores de comunidades de pescadores, a las víctimas de Bhopal, a los obreros del ferrocarril japonés...
Y éstos son pocos, muy pocos ejemplos entre muchísimos más que se manifiestan en este Foro, verdadera Asamblea de la Humanidad, y expresan este clamor unánime: "Otro Mundo es Posible!"
 
 

Otras Vivencias en India

 
En tren a Bangalore
En la Estación de Ferrocarril de Mumbai, abordamos a las nueve de la noche del miércoles 21 de enero un pintoresco tren en el cual compartimos un viaje de 24 horas hasta Bangalore.
Cada vagón posee compartimentos con dos asientos cada uno. Cada asiento tiene una capacidad para tres personas.
En los pasillos se disponen otros tipos de asientos destinados a dos personas.
El tren se pone en marcha y de inmediato se generan charlas y presentaciones espontáneas entre los pasajeros.
El personal del ferrocarril deambula permanentemente ofreciendo variadas comidas y té, café o agua.
Con el transcurrir de las horas, los pasajeros nos vamos acomodando en literas que se despliegan en tres niveles en los compartimentos y en dos niveles en los pasillos.
Después de tantos días respirando la polución de Mumbai, vislumbrar los campos mientras la noche lentamente va dando paso al amanecer, nos produce una especial y bella sensación de bienestar.
A través de las ventanillas desfilan estaciones de pueblos, grupos de labriegos que comienzan sus trabajos...
Durante el día, tanto en paradas relativamente prolongadas como a lo largo del viaje, se comparten extensas charlas en donde descubrimos a numerosas personas, especialmente a jóvenes que regresan luego de haber participado en el Foro Social.
Algunos aún lucen la llamativa y colorida credencial de "Delegada" o "Delegado" en sus pechos.
Ayako Makiwo es una joven muchacha de nacionalidad japonesa que viaja en compañía de su hijo Nehrú de sólo cuatro años. Entabla interesantes conversaciones con nosotros y nos sorprende hablando un aceptable español.
Nos pide que le concedamos una entrevista.
Ante la repuesta afirmativa extrae de su bolso una pequeñísima cámara y nos realiza muy inteligentes preguntas.
Ayako es reportera de un programa de la televisión japonesa llamado "OurPlanet-TV".
Este programa se propone "proteger el futuro de la Tierra" procurando "un mundo de paz, derechos humanos y salud ecológica" para todo nuestro Planeta
 
Arribamos a Bangalore
Llegamos al destino propuesto.
Unni nos espera y nos muestra orgulloso su ciudad de Bangalore, capital del Estado de Karnataka, de "apenas" seis millones de habitantes. Se la llama "Jardín de la India" por su abundancia de flores. Es también la ciudad en donde se concentra la muy avanzada industria de la informática en India.
En contraste notable con Mumbai se la ve limpia, con veredas amplias, luminosidad, abundantes espacios verdes y flores... muchas flores, por supuesto!
En Bangalore se encuentra la sede del Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos la cual visitamos.
Nos encontramos con una sencilla y luminosa oficina, plena de energías, que por contraste nos lleva a revivenciar nuestras visitas a la suntuosa sede de la OMS en Ginebra, Suiza, allá por 1983 y también en 2003
¡Ahorita sentimos que entrábamos a la sede de la OMS de los Pueblos !
En Bangalore se encuentra desde hace 18 años la "Community Health Cell" coordinada por la Dra. Thelma Narayan.
Los integrantes de esta institución expresan que su propósito es promover la salud comunitaria basados en un paradigma social. Por otra parte nos dicen que "el empuje de su corazón" es fortalecer el movimiento de salud popular.
Thelma nos invita a participar de un Encuentro que han organizado para el sábado 24 titulado "Ecos desde el Foro Internacional en Defensa de la Salud de los Pueblos y del Foro Social Mundial"
El Encuentro comienza con la disertación del Dr. Christian Wagner, de Alemania.
No cuenta de la formidable tarea que lleva a cabo la institución BUKO Pharma-Kampagne, cuestionando la acción de la industria farmacéutica.
Nos impacta un breve y valiente film acerca de la pobreza en Alemania, presentado por la Dra. Christina Fritsch.
Nuestro querido y joven amigo Lanny Smith, de "Médicos para la Salud Global" nos presenta la propuesta y los principios de "Medicina para la Liberación", con ese entusiasmo y pasión propios de personas que en lo cotidiano son coherentes con su pensar y sentir.
Se trata de una propuesta generada en sus años de trabajo en El Salvador y de la cual es promotor tanto en su país, EEUU, como en Latinoamérica, Irán, Palestina, India y otros países del mundo.
Arturo y Edgar relatan las actividades del Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos en el Ecuador y del recientemente creado Frente Nacional por la Salud.
En tanto Julio no puede dejar de sentir emoción al revivenciar que en ese ámbito tuvo la oportunidad de compartir los objetivos y las actividades del Programa "Salud Comunitaria" que se lleva adelante en la Provincia de Formosa y cuya idea fuerza es la "Suma de saberes y haceres" para el cuidado de la salud integral. Esta vez es Lanny con su constante actitud solidaria quien ayuda en la traducción.
Unni nos invita a cenar en casa de su hermana. Valoramos este gesto fraternal. Allí aprendimos el acto de sacarse los zapatos o sandalias al entrar al hogar como una señal de respecto.
Acceso a los medicamentos 
No podemos dejar Bangalore sin compartir algunos comentarios y reflexiones sobre los medicamentos que nos generó la disertación de Christian Wagner.
Cuestionamos las limitaciones al acceso a los medicamentos al ser concebido por la industria con la lógica de un negocio y no como aporte para abordar algunos problemas de salud.
El SIDA y la malaria matan cada año a millones de personas en el Tercer Mundo. Las estadísticas son cada vez más alarmantes. Los fármacos para tratarlos existen, pero son muy caros. Los genéricos podrían ser la solución, pero los países ricos son reacios a liberar las patentes y la OMC y el ALCA en el caso de América Latina pretenden acabar con la esperanza de millones de pacientes. .
Muchas organizaciones populares, el Movimiento por la Salud de los Pueblos, el Consejo Internacional por la Salud de los Pueblos, conjuntamente con otras organizaciones de la sociedad civil internacional están llevando a cabo una colosal defensa del derecho de todo ser humano a la salud.
Paradójicamente, este derecho humano básico tiene su principal enemigo en las multinacionales farmacéuticas que anteponen sus intereses económicos a la salud pública.
El medicamento considerado mercancía es incompatible con el derecho a la salud.
 
Historia de Juan Ignacio
En el cantón Milagro, Ecuador, arrinconado en una sala de algo parecida a un hospital, Juan Ignacio agota sus últimas horas. Por su aspecto y su mirada podría tener 60 o más años.
El doctor, que guarda en el bolsillo como un tesoro el fonendoscopio y una muestra médica, explica que se trata de un varón de 30 años agobiado por la tuberculosis y el sida. El facultativo dice que ya no hay nada que hacer, que no hay dinero para tratar a este paciente,  ni a los otros que están en la sala.
Juan Ignacio es tan sólo uno de los miles de pacientes que agonizan y nos recuerdan que algo está fallando, que tenemos que apresurarnos en salvar esas vidas. 
Juan Ignacio no es culpable de haber nacido en un país que ha sido doblegado por el embate neoliberal y globalizador.
¿Qué tiene que ver la globalización económica con la muerte de un paciente
por tuberculosis, peor aún con la OMC, con el ALCA? Por ejemplo, si el gobierno del Ecuador va a celebrar un “Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos”, nos preguntamos: ¿va a aceptar las reglas impuestas por los Estados Unidos? Una de estas normas es incorporar en la legislación nacional la protección de las patentes internacionales, también de las que se refieren a medicamentos. Esto significa que el país deberá adquirir el producto patentado a quien detente la propiedad intelectual del mismo y al precio que éste decida.
Los dictados de la gran industria y los tratados de libre comercio.
En cifras, esto quiere decir que Juan Ignacio o el sistema sanitario tendrá que abonar los 12.000 dólares que cuesta el tratamiento contra el sida, y algunos miles más para hacer frente a su tuberculosis.
 
Genéricos o patentados
La industria farmacéutica, ajena al drama de tantos millones de seres humanos que no tienen la posibilidad de adquirir medicamentos dado su elevado coste, sigue en su trance y hace todo lo que está en su mano para que los derechos de sus patentes estén protegidos internacionalmente.
Cualquier gobierno tiene la obligación de hacer prevalecer los derechos humanos y sociales de sus ciudadanos y ciudadanas por encima de acuerdos y políticas económicas, porque la salud no tiene por qué ser un privilegio.
No hay duda de que los medicamentos pueden ser mucho más baratos. La cuestión radica en comprar genéricos. Por ejemplo, un tratamiento con antirretrovirales genéricos puede costar 209 dólares por año, mientras que hacerlo con el tratamiento patentado asciende a 10.000 dólares anuales.
Además, la fabricación de genéricos fuerza a una reducción de los precios: los fármacos patentados que tienen competidores genéricos se han visto obligados a reducir en un 33% sus precios, mientras que aquellos que no tenían competencia redujeron el precio en sólo un 2%.

Signos de rebelión
El caso de Brasil es emblemático. En 1992, el Banco Mundial vaticinaba que en el año 2000, un total de 1.200.000 brasileños estarían infectados por el virus del sida. Llegados a la fecha, la cifra apenas llegaba a la mitad. Esto fue posible, aparte de por las impactantes campañas de prevención, por la determinación de tratar a todo ciudadano y ciudadana víctima del virus. Lo que fue posible gracias a la producción local de genéricos y a una férrea negociación con los propietarios de las patentes para que les redujeran los precios: el Gobierno Brasileño consiguió descuentos de hasta el 40%.
La Declaración de Doha (reunión ministerial de la OMC en noviembre 2001) se ha convertido en otro caballo de batalla en la construcción del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).
Estados Unidos pide que se endurezcan las medidas de protección de la propiedad intelectual y que aquellos países que puedan fabricar genéricos no puedan exportarlos, lo que sería un duro revés a la política brasileña de exportar antirretrovirales y peor aún para aquellos países que compran a Brasil, que los vende a precios asequibles para países latinoamericanos y africanos.
 
