Salud de los Ecosistemas » 8. Cultura Matrística

Última actualización: 18/06/2009

SALUD DE LOS ECOSISTEMAS

Nota VIII

CULTURA MATRISTICA

 
 
          El concepto de salud de los ecosistemas surge del sentimiento de pertenencia a la Naturaleza, sentimiento que nos hace tomar conciencia que nosotros, los seres humanos, somos un componente más de los ecosistemas.
          Por lo tanto, al asumir este concepto, se hace necesario reflexionar sobre los diversos modos de vida de los seres humanos, es decir, sobre las culturas.
          Invitamos a considerar los planteamientos del prestigioso científico chileno, Humberto Maturana, sobre la cultura de los pueblos primitivos de Europa, sus características y el mensaje que nos deja en la actualidad.
          Maturana afirma que a partir de investigaciones de restos arqueológicos encontrados en la zona del Danubio, de los Balcanes y en la región Egea, se puede deducir que la población primitiva de Europa tenía una manera de vivir a la cual llama “cultura matrística”.
          Según este autor, la cultura matrística tiene como característica esencial que  “hombres y mujeres pueden participar de un modo de vida centrado en una cooperación no jerárquica, precisamente porque la figura femenina representa la conciencia no jerárquica del mundo natural a que pertenecemos los seres humanos, en una relación de participación y confianza, no de control ni autoridad…” (Amor y Juego, Instituto de Terapia Cognitiva, Santiago de Chile, 1993)
          La cultura matrística fue destruida hace unos 6000 o 7000 años, cuando se produjo una invasión por otros pueblos que habían adquirido una manera distinta de vivir, llamada cultura patriarcal.
          Citando nuevamente a Maturana, la cultura patriarcal se caracteriza por estar “centrada en la apropiación, la jerarquía, la enemistad, la guerra, la lucha, la obediencia, la dominación y el control”.
          La cultura patriarcal es la misma cultura que llamamos occidental que se manifiesta por conductas agresivas a los ecosistemas locales y al ecosistema Planeta Tierra en su conjunto. 
          Conductas autoagresivas, ya que lo que le hacemos a los ecosistemas nos hacemos a nosotros mismos.
          Es necesario distinguir entre cultura “matrística” y cultura “matriarcal”. La cultura matriarcal tiene las mismas características de la patriarcal, con la diferencia que quienes dominan son mujeres.
          En notas anteriores se ha hecho referencia a lo femenino, entendiendo que es una fuerza vital que constituye al ser humano, sea mujer o varón. Lo femenino es la fuerza de la pertenencia a la Naturaleza, cuya presencia determina la cultura matrística. La Salud de los Ecosistemas es el reconocimiento de lo femenino.
          Maturana destaca que la cultura matrística está presente en nuestros días. Nos habla que ha sobrevivido en “bolsones culturales” y especialmente “en la intimidad de  las interacciones madre-hijo”.
          Personalmente, es la cultura que he descubierto en este vivenciar con Pueblos Originarios y comunidades campesinas en nuestro norte y en otras zonas de nuestra Abya Yala.
          La propuesta es recuperar el modo de vivir matrístico, que de hecho está en la esencia de nuestra naturaleza, educándonos y educando en ella a nuestras niñas y niños.
 
          Próxima nota: Ecoalfabetización
Julio Monsalvo

Destacados

Hemos recibido

4784602

visitas

Hay 12 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com