Salud de los Ecosistemas » 9. Ecoalfabetización

Última actualización: 18/06/2009

“SALUD DE LOS ECOSISTEMAS”

NOTA IX  

ECOALFABETIZACIÓN

          El eminente físico Fritjof Capra propone la “Ecoalfabetización” para que los seres humanos podamos vivir en comunidades sustentables, es decir, comunidades en las cuales satisfacemos nuestras necesidades sin afectar las condiciones de vida de las  generaciones futuras.
          La lógica de extracción y acumulación impuesta por el modelo capitalista ya ha comprometido las condiciones de vida de las generaciones actuales y futuras, e incluso amenaza la supervivencia de la especie humana.
          En 1995 Capra funda el “Centro de Ecoalfabetización” en Berkeley, California. Al año siguiente publica el libro “La Trama de la Vida” (Editorial Anagrama, Barcelona) donde propone la alfabetización ecológica tras presentar una síntesis de los nuevos descubrimientos científicos que nos hacen comprender una visión sistémica de la vida.
          Esto significa, y está muy bien explicado en la primera parte del libro, que los problemas graves que dañan al Planeta no pueden ser entendidos aisladamente, sino en forma sistémica. Para ello se requiere, afirma, “un cambio radical en nuestra percepción, en nuestro pensamiento, en nuestros valores”.
          Las páginas finales están dedicadas a proponer la Ecoalfabetización, de la cual depende, nada menos, que la supervivencia de la humanidad.
           “Ser ecoalfabeto, nos dice, significa comprender los principios de organización de las comunidades ecológicas y utilizar dichos principios para crear comunidades humanas sostenibles”.
          La esencia de la ecoalfabetización es esa sabiduría de la Naturaleza demostrada en la capacidad de autoorganización de sus ecosistemas, la cual ha permitido que los ecosistemas vivan de manera sustentable desde hace más de tres mil millones de años.
          Son cinco los principios básicos de la organización ecológica que nos señala Capra. Veamos en forma sucinta cada uno de ellos.
1)    Interdependencia: lo esencial del ecosistema son las relaciones, ya que lo que le sucede a un individuo le sucede a toda la comunidad. No son relaciones lineales sino en red
2)    Reciclaje: no se produce basura en los ecosistemas, lo que es desecho para una especie es alimento para otra, todo se recicla.
3)    Asociatividad: cooperar y no competir es lo que lleva a que todos los miembros del ecosistema aprendan y coevolucionen. Establecer vínculos de cooperación es una de las características distintivas de la vida
4)    Flexibilidad: es la capacidad de adaptarse a las fluctuaciones constantes del medio, siempre que estas fluctuaciones se produzcan dentro de determinados límites. Un exceso de las mismas lleva al colapso del sistema.
5)    Diversidad: es lo que enriquece a todas las relaciones y fortalece a la comunidad en su conjunto.
 
 
          El Proyecto Educativo “Esperanza y Alegremia” es una propuesta para ecoalfabetizarnos. Las niñas y los niños del mundo reunidos en el Foro Global de la Niñez, en Cuenca, Ecuador 2005, invitan a insertar este proyecto en los programas de educación del mundo para “ecoalfabetizaer a los infantes y crear conciencia por una Tierra Nueva”.
         
          En varios países de nuestra Abya Yala, y en varias provincias de nuestro país, incluida Formosa, se vienen realizando talleres de “Esperanza y Alegremia”.
 
 
 
Próxima nota: El libro del bosque
Julio Monsalvo

Destacados

Hemos recibido

4281487

visitas

Hay 8 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com