Las cifras de la desigualdad
El negocio farmacéutico genera ganancias multimillonarias para sus fabricantes, pero los beneficios para la salud, que deberían ser universales, ni lo son ni tienen el mismo coste para todo el mundo.
Un tercio de la población mundial no tiene acceso a fármacos esenciales. En países pobres de África y Asia afecta a la mitad de la población.
El coste de las medicinas representa el 74% de los gastos de salud en el África subsahariana, el 25% en Latinoamérica y área del Caribe, y un 7,8% en los países desarrollados.
Según la OMS, en los países desarrollados, los laboratorios farmacéuticos
ingresan entre el 50 y el 60% del precio final del medicamento; en algunos
países subdesarrollados más del 80% del precio que pagan los consumidores es
por derechos de importación, impuestos y costes de distribución y venta.
La OMS estima que aplicar los derechos de las patentes farmacéuticas en los
países donde no se consideran puede suponer un incremento de entre el 12 y
el 200 % de los precios de los fármacos en estos países.
 
¿Qué es una patente?
Una patente es el derecho de propiedad intelectual adquirido gracias a un
invento -definido como cualquier producto o proceso novedoso útil y que
puede ser fabricado- sobre el cual se tiene el derecho al monopolio y a los
beneficios económicos que éste pueda ofrecer, por un periodo limitado de
tiempo, concretamente durante 20 años.
La protección de una patente significa que la invención no puede ser
confeccionada, utilizada, distribuida o vendida comercialmente sin el consentimiento del titular de la misma.
El cumplimiento de los derechos de patente normalmente se hace respetar en los tribunales que suelen tener la potestad de sancionar las infracciones.
El titular tiene el derecho de decidir quién puede, o quién no puede,
utilizar su invención durante el periodo en el que está protegida. Y, si se
llega a un acuerdo, puede dar su permiso, o lo que se llama licencia, a
terceros para utilizar la invención. El propietario puede asimismo vender la
patente a un tercero, que se convertirá en el nuevo titular.
Cuando la patente expira, expira asimismo la protección y la invención pasa
a pertenecer al dominio público; es decir, el titular deja de detentar
derechos exclusivos sobre la invención.
Una invención debe, por lo general, satisfacer las siguientes condiciones
para ser protegida por una patente: debe tener uso práctico; debe presentar
asimismo un elemento de novedad; es decir, alguna característica nueva que
no se conozca en el cuerpo de conocimiento existente en su ámbito técnico.

Las soluciones existen
La mayor parte de patentes médicas pertenecen a sociedades norteamericanas,
europeas y japonesas y por eso casi toda la investigación está centrada en
enfermedades «occidentales» y apenas si se dedican recursos a otras como la malaria o el paludismo que matan a millones de personas en el Tercer Mundo.
 
El papel de la Medicina Tradicional y Natural
El sistema dominante considera a la Medicina Tradicional y Natural como algo de “segunda” sin validez científica.
Otros sectores considerados progresistas asumen que podría ser de ayuda para los países pobres.
De hecho, un número creciente de estos países tiene programas de desarrollo de estas medicinas, y la misma OMS, a través del Comité Regional para África, adoptó una resolución en 2000 para promocionarlas en los sistemas de salud y recomendó agilizar la producción local de medicinas tradicionales.
Sin embargo no se consideran dos grandes temas.
Por una parte el capitalismo colonizador en sus distintas épocas y versiones ha perpetrado genocidios y promovido etnocidios. Conforme se descomponen los sistemas tradicionales de vida, se deshacen y se pierden también las redes de asistencia y los conocimientos tradicionales para el cuidado de la salud.
Por otra parte, consciente o inconscientemente, se ignora que los conocimientos y procederes de las medicinas tradicionales y naturales poseen una epistemología que se generan en otros paradigmas culturales.
Medicinas que se remontan a muchos siglos de antigüedad superando en este aspecto a la “moderna” medicina occidental.
A propósito de ello, consideramos útil recordar uno de los principios del Programa Nacional para el Desarrollo y Generalización de la Medicina Tradicional y Natural, que el Gobierno de Cuba lleva adelante desde 1996:
“La Medicina Tradicional y Natural no constituye un método terapéutico alternativo dirigido a solucionar problemas de índole económico, sino una disciplina de las Ciencias Médicas que es necesario estudiar, profundizar y mantener permanentemente en el país, aun cuando se resuelvan los actuales problemas de desabastecimiento”.
Hoy a la Medicina Tradicional y Natural deberíamos agregar a la Medicina Bioenergética que se estudia y se desarrolla en muchos países del mundo, entre ellos también Cuba en donde se realizan ya postgrados en diversas universidades como así también congresos internacionales.
 
Boicot a la coca cola
Plachimada y la lucha por la vida
 
 
“ Soy la hija de la Tierra y el Agua,
Y el esplendor del cielo,
Yo paso a través de los poros del Océano, y sus costas, 
Yo cambio, pero no puedo morir “
P.B. Shelly,
 
Arturo Quizhpe y Edgar Isch (Ecuador), Jeff Conant (EEUU) y Julio Monsalvo (Argentina) conformamos una delegación "panamericana" del Movimiento Mundial de Salud de los Pueblos.
Abordamos con Mathew un bus que nos lleva más al Sur. Viajamos toda la noche y al amanecer llegarmos a la ciudad de Palakkad, de unos cien mil habitantes, ubicada en el Estado de Kerala.
Mathew vive en Bangalore, es un médico que colabora voluntariamente con el Movimiento Mundial de Salud de los Pueblos.
 
¿Qué nos lleva a Palakkad?
Ya en el Foro nos había llamado la atención un stand especialmente dedicado al boicot a la Coca Cola expresando la exigencia de que esta empresa se vaya de India.
Nos fuimos informando de detalles...
Y es así que nos enteramos acerca de lo que estaba ocurriendo en la comunidad rural de Plachimada, cercana a Palakkad. 
Plachimada significa "Árbol con mucha agua". Allí unas 500 familias gozaban de una vida en paz, en un lugar que tenía dos vertientes de agua y una abundante vegetación con numerosos árboles, entre los que se destacaban los cocoteros.
En el año 2000 se instala una planta de la Coca Cola, a pesar de la gran movilización de la comunidad y sus protestas advirtiendo sobre las consecuencias que podría acarrearles.
La planta comienza a funcionar y prontamente desciende el nivel de las aguas de los pozos y cambia de sabor... El aire se impregna de humo y olores.
Los vecinos comienzan a sentir molestias: dolores de cabeza, alergias, náuseas, vómitos, diarreas. Se comprueban agudas anemias en la inmensa mayoría de los vecinos de todas las edades. También se constata que el agua presenta altos contenidos de cadmio y de plomo. Ya no se puede beber.
Hay que recorrer dos kilómetros y medio hasta hallar una nueva fuente de agua. Todos los días se hace este recorrido para acarrear el agua hasta los hogares.
Mylamma es una valerosa vecina de 55 años de edad que organiza la resistencia. Todas y todos la consideran su líder.
Como protesta, se instala una carpa frente mismo a la entrada de la planta Hindustan Coca Cola Beverages Pvt. Ltd. Company. Observamos el predio de la empresa. Grandes muros y portones con rejas y guardias privados.
Ante esta imponente manifestación de la soberbia del capitalismo y de su impunidad, quedamos subyugados por la también imponente humildad de la carpa instalada frente a las mismas puertas de la empresa. Carpa ocupada desde hace 650 días por vecinas y vecinos protagonistas de esta valiente resistencia.
Nos quitamos los zapatos para ingresar a la misma. Allí confraternizamos con las mujeres y hombres, con las niñas y niños que se encuentran en ese momento. Observamos afiches, dibujos y letreros con mensajes tales como "Queremos aire fresco. Queremos agua fresca. Aire fresco y agua fresca son nuestros derechos".
Les expresamos nuestra solidaridad y gustosamente aceptamos la invitación a recorrer la comunidad. Caminamos por callecillas y somos invitados a los hogares... Se nos acercan las familias y nos muestran sus lesiones en la piel, en las articulaciones... Mathew comprueba la anemia en casi todas las personas que se nos acercan, examinando el color de las encías y de la mucosa de las conjuntivas.
Conocemos el local que han construido para las reuniones del Comité de Resistencia.
Nos muestran los pozos de agua en los que podemos observar los metros que ha descendido el nivel.
Una joven vecina prende fuego con leña, hace hervir agua en un recipiente y nos muestra el sedimento que queda. Intentamos probar su sabor... Es realmente imposible beber el agua. Nada de eso ocurría antes de la instalación de la fábrica.
Seguimos visitando la aldea. Llegamos a la escuelita. Un humilde, limpísimo y colorido salón de clases. La maestra y una veintena de pequeñines nos emocionan con su calidez, su canto y su conciencia del daño que provoca la Coca Cola.
Conversamos con un agricultor. Nos cuenta del humo y de los olores que arroja una chimenea de la fábrica. Cuando eso ocurre, su esposa y él mismo padecen de dolores de cabeza y experimentan náuseas, en tanto que su pequeño bebé comienza a tener diarreas. Antes de la planta, la familia cosechaba 6.000 cocos por año en su predio. Ahora apenas reúnen mil... Funcionarios de la empresa le han ofrecido darle dinero y construirle otra vivienda a cambio de que se calle.
Los empleados de la fábrica han sido obligados a firmar una acta y amenazados con perder sus empleos si realizan alguna manifestación.
Recorriendo la comunidad conocemos a Mylamma con quien conversamos. Mylamma nos transmite su fuerza, su coraje y sus ganas de vivir que contagia a toda la comunidad y a nosotros también!
“Llegaron a nuestra comunidad con ofrecimientos maravillosos, que nuestra gente tendría amplias oportunidades de trabajo en la fábrica, que todo el pueblo tendrá un desarrollo impresionante, el crecimiento económico del área sería fortalecido, etc. Esperamos y esperamos, ningún milagro ocurrió. Al contrario, a los seis meses, lentamente comenzamos a constatar los efectos negativos. Salvo unos pocos, nadie más consiguió trabajo”, nos dice Mylamma y continúa:
“El nivel de agua de los pozos de las comunidades vecinas mostró una depleción súbita. La calidad del agua, su olor, su sabor, se deterioraron, hasta volverse imbebible. Dejamos de usarla y empezamos a caminar 2 ó 3 kilómetros para recoger agua para beber. Aparecieron enfermedades desconocidas..... Los agricultores de las zonas aledañas a la fábrica dejaron de cultivar por la falta de agua. Fuimos forzados a migrar en búsqueda de trabajo para sobrevivir. Pronto, nos sentimos terriblemente sin esperanza, sintiendo que éramos robados. Nuestra preciosa fuente de agua estaba siendo asaltada.... millones de litros robados al día.”
“¿Dónde puedo conseguir ahora, agua pura y fresca para beber? ¿ Cuántos kilómetros tengo que caminar para recoger una gota de agua? ¿Quién va a pagarnos todos los daños causados por esta planta gigante de cola?”
 Mylamma, pregunta:
“Si en tres años, han provocado tantos daños, cuál será la situación después de 10 ó 15 años? Quién contestará la triste súplica de nuestros hijos en los años venideros, viviendo en una tierra pelada y acusando a sus padres por haber nacido”
“ Toman nuestra agua, arrebatan nuestras cosechas de caña, agregan un venero y colocan una etiqueta que dice Coca Cola. No necesitamos de ellos, estamos bien con nuestros jugos naturales, lo que queremos es que se vayan...” afirma con altivez y enojo uno de los jóvenes campesinos que nos acompaña en el recorrido.
 
