Estudios Cualitativos realizados por Residentes » Atención del intento de suicidio por el personal de salud- Diego Maniscotti

Última actualización: 21/02/2010

ATENCION DEL INTENTO DE SUICIDIO POR EL PERSONAL DE SALUD (EN LA GUARDIA)

¿Saben que esto es un problema de salud?

Introducción

El suicidio es un acto en el cual deliberadamente la persona se quita la propia vida. El comportamiento suicida es cualquier acción intencionada con consecuencias potencialmente graves en que se pone en riesgo la propia vida, como tomar una sobredosis de droga o estrellar un automóvil intencionalmente.
Las conductas suicidas pueden acompañarse de muchos trastornos emocionales como la depresión, la esquizofrenia, el trastorno bipolar. Más del 90% de todos lo suicidios se relacionan con trastornos emocionales u otras enfermedades psiquiátricas.
Las conductas suicidas ocurren como respuesta a una situación que la persona ve como abrumadora, tales como el aislamiento, la muerte de un ser querido, un trauma emocional, enfermedades físicas graves, el envejecimiento, el desempleo, problemas económicos, el sentimiento de culpa y dependencias de la droga o el alcohol.
La tasa más elevada está entre las personas ancianas, pero ha habido un aumento continuo entre los adolescentes. El suicido es ahora la tercer causa de muerte entre los jóvenes entre 15 y 19 años, después de los accidentes y los homicidios. Los intentos de suicidio que no resultan en muerte sobrepasan por mucho a los suicidios verdaderos. Muchos intentos de suicidio que son exitosos se llevan a cabo en un escenario en el que el rescate es posible, lo cual debe verse como una llamada de auxilio. Los intentos de suicidio varían entre los no violentos como envenenamiento o sobredosis hasta los intentos más violentos como dispararse o cortarse. Los hombres tienen mayor probabilidad de escoger métodos violentos, lo cual puede explicar el hecho de que los intentos de suicidio entre los hombres tengan mayor éxito.
Los intentos de suicidio siempre deben tomarse en serio y se debe hacer una consulta al psiquiatra inmediatamente. No hacerles caso y verlos como buscadores de atención pueden tener consecuencias devastadoras.
Los parientes de las personas que han cometido un intento fallido o exitoso de suicidio a menudo se culpan o se enojan mucho ya que ven el intento como un acto de egoísmo. Sin embargo, cuando las personas tienen una conducta suicida, con frecuencia piensan que les están haciendo un favor a sus amigos y a sus parientes al irse de este mundo.
La hospitalización suele ser necesaria, tanto para tratar el intento actual como para prevenirlo. La consulta psiquiátrica es el punto más importante del tratamiento. Todas las amenazas de suicidio deben tomarse en serio. Cerca de un tercio de las personas que intentan suicidarse repiten el intento al año siguiente, y cerca del 10% de aquellos que amenazan o intentan suicidarse finalmente lo logran. La persona que intenta suicidarse debe ser evaluada con rapidez por un profesional de la salud mental. Nunca debe subestimarse un intento de suicidio.

Motivación

Mi motivación fue por el trato que el personal de salud presenta con estos pacientes ya que nos encontramos con un trato no coherente con nuestro pensamiento acerca de la vida del otro, lo cual las actitudes que no son acordes a los principios de nuestro personal y para lo que realmente es poder descubrir que es lo que pasa con el personal de salud y buscarle de alguna manera una solución a este problema de salud y qua la gente se merece una atención digna, las mismas de encuentran en una estado de desequilibrio interno y nosotros no debemos juzgarlo.

Formulación del problema

Quiero investigar por qué el personal de salud tata de manera tan cruenta a las personas que están en situación tan dramática, que están viviendo una etapa tan difícil en su vida ya que he presenciado atrocidades a la hora de la atención de los intentos de suicidio.

Enfoque metodológico

Se basa en la metodología cualitativa con observaciones participativas en el lugar de trabajo, en la guardia y en la sala transitoria y por medio de entrevistas en la cual se lo deja expresar libremente sin una guía que los obligue a pensar de una manera determinada en la parte observacional participante. Impactante es que el personal de salud piensa que estos pacientes son personas sanas que se autoagreden sin razón, lo cual les genera bronca ya que les quitan tiempo para atender patologías orgánicas que para ellos es lo único importante. Se los aísla dejándolos solos, se los humilla en forma incruenta, se los utiliza para realizar prácticas no indicadas como sonda nasográstica y vesical, se los arremete de forma verbal con insultos, acotaciones tales como “le erraron a la dosis”, “¿por qué no les enseñan a hacerlo?” y “nosotros estamos para otra cosa, para salvar vidas, no para estas estupideces”.
Con respecto a la metodología de las entrevistas rápidamente hay una saturación teórica ya que se repiten los pensamientos.
La mayoría refiere que les molesta las personas en esta situación ya que los considera personas sanas, no alcanzan a ver el sufrimiento del otro ni una alteración de la salud mental, y más les molesta cuando son reincidentes de este acto. El personal de salud solo distingue las patologías orgánicas. En todas las entrevistas se percibe lo mismo, la manera de relatar y de expresarse es como un mecanismo de defensa para no profundizar en un estado de ánimo del paciente. Las que más se aproximan a la realidad son las del personal femenino de enfermería.

Comentarios

El objetivo de este trabajo es ver si se puede hacer algo con esta problemática ya que el personal que tendría que estar capacitado para manejar esta situación no lo está. Dicho personal debería darse cuenta que está frente a un problema de salud.
Se podría proponer varias cosas: tener una formación más humanística en nuestras escuelas de medicina y enfermería, disminución de la carga horaria de los trabajadores de salud ya que en muchos casos se torna tremendamente insoportable ya que no tienen tiempo para su dispersión y recreación y toman el trabajo como una carga, no como algo que han elegido de forma gustosa ya que esto se encuentra influenciado por la cultura de la globalización.
Se podría investigar la forma que el personal de salud se dé cuenta por sí mismo qué es lo que le pasa, por qué actúa de esta manera ya que para cualquier persona ajena a los trabajadores de la salud se dan cuenta de esto, ¿estamos inmersos en un sistema mecanicista?
Nos vamos adaptando al sufrimiento de los demás, lo vemos como algo normal, o bien está afectando a toda la humanidad ya que no es solamente el personal de salud sino también la gente ajena ya que se ven niños comiendo basura en la calle y lo vemos como algo normal, o a la madrugada vendiendo flores, abriendo puertas de taxis y lo vemos como algo normal.
Mi sugerencia es estudiar en forma global y personal a nuestra gente para buscar la causa del egoísmo.
 
 
AUTOR: DR DIEGO MANISCOTTI 
 
 

Destacados

Hemos recibido

4287068

visitas

Hay 14 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com