Lucha y resistencia ejemplar
 
Plachimada inicia su lucha el 22 de Abril de 2002. Se construye un Samarapanthat frente a la compañía. Se organizan manifestaciones y mitines, con carteles y otras formas de protesta frente a la compañía. Hay arrestos masivos, encarcelamientos, registro de habitaciones, pero la lucha legal y las movilizaciones continúan....
La lucha del pueblo por defender sus derechos básicos, su propia supervivencia se liga a la lucha en otras partes del mundo contra la globalización y la explotación de los recursos naturales por un puñado de multinacionales. La lucha alcanza una dimensión internacional única, demostrando consistencia y perseverancia sin parangón en los últimos dos años.
Volvemos a Palakkad y entrevistamos al Dr. Anuvarudheen.
El Dr. Anuvarudheen ha examinado a muchas personas de la aldeaconstatando sus enfermedades, fuertemente relacionadas con la modificación sustancial que ha sufrido la salud del ecosistema de la comunidad de Plachimada.
Dejamos una gacetilla para la prensa local sintiendo que "todos somos Plachimada".
Al anochecer nos trasladamos a Kochi. Nos acompañan cuatro compañeros, militantes de la vida, las distancias se acortan en medio de canciones y ritmos, que dicen de la lucha y la resistencia de su pueblo, de la organización y el combate contra las multinacionales de la muerte. La alegría y el entusiasmo de los compañeros nos sorprende, alegría para luchar, para celebrar las victorias y para calmar los dolores, para rectificar los errores, para atenuar los golpes y las derrotas, en fin alegría para ver el amanecer de ese nuevo día tan acariciado en nuestros sueños..y en nuestro interminable caminar hasta la victoria..
En la ciudad portuaria de Kochi, nos deleitamos contemplando sus hermosas playas y las grandes redes de pescadores, parecidas a gigantescas alas de mariposas, que continúan confeccionándose y utilizándose con la tecnología que dejaron visitantes chinos en el siglo XIV.
En Kochi nos prepararan una conferencia de prensa para divulgar en medios de mayor alcance nuestra solidaridad con la comunidad de Plachimada. Nos hacen entrevistas en TV y al día siguiente, vemos que varios diarios en hindi y en inglés dan cuenta de nuestras declaraciones de apoyo a Plachimada, dedicando destacados espacios acompañados con notas gráficas.
Inevitablemente reflexionamos acerca de la esencia del tan mentado "progreso" impuesto desde la óptica capitalista. No se trata sólo de la contaminación y del consiguiente daño a la salud del ecosistema local y de las personas formando parte de él. Sentimos que es más profundo.
Se trata de modelos impuestos que rompen pautas culturales locales que llevan a un alienante consumismo y a la desvalorización de lo propio. ¿Por qué beber Coca Cola si se tiene agua fresca y abundantes frutos que nos ofrecen sus naturales jugos?
"¡Fuera Coca Cola de Plachimada y de toda India!" es la meta del Comité de Resistencia.
Una evidencia más de la estrategia de "deslocalización" de las grandes multinacionales, de su voracidad de lucro y de su desprecio por la salud y la vida.
 
 Plachimada y la lucha por la Vida
“Hemos sido partícipes de muchas luchas, hemos sido cómplices de muchos sueños, hemos compartido nuestras esperanzas, para hoy sentirnos parte de una lucha popular genuina, que supera todos los limites del individualismo para constituir una lucha por todos y todas
Plachimada, es ejemplo de lucha, de resistencia contra la globalización neoliberal:
“Coca Cola quit Plachimada, quit India” Fuera de Plachimada, fuera de la India. “ Agua fresca, aire fresco, nuestros derechos natales “ .
“Resulta energizante, emocionante, vuestro ejemplo. Un puñado de hombres, y mujeres, de niños y ancianos, de hermanos y hermanas de sangre y lucha, armados sólo con la esperanza, empuñando en sus manos la utopía de conquistar, un día, la dignidad, la salud y la vida.
Tres años y la lucha unitaria contra el autoritarismo, la violencia y la prepotencia de los usurpadores continúa... Les ofrecieron dinero para dividirlos, y ustedes les dijeron: gracias, preferimos la unidad, la solidaridad y la dignidad. Les ofrecieron mejorar la escuela, construir una guardería, entregarles nuevas casas, y ustedes les respondieron: “sólo queremos que se vayan y nos paguen los daños”...
Les ofrecieron regalos y ustedes demostraron dignidad, les golpearon y ustedes se organizaron y ahora constituyen para todos y todas un ejemplo de lucha, de esperanza y de dignidad” (Arturo Quizhpe Peralta, expresa la solidaridad, en nombre de la delegación del Consejo Internacional de Salud de los Pueblos y del Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos)
 
Así difundió un cable la convocatoria a la conferencia de prensa:
Urgente                                                                              
CONFERENCIA DE PRENSA
 
“Withdraw the support to Coke”
Equipo Internacional de Salud Pública que visitó Plachimada apela al Primer Ministro de Kerala
El equipo denuncia a la Coca Cola
 
27 de Enero de 2004, Kochi, Kerala, India:
Luego del Foro Social Mundial de Mumbai, un grupo de activistas de la salud, representando al Movimiento por la Salud de los Pueblos de las Américas, está visitando Kerala con el exclusivo propósito de expresar su solidaridad con la comunidad de Plachimada en su lucha contra la Coca Cola.
El equipo está integrado por Edgar Isch, ex Ministro de Ambiente del Ecuador, Dr. Arturo Quizhpe Peralta, Profesor dePediatría de la Universidad de Cuenca, Ecuador, Dr. Julio Monsalvo, médico sanitarista de Argentina, y Jeff Conant, especialista norteamericana en comunicación en salud. Ellos representan la sección de las Américas del Movimiento por la Salud de los Pueblos (MSP), coalición de activistas de la salud y movimientos populares de trabajadores de la salud de mas de 100 países.
El grupo fue motivado a visitar Plachimada por los informes, reportajes y noticias emitidas por radio BBC y el Comité de Control de la Polución de Kerala que responsabiliza a la Coca Cola por contaminar el ambiente local con altos niveles de cadmio y plomo. Se conoce que ambas sustancias causan cáncer, trastornos neurológicos y discapacidades en el desarrollo.
Edgar Isch, ex-ministro afirmó : “lo que vimos en Plachimada nos preocupa profundamente. La pésima situación de salud de los habitantes parecen estar estrechamente relacionados con la existencia de la planta de la Coca Cola
Nosotros exhortamos al gobiernos de Kerala y de la India a tomar medidas urgentes para resolver la crisis. No puede permitirse que ninguna fuente comunitaria de agua sea robada y contaminada como ésta, por ninguna multinacional por poderosa que ésta sea”
Dr. Arturo Quizhpe Peralta, especialista en salud infantil, agregó : “ en estas situaciones las primeras víctimas son las madres quienes sufren el deterioro de su salud física y mental, transportando agua de 2 o 3 kilómetros de distancia. Esta situación tiene consecuencias directas sobre el cuidado y desarrollo de sus niños y niñas. Los niños y las niñas son las víctimas inocentes y silenciosas de esta tragedia humana, privados de un ambiente saludable por una corporación que destruye toda noción de sustentabilidad en la región”.
“Como miembros del Movimiento de Salud de los Pueblos, el Dr.” Dr. Quizhpe Peralta señaló, “nosotros apoyaremos la conformación de un equipo que evalúe y haga un seguimiento de la salud del pueblo de Plachimada y denunciar el correspondiente abuso y violación de los derechos humanos en la próxima Asamblea de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra”
Julio Monsalvo de Argentina acotó que “ la historia de la fábrica de Coca Cola es la demostración mas fehaciente de que una compañía privada puede instalarse con la afirmación de que su meta es el incremento del empleo, pero con el resultado inmediato de destrucción de la vida, comenzando con el agua. Me pregunto: ¿Es esto progreso? Como visitante quiero manifestar mi tremenda admiración por esta lucha comunitaria, y su nivel de conciencia en particular entre las mujeres”.
Los integrantes del equipo afirmaron que llevarán el problema a sus respectivos países. En solidaridad con el movimiento contra la globalización de las corporaciones en Norte América y Latino América, así como también en la India, urgieron al Primer Ministro de Kerala Señor. A.K. Antony, retirar inmediatamente todo apoyo a la fábrica de Coca Cola y “ hacer Kerala: libre de Coca y Pepsi”.
La Declaración de la Salud de los Pueblos, el espíritu que guía al Movimiento por la Salud de los Pueblos afirma: “ Detener a las corporaciones transnacionales y nacionales, a las instituciones públicas, a las fuerzas militares de sus actividades destructivas y perjudiciales que impactan al ambiente y dañan la salud de los pueblos”.
La Declaración es el documento de salud de mas amplio consenso en el Mundo.
El equipo mantendrá una conferencia de prensa el 28 de Enero a las 11h00 en el Press Club Ernakulam
 Firmado por:
Dr. Arturo Quizhpe
Coordinador, PHM, Ecuador
Coordinador: International People’s Health Council, Latin America.
 
 
 
 
¡Pueblos Unidos de la Humanidad!
 
Este es el sentir que nos invade emprendiendo el regreso: Pueblos Unidos de la Humanidad.
Una verdadera “Naciones Unidas” de la sociedad civil que quiere vivir.
Vibra en todos nuestros protoplasmas ese clamor por la paz que expresan los ojos y los rostros de las mujeres. Muchas de ellas acompañadas de sus hijos.
Vibra en todos nuestros protoplasmas ese clamor por la Paz expresado por niñas y niños que untan sus manitas con multicoloridas pinturas y las estampan en grandes lienzos.
Vibra en todos nuestros protoplasmas ese clamor por la Paz que trasuntan los ritmos, las danzas, las voces y los cantos de multitudes de mujeres, de niñas y niños y de hombres que marchan por las calles del Foro. 
El Foro Social Mundial se cierra formalmente. Sin embargo sentimos que continúa y que continúa con fuerza vital.
Sus energías están en cada uno de nosotros inspirándonos a ser revolucionarios y revolucionarias en el cada día.
¡Otro mundo es posible y lo estamos construyendo colectivamente YA!
 
 
 
 
LISTA DE SUEÑOS PARA EL 2004
 
Se trata de un artículo escrito por nuestro amigo Satya Sagar, compañero de Unni, de Bangalore, quien con estilo ágil y emotivo nos relata lo que podríamos decir constituye las conclusiones del taller sobre Guerra....
 
¡Es la locura del Nuevo Año otra vez! Las campanas han comenzado a sonar otra vez, las luces de neón adornan las puertas de tiendas y almacenes, mientras la clase media del mundo está lista para comprar, comprar, y comprar hasta que su crédito se agote.
¿Qué puede usted hacer con un Nuevo Año entero en sus manos, mientras todavía nos rondan las sombras del último año? ¿Pasar la página de un calendario de papel, realmente cambia en algo la vida de las personas del mundo, desde su última celebración manipulada por el comercio?
¿Piense en lo que realmente representa el año 2003 para el futuro bienestar del planeta Tierra? La invasión de Estados Unidos a Irak se destaca como uno de los actos más trágicos no sólo del último año sino de toda la historia reciente de la humanidad. La ocupación conjuntamente con la “Guerra al Terror de los Estados Unidos” ha retrocedido las agujas del reloj tanto tiempo que ahora estoy tratando de ubicarme en la historia de la Europa Medieval. Y también mirando los archivos de personajes como Atila, únicamente para encontrar más luz en las cosas que en nuestros tiempos.
Hay por lo menos 50.000 personas o más quiénes deberían estar con nosotros en el 2004 pero que no están alrededor, solamente porque la desgracia y la deshumanización de los designios norteamericanos se lo impidieron. Y la tragedia de los campos de matanza de Irak, solamente ha comenzado!!! Solamente Dios sabe cuántos mas morirán a causa de la ocupación y cuando ésta finalmente termine, dejando detrás dolor, llantos reprimidos, uranio empobrecido, ciudadanos discapacitados, y sobre todo la profunda desconfianza y odio entre los países del mundo.
Al mismo tiempo la escalada de violencia contra el pueblo de Palestina, la continua subyugación al pueblo de Kashimira, la tensión perpetua entre India y Pakistán, y la muerte del pueblo del Africa Subsahariana a causa de la pobreza, los conflictos y las enfermedades continuó el último año. Los fundamentalismos de todas las creencias – Cristianos, Musulmanes, Judíos e Hinduístas, usando de manera equivocada el nombre del Creador, matan a inocentes usando armas modernas para alcanzar sus metas medievales.
En medio de este panorama gris, hubo también destellos de esperanza, - la mayoría en forma de resistencia popular contra la injusticia de nuestro mundo. Las gloriosas marchas y movilizaciones mundiales contra la guerra, la interrupción de las conversaciones de la OMC en Cancún, el derrocamiento del presidente neoliberal de Bolivia, entre otras luchas, todas apuntan hacia un futuro que no sólo es posible sino que además está dentro de nuestro alcance.
Cuando los enemigos de la humanidad tratan de hacer todos los esfuerzos para mantenernos dormidos permanentemente, constituye un deber de todos los seres humanos dignos, permanecer despiertos. Y ante la ausencia de un verdadero y poderoso despertar aún nuestros sueños tienen que llegar a ser un acto de resistencia. Por lo tanto, aquí está mi lista de los 10 sueños y deseos que tengo para el 2004. Estoy afilando mi lápiz para ir señalando uno por uno a medida que el año avanza!!
 
La lista de sueños del 2004:
 
  1. La resistencia nacional iraquí expulsará a las fuerzas de ocupación norteamericana sin producirse daños mayores a ellos mismos así como a los jóvenes despistados soldados del ejército invasor.
  1. Las fuerzas de ocupación norteamericanas no asesinarán más inocentes afganos, ni hombres, ni mujeres, ni niños iraquíes, en su desesperación por implementar los torpes designios de sus políticas maestras. Quizás los soldados lleguen a ser más y sus bombas más torpes.
  1. Un tribunal para crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad procesará a George Bush y Tony Blair por su guerra de agresión a Irak, por hacer nuestro mundo, mucho más peligroso de lo que era a los inicios del 2002. Los dos serán sentenciados para ocupar, juntos, el orificio de serpiente dejado recientemente por Sadan Hussein.
  1. Ante la ausencia de tal tribunal, - los planes de Estados Unidos para una nueva misión a la luna, serán una realidad pronto y podremos enviar al espacio a Bush, Blair, Sharon y Aznar en ese viaje. El control remoto será dado a los prisioneros de la Bahía de Guantánamo para compensar toda la miseria, sufrimiento y ausencia general de recreación durante los muchos meses pasados.
  1. Todos los países que apoyaron la invasión de Irak, deberán pagar por su reconstrucción y sus compañías barridas de cualquier contrato. En particular, los regímenes de Europa del Este que apoyaron la guerra, tendrán que pagar por todos los contratos hechos por los Rusos.
  1.  Habiendo sido Sharon enviado a la luna, los israelitas y los palestinos podrán acordar un tratado de paz que formará un “israelestine” unificado. Los gastos para la construcción de la nueva nación serán cubiertos por todas los países del oeste y del este responsables en el pasado por la persecución del pueblo Judío y la colonización de los Palestinos.
  1. El gobierno de la India cambiará sus políticas insensibles hacia Kashimira, establecerá una paz duradera con Pakistán e iniciará el desarme nuclear del continente. Los fondos de la industria nuclear serán usados para mejorar los niveles de nutrición de los niños tanto de Pakistán como de la India.
  1. Las fábricas de armas del mundo serán cerradas, requisadas y sus recursos serán utilizados para servicios de salud gratuitos para la Africa Subsahariana. Los ejecutivos desempleados de la industria de armamentos podrán ayudar a limpiar las minas en Angola, Congo, Sierra Leona, Liberia, Sudán........
  1.  La riqueza de todas las compañías de petróleo y de las fábricas de automóviles será confiscada para usarse en la construcción de sistemas de transporte público. Los ejecutivos desempleados de Haliburton en particular, pueden ser reasignados a plantar árboles en el Sahara por el próximo año.
  1. Todas las leyes de propiedad intelectual y las patentes, serán suspendidas, hasta que una comisión internacional decida quién fue la primera persona en la historia de la humanidad que inventó la frase: “¡Mami, te amo!” Por eso es que toda la inspiración creativa brota del impatentable amor entre una Madre y su Hijo.
 
Y con estos sueños, aquí está mi deseo para todos ustedes de un Nuevo Año que podría seguramente ser feliz, dependiendo de lo que todos hagamos para que así sea.
 
Reflexión y Poema de Martica
 
La Dra. Martha Pérez Viñas, Vice Directora Docente de Medicina Tradicional y Natural, del Ministerio de Salud Pública de Cuba, nos hizo llegar una reflexión y un poema horas antes de que iniciáramos nuestro viaje desde Sud América a India. Todos quienes tenemos el regalo de la Vida de conocer a esta persona tan especial y amante de la Vida, la llamamos cariñosamente Martica.  
 
 
Reflexión:
 
“Durante el período de mi vida en que he abordado la maternidad teniendo 41 años, me vi favorecida porque ha sido un periodo más bien dedicado a la introspección ya que estuve alejada de la vida de trabajo, de las relaciones publicas y las decisiones administrativas que en su rapidez impiden a veces encontrarse con la propia esencia personal (*)...
...esta circunstancia me permitió que tenga una concepción mas plena y otro enfoque de cómo enmendar un poco esta casa de todos los pequeñines que vienen a este mundo... por lo que he experimentado e ideado algunas cosas
Salta a la vista de cualquier madre que se respete un poco como ser humano, la pregunta: ¿por qué tantas guerras y tanta violencia y abusos e incomprensiones? Resulta difícil entenderlo y más aun vivir dentro de esto...
Cuando sucede algo así, creo que lo mejor es transformarlo en pedidos de alguna forma materializada de energía, aunque sea la del pensamiento. Entonces pienso que así como los instrumentos musicales son la forma de expresar la música, son los versos el lenguaje mas refinado y elevado del espíritu, así que sólo me queda escribir en versos unos cuantos “Quisiera...”
Entonces les ruego a ustedes que si están de acuerdo conmigo lo repitan o lo relean para que sea un mensaje que llegue más fuerte a los confines del universo y algo o alguien que no podríamos definir ahora nos ayude a lograr que la paz y los hombres de bien sigan habitando el bello planeta azul.
 
(*) En Cuba se otorga un año de licencia con goce de haberes a toda madre a partir del día del nacimiento de su Bebé.
 
Poema:
 

QUISIERA

 
Quisiera que en las escuelas se enseñara por encima de todas las materias a querernos, a perdonar
a felicitarnos cada día por lo bueno-cotidiano que hemos hecho,
y a agradecer por los días bellos que vivimos.
Quisiera que en las jugueterías no se vendieran juguetes de guerra, y toda suerte de armas,
para no ver a los niños jugando con ellas,
pues después no tendremos moral para exigirles que amen la paz.
Quisiera que se vendieran juguetes creativos ingeniosos,
y otros que cultiven la creatividad humana, enseñando a fabricar.
Quisiera que los jóvenes tuviesen menos propagandas superficiales.
Quisiera que las personas se olvidaran de desear y de darle valor a lo que lo tiene poco, como son las modas, los objetos lujosos de ultima hora,
y entonces buscaran solo lo necesario, aun siendo moderno.
Quisiera que las personas se diesen cuenta que lo más importante para vivir
Es tener agua, aire y luz
Si porque hago ahora un paréntesis para explicar que,
De tanto enseñarnos en la televisión y otros medios a desear refrescos, galleticas y cosillas de consumo
Hemos olvidado a estas tres maravillas esenciales para la vida
Y por eso, porque no pensamos en ellas,
Ni les damos valor, es que las contaminamos!!
Quisiera que el amor fuese mas libre,
que la guerra de los sexos terminara
Quisiera que los hombres y las mujeres coexistieran en paz, comprendiéndose cada uno con sus diferencias y sus semejanzas
Quisiera que los padres comprendieran que la primera violencia practicada en cada uno de sus hijos es la replicación de un modelo obsoleto para estos tiempos
Quisiera que a cada niño que viene a la tierra se le diera un acto de bienvenida.
Quisiera que los ancianos recibieran un homenaje diario por haberlo logrado
Y que a esos ancianos se les ame, perdonando sus errores,
Pues eso sería romper el camino del rencor y empezar de nuevo con nosotros mismos para el futuro.
Quisiera que se enseñara a morir como un cambio de estado
Y que las despedidas fuesen mejor comprendidas
Quisiera que se enseñara en las escuelas de medicina
Además de toda la fisiología y patología de las enfermedades,
a encontrar el camino de la salud como algo elemental y sencillo
Quisiera que a los artistas se les ocurriera siempre que hagan una obra
hacerla para todos y no para si mismos
Y quisiera que los productores de películas filmaran historias altruistas
Que encontrasen la formula para que sean las que gusten,
Las historias de los hombres que han construido
Y que las historias de violencia y horror sean guardadas por voluntad propia
Pues agreden nuestras mentes y nuestras almas
Y eso fantasmas asesinos y distorsionados entran en los hogares
Y viven allí para siempre en nuestras vidas,
Como una amenaza.
Conozco tanta gente bella,
Conozco tanta gente sencilla, manipulada por sueños que nada tiene que ver con lo esencial!!
Conozco tanta gente profunda que tiene sabiduría innata
Y que sabe donde anda el camino!!
Quisiera que la paz reine, primero en nuestras mentes y luego en nuestros pueblos.
Quisiera que la felicidad reine primero en nuestros espíritus, en nuestros interiores, amando lo bello que tenemos como condición primera
Así que quisiera que a ustedes les pareciera algo que puede suceder,
de alguna forma .
 
Éste es mi mensaje de esperanza para todos en este milenio y en particular en este 2004, es un poema quizás sin rima, sin reglas, pero si es el único instrumento que encuentro para cantar con mi alma, para ustedes.
Martica
 
 
 
 
El nuevo mundo
R E S I S T E N C I A   G L O B A L
 
Nos ha parecido que esta carta del Subcomandante Marcos podría ser el colofón de este intento de compartir las vivencias que hemos vivenciado en este Foro Social Mundial 2004, celebrado en India.
En esta carta el Subcomandante Marcos, con la maestría con la cual nos tiene acostumbrados pero que no por ello dejamos de admirar y embelesarnos siempre, nos lleva a la reflexión acerca del Nuevo Mundo....
 
 
      14 de julio del 2003
 
El nuevo mundo
Subcomandante Marcos
Rebeldía
 
Introducción
 
Conforme se van deteriorando los calendarios del poder y las grandes corporaciones de los medios de comunicación titubean entre los ridículos y las tragedias que protagoniza y promueve la clase política mundial, abajo, en el gran y extendido basamento de la tambaleante Torre de Babel moderna, los movimientos no cesan y, aunque aún balbuceantes, empiezan a recuperar la palabra y su capacidad de espejo y cristal. Mientras arriba se decreta la política del desencuentro, en el sótano del mundo los otros se encuentran a sí mismos y al otro que, siendo diferente, es otro abajo.
 
Como parte de esta reconstrucción de la palabra espejo y cristal, el Ejército
Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) retomó diálogos con movimientos y
organizaciones sociales y políticas en el mundo.
 
Inicialmente, con hermanos y hermanas de México, Italia, Francia, Alemania,
Suiza, el Estado español, Argentina y la Unión Americana, se trata de ir
construyendo una agenda común de discusión.
 
No se pretende establecer acuerdos políticos y programáticos, ni intentar una
nueva versión de la Internacional. Tampoco se trata de unificar conceptos
teóricos o uniformar concepciones, sino de encontrar y/o construir puntos
comunes de discusión. Algo así como construir imágenes teóricas y prácticas que
son vistas y vividas desde lugares distintos.
 
Como parte de este esfuerzo de encuentro, el EZLN presenta ahora estos siete
pensamientos. Anclarlos en un horizonte espacial y temporal significa, por parte
nuestra, un reconocimiento de nuestras limitaciones teóricas, prácticas y, sobre
todo, de visión universal. Este es nuestro primer aporte a la construcción de
una agenda mundial de discusión.
 
I Teoría
 
El lugar de la teoría (y del análisis teórico) en los movimientos políticos y
sociales suele obviarse. Sin embargo, todo lo evidente suele esconder un
problema, en este caso: el de los efectos de una teoría en una práctica y el
"rebote" teórico de esta última. Y no sólo; el problema de la teoría es también
el problema de quién produce esa teoría.
 
No empato la noción de "teórico" o "analista teórico" con la de "intelectual".
Esta última es más amplia. El teórico es un intelectual, pero el intelectual no
siempre es un teórico.
 
El intelectual (y, por ende, el teórico) siente que tiene el derecho de opinar
sobre los movimientos. No es su derecho, es su deber. Algunos intelectuales van
más allá y se convierten en los nuevos "comisarios políticos" del pensamiento y
de la acción, reparten títulos de "bueno" y "malo". Su "juicio" tiene que ver
con el lugar en que están y con el lugar en que aspiran a estar.
 
Nosotros pensamos que un movimiento no debe "devolver" los juicios que recibe y
catalogar a los intelectuales como "buenos" o "malos", según cómo califican al
movimiento. El antiintelectualismo no es más que una apología propia
incomprendida y, como tal, define a un movimiento como "púber".
 
Nosotros creemos que la palabra deja huella; las huellas marcan rumbos; los
rumbos implican definiciones y compromisos. Quienes comprometen su palabra a
favor o en contra de un movimiento no sólo tienen el deber de hablarla, también
el de "agudizarla" pensando en sus objetivos. "¿Para qué?" y "¿contra qué?" son
preguntas que deben acompañar a la palabra. No para acallarla o bajar su
volumen, sino para completarla y hacerla efectiva, es decir, para que se escuche
lo que habla por quien debe escucharla.
 
Producir teoría desde un movimiento social o político no es lo mismo que hacerlo
desde la academia. Y no digo "academia" en sentido de asepsia u "objetividad"
científica (inexistentes), sino sólo para señalar el lugar de un espacio de
reflexión y producción intelectual "fuera" de un movimiento. Y "fuera" no quiere
decir que no haya "simpatías" o "antipatías", sino que esa producción
intelectual no se da desde el movimiento, sino sobre él. Así, el analista
académico valora y juzga bondades y maldades, aciertos y errores de movimientos
pasados y presentes y, además, arriesga profecías sobre rutas y destinos.
 
A veces ocurre que algunos de los analistas de academia aspiran a dirigir un
movimiento, es decir, a que el movimiento siga sus directrices. Ahí, el reproche
fundamental del académico es que el movimiento no lo "obedezca", así que todos
los "errores" del movimiento se deben, básicamente, a que no ven con claridad lo
que para el académico es evidente. Desmemoria y deshonestidad suelen campear (no
siempre, es cierto) en estos analistas de escritorio. Un día dicen una cosa y
predicen algo, al otro día ocurre lo contrario, pero el analista ha perdido la
memoria y vuelve a teorizar haciendo caso omiso de lo que dijo antes. No sólo;
además es deshonesto porque no se toma la molestia de respetar a sus lectores o
escuchas. Nunca dirá: "Ayer dije esto y no ocurrió u ocurrió lo contrario, me
equivoqué". Enganchado en el "hoy" de los medios, el teórico de escritorio
aprovecha para "olvidar". En la teoría, este académico produce el equivalente a
la comida chatarra del intelecto, es decir, no alimenta, sólo entretiene.
 
Otras veces, algún movimiento suple su espontaneísmo con el padrinazgo teórico
de la academia. La solución suele ser más perjudicial que la carencia. Si la
academia se equivoca, "olvida"; si el movimiento se equivoca, fracasa. En
ocasiones, la dirección de un movimiento busca una "coartada teórica", es decir,
algo que avale y dé coherencia a su práctica, y acude a la academia para
surtirse de ella. En estos casos la teoría no es más que una apología acrítica y
con algo de retórica.
 
Nosotros creemos que un movimiento debe producir su propia reflexión teórica
(ojo, no su apología). En ella puede incorporar lo que es imposible en un
teórico de escritorio, a saber, la práctica transformadora de ese movimiento.
 
Nosotros preferimos escuchar y discutir con quienes analizan y reflexionan
teóricamente en y con movimientos u organizaciones, y no fuera de ellos o, lo
que es peor, a costa de esos movimientos. Sin embargo, nos esforzamos por
escuchar todas las voces, prestando atención no en quién las habla, sino desde
dónde se habla.
 
En nuestras reflexiones teóricas hablamos de lo que nosotros vemos como
tendencias, no hechos consumados ni inevitables. Tendencias que no sólo no se
han convertido en homogéneas y hegemónicas (aún), sino que pueden (y deben) ser
revertidas.
 
Nuestra reflexión teórica como zapatistas no suele ser sobre nosotros mismos,
sino sobre la realidad en la que nos movemos. Y es, además, de carácter
aproximado y limitado en el tiempo, en el espacio, en los conceptos y en la
estructura de esos conceptos. Por eso rechazamos las pretensiones de
universalidad y eternidad en lo que decimos y hacemos.
 
Las respuestas a las preguntas sobre el zapatismo no están en nuestras
reflexiones y análisis teóricos, sino en nuestra práctica. Y, en nuestro caso,
la práctica tiene una fuerte carga moral, ética. Es decir, intentamos (no
siempre con fortuna, es cierto) una acción no sólo de acuerdo con un análisis
teórico, sino también, y sobre todo, de acuerdo con lo que consideramos es
nuestro deber. Tratamos de ser consecuentes, siempre. Tal vez por eso no somos
pragmáticos (otra forma de decir "una práctica sin teoría y sin principios").
 
Las vanguardias sienten el deber de dirigir algo o a alguien (y en este sentido
guardan muchas similitudes con los teóricos de academia). Las vanguardias se
proponen conducir y trabajan para ello. Algunas hasta están dispuestas a pagar
los costos de los errores y desviaciones de su quehacer político. La academia
no.
 
Nosotros sentimos que nuestro deber es iniciar, seguir, acompañar, encontrar y
abrir espacios para algo y para alguien, nosotros incluidos.
 
Un recorrido, así sea meramente enunciativo, de las distintas resistencias en
una nación o en el planeta, no es sólo un inventario, ahí se adivinan, más que
presentes, futuros.
 
Quienes son parte de ese recorrido y de quien hace el inventario pueden
descubrir cosas que quienes suman y restan en los escritorios de las ciencias
sociales no alcanzan a ver, a saber, que importan, sí, el caminante y su paso,
pero sobre todo importa el camino, el rumbo, la tendencia. Al señalar y
analizar, al discutir y polemizar, no sólo lo hacemos para saber qué ocurre y
entenderlo, sino también, y sobre todo, para tratar de transformarlo.
 
La reflexión teórica sobre la teoría se llama metateoría. La metateoría de los
zapatistas es nuestra práctica.
 
II El Estado nacional y la polis
 
En el agónico calendario de los estados nacionales, la clase política era quien
tenía el poder de decisión. Un poder que sí tomaba en cuenta al poder económico,
al ideológico, al social, pero mantenía una autonomía relativa respecto de
ellos. Esa autonomía relativa le daba la capacidad de "ver más allá" y conducir
a las sociedades nacionales hacia ese futuro. En ese futuro, el poder económico
no sólo seguía siendo poder, sino que era más poderoso.
 
En el arte de la política, el artista de la polis, el gobernante, era entonces
un especializado conductor, conocedor de las ciencias y las artes humanas,
incluida la militar. La sabiduría de gobernar consistía en el manejo adecuado de
los distintos recursos de conducción del Estado. La mayor o menor recurrencia a
uno o varios de esos recursos definía el estilo de gobierno. Balance de
administración, política y represión, una democracia avanzada. Mucha política,
poca administración y represión encubierta, un régimen populista. Mucha
represión y nada de política y administración, una dictadura militar.
 
En ese entonces, en la división internacional del trabajo, a los países con
capitalismo desarrollado les correspondían hombres (o mujeres) de Estado como
gobernantes; a los países con capitalismo deforme les tocaban gobiernos de
gorilas. Las dictaduras militares representaban el verdadero rostro de la
modernidad: un rostro animal, sediento de sangre. Las democracias no sólo eran
una máscara que escondía esa esencia brutal, también preparaban a las naciones
para una nueva etapa donde el dinero encontrara mejores condiciones de
crecimiento.
 
La globalización, es decir, la mundialización del mundo, no sólo está marcada
por la revolución tecnológica digital. La siempre presente voluntad
internacionalista del Dinero encontró medios y condiciones para destruir las
trabas que le impedían cumplir con su vocación: conquistar con su lógica todo el
planeta. Unas de esas trabas, las fronteras y los estados nacionales, sufrió y
sufre una guerra mundial (la IV). Los estados nacionales se enfrentan a esta
guerra careciendo de recursos económicos, políticos, militares, ideológicos y,
como lo demuestran las guerras recientes y los tratados de libre comercio, de
defensas jurídicas.
 
La historia no terminó con la caída del Muro de Berlín y el derrumbe del campo
socialista. El nuevo orden mundial sigue siendo un objetivo en el orden de
batalla del dinero, pero en el campo yace ya, agonizando y esperando la llegada
de auxilio, el Estado nacional.
 
Llamamos "sociedad del poder" al colectivo de dirección que ha desplazado a la
clase política de la toma de decisiones fundamentales. Se trata de un grupo que
no sólo detenta el poder económico y no sólo en una nación. Más que aglutinada
orgánicamente (según el modelo de "sociedad anónima"), la "sociedad del poder"
se conforma por compartir objetivos y métodos comunes. Aún en proceso de
formación y consolidación, la "sociedad del poder" trata de llenar el vacío
dejado por los estados nacionales y sus clases políticas. La "sociedad del
poder" controla organismos financieros (y, por ende, países enteros), medios de
comunicación, corporaciones industriales y comerciales, centros educativos,
ejércitos y policías públicos y privados. La "sociedad del poder" desea un
Estado mundial con un gobierno supranacional, pero no trabaja en su
construcción.
 
La globalización ha significado una experiencia traumática para la humanidad,
sí, pero sobre todo para la sociedad del poder. Agobiada por el esfuerzo de
pasar, sin mediación alguna, de los barrios o comunidades a la hiperpolis, de lo
local a lo global, y mientras se construye el gobierno supranacional, la
sociedad del poder se refugia de nuevo en un Estado nacional que desfallece. El
Estado nacional de la sociedad del poder sólo aparenta un vigor que mucho tiene
de esquizofrenia. Un holograma, eso es el Estado-nación en las metrópolis.
 
Mantenido por décadas como el referente de estabilidad, el Estado nacional
tiende a dejar de existir, pero su holograma permanece alimentado por los dogmas
que luchan por llenar el vacío no sólo producido por la globalización, también
remarcado por ella. La mundialización del mundo en tiempo y espacio es, para el
poder, algo que no acaba de ser digerido. Los "otros" ya no están en "otra"
parte, sino en todas partes y a todas horas. Y para el poder el "otro" es una
amenaza. ¿Cómo enfrentar esa amenaza? Levantando el holograma de la nación y
denunciando al "otro" como agresor. ¿No fue uno de los argumentos del señor Bush
para las guerras en Afganistán e Irak que ambos amenazaban a la "nación"
norteamericana? Pero, fuera de la "realidad" creada por CNN, las banderas que
ordenan en Kabul y Bagdad no son las de las barras y las estrellas, sino las de
las grandes corporaciones multinacionales.
 
En el holograma del Estado-nación, la falacia por excelencia de la modernidad,
c'est a dire, "la libertad individual", se halla prisionera en una cárcel que no
por global es menos opresiva. El individuo se desdibuja de tal forma que ni la
imagen de los "héroes" de antaño puede ofrecerle la mínima esperanza de
sobresalir. El self-made man no existe más, y puesto que es impensable hablar de
self-made corporation, la expectativa social se halla a la deriva. ¿Cuál es la
esperanza? ¿Volver a la disputa por la calle, el barrio? Tampoco, la
fragmentación ha sido tan despiadada y descontrolada que ni siquiera esas
unidades mínimas de identidad se mantienen estables. ¿La familia- casa? ¿Dónde y
cómo? Si la televisión entró como reina por la puerta principal, Internet entró
como golpista por la hendidura del espacio cibernético. En días pasados, casi
cada casa del planeta fue invadida por las tropas británicas y norteamericanas
que ocuparon Irak.
 
El Estado-nación que se arroga ahora el título de la mano divina de Dios
(Estados Unidos de América) existe sólo en la televisión, en la radio, en
algunos periódicos y revistas... y en los cines. En la fábrica de sueños de los
grandes consorcios mediáticos, los presidentes son inteligentes y simpáticos, la
justicia siempre triunfa; la comunidad derrota al tirano, la rebeldía es
respuesta pronta y efectiva frente a la arbitrariedad y el "y vivieron muy
felices" sigue siendo el final prometido a la sociedad nacional. Pero en la
realidad, las cosas son todo lo contrario.
 
¿Dónde están los héroes de la invasión a Afganistán? ¿Dónde los de la ocupación
de Irak? Quiero decir, el 11 de septiembre de 2001 tuvo sus héroes, los bomberos
y habitantes de la ciudad de Nueva York trabajando por rescatar a las víctimas
del delirio mesiánico. Pero estos héroes reales no le sirven al poder, por eso
fueron rápidamente olvidados. Para el poder el "héroe" es el que conquista (es
decir, destruye), no el que salva (es decir, construye). La imagen del bombero
cubierto de ceniza, trabajando entre los escombros de las Torres Gemelas en
Nueva York, fue sustituida por la del tanque de guerra jalando la estatua de
Hussein en Bagdad.
 
La polis moderna (uso el término "polis" en lugar del de "ciudad" para remarcar
que me refiero a un espacio urbano de relaciones económicas, ideológicas,
culturales, religiosas y políticas) sólo tiene de la clásica (Platón) la imagen
superficial y frívola de las ovejas (el pueblo) y el pastor (el gobernante).
 
Pero la modernidad trastocó por completo la imagen platónica. Ahora se trata de
un complejo industrial: algunas ovejas se trasquilan y otras se sacrifican para
obtener alimento; las "enfermas" son aisladas, eliminadas y "quemadas" para que
no contaminen al resto.
 
El neoliberalismo se presentó como la administración eficaz de esa mezcla de
matadero-corral que es la polis, pero señalando que la eficacia sólo era posible
rompiendo las fronteras de la polis y extendiéndolas (es decir, invadiendo) a
todo el planeta: la hiperpolis.
 
Pero resulta que el "administrador" (el gobernante-pastor) ha enloquecido y ha
decidido sacrificar a todas las ovejas, aunque el dueño no pueda comer todas...
y aunque no queden ovejas para trasquilar ni para sacrificar mañana. El viejo
político, el de antaño (y no me refiero al de "antes de Cristo", sino al de
finales del siglo XX), se especializaba en mantener las condiciones para el
crecimiento del rebaño y que hubiera ovejas para una y otra cosa y, además, que
las ovejas no se rebelaran.
 
El neopolítico no es ya más un pastor "culto", es un lobo bobalicón e ignorante
(que ni siquiera se esconde tras una piel de oveja) que se conforma con comerse
la parte del rebaño que le cedan, pero ha abandonado sus tareas fundamentales.
El rebaño no tardará en desaparecer... o en rebelarse.
 
¿Se podría pensar que de lo que se trata no es de "humanizar" el corral-fábrica-
matadero de la polis moderna, sino de destruir esa lógica, arrancarse la piel de
oveja y, sin ovejas, descubrir que el "pastor carnicero-trasquilador" no sólo es
inútil, sino que estorba? La lógica de los estados nacionales era (a grandes
rasgos): una polis-ciudad aglutina un territorio (y no al revés), una provincia
aglutina una serie de polis, una nación aglutina una serie de provincias. Ergo,
la polis-ciudad era la célula básica de la nación- Estado y la polis capital
imponía su lógica al resto de las polis.
 
Había entonces una especie de causa común, uno o varios elementos que
aglutinaban a esa polis dentro de sí misma, así como había elementos que
aglutinaban al Estado- nación (territorio, lengua, moneda, sistema
jurídico-político, cultura, historia, etcétera). Estos elementos han sido
erosionados y dinamitados (muchas veces no en sentido figurado) por la
globalización.
 
Pero, ¿qué con la polis en el desgaste actual (casi hasta la desaparición) del
Estado nacional? Y, ¿qué fue primero?, ¿la polis o el Estado nacional?, ¿el
desgaste de la una o del otro? No importa, cuando menos no para lo que ahora
digo. Si la fragmentación (y, por ende, la tendencial desaparición) del Estado
nacional se debe a la fragmentación de la polis o viceversa, no es el tema del
que hablo.
 
Como en el Estado nacional, en la polis se ha extraviado lo que la aglutinaba.
Cada polis no es más que una fragmentación desordenada y caótica, una
superposición de polis que no sólo son diferentes entre sí, sino, no pocas
veces, contrarias.
 
El poder del dinero exige un espacio especial que no sólo le sea espejo de su
grandeza y bienestar, sino que, además, lo proteja de las "otras" polis (las de
los "otros") que están a su alrededor y la "amenazan". Estas "otras" polis no
son semejantes a las comunidades bárbaras de antaño. La polis del dinero trata
de incorporarlas a su lógica y necesita de ellas, pero, al mismo tiempo, les
teme.
 
Donde antes había un Estado nacional (o disputando aún el espacio con él) hay
ahora una desordenada acumulación de polis. Las polis del dinero que hay en el
mundo son las "casas" de la "sociedad del poder". Sin embargo, donde antes había
un sistema jurídico e institucional que regulaba la vida interna de los estados
nacionales y la relación entre ellos (estructura jurídica internacional), ahora
no hay nada.
 
El sistema jurídico internacional es obsoleto y su lugar está siendo ocupado por
el sistema "jurídico" espontáneo del capital: la competencia brutal y despiadada
con cualquier medio, entre ellos, la guerra.
 
¿Qué son los programas de seguridad pública de las ciudades si no la protección
de los que tienen todo frente a los que nada tienen? Mutatis mutandi, los
programas de seguridad nacional ya no son nacionales frente a otras naciones,
sino contra todo y en todas partes. La imagen de la ciudad rodeada (y amenazada)
por cinturones de miseria y la imagen de la nación hostigada por otros países se
han empezado a transformar. La pobreza y la inconformidad (esas "otras" que no
tienen el buen gusto de desaparecer) ya no están en la periferia, sino que se
puede ver casi en cualquier parte de las urbes... y de los países.
 
Lo que señalo es que el "reordenamiento", que se practica en los gobiernos de
las polis, de esos fragmentos, como ensayo o "entrenamiento" para el
reordenamiento nacional, es inútil. Porque de lo que se trata, más que de
reordenar, es de aislar los fragmentos "nocivos" y atenuar el impacto que puedan
tener sus reclamos, luchas y resistencias en la polis del dinero. Quien gobierna
la ciudad sólo administra el proceso de fragmentación de la polis, en espera de
pasar a administrar el proceso de fragmentación nacional.
 
La privatización del espacio en las ciudades no es más que el temor violando sus
propias disposiciones. La polis se ha convertido en un espacio anárquico de
islas. La "convivencia" entre los pocos es posible por el temor común que tienen
al "otro". ¡ Vivan las calles privadas! Seguirán las colonias privadas, las
ciudades, las provincias, las naciones, el mundo... todo privatizado, es decir,
aislado y protegido del "otro". Pero el vecino pudiente no tardará también en
ser un "otro".
 
Lo que no hizo la guerra nuclear pueden hacerlo las corporaciones. Destruir
todo, incluso lo que les da riqueza. Un mundo donde no quepa ningún mundo, ni
siquiera el propio. Este es el proyecto de la hiperpolis que ya se levanta sobre
los escombros del Estado-nación.
 
III La política
 
¿Ya no hay causas nacionales que aglutinen a las polis, a las naciones, a las
sociedades? ¿O ya no hay políticos capaces de enarbolar esas causas? El
descrédito de la política es algo más que eso: tiene algo de odio y rencor. El
ciudadano común está pasando, tendencialmente, de la indiferencia frente a las
tropelías de la clase política, a un repudio que adquiere formas cada vez más
"expresivas". El "rebaño" se resiste a la nueva lógica.
 
El político de antaño definía la tarea común. El moderno lo intenta y fracasa.
¿Por qué? Tal vez porque él mismo ha labrado su desprestigio o, más bien, más
que prostituir una causa, ha prostituido un quehacer.
 
Carente de una realidad como referente, la clase política moderna se fabrica de
un holograma no del tamaño de sus aspiraciones, sino del tamaño de su calendario
actual: quien gobierna un poblado no ha renunciado a gobernar una ciudad, una
provincia, una nación, el mundo entero, es sólo que su hoy le determina un
poblado... y hay que esperar a las próximas elecciones para el siguiente paso.
Si el Estado nacional antes tenía la capacidad de "ver más allá" y proyectar las
condiciones necesarias para que el capital se reprodujera in crescendo y para
ayudarlo a sortear sus crisis periódicas, la destrucción de sus bases
fundamentales le impide cumplir con esa tarea. El "barco" social se halla a la
deriva y el problema no es sólo la falta de un capitán capaz; resulta que se han
robado el timón y no aparece por ningún lado. Si el dinero fue la dinamita, los
"operarios" de la demolición fueron los políticos. Al destruir las bases del
Estado nacional, la clase política tradicional también destruyó su coartada: los
todopoderosos atletas de la política ahora se miran sorprendidos e incrédulos...
un comerciante ñoño, sin noción alguna de las artes del Estado, ni siquiera los
ha derrotado, simplemente los suplantó.
 
Esa clase política tradicional es incapaz de reconstruir las bases del Estado
nacional. Como ave de rapiña se conforma con alimentarse de los despojos de los
países, y se ceba en el lodo y la sangre sobre las que se construye el imperio
del dinero. Mientras engorda, el Señor del Dinero espera en la mesa...
 
La libertad de mercado ha sufrido una metamorfosis terrible: ahora eres libre de
elegir a qué centro comercial ir, pero la tienda es la misma y la marca del
producto también. La falaz libertad originaria en la tiranía de la mercancía,
"libre oferta y libre demanda", se ha hecho añicos.
 
Las bases de la "democracia occidental" han sido dinamitadas. Sobre sus
escombros se realizan campañas y elecciones. La pirotecnia electoral brilla muy
alto, tanto que no alcanza siquiera a iluminar un poco las ruinas que cubren el
quehacer político.
 
De igual forma, la columna vertebral del quehacer gubernamental, la razón de
Estado, no sirve más, ahora es la razón de mercado la que dirige la política.
¿Para qué emplear políticos si los mercadólogos entienden mejor la nueva lógica
del poder? El político, es decir, el profesional del Estado, ha sido suplantado
por el gerente. Así la visión de Estado se trastoca en visión de mercadotecnia
(el gerente no es más que un capataz de antaño, que "cree" firmemente que el
éxito de la empresa es su propio éxito) y el horizonte se achica, no sólo en
distancia, también en su dimensión. Los diputados y senadores ya no hacen leyes,
esa labor la cumplen los lobbies de asesores y consultores. Huérfanos y viudos,
los políticos tradicionales y sus intelectuales se mecen los cabellos (los que
tengan aún) y ensayan una y otra vez nuevas coartadas para ofrecerlas en el
mercado de ideas: es inútil, ahí sobran vendedores y no hay ningún comprador.
 
Acudir a la clase política tradicional como "aliada" en la lucha de resistencia
es un buen ejercicio... de nostalgia. Acudir a los neopolíticos es un síntoma de
esquizofrenia.
 
Allá arriba no hay nada que hacer, como no sea jugar a que tal vez se puede
hacer algo. Hay quien se dedica a imaginar que el timón existe y disputar su
posesión. Hay quien busca el timón, seguro de que quedó en alguna parte. Y hay
quien hace de una isla no un refugio para la autosatisfacción, sino una barca
para encontrarse con otra isla y con otra y con otra...
 
IV La guerra
 
En el estrés posmoderno de la sociedad del poder, la guerra es el diván. La
catarsis de muerte y destrucción alivia, pero no cura. Las crisis actuales son
peores que las del pasado y, por ende, la solución radical que el poder da para
ellas, la guerra, es peor que las de antaño. Ahora, el fraude más grande de la
historia de la humanidad, la globalización, ni siquiera tiene la delicadeza de
tratar de justificarse.
 
Miles de años después del surgimiento de la palabra, y con ella, de la razón
argumentada, la fuerza vuelve a ocupar el lugar decisivo y decisorio.
 
En la historia de la consolidación del poder, la convivencia humana se convirtió
en coexistencia. Y ésta en guerra. El par dominante-dominado define ahora a la
comunidad mundial y pretende ser el nuevo criterio de "humanidad", incluso para
los fragmentos más dispersos de la sociedad global.
 
El vacío dejado por los hombres de Estado es llenado, en el holograma del Estado
nacional, por los gerentes y arribistas; pero en el orden aparente del capital,
los militares de empresas (una nueva generación que no sólo lee y aplica a Tzun
Tzu, sino que tiene los medios materiales para realizar sus movimientos y
maniobras) incorporan la guerra militar (para diferenciarla de las guerras
económicas, ideológicas, sicológicas, diplomáticas, etcétera) como un elemento
más de su estrategia de mercado.
 
La lógica del mercado (más ganancias siempre y a toda costa) se impone a la
vieja lógica de guerra (destruir la capacidad de combate del oponente). La
legislación internacional estorba entonces y, o debe ser ignorada o debe ser
destruida. Se acabó el tiempo de las justificaciones plausibles, ahora ni
siquiera se hace mucho énfasis en las justificaciones "morales" e incluso
"políticas" de la guerra. Los organismos internacionales son monumentos inútiles
y onerosos.
 
Para la sociedad del poder, el ser humano puede ser cliente o delincuente. Para
adocenar al primero y eliminar al segundo, el político da rostro legal a la
violencia ilegítima del poder. La guerra ya no necesita de leyes que la
"justifiquen" o "avalen", basta con políticos que la declaren y firmen las
órdenes.
 
Si el gobierno de Estados Unidos se ha abrogado el papel de "policía" de la
hiperpolis, habría que preguntarse qué orden quiere mantener, qué propiedad debe
defender, qué delincuentes debe encarcelar y qué ley le da coherencia y orden a
su actuar. Es decir, quiénes son los "otros" frente a los que debe proteger a la
sociedad del poder.
 
No hay peor general para conducir una guerra que un militar, por eso, antaño,
los grandes generales, los ganadores de las guerras (no los que peleaban las
batallas) eran políticos, hombres de Estado. Pero si ya no hay más de éstos,
entonces, ¿quién está dirigiendo la actual batalla de conquista mundial? Dudo de
que alguien, en su sano juicio, pueda sostener que Bush o Rumsfeld dirigieron la
guerra en Irak. Así que o son militares los que dirigen o no son militares. Si
lo son, el resultado empezará a verse dentro de poco. El militar no se da por
satisfecho hasta que destruye totalmente a su oponente. Totalmente, es decir, no
derrotarlo, sino desaparecerlo, acabarlo, aniquilarlo. Así la solución a la
crisis sólo es el preludio de una crisis mayor, de un horror que es imposible
describir con palabras.
 
Si no son militares, entonces, ¿quién dirige? Las corporaciones, pudiera
responderse. Pero éstas tienen lógicas que se sobreponen a las de los individuos
y los conducen. Como un ente con vida e inteligencia propia, la corporación
alecciona a sus miembros para ir en tal dirección. ¿Cuál? La de la ganancia. En
esta lógica, el dinero se dirige adonde obtiene más condiciones de ganancia
rápida, creciente y continua. ¿Se dirigirá entonces adonde menos hay o adonde
más hay? Sí, la corporación irá, tendencialmente, en contra de otra corporación.
¿Resolverá el resultado de la guerra en Irak la crisis que enfrentan las grandes
corporaciones? No, o cuando menos no en lo inmediato. El efecto distractor de un
conflicto para las expectativas del Estado-
nacional-con-aspiraciones-a-ser-supranacional tiene la duración de un spot
televisivo.
 
"Ya ganamos en Irak", dirán los ciudadanos de Estados Unidos, "¿y ahora? ¿Otra
guerra? ¿Dónde? ¿Es esto el nuevo orden mundial? ¿Una guerra en todas partes y a
todas horas, sólo interrumpida por los anuncios comerciales?"
 
V La cultura
 
Postrada en el diván de la guerra, la sociedad del poder baraja sus complejos y
fantasmas. Unos y otros tienen muchos nombres y muchos rostros, pero un común
denominador: "el otro". Ese "otro" que, hasta antes de la globalización, estaba
lejos en tiempo y espacio, pero que la construcción desordenada de la hiperpolis
ha traído al backyard, al patio trasero de la sociedad del poder.
 
La cultura del "otro" se vuelve el espejo odiado. Pero no porque refleje al
poder en su crueldad inhumana, sino porque cuenta la historia del "otro". El
diferente que no sólo no depende del "yo" del poder, sino que también tiene su
propia historia y esplendor sin siquiera haberse dado cuenta de la existencia
del "yo" o haber supuesto su futura aparición.
 
En la sociedad del poder, el fracaso del hombre en la convivencia, su ser en el
ser colectivo, se oculta detrás del éxito individual. Pero este último oculta a
su vez que ese éxito es posible por la destrucción del otro, del ser colectivo.
Durante décadas, en el imaginario del poder, el colectivo ocupó el lugar del
mal, arbitrario, iracundo, cruel, implacable. El "otro" es el rostro del rebelde
Luzbel en la nueva Biblia del poder (que no predica la redención, sino la
sumisión) y es necesario expulsarlo de nuevo del paraíso. En el papel de la
espada flamígera, las smart bombs.
 
El rostro del "otro" es su cultura, ahí está su diferencia. Lengua, creencias,
valores, tradiciones, historias se hacen cuerpo colectivo en una nación y le
permiten diferenciarse de otras y, con base en esa diferencia, relacionarse con
otras. Una nación sin cultura es una entidad sin rostro, es decir, sin ojos, sin
oídos, sin nariz, sin boca... y sin cerebro. Destruir la cultura del "otro" es
la forma más contundente de eliminarlo. El saqueo de las riquezas culturales en
Irak no fue producto de la desatención o desinterés de las tropas de ocupación.
Fue una acción militar más en el plan de guerra. En las grandes guerras, los
grandes tiranos y genocidas dedican esfuerzos especiales a la destrucción
cultural. La semejanza entre la fobia a la cultura de Hitler y la de Bush no se
debe a que manifiesten síntomas comunes de locura. La semejanza está en los
proyectos de mundialización que animaron a uno y dirigen al otro.
 
La cultura es de las pocas cosas que mantienen aún respirando al Estado
nacional. La eliminación de la cultura será el tiro de gracia. Al funeral nadie
asistirá y no por falta de conocimiento, sino de rating.
 
VI Manifiestos y manifestaciones
 
El acto guerrero fundacional del nuevo siglo no es el desmoronamiento de las
Torres Gemelas, pero tampoco la caída sin gracia ni espectáculo de la estatua de
Hussein. El siglo XXI arranca con el "No a la guerra" globalizado que devolvió a
la humanidad su esencia y la aglutinó en una causa. Como nunca antes en la
historia de la humanidad, el planeta fue sacudido por este "No". Desde
intelectuales de todas las tallas, hasta habitantes iletrados de rincones
ignorados de la tierra, el "No" se convirtió en puente que unió comunidades,
pueblos, villas, ciudades, provincias, países, continentes. En manifiestos y
manifestaciones, el "No" buscó la reivindicación de la razón frente a la fuerza.
 
Aunque ese "No" se apagó en parte con la ocupación de Bagdad, hay más de
esperanza que de impotencia en su eco. Sin embargo, algunos se han desplazado en
el terreno teórico y han cambiado la pregunta "¿Qué hacer para detener la
guerra?", por esta otra: "¿Dónde será la próxima invasión?" Hay quien sostiene,
ingenuo, que la declaración del gobierno de Estados Unidos de que no hará nada
contra Cuba demuestra que no hay que temer una acción militar norteamericana en
contra de la isla caribeña. Los deseos del gobierno norteamericano de invadir y
ocupar Cuba son reales, pero son algo más que deseos. Son ya planes con rutas,
tiempos, contingentes, etapas, objetivos parciales y sucesivos. Cuba no es sólo
un territorio a conquistar, es, sobre todo, una afrenta. Una abolladura
intolerable en el lujoso automóvil de la modernidad neoliberal. Y los marines
son los hojalateros. Si esos planes se concretan, ya se verá, como ahora en
Irak, que el objetivo no era derrocar al señor Castro Ruiz, ni siquiera imponer
un cambio de régimen político. La invasión y ocupación de Cuba (o de cualquier
otro punto de la geografía mundial) no requiere de los intelectuales
"sorprendidos" de las acciones de un Estado nacional (acaso el último que se
mantiene como tal en América latina) para control interno.
 
Si el gobierno norteamericano no se conmovió siquiera por el tibio rechazo de la
ONU y de los gobiernos del primer mundo, ni se inmutó con la condena explícita
de millones de seres en todo el planeta, no lo animarán ni detendrán las
palabras de rechazo o aliento de los intelectuales (hablando de Cuba, en fechas
recientes se conoció la "heroica" acción de soldados israelíes: ejecutaron a un
palestino con un tiro en la nuca. El palestino tenía 17 meses de edad. ¿Hubo
alguna declaración, algún manifiesto con firmas indignadas? ¿Horror selectivo?
¿Cansancio del corazón? ¿O el "condenamos en cualquier parte y de quien sea"
incluye ya y para siempre todas y cada una de las dosis de terror que desde
arriba indigestan a los de abajo? ¿Basta decir una vez "no"?). Tampoco lo
detendrán las movilizaciones de protesta, por muy masivas y continuas que sean,
aun dentro de la Unión Americana.
 
Quiero decir: No sólo.
 
Un elemento fundamental es la capacidad de resistencia del agredido, la
inteligencia para combinar formas de resistir y, algo que puede sonar
"subjetivo", la decisión de los seres humanos agredidos. El territorio a
conquistar (llámese Siria, Cuba, Irán, montañas del sureste mexicano) tendría
así que convertirse en un territorio en resistencia. Y no me refiero a la
cantidad de trincheras, armas, trampas cazabobos y sistemas de seguridad (que
son, sin embargo, también necesarias), sino a la disposición (la "moral", dirán
algunos) de esos seres humanos para resistir.
 
VII La resistencia
 
Las crisis preceden a la toma de conciencia de su existencia, pero la reflexión
sobre los resultados o salidas de esas crisis se convierten en acciones
políticas. El rechazo a la clase política no es un rechazo al hacer política,
sino a una forma de hacerla. El hecho de que, en el muy limitado horizonte del
calendario del poder, no aparezca definida una nueva forma de hacer política no
significa que ésta no esté ya andando en pocos o en muchos de los fragmentos de
las sociedades en todo el mundo.
 
Todas las resistencias, en la historia de la humanidad, han parecido inútiles,
no sólo la víspera, sino también ya avanzada la noche de la agresión, pero el
tiempo corre, paradójicamente, a su favor si es concebida para ello.
 
Podrán caer muchas estatuas, pero si la decisión de generaciones se mantiene y
alimenta, el triunfo de la resistencia es posible. No tendrá fecha precisa ni
habrá desfiles fastuosos, pero el desgaste previsible de un aparato que
convierte su propia maquinaria en su proyecto de nuevo orden terminará por ser
total. No estoy predicando la esperanza hueca, sino recordando un poco de
historia mundial y, en cada país, un poco de historia nacional. Vamos a vencer,
no porque sea nuestro destino o porque así esté escrito en nuestras respectivas
biblias rebeldes o revolucionarias, sino porque estamos trabajando y luchando
para eso.
 
Para ello es necesario un poco de respeto al otro que en otro lado resiste en su
ser otro, un mucho de humildad para recordar que se puede aprender todavía mucho
de ese ser otro, y sabiduría para no copiar sino producir una teoría y una
práctica que no incluyan la soberbia en sus principios, sino que reconozca sus
horizontes y las herramientas que sirven para esos horizontes. No se trata de
solidificar las estatuas existentes, sino de trabajar por un mundo donde las
estatuas sirvan sólo para que los pájaros se caguen en ellas.
 
Un mundo donde quepan muchas resistencias. No una internacional de la
resistencia, sino una bandera polícroma, una melodía con muchas tonadas. Si
aparece disonante es sólo porque el calendario de abajo está todavía por armar
la partitura donde cada nota encontrará su lugar, su volumen y, sobre todo, su
liga con las otras notas.
 
La historia está lejos de terminar. En el futuro, las convivencias serán
posibles, no por las guerras que pretendieron dominar al otro, sino por los "no"
que dieron a los seres humanos, como antes en la Prehistoria, una causa común y,
con ella, una esperanza: la de la supervivencia... por la humanidad, contra el
neoliberalismo.
 
Desde las montañas del sureste mexicano,
Subcomandante Insurgente Marcos
da esta noticia
 

Destacados

Hemos recibido

2306051

visitas

Hay 10 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2014 | info@altaalegremia.com.